Carta abierta al Presidente Duhalde

Compartir:

Debo confesarle que para dar crédito a lo que escuché debí reiterar el video varias veces.

Las elecciones, señor Presidente, no son meramente una competencia. La democracia no es, ni debe ser reducida a un mecanismo competitivo. Las elecciones son el modo pacífico que las sociedades contemporáneas diseñaron para cambiar los gobiernos o para ratificarles la confianza. Sin ellas, no nos es posible saber cuál es la preferencia de la ciudadanía.

Durante nuestro convulso Siglo XX muchas veces nos vimos tentados a reemplazar esa opinión expresada con las garantías de un proceso electoral. Los múltiples argumentos que se han dado fueron la expresión de nuestra creatividad mal enfocada.

Reiteradamente y de distintos modos se interrumpieron mandatos institucionales, con resultados muy negativos. Aún aquellos que fueron parte de esos procesos con las mejores intenciones (sobre todo ese tipo de actores), con el tiempo y con una carga desgarradora de dolor han aprendido que no se puede soslayar a la ciudadanía, si lo que se quiere es construir respuestas públicas sostenibles.

No hay dudas de que la democracia argentina (de la que tanto usted como yo somos parte) no ha satisfecho las expectativas de gran parte de la sociedad. Por tanto, nos corresponde ofrecer alternativas para mejorar la democracia, calificar nuestra conversación pública y la calidad de los bienes públicos que se ofrecen; promover un decidido cambio de clima social que le permita a la Argentina desenvolverse mejor.

Nota de opinión del diputado Fabio Quetglas en La Nación

Compartir: