La Constitución no se mancha

Compartir:

Sería una simplificación decir que sólo estamos en presencia de funcionarios que no funcionan, sino ya de todo un Gobierno que no gobierna, empezando por su Presidente, que no asume su responsabilidad, ya que los problemas, en lugar de resolverlos, los posterga o patea para adelante, desconoce sus errores o se los imputa a sus adversarios.

Un Gobierno que asumió hace casi doce meses y no tiene plan de casi nada. No tiene plan económico y su Presidente se jacta de ello, dejando atónitos a inversores locales y extranjeros que esperan señales en momentos de tempestad. No tuvo, ni aún tiene plan sanitario, su única respuesta pero fallida fue la cuarentena boba y eterna, y hoy, ante el estrepitoso fracaso sanitario y las desastrosas consecuencias económicas, se aferra a la vacuna como única salida.

El plan que sí aparece con nitidez es el avance contra el Poder Judicial, que no ha detenido su marcha desde el inicio de la gestión. Sin pausa y sin reparar en la pandemia, impulsan una reforma judicial, para nombrar 23 jueces por la ventana; removieron a jueces que los incomodaban e investigaban; y ahora intentan modificar la ley de Ministerio Público para designar un Procurador a medida de las necesidades de la Vicepresidente y de ese modo, condicionar bajo la amenaza de remoción, a todos los Fiscales de la Nación.

Nota de opinión de Luis Petri en Infobae

Compartir: