Los dolores que quedan son las libertades que faltan

Compartir:

El sistema educativo argentino se ha caracterizado, desde siempre, por el alto nivel académico que ha sido referencia en todo el continente y por su resiliencia, que le ha permitido resistir todos los embates destinados a desarticularlo.

Hemos sabido resistir y hemos sabido reconstruir. Desde la tristemente célebre “Noche de los Bastones Largos”, hemos resistido.

Resistimos, siempre resistimos, y volvimos más fuertes. Hoy nos toca enfrentar un nuevo desafío, una pandemia que tiene a nuestros chicos y chicas fuera de los colegios, con docentes y padres haciendo malabares para poder mantener el ciclo lectivo con clases online. Una vez más, resistiendo.

Nota de opinión de Emiliano Yacobitti en Infobae

Compartir: