Un gobierno de sofistas

Compartir:

Sostener que las PASO son caras es un sofisma de analogía que, como cualquier otro sofisma, no se demuestra, se gana o se pierde. En este caso corremos el riesgo de perder una cuotaparte de democracia.

Es comprensible que el Gobierno Nacional, en un contexto económico tan adverso como el actual, considere onerosa la realización plena de un acto democrático, pero no menos comprensible es el temor de aquellos que ya probamos los resultados de una democracia débil o directamente inexistente.

El gobierno de Alberto Fernández necesita imperiosamente restablecer la confianza y ofrecer certidumbres a una sociedad ya temerosa y golpeada por una pandemia. Si el Presidente de la Nación anuncia que en enero comienza el operativo de vacunación, ¿cómo es posible entonces que no pueda garantizar la vacunación de todos los argentinos para el mes de agosto? Eliminar las PASO so pretexto de evitar nuevos contagios, lejos de tranquilizar a la población, agiganta la incertidumbre.

Llevamos meses escuchando a los equipos médicos del Gobierno sostener que con distanciamiento social y barbijos se reduce drásticamente la posibilidad de contagios. Entonces, a menos que alguien pretenda sostener con algún viso de seriedad que el Estado, con el control absoluto de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, no puede garantizar que los votantes se mantengan a una distancia de dos metros unos de otros, la explicación de la suspensión por pandemia desaparece como arena entre los dedos.

Nota de opinión de Emiliano Yacobitti en Infobae

Compartir: