Buryaile pide que se declare la emergencia agropecuaria en todo el territorio de la provincia de Formosa

Compartir:

El diputado Ricardo Buryaile presentó un proyecto de declaración para solicitar al Gobierno Nacional que se declare el Estado de Desastre y/o Emergencia Agropecuaria en todo el territorio de la Provincia de Formosa.  

“A pesar de que en la provincia de Formosa está sufriendo una de las peores sequías de los últimos tiempos, con un déficit de 600 milímetros de agua lo que va del año y más del 90% del territorio comprometido en una sequía extrema, las autoridades provinciales y nacionales aún guardan silencio”, afirmó el legislador.

Buryaile cuenta que la Ley de Emergencia Agropecuaria, crea un sistema nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios. “Dispone los beneficiarios, beneficios y procedimientos a seguir en caso de la existencia de emergencia o desastre agropecuario”. Pero aclara, “para que los productores afectados por eventos climáticos puedan gozar de estos beneficios es necesario que la emergencia sea declarada por el gobierno provincial o municipal de la zona afectada y esto sea ratificado por el gobierno nacional” dijo con preocupación el ex­-ministro, ante la inacción estatal.

Por otro lado, otras de las consecuencias producto de la extrema sequía son los incendios de pastizales y miles de kilómetros de alambrado. “La fuerte sequía tiene consecuencias devastadoras y ha favorecido a los incendios, que al día de hoy han generado que al menos 40.000 hectáreas de campo se hayan quemado en Formosa”, comentó el Diputado radical.

En cuanto a las perspectivas para el sector hacia fututo dice “los pronósticos no son alentadores. Estamos atravesando un invierno muy fuerte con heladas y sin lluvias, que han afectado la pastura, la nutrición animal y la futura siembra para la agricultura. La mortandad de la hacienda es muy alta, y se agrava aún más porque estamos en una época de nacimiento de terneros”. El panorama parece complejizarse, sobre todo a raíz de que las represas naturales se fueron agotando y muchos productores perdieron su disponibilidad de agua.

Finalmente mencionó “todo esto es un combo explosivo que resiente en la actividad económica de toda la Provincia de Formosa. Consideramos necesario que el Gobierno se comprometa de manera urgente a tomar medidas para que los productores rurales de las zonas afectadas puedan contar con beneficios impositivos y acceso a créditos blandos por tiempo extendido para la recuperación de sus unidades productivas”.

Compartir: