“La problemática venezolana nos pone en estado de alerta. No podemos permitir que Argentina rechace o se abstenga”

Compartir:

Frente a la votación que se llevará a cabo la primera semana de octubre en la ONU, los diputados nacionales de Juntos por el Cambio que integran la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, insisten en garantizar que la Argentina vote a favor de la prórroga de la misión internacional en Venezuela y mantenga su tradición en defensa de los derechos humanos.

Preocupados por las declaraciones del Embajador ante la OEA, Carlos Raimundi, que habló ayer de “una visión sesgada de la violación a los derechos humanos en muchos países”, los diputados de JXC presentaron un proyecto  que firman Facundo Suárez Lastra,  Albor Cantard, Carmen Polledo, Karina Banfi, Soher El Sukaria, Diego Mestre, Lucila Lehmann, Waldo Wolff, Alberto Asseff, Martin Maquieyra, Maximiliano Ferraro, Ricardo Buryaile, Fernando Iglesias y Dolores Martínez.

“El vergonzoso discurso expuesto por Raimundi y las declaraciones precedentes del Canciller Solá sobre la problemática venezolana nos ponen en estado de alerta, no podemos permitir que la Argentina rechace o se abstenga en la votación de la prórroga. Esto sería un retroceso inaudito en nuestra tradición democrática y en defensa de los derechos humanos”, expresó Suárez Lastra, autor del Proyecto de Resolución.

El vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos, Sebastián Salvador,  calificó de “vergonzoso” que la Argentina rechace el informe de la OEA, criticó  la posición de Raimundi y dijo: “En Venezuela se violan sistemáticamente los Derechos Humanos y el representante argentino en la OEA no solo que no lo cuestiona, sino que parece justificarlo”, afirmó. “Un país democrático como el nuestro no puede avalar detenciones ilegales o represiones a opositores”, agregó Salvador.

El 27 de septiembre de 2019 la ONU aprobó una resolución que establecía que, por un período de un año, una misión internacional independiente investigue supuestas ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014 en Venezuela. Ahora el Consejo de Derechos Humanos busca prorrogar por dos años la misión y convocó a una votación para la primera semana de octubre.

El trabajo realizado fue considerado un éxito y sus conclusiones se presentaron en un primer informe que analiza de manera exhaustiva 223 casos en donde se prueban graves violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno de Nicolás Maduro. El año pasado, honrando una destacada historia en materia de protección de los derechos humanos, el gobierno de la Argentina acompañó la resolución votando a favor y consolidando su compromiso con la búsqueda de justicia, paz y democracia para el pueblo venezolano.

“La Misión Internacional debe continuar y como hermanos latinoamericanos debemos fomentarla para acompañar así los esfuerzos de la ciudadanía venezolana en la búsqueda de verdad y justicia”, concluyó Suarez Lastra.

Compartir: