Proponen implementar la mejor tecnología para el cuidado del medio ambiente, en casos de instalación de industrias celulósicas

Compartir:

El diputado nacional Jorge Vara (UCR Corrientes) presentó un Proyecto de Ley que propone la implementación de las Mejores Técnicas Disponibles (MTD) como requisito para la instalación de nuevas industrias celulósicas con el fin de promover el desarrollo sustentable en un sector que tiene un gran potencial de inversiones.

“Las MTD son propuestas en el diseño de plantas industriales y sus procesos, que buscan optimizar el uso del agua y la energía y realizar una correcta gestión de materias primas y residuos, con su consecuente mejora en el tratamiento de efluentes y emisiones. Sin embargo, lo más importante es que la tecnología más avanzada a nivel mundial se implementa con el fin de proteger el medio ambiente, la salud de los ciudadanos y el uso racional de los recursos naturales”, explicó Vara.

En los últimos años, se ha trabajado a nivel internacional en la investigación y desarrollo de tecnologías de mejor comportamiento ambiental. “La Unión Europea es la región con mayor historia en producción de pulpa celulósica y papel, la más rigurosa y la que mayores estándares ambientales tiene, por eso, decidimos basarnos en ellas”, dijo el diputado.

Respecto a la promoción de inversiones en este sector, Vara aseguró: “Queremos fijar pautas exigentes, evitando así cualquier desvío del máximo cuidado del medio ambiente, pero también estableciendo reglas objetivas que determinen un sendero concreto para su instalación.”

“Debemos recordar que respaldado en los beneficios económicos y ambientales del desarrollo Foresto-Industrial, en Argentina se promocionó la inversión de bosques cultivados”, señaló y agregó que “como resultado de la promoción, hoy el país cuenta con un patrimonio de más de 1.300.000 hectáreas de bosques implantados, de las cuales, más del 80% se encuentra las provincias de Corrientes (38%), Misiones (31%), Entre Ríos (13%). Este régimen de promoción, vigente en la actualidad, tiene el objetivo de alcanzar una superficie de 2.000.000 de hectáreas cultivadas”.

“Este potencial generará en el mediano o largo plazo el interés por el desarrollo de nuevas industrias celulósicas en nuestro país. “De acuerdo al Plan Estratégico Forestal y Foresto Industrial 2030, en Argentina se podrían dar en los próximos años inversiones en este rubro que alcancen los USD 5.000 millones, con facturaciones anuales de USD 2.150 millones, y valores de exportación anual de USD 1.850 millones, constituyéndose en una fuente importante de divisas para el país, generando más de 6.000 empleos directos e indirectos y 100 MW de energía adicionales de aporte a la red. De hecho, Corrientes contará en poco tiempo con la generación de 90 megas, es decir el equivalente al 20% del consumo promedio provincial a partir del uso de residuos y descartes de la industria maderera”, fundamentó Vara.

También explicó que “hoy en día las industrias de pulpa celulósica y papel son consideradas en el campo de la bioeconomía como Biorrefinerías, esto es, una industria que, a partir de materiales biológicos, puede producir además de la pulpa y el papel, múltiples productos tales como energía renovable, insumos para biomateriales en reemplazo del plástico, biocombustibles, entre otros”.

“El propósito de este proyecto de ley es conducir mejor el proceso de instalación de nuevas industrias celulósicas, requiriendo la mejor tecnología disponible para el cuidado de la ciudadanía y el medio ambiente, pero también para apuntar hacia un desarrollo sustentable a lo largo del tiempo”, destacó Vara.

Compartir: