Reclaman plan de respaldo para trabajadores y productores de la frutilla

Compartir:

El diputado nacional Juan Martín, de Juntos por el Cambio (UCR – Santa Fe), presentó un pedido de declaración en el congreso nacional solicitando asistencia inmediata para esa producción clave de la economía de Santa Fe y la región. La emergencia sanitaria por el coronavirus pone en peligro la campaña de cosecha anual. “El Estado Nacional debe generar las condiciones para asegurar las tareas, brindar líneas de créditos sostenibles para el sector frutillero y sumar medidas de alivio fiscal”, señaló el legislador.

La producción de la frutilla, clave en la economía de la provincia de Santa Fe y la región, atraviesa un momento crítico a raíz de la emergencia por el coronavirus. Por ello, Juan Martín presentó este proyecto mediante el cual solicita al Estado Nacional medidas urgentes para este sector de la frutihorticultura. “El Estado Nacional debe generar las condiciones para asegurar las tareas, brindar líneas de créditos sostenibles para el sector frutillero y sumar medidas de alivio fiscal”, propone el legislador radical.

En su proyecto, el diputado de Juntos por el Cambio manifiesta “profunda preocupación por el momento que atraviesa el sector dedicado a la producción frutihortícola de la provincia de Santa Fe, debido al grave perjuicio causado por la emergencia sanitaria Covid 19, ya que pone en peligro la campaña de cosecha anual (que comenzó en junio), sus actividades derivadas y/o complementarias, con un impacto negativo en la rentabilidad de las mismas, alto riego de quebrantos, daños colaterales en los niveles de empleo y de la actividad económica de la comunidad y zonas cercanas”.

En el proyecto se solicita “respaldar a todos los productores del sector que llevan adelante una tarea responsable, actuando bajo estricto protocolo para proteger a sus trabajadores, las comunidades donde viven y trabajan, como así también el fruto de su producción”.

Asimismo, el legislador requiere “el acompañamiento activo del Estado Nacional a la producción con líneas de créditos sostenibles y alivios fiscales que permitan dar continuidad a la tarea que llevan adelante y así contribuir a la salida de una situación crítica que atraviesa y atravesará el país en los próximos meses”.

El legislador, además, acompaña “el reclamo de los productores de la Provincia de Santa Fe ante el Estado Nacional para que, en articulación con las Provincias involucradas, elabore un Programa Sanitario Covid 19 Ad Hoc y se conforme un corredor sanitario seguro. “De manera tal -agrega- de brindar estricto seguimiento y control de los protocolos de cuidado establecidos en general para toda la población, pero en particular para tareas esenciales como éstas, garantizando que el necesario desplazamiento de trabajadores por diferentes regiones de nuestro país, que llevan a cabo la tarea de temporada de cosecha frutihortícola, frutilla y zanahoria, entre otras, esté garantizada y se haga de manera segura”.

Juan Martín advierte que una situación similar a la descripta con la frutilla se repite en distintas zonas de la provincia en relación a otros tipos de cultivos de frutas y hortalizas, como es el caso emblemático en la zona de Santa Rosa de Calchines, departamento de Garay, uno de los principales productores nacionales de zanahoria.

Particularidades

La producción de frutilla requiere de medidas extraordinarias de bioseguridad para evitar la propagación del coronavirus con la consecuente afectación a la población en general y el impacto en particular sobre la principal actividad productiva de la región. Ello lleva aparejado consecuencias socio-económicas directas sobre el resto de la actividad económica de la comunidad donde se desarrolla y sus habitantes.

La producción de frutilla en la zona de Coronda, departamento San Jerónimo, tiene más de 100 años. La zona es un exponente de la actividad económica y productiva de la región, reconocida como la principal productora del país y capital nacional de la frutilla.

La actividad frutillera en la región representa hasta el 35% del producido nacional, constituyendo una de las actividades principales de la zona con un alto impacto en el desarrollo socio – económico de la comunidad y sus habitantes.

Su producción es relevante tanto por el beneficio económico que reportan sus exportaciones como por la cantidad de mano de obra directa que demanda para la realización de los trabajos culturales y la cosecha. La producción de frutilla requiere el uso intensivo de mano de obra durante los meses de producción (junio a diciembre), y demanda aproximadamente unas 9.200 horas hombre por hectárea, lo que implica una generación de más de 400 fuentes directas de trabajo por temporada.

Compartir: