Human Rights Watch ratifica las denuncias de diputados UCR sobre violaciones de DDHH en Formosa

Compartir:

Diputados nacionales de la UCR destacaron el informe de Human Right Watch y la Universidad John Hopkins que ratifica que el gobierno de Formosa, a cargo de Gildo Insfrán, utilizó medidas abusivas e insalubres para prevenir la propagación del COVID-19.

El titular del Bloque, Mario Negri, señaló: “Formosa aplicó medidas “abusivas” e “insalubres” por el Coronavirus. No lo dice la oposición que Insfrán persigue y denosta. Lo dice Human Right Watch. ¿Qué tiene para responder Santiago Cafiero, Horacio Pietragalla y Sabina Frederic que vienen defendiendo el régimen de Insfrán?”.

El diputado nacional Alfredo Cornejo afirmó que “la violación de los DD.HH que comete Insfrán es noticia en el mundo. Human Right Watch informa que 24 mil personas fueron confinadas de forma forzosa. Alertamos sobre estas medidas antidemocráticas pero el Gobierno eligió encubrir en lugar de denunciar”.

El legislador formoseño Ricardo Buryaile aseguró que “no se puede tapar el sol con las manos”.

Por su parte, Gabriela Burgos resaltó: “Terrible informe de cómo se violan derechos humanos en Formosa. Seguimos alertando y denunciando estos hechos desde la UCR”.

La diputada Dolores Martínez dijo: “Formosa y un informe evidente. Human Rights Watch y la Universidad Johns Hopkins confirmó lo que venimos denunciando: en Formosa existe una violación sistemática de derechos humanos en complicidad con un Gobierno Nacional que prefiere mirar para otro lado”.

“Más de 24 mil personas fueron obligadas a permanecer confinadas en circunstancias arbitrarias, privadas de su libertad y en centros insalubres. Vulneración a la libertad de prensa y expresión: prohibición de ingreso a periodistas y encarcelamiento de personas por manifestarse”, aseguró la legisladora.

“Un nuevo llamado al Poder legislativo que sigue sin designar al defensor del pueblo y al secretario de Derechos Humanos que sólo se hizo presente una vez sin priorizar los derechos de las víctimas ni concentrar su rol principal de documentar las violaciones de derechos humanos”, agregó Martínez.

En tanto Luis Petri detalló: “Más de 24 mil personas fueron obligadas a permanecer confinadas que, en muchos casos, “podrían considerarse detenciones arbitrarias”. Un duro informe de Human Rights Watch criticó la gestión del secretario de Derechos Humanos”.

El diputado Gonzalo Del Cerro destacó: “Tan grave como las violaciones a los DDHH en Formosa fueron las acciones del Gobierno Nacional para encubrirlas. Human Rights Watch dijo que hay medidas “abusivas e insalubres, 24 mil personas hacinadas y sin atención sanitaria. Pietragala salvalo a Gildo ordenó el Presidente”.

Diego Mestre remarcó que “en Formosa detuvieron a 24.000 personas en centros de aislamiento, en condiciones denigrantes, entre otras violaciones a los DDHH. Eso dice el informe de Human Rights Watch y la Universidad John Hopkins. Así abusa de la gente el gobernador favorito de este Gobierno”.

Brenda Austin afirmó que “un duro informe de Human Rights Watch y la Universidad Johns Hopkins confirma lo que denunciamos desde hace meses. Formosa ha tomado medidas “abusivas” y la Secretaria de DDHH no priorizó los derechos de las víctimas. No se puede tapar el sol con la mano”.

Por último Soledad Carrizo destacó que “las denuncias y los reclamos no son ilusiones ni necesidad de protagonismo político. Formosa vive una crisis, lo hemos dicho una y otra vez: la violación de los DDHH en esa provincia lamentablemente es una realidad”.

“El gobierno de Formosa ha creado un estado de derecho a la medida de los deseos de su gobernador, a la comodidad de su gestión, y muy lejos de los mandatos constitucionales y las reglas democráticas”, agregó la diputada cordobesa.

“Interpelamos nuevamente al presidente para que “dialogue” no en privado, sino públicamente para recordar que las provincias son parte del estado constitucional de derecho argentino”, concluyó Carrizo.

Compartir: