¿Qué festejan Alberto y Cristina en relación con YPF?

Compartir:

Hoy se festejan los 100 años de YPF, una gran empresa argentina con un pasado de gloria y ejemplo a nivel regional y mundial. Hoy la realidad es diferente, y la gestión kirchnerista tiene mucho que ver con el presente de YPF.

Un poco de historia: después de la privatización de los 90, que implicó la venta a REPSOL y la desaparición de Yacimientos Petrolíferos Fiscales empresa del Estado, en 2008 ingresa a la empresa el Grupo Petersen.

Este grupo, cercano al kirchnerismo, llegó a controlar el 25% de la empresa. ¿Cómo la compró? Con préstamos bancarios y de la propia REPSOL que se pagaron con los propios dividendos de la empresa. A partir de ese momento YPF distribuyó el 100% de los dividendos y se descapitalizó.

¿Cuál fue la consecuencia? YPF se quedó sin capital de trabajo y se endeudó. En 2012, la deuda financiera de YPF era de US$ 1.200 millones, en 2021 US$ 8.500 de deuda. Una deuda que YPF no puede pagar y que la pone en una difícil situación financiera.

¿Este endeudamiento logró que YPF aumentara la producción? No. La producción total de YPF (petróleo + gas) hoy está en niveles del 2012.

Y cuidado, el aumento del 2014 no fue por producción, sino porque YPF compro la empresa APACHE y la sumó a la estadística.

En abril 2012 el gobierno argentino dispuso la “recuperación” de YPF. La gestión de CFK expropió el 51% de las acciones de Repsol y pagó una indemnización por USD 5.000 millones en 2014.

Atenti, la empresa a esa altura, super endeudada y sin capital de trabajo ya no podía repartir dividendos… no quedaba nada por repartir.

En 2015, el grupo Petersen presenta en Nueva York una demanda en donde le reclama a la Argentina que le compre sus acciones en las mismas condiciones que reconoció a REPSOL. Al mismo tiempo el grupo Petersen quiebra a partir de la demanda de sus acreedores.

Antes de quebrar Petersen vende sus derechos al juicio al grupo Burford quien continua el juicio alegando que el Estado Argentino no cumplió con los accionistas privados de YPF.

Hoy el juicio continuo en NY y la Argentina e YPF podrían enfrenar un daño económico de entre USD 3.500 y USD 12.000 millones.

Volviendo a la coyuntura, YPF continúa siendo el líder indiscutido del mercado de combustibles y falta gasoil. El jefe de Gabinete afirmó ayer que aumentará la importación, lo que no dijo es que por cada barco de gasoil importado YPF pierde entre 15 y 20 millones de dólares, consecuencia de comprar a precio internacional y vender en el mercado local a precios bajos.

Una muestra más del populismo energético del kirchnerismo y que nos lleva a preguntarnos: ¿qué festejan Alberto y Cristina?

Compartir: