Neumáticos fuera de uso

El Congreso está cerca de aprobar una ley para la gestión de neumáticos fuera de uso

Compartir:

El objetivo es promover el compromiso de productores y consumidores con la gestión integral de los neumáticos fuera de uso (NFU). El proyecto, que ya tiene media sanción del Senado, recibió ayer dictamen favorable de la Comisión de Recursos Naturales de Diputados.

En este sentido, Ximena García explicó que “para fabricar un neumático se utilizan grandes cantidades de energía. Una rueda normal cuesta aproximadamente 32 litros de petróleo y una de camión 100 litros. Además, una vez fuera de uso, el neumático presenta desafíos para su disposición final, la mayoría se acumula en vertederos. Eso aumenta el riesgo de incendios y la proliferación de enfermedades y plagas”.

“Si recuperamos y tratamos a los NFU, se pueden utilizar para elaborar materiales de construcción, como combustible alternativo para asfalto modificado”, explicó.

Por su parte, Martín Arjol afirmó: “Es una medida que ayuda al medio ambiente, porque reduce el impacto negativo en la salud y el ambiente. Cerca de 150 mil toneladas de neumáticos fuera de uso se tiran por año en Argentina. La recolección del NFU implica sacar el vector del dengue”.

Qué establece el proyecto

El objetivo fundamental que se plantea es el de reducir la disposición final de los neumáticos fuera de uso para disminuir el impacto ambiental. Además, se busca promover emprendimientos para la gestión integral, generando mecanismos que impacten en su correcto manejo en todo su ciclo de vida.

En el proyecto se establece que los productores serán responsables de la gestión integral de los neumáticos fuera de uso. Para ello, deberán constituir asociaciones sin fines de lucro. Asimismo, los distribuidores de neumáticos estarán obligados a recibir en forma gratuita aquellos fuera de uso para su posterior tratamiento.

Compartir: