QUETGLAS, Fabio

Energía para el federalismo

Compartir:

Una visión pobre del federalismo es reducirlo al reparto de recursos fiscales. Nuestros padres fundadores diseñaron nuestro federalismo en la convicción de que cada territorio del país debía gozar de las ventajas y responsabilidades del autogobierno, y que una razonable relación entre la…

Compartir:

Necesidad de un nuevo modelo social

Compartir:

Los conurbanos de Argentina son nuestro fracaso; expresan crudamente la desigualdad y la erosión social derivada de nuestro pobre desempeño económico. Las organizaciones comunitarias hacen esfuerzos para asistir a las personas; pero la falta de empleo va consolidando la idea…

Compartir:

Debemos construir la esperanza

Compartir:

Hay momentos en la vida de las sociedades en los cuales la esperanza parece una ingenuidad o una fantasía. La acumulación de dificultades, las tensiones largamente irresueltas, el dialogo roto, la desconfianza en las instituciones; todo se acumula para conformar un escenario…

Compartir:

Urge poner fin a la inviabilidad bonaerense

Compartir:

Es evidente que la supremacía electoral justicialista en la provincia de Buenos Aires no está afirmada exclusivamente en sus éxitos de gestión. Los datos son ineludibles: se trata del triunfo de un modelo que ha logrado prescindir relativamente de los resultados….

Compartir:

Dolor Conurbano

Compartir:

Nací y me crie en Wilde, cuando todavía en el silencio de las siestas se oía a lo lejos el silbato de una alguna fábrica que llamaba al cambio de turno, cuando los carnavales se festejaban en los clubes de…

Compartir:

No seremos más justos si no somos más prósperos

Compartir:

Nuestro debate económico “real” no circula entre “liberalismo” y “socialismo“, a pesar de hacer uso abusivo de esos términos. Y no es por ser vanguardistas. No discutimos qué aspectos de la economía deberíamos liberar a la competencia y cuáles regular…

Compartir: