Aída Ayala – No hay pruebas en mi contra, pero pediré la suspensión de mis fueros

0
74

La Cámara Federal ha confirmado sin ninguna prueba el procesamiento y la prisión preventiva que había dictado la juez de primera instancia, por las supuestas irregularidades en la contratación del alquiler de camiones de residuos en la Ciudad de Resistencia (que actualmente siguen contratados en esta gestión con el mismo instrumento).

El fallo es público y ha sido difundido a través de los medios de comunicación. Considero que no tiene nada que lo sustente. Cualquiera que lo intente puede comprobar si los Jueces pudieron acreditar lo siguiente: 1) si yo me beneficié patrimonialmente; 2) si tengo alguna vinculación concreta, pacto y/o compromiso con las empresas intervinientes (se sostiene que me he valido de Daniel Fischer y la relación más cercana que hemos tenido fue cuando era novio de mi hija hasta el año 2006); 3) si se ha verificado un sobreprecio; 4) si se ha producido un incumplimiento en el servicio.

No hay ninguna prueba en el expediente, repito: ninguna, de que se hubiera modificado mi patrimonio, así como tampoco que hubiera algún beneficio indebido en esa contratación y/o sobre precio en el contrato, que sigue actualmente en vigencia.

Entiendo que la sentencia es groseramente arbitraria, no apoyándose en ninguna constancia de la causa. Oportunamente interpondré los recursos que correspondan para que sea modificada.

No obstante, con el propósito de cumplir el compromiso político que me une con la gente que represento y lo que ha sido una práctica en mi vida política, manifiesto públicamente que, solicitaré a mis pares en la Cámara de Diputados de la Nación, que resuelvan de inmediato la suspensión de mis fueros y me permitan ponerme a disposición de la Justicia. No me escudaré en los fueros parlamentarios, esclareceré los hechos y mi falta de responsabilidad en el lugar que corresponde: los tribunales de justicia.