Diego Mestre- Nota de opinión en Télam- Vigilar la democracia

0
122

Quizá la única gran función de quienes formamos parte de un gobierno, como oficialismo u oposición, sea la de defender y enriquecer la democracia para adaptarla a la modernidad compleja y volátil en la que vivimos. En estos tiempos de transición y cambio de color político, es importante vigilar que los derechos adquiridos permanezcan inmunes a los vaivenes ideológicos. Más allá de los cuestionables resultados económicos, nuestro país ha crecido en estos cuatro años en algo fundamental: madurez democrática. El respeto y la permanente búsqueda de consenso con los múltiples espacios políticos permiten un traspaso de poder ordenado y amigable, con la culminación, en tiempo y forma, de un gobierno no peronista. Lo que parece un logro modesto, es en realidad un hito.

Desde la presidencia de Marcelo T. de Alvear en 1928, este es el primer gobierno en lograr la hazaña, sin que las estructuras de choque «paragubernamentales» afines al populismo, hayan podido truncar el mandato. Representa un quiebre histórico y la reversibilidad de una condena que parecía perpetua.

Mirá la nota completa