Gabriela Burgos- Nota de opinión en Infobae- La marcha de los desvergonzados

0
36

Confío en que no serán muchos los que concurran, pero el sólo hecho de convocar a una marcha -que pretende impunidad para quienes han sido condenados por hechos lamentables- por la libertad de “presos políticos” que incluye en esa a lista a Julio De Vido, Luis D’elía, Milagro Sala o Amado Boudou es una vergüenza.

Hablar de presos políticos en Argentina es una falacia. Son delincuentes que hicieron de la defraudación, la corrupción y la utilización de caudales públicos una forma de gestión. Eso tiene un precio: la cárcel. No hay persecución política allí. Simplemente denuncia, investigación, juicio y condena.

Repasemos de qué hablamos y quiénes son los que reclaman, injustamente, la libertad.

Amado Boudou, condenado a 5 años y 10 meses de prisión por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública, en la venta de la principal imprenta de billetes de Argentina (Ciccone), confirmada por la Sala IV de Casación.

Julio de Vido, responsable –entre tantas otras cosas- de la Tragedia de Once. Condenado a 5 años y 8 meses de cárcel e inhabilitación especial perpetua para ocupar cargos públicos. Culpable de ser partícipe necesario del delito de fraude a la administración pública en el mantenimiento del servicio público de pasajeros ferroviario. Involucrado en otras causas como la de los Cuadernos, la de Río Turbio, Sueños Compartidos, Skanska… podría seguir ya que son más de diez.

Mirá la nota completa en Infobae