Gustavo Menna cerró la campaña y convocó a la gente “a apostar a un cambio que genere condiciones de vida dignas y de desarrollo en Chubut”

0
95

Gustavo Menna cerró este jueves su campaña como candidato a gobernador del Chubut para las elecciones del domingo próximo, con una serie de actividades realizadas en Comodoro Rivadavia, con la presencia su compañera de fórmula, Fernanda Abdala, y con el acompañamiento de dirigentes radicales de otras provincias como los diputados nacionales Mario Negri (Córdoba), Facundo Suárez Lastra (Buenos Aires), Lorena Matzen (Río Negro), Nadia Ricci (Santa Cruz) y Claudia Najul (Mendoza).

La primera actividad fue una conferencia de prensa encabezada por Menna y Abdala en el Hotel Lucania, con la participación del intendente de Rada Tilly, Luis Juncos; del exgobernador Carlos Maestro; los candidatos a intendente de Trelew, Germán Larmeu; de Rawson, Damián Biss; de Comodoro, Gastón Acevedo; de Dolavon, César Gómez; del exintendente de Rada Tilly Pedro Peralta; de postulantes a diputados provinciales como Manuel Pagliaroni, Andrea Aguilera, Verónica Castillo, Horacio Conte Grand, Javier Genta, entre otros, además de una importante cantidad de militantes y simpatizantes.

Allí, Menna se mostró confiado en obtener el domingo “un muy buen resultado”, para cual convocó a la gente “a apostar a un cambio que genere condiciones de vida dignas y de desarrollo en Chubut”.

El candidato a gobernador agradeció especialmente las presencias de “los candidatos a intendentes que nos acompañan, y a quienes no han podido estar por razones de la propia campaña”.

También resaltó a Pedro Peralta, “exintendente que nos produce orgullo”, afirmó, y a Carlos Maestro, “dos veces gobernador de la provincia y que, porque cuando el barril de petróleo estaba a ocho dólares, fue capaz de hacer obra pública; y hoy a pesar de que hay muchos más ingresos, es tiempo de lamentos, con una diatriba inconducente respecto del Gobierno Nacional”, agregó.

“Llegamos a este punto -continuó- después de un largo recorrido, de una campaña intensa, donde recorrimos toda la provincia, llevamos nuestro diagnóstico y nuestras propuestas”.

“Venimos diciendo que este legado que dejan las administraciones que se han sucedido desde 2003 en Chubut está a la vista: endeudamiento sideral, la segunda deuda más alta de toda la Argentina, una deuda con proveedores que es una situación injusta para vecinos nuestros, pequeños y medianos comerciantes que están esperando cobrar desde hace 6 años y no han podido recuperar ni siquiera el capital nominal”, dijo.

También observó “el colapso de los servicios públicos”, y que “están en jaque las obligaciones más elementales del Estado, como pagar sueldos, hacer obra pública, y tampoco hay una mirada hacia los sectores productivos”.

“No nos vamos a cansar de decir que desde hace 12 años esta provincia tiene ingresos como nunca tuvo por regalías: 5 veces más que cuando Maestro era gobernador, en los años 90. Y a partir de la decisión de este Gobierno Nacional, de devolverle lo que por ley de coparticipación les corresponde a las provincias, también crecieron los ingresos”, dijo.

Y explicó que “durante 8 años del Gobierno de Cristina Kirchner se les despojó a las provincias del 15% de copartipación, lo cual significa en términos actuales unos 30.000 millones de pesos, medio presupuesto anual, ante el silencio de los gobernadores locales de entonces, en Chubut”.

Además, dijo Menna, “tenemos una situación de postración en la que no se apoya a los sectores productivos, pese a que es la única manera de reconvertir y generar de desarrollo”.

“Lo que generaron este estado de postración no nos van a sacar de esta situación, porque además es buena la alternancia. Si tuvieran la receta para hacerlo ya lo hubieran hecho, porque no solo han gobernado Chubut sino también la mayoría de los municipios”, sostuvo.

Ante ello afirmó: “Convocamos a la gente a apostar a un cambio que genere condiciones de vida dignas y de desarrollo en Chubut. Necesitamos recrear la sociedad civil, que la gente pueda desarrollar su propio proyecto de vida, que no coma de la mano de ningún político, que tenga autonomía para decidir”.

Y en relación con la expectativa para el domingo aseguró: “Estamos convencidos que vamos a tener un muy buen resultado. En las Primarias hubo mucha ausencia, mucho voto en blanco, y nulo, con un calendario electoral muy apretado. Creo que ahora sí hay un clima electoral. Y no es que después de las PASO se solucionaron los problemas, sino todo lo contrario. Por ejemplo, estamos en junio y hay escuelas que han perdido muchos días de clase por no estar en condiciones”.

“Además el resultado electoral de las PASO no fue bueno para nadie. El más votado tuvo apenas el 32%, es decir que el 70% expresó su disconformidad con este sistema de gobierno. Es que los problemas que tiene Chubut son consecuencia exclusiva de las políticas provinciales de los últimos 16 años, aunque se quiera culpar a la Nación, a un gobierno que lleva 3 años y medio”, cerró.

Por su parte, Fernanda Abdala puso hincapié en que durante la campaña se enfatizó en las propuestas de Gobierno: “Hemos recorrido la provincia, hemos hecho un diagnóstico profundo, con apoyo técnico del ICEPP, de la Fundación Pensar, y de los integrantes de la Coalición Cívica. Y por eso sabemos que podemos gobernar diferente”.

La actividad de campaña siguió con una reunión con pastores e iglesias evangélicas, y luego, por la noche, con un encuentro con fiscales, militantes y simpatizantes de Cambia Chubut.