José Riccardo- Pide que se incorporen contenidos sobre el consumo de drogas en la formación docente

0
92

El diputado José Riccardo (UCR-San Luis) presentó un proyecto para que se incorporen contenidos sobre la problemática de consumo de drogas y su prevención en los planes de formación docentes y cursos de actualización, de todos los niveles educativos.

“Lamentablemente las adicciones son un problema instalado en nuestra sociedad y la escuela no es ajena a ello. Argentina se ubica dentro de los países con mayor consumo de alcohol y de marihuana en la región. Según los estudios del Observatorio Argentino de Drogas, dependiente de la SEDRONAR, podemos decir que tenemos altos índices de consumo de alcohol, y la edad de inicio ha sufrido un corrimiento, que hoy se ubica en los 11 años de edad”, explicó Riccardo.

La iniciativa le pide  al Poder Ejecutivo Nacional que, a través del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, y en acuerdo con el Consejo Federal de Educación y el Consejo de Universidades, gestionen la incorporación de contenidos y de entrenamiento en el abordaje de la problemática del consumo de sustancias y su prevención, tanto en los planes de formación docente como en los cursos de actualización, de todos los niveles educativos.

“El Estado tiene responsabilidad para tratarlo desde el punto de vista social, de la salud pública y de la educación. Pero no se trata solamente de difundir qué tipos de drogas hay, las consecuencias que trae su consumo, o cómo y dónde tratar las adicciones. Aquí advertimos la necesidad de que, frente al problema de las adicciones, el docente tenga el conocimiento adecuado y maneje las herramientas para proceder”, agregó el legislador puntano.

“Ellos son la primera línea de acción, y tienen a su cargo mucho más que impartir enseñanza. Así como afrontan los problemas sociales e individuales que los alumnos llevan a la escuela –y cuentan para eso con la ayuda de los departamentos psicopedagógicos, comedores, asistentes sociales, etc., deben hacer lo propio con las adicciones. No pueden ser espectadores, o eximirse de hacer algo fundándose en que se trata del ámbito íntimo del alumno y su familia. La reacción adecuada cuando ya existe el problema en el ámbito educativo tiene gran impacto, pero obliga a tener conocimientos especializados”, destacó Riccardo.

Por último dijo que “son situaciones que dan temor, rechazo, inseguridad, angustia, y es preciso asegurar que la reacción que se tenga no lleve a la exclusión del alumno. En la gran mayoría de los casos, actúan según su buen criterio les indica, pero no siempre tienen a su alcance los instrumentos adecuados y profesionales, con los que podrían contar, y el entrenamiento adecuado, sobre todo lo cual hay suficiente trabajo realizado en el país”.

 

Se adjunta proyecto