Nuestros diputados en los medios nacionales #Síntesis2011

0
85

POLÍTICA

ARDE LA INTERNA DE CAMBIEMOS: LA UCR ACUSA AL GOBIERNO DE “MALA PRAXIS” POR LA PÉRDIDA DE UN PUESTO CLAVE EN EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

“La impericia, mala praxis y desidia política está a la vista y no estamos dispuestos a minimizarla u ocultarla”, afirman en un comunicado difundido este lunes a la noche el presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo, junto a los jefes parlamentarios Luis Naidenoff y Mario Negri.

La tormentosa redacción en pleno feriado fue obra de la furia dirigida a sus socios macristas del Congreso y de la Casa Rosada, a quienes responsabilizan por la pérdida del sillón que el partido ocupa desde hace 20 años en el Consejo de la Magistratura, en representación de la Cámara baja.

Como resultado de la derrota de Cambiemos en ese cuerpo legislativo, Negri debió ceder el lugar al peronismo, que se quedó con los dos asientos por la mayoría, en tanto que el de la minoría quedó para Pablo Tonelli, del PRO, por tener más bancas que los radicales dentro del interbloque oficialista. 

Fuentes de la UCR le indicaron a Clarín que la acusación de bajar la​ guardia, tras la exitosa negociación de Cambiemos con el PJ para conseguir la aprobación del Presupuesto en el Congreso, apunta a la primera línea del PRO: tanto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, como al ala política, que incluye al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y a los diputados Emilio Monzó -presidente de la Cámara baja- y el jefe del bloque, Nicolás Massot.

Los nuevos consejeros de la Magistratura asumen este martes y será la primera vez que el radicalismo tenga un solo representante, la senadora Inés Brizuela. Ese organismo creado por la reforma constitucional de 1994, a instancias del ex presidente radical Raúl Alfonsín, se encarga de la estratégica tarea de seleccionar y sancionar a los jueces nacionales y federales.

El texto completo del comunicado es el siguiente:

Respecto de la nueva conformación del Consejo de la Magistratura y de la forma en la que se ha llegado a esa conformación, el Radicalismo todo no puede dejar de mostrar su preocupación al respecto.

La definición de las bancas legislativas en el Consejo de la Magistratura es uno de los hechos más relevantes desde que Cambiemos accedió al poder en 2015.

El proceso de reformas en la Justicia y especialmente el avance en la investigación de hechos de corrupción han sufrido un duro golpe. Está por verse en el futuro inmediato, si ello además no es un retroceso definitivo.

Así lo anuncian las primeras declaraciones de los referentes de las numerosas vertientes del PJ, que dejaron por un momento sus diferencias, sus insultos y agravios mutuos, para celebrar un verdadero pacto de impunidad .

La UCR no está sorprendida por ello. Seria pecar de ingenuidad creer que la lucha por la verdad, las sanciones y el recupero del patrimonio robado, tendría como auxiliares a los mismos que compartieron de un modo u otro la gestión kirchnerista.

Lo que nos causa sorpresa y también profundo malestar, es la impericia en las filas del propio oficialismo. Fruto de ello, se ha afectado una banca en el Consejo de la Magistratura que detentábamos desde su fundación, allá por 1998. La impericia, mala praxis y desidia política está a la vista y no estamos dispuestos a minimizarla u ocultarla.

Reconocemos el enorme esfuerzo político y esencialmente fiscal, para negociar con la oposición los apoyos necesarios que aprueben las leyes presupuestarias e impositivas, dato vital para recuperar confianza y previsibilidad en los protagonistas de la economía.

Lo que no se entiende, es como a esa agenda económica no se le agregan los temas de agenda institucional que tienen, sobre la economía real, tanto o más impacto que un presupuesto o una ley tributaria. Ya nadie discute en este país que cualquier decisión vinculada a la economía, mira primero las variables institucionales, como condición previa a esa decisión. Y tener Justicia es quizás uno de los principales factores.

Desde nuestro lugar seguiremos aportando y apostando a una Argentina capaz de alejarse de cualquier vestigio de populismo. Lo que no impide que señalemos errores y pidamos su corrección. Es nuestro deber.

Lo firman Alfredo Cornejo, presidente de la Unión Cívica Radical; Luis Naidenoff, presidente Interbloque de Cambiemos del Senado, y Mario Negri, presidente bloque de Diputados UCR. En CLARÍN se menciona al diputado nacional, Mario Negri.

CLARÍN /

MAGISTRATURA: JURAN LOS NUEVOS CONSEJEROS, TRAS UNA DERROTA DEL GOBIERNO

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz, tomará este martes a las 18.30 el juramento de rigor a los nuevos integrantes del Consejo de la Magistratura electos en las últimas semanas por los distintos estamentos que integran el órgano encargado de seleccionar a los jueces y promover sus destituciones en caso de mal desempeño.

La ceremonia será en la sala de audiencias del máximo tribunal, en el cuarto piso del Palacio de Justicia, y el nuevo Consejo tiene previsto reunirse dos días después para elegir a sus nuevas autoridades. Como decano del cuerpo, esa primera sesión será presidida por el juez Ricardo Recondo (camarista en lo Civil y Comercial federal), quien retornará al organismo que ya supo ocupar, ahora en lugar de su colega Luis Cabral, con quien se había alternado también la presidencia de la Asociación de Magistrados.

Otros tres de los nuevos once consejeros ya habían ocupado sillones en distintos períodos del organismo y los tres son peronistas. Se trata de los senadores Miguel Pichetto, presidente del bloque Justicialista, y Ada Iturrez de Cappellini, y el diputado Eduardo “Wado” De Pedro, identificado con la organización La Cámpora y el kirchnerismo.

Los otros siete miembros nuevos del Consejo son los jueces federales Juan Manuel Culotta (juez de primera instancia en Tres de Febrero) y Alberto Lugones (juez de Cámara en San Martín); los representantes de los abogados Juan Pablo Mas Vélez y Marina Sánchez Herrero (ambos identificados con Cambiemos); el académico Diego Molea (rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y cercano al oficialismo), la diputada peronista Graciela Camaño y la senadora radical por La Rioja Olga Inés Brizuela y Doria.

El cuerpo de trece miembros se completará con el diputado Pablo Tonelli (PRO-Cambiemos) y el representante del presidente Mauricio Macri en el cuerpo, el subsecretario de Asuntos Penitenciarios y Relaciones con el Poder Judicial, Juan Bautista Mahiques, que mantendrán sus puestos. Mahiques es oriundo de Mercedes, como De Pedro. Esa relación se supone que ayudará a acercar posiciones entre oficialismo y oposición, según creen en Tribunales. El organismo precisa de nueve votos sobre trece para la aprobación de concursos y juicios políticos, sus dos principales tareas.

La saliente integración del cuerpo sesionó por última vez el jueves pasado, en medio de las negociaciones parlamentarias de la oposición para arrebatarle un sillón al oficialismo. Quienes perdieron sus lugares son el diputado radical Mario Negri y el senador del mismo partido Angel Rozas. Por la oposición, dejan de integrar el Consejo el diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade y los senadores Rodolfo Urtubey y Mario Pais.

También se despidieron del organismo los jueces Cabral, Leónidas Moldes (retornará al juzgado federal de Bariloche donde lo espera la conflictividad social con las comunidades mapuches) y Gabriela Vázquez (camarista laboral), el académico Jorge Candis y los abogados Miguel Piedecasas y Adriana Donato.

“Hago votos para que el próximo Consejo logre el equilibrio y los consensos básicos para el correcto y normal funcionamiento de un órgano clave de la República. Fue y será posible lograrlo”, dijo el saliente presidente del organismo, el abogado Piedecasas, quien destacó los acuerdos alcanzados con los representantes de los otros sectores en la última etapa.

Durante la gestión de Piedecasas, alternada con una presidencia de su colega Donato, la integración saliente del organismo alcanzó el record de la cobertura de 309 vacantes existentes en el Poder Judicial, 164 de ellas durante los diez últimos meses. La falta de cobertura de puestos en los juzgados y cámaras de apelaciones era una de las principales críticas que había recibido el Consejo durante el período de predominio kirchnerista en el mismo. En CLARÍN se menciona al diputado nacional, Mario Negri.

CLARIN / ÁMBITO FINANCIERO / 

CONSEJO: PESE A TRIUNFO PJ, NO PELIGRA LA MAYORÍA OFICIALISTA 
Entusiasmo inicial no modifica panorama en la Magistratura que cuenta con bloque PRO más sólido a partir de la jura de mañana a las 18. Ingresantes, con perfil más “dialoguista”. Ternas clave ya elevadas.
El pensador francés Michel De Certeau teorizó una diferenciación entre táctica y estrategia como conceptos distintos entre sí. Mientras que la táctica es un recurso del más débil para reaccionar ante el poder mediante el aprovechamiento de acontecimientos y ocasiones temporales en las cuales interviene, la estrategia es un diseño extendido de acciones en el tiempo en pos de controlar un objetivo y un espacio. La táctica, utilizada como último recurso por quien no tiene el poder, permite desvíos, apropiándose de algunas de esas herramientas. Pero el problema es que la estrategia, así definida como totalizadora, ya contempla estos efectos y los asimila para fortalecer su dominio. La analogía teórica puede extrapolarse al suceso del último viernes, cuando el panperonismo asestó un golpe político al Gobierno reutilizando el acuerdo parlamentario (que el oficialismo aplicó en 2015) para arrebatarle una banca en el Consejo de la Magistratura por los Diputados. Sin embargo, la relación de fuerzas en el órgano de selección y remoción de jueces dista de haberse invertido y ofrece un bloque aún más fortalecido para que la Casa Rosada pueda articular acuerdos que pivoteen en la heterogeneidad de los nuevos consejeros que desembarcarán a partir de mañana a las 18, cuando Carlos Rosenkrantz les tome juramento en la Corte Suprema.
La táctica aplicada por las distintas tribus del PJ no fue sorpresiva ni novedosa. Ámbito Financiero reveló el 5 de noviembre pasado que había negociaciones entre los bloques de la oposición para lograr más cantidad de firmas, en un émulo a la jugada (al filo del reglamento) que el PRO había inventado para “madrugar” al kirchnerismo y despojarlo de un sillón. ¿Ninguna de las espadas parlamentarias de Cambiemos advirtió que estaba en marcha una devolución de gentilezas? Difícil creer que se hayan sentido asombrados con lo que ocurrió. La oposición reaccionó tarde y de manera limitada: la base de sustentación del bloque oficialista radica en triunfos dentro de otros estamentos (jueces, abogados y académico) que en otros momentos del Consejo pudieron tener mayor volatilidad. A los recién llegados -de coordinarse para conformar un bloque opositor- les será imposible incorporar a otros estamentos para tomar el control del Consejo. Podrán, a lo sumo, bloquear alguna iniciativa de mayoría especial. Al menos hasta las elecciones de 2019.
Los peronistas Miguel Ángel Pichetto y Ada Itúrrrez de Cappellini, mediante un acuerdo entre el rionegrino y los representantes de Santiago del Estero estuvieron al filo de concederle la hegemonía completa al Gobierno mediante la cesión de una silla. Pero Cambiemos levantó el pie del acelerador a último minuto para un canje mano a mano. Mientras que de ambos lados lamentaron la partida de Rodolfo Urtubey, que había garantizado la mayor parte del número record de ternas de jueces elevadas en los últimos meses, el oficialismo celebró que viniera acompañada por la salida de Mario Pais, quien se había perfilado más cercano al sector que representa Cristina de Kirchner. La ex presidenta celebró la salida de Urtubey y el Gobierno mantendrá un activo interlocutor con ascendencia entre magistrados como Pichetto. Nada preanuncia que haya cambios con perfiles tan similares. La UCR conservará en el bloque mayoritario a la senadora riojana Olga Inés Brizuela y Doria.
En Diputados ocurrió lo novedoso con la unión de firmas que terminó desbancando al radical Mario Negri del bloque oficialista y dejando en minoría a Pablo Tonelli. Pero el recambio también ofrece interrogantes. Por el kirchnerismo asumirá Eduardo “Wado” de Pedro, quien ya tuvo su paso por el Consejo con elogios opositores por su perfil más dialoguista. Dejará el Consejo Rodolfo Tailhade, que se había mostrado como un férreo opositor a la mayor parte de las iniciativas en discusión. Por primera vez, Graciela Camaño asumirá un lugar de representación por el massismo, pero desde una posición que la rotula como una de las más antikirchneristas dentro de ese espacio. ¿Habrá margen para que De Pedro y Camaño actúen en tándem? El Gobierno podrá abrevar su noveno voto alternativamente en tres direcciones distintas: el PJ de Pichetto, el Frente Renovador de Sergio Massa o los santiagueños de Gerardo Zamora. Antes tenían sólo dos. El Gobierno cuenta con una base sólida, cimentada en parte en una estrategia previa trazada por Daniel “Tano” Angelici. Un representante del Ejecutivo (Juan Bautista Mahiques), dos abogados (Marina Sánchez Herrero y Juan Pablo Más Vélez) y -al menos- dos de los tres jueces. La lista que ungió a Sánchez Herrero, secundada por el abogado y binguero Carlos Matterson como suplente es de la factoría Angelici. La del radical Más Vélez (que debería ceder su cargo en dos años al legislador PRO Diego Marías) es una creación conjunta del presidente de Boca y del secretario de Legal y Técnica Pablo Clusellas. A pesar de ser Franja Morada, Más Vélez no está enrolado en el mismo sector de otro hombre fuerte de los interlocutores judiciales como Dario Richarte. Sin embargo, su lista triunfó con todos los auspicios oficiales. Clusellas, vía el abogado presidencial Alejandro Pérez Chada es el enlace con la nómina del juez Juan Manuel Culotta. El camarista radical Ricardo Recondo fue un furibundo anti-k en su última gestión en el Consejo, pero a pesar de que hizo campaña en defensa de su estamento, el Gobierno lo cuenta como propio. El interrogante es cómo se moverá en esas aguas Alberto Lugones, integrante de la lista Celeste pero con buen diálogo institucional con Germán Garavano y visto por ojos oficiales como menos intransigente que su antecesora, Gabriela Vázquez.
En los hechos, el bloque mayoritario interactuó con éxito estos últimos meses tanto con los peronistas salientes como con Vázquez en aspectos técnicos como elección de jueces y cuestiones administrativas. Y asimilaron como propio al académico Jorge Candis que llegaba al Consejo con el auspicio del ex secretario de Justicia, el camporista Julián Álvarez. Ahora ese lugar le toca a Diego Molea, el que es visualizado como cercano a sectores peronistas y a algunos intendentes del conurbano. Los operadores también lo cuentan como propio.
Cuestiones que no han sido evaluadas al calor del triunfalismo de la jugada del PJ: el Gobierno elevó en 2018 un número record de jueces que ahora precisan decisión del Ejecutivo y aval del Senado. Ya cubrió Casación, tiene en vilo a la Cámara Electoral y definió juzgados Contencioso Administrativos y Federales de Comodoro Py. Le restaría la Cámara Federal. Pero lo puede solucionar con “traslados” permanentes que sólo requieren mayoría simple. Las auditorías siguen su curso y las sanciones se han desestimado en su mayoría de manera silenciosa. Con este resultado, vuelve a perder Elisa Carrió ¿Lo tolerará?, retrocede casilleros la UCR, consolida sus tentáculos el PRO en otros estamentos y regresan varias “celebrities” a un Consejo más “político”. ¿Cómo se integraran las comisiones de selección y de disciplina y acusación? Allí radica la clave del nuevo formato.
Al calor de la contienda pocos evaluaron otra faceta del conflicto: La Corte Suprema debe expedirse más tarde o más temprano sobre la conformación actual del Consejo declarada inconstitucional por la Justicia. La opción es el antiguo formato de 20 miembros, con la presidencia en manos de Carlos Rosenkrantz o los proyectos que el oficialismo presentó en el Congreso con mayor presencia de jueces y abogados. Cualquier movimiento en ese sentido obligaría a barajar y dar de nuevo. En ÁMBITO FINANCIERO se menciona al diputado nacional, Mario Negri.

ÁMBITO FINANCIERO / EL CRONISTA /

CAMBIEMOS FORZARÁ HOY LA VOTACIÓN DEL DESAFUERO

Sin expectativas de éxito, Cambiemos intentará forzar hoy una sesión en el Senado para discutir el desafuero de Cristina Kirchner, pedido por el juez federal Claudio Bonadio en la causa por el encubrimiento del atentado contra la sede de la AMIA.

La reunión, convocada para las 16, va camino al fracaso. En el oficialismo no solo saben que no tendrán el voto de los dos tercios de los presentes que se requieren para quitarle la inmunidad de arresto a la ex presidenta, sino que son pesimistas sobre la posibilidad de reunir el quórum que habilite el debate.

Sin embargo, en algunas usinas políticas no se descartaba ayer que el kirchnerismo baje al recinto a dar la discusión. De hecho, la propia ex presidenta desafió al cuerpo a tratar su desafuero en diciembre del año pasado, en la primera sesión tras su regreso al Senado.

El pedido de sesión especial de Cambiemos tensó las relaciones políticas en la Cámara alta. En particular, provocó malestar y enojo en el Bloque Justicialista. El líder de la bancada, Miguel Pichetto (Río Negro), no anduvo con rodeos y acusó al oficialismo de utilizar el tema para hacer política. “Vienen con esta pavada para continuar el tema y tener un titulito en el diario”, sentenció.

Pichetto ratificó, además, que su bloque no apoyará el desafuero de ningún legislador mientras no exista sentencia firme.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Pro-Capital), defendió la decisión del oficialismo. “Cambiemos adoptó la posición de que si (el desafuero) lo pide un juez y lo confirma la Cámara, lo tenemos que votar a favor; y si el interesado no apela, también”, aseguró.

Plazos

En esta causa, en la que investiga la firma del memorándum con Irán como parte de una maniobra para encubrir el atentado contra la AMIA, Bonadio les dictó prisión preventiva a Cristina Kirchner, Luis D’Elía y Carlos Zannini, entre otros. Pero los dos dirigentes apelaron y el Tribunal Federal Oral N° 8 les concedió la excarcelación, además de morigerar la carátula de la causa.

Sin embargo, la ex presidenta no apeló. “Si ella quisiera pedir la excarcelación podría pedirla, pero si no lo quiere hacer nosotros no tenemos que defenderla más de lo que ella se defiende a sí misma”, explicó Pinedo.

Otro argumento del oficialismo para impulsar el debate es el vencimiento de los plazos para tratar el pedido. Según las cuentas de Cambiemos, esa ventana legal se cerraría hoy.

Bonadio remitió su requerimiento al Senado el 7 de diciembre del año pasado. Tras permanecer frenado y sin tratamiento, a mediados de junio último Cambiemos y el PJ acordaron un mecanismo por el cual decidieron prolongar la vigencia del oficio a cambio de postergar su tratamiento en el recinto. Ahora, ante el inminente vencimiento de los plazos fijados entonces, llegó la hora de votar.

LA NACIÓN /

CAMBIEMOS SE RESIGNA A QUE NO LOGRARÁ QUÓRUM PARA TRATAR EL DESAFUERO DE CRISTINA KIRCHNER

El oficialismo convocó a sesionar a las 16. Pero no lograría sentar a los 37 senadores necesarios para arrancar la sesión.

“No se trata de una cuestión política. Es estrictamente judicial”, aseguró este lunes a Clarín Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, sobre el pedido de desafuero de Cristina Kirchner que el oficialismo buscará tratar este martes en el Senado.

El pedido de desafuero fue realizado por el juez Claudio Bonadio en la causa por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

Con las firmas de los senadores Luis Naidenoff, Ángel Rozas, Humberto Schiavoni, Silvia Elías de Pérez y Julio Martínez, el oficialismo presentó la semana pasada una nota solicitando una sesión especial para este martes a las 16 para votar el expediente, que no cuenta con dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta.

La elección de la fecha no es casual. Justo este martes se vence el pedido de desafuero, razón por la cual el oficialismo quiere tratarlo en el recinto.

Lo primero que le juega a favor a Cristina Kirchner es que un sector mayoritario de la bancada del PJ no está de acuerdo con facilitar el quórum, con lo que a Cambiemos le resultará casi imposible poder arrancar la sesión, según admiten en el oficialismo.

El bloque oficialista tiene 25 miembros -se espera que hoy estén todos presentes- y el quórum se consigue con 37. Según las cuentas que hacían este lunes podrían sumarse los dos senadores del Frente de la Concordia Misionero y el santafesino Carlos Reutemann. Quizá también la neuquina Lucila Crexell. En otras palabras: consideraban probable no llegar a 30.

“La responsabilidad del quórum es del oficialismo”, se desentendían este lunes en el bloque del PJ que conduce Miguel Pichetto.

En caso de que sí hubiera quórum, el escenario para el oficialismo asomaría aun más complicado: para autorizarse el desafuero se necesita el voto a favor de dos tercios de los senadores presentes (48, en caso de asistencia perfecta de todo el cuerpo).

Antes de la sesión, el Senado espera un informe del Tribunal Oral Federal 8 -es el que tramita la causa del encubrimiento a Irán en el atentado contra la AMIA- sobre la situación procesal de Cristina. Los senadores quieren saber si el pedido desafuero con prisión preventiva planteado en primera instancia todavía está vigente. “Es absurdo que se mantengan un pedido de desafuero sobre la ex presidenta”, dijo el peronista Miguel Pichetto el domingo. Y calificó de “pavada” el llamado a la sesión de hoy

CLARÍN / EL CRONISTA / CRÓNICA / PÁGINA 12 /

ACTO EN FERRO: CRISTINA KIRCHNER ABRIÓ LA CONTRACUMBRE DEL G20 Y LLAMÓ A LA UNIDAD DE TODA LA OPOSICIÓN

En medio del proceso de reagrupamiento de la oposición y la proximidad del G20, Cristina Kirchner volvió a subirse a un escenario -no lo hacía desde diciembre de 2017- y en clave electoral convocó al armado de un “frente social, cívico y patriótico en el cual se agrupen todos los sectores que son agredidos por las políticas del neoliberalismo”. Dijo que ese espacio no debería ser “de derecha ni de izquierda”.

El llamado es justo cuando diferentes sectores peronistas y otras fuerzas políticas empiezan a acercarse al kirchnerismo, a menos de un año de las elecciones presidenciales de 2019.

En un abarrotado y caluroso tinglado del club Ferro, la líder de Unidad Ciudadana abrió este lunes el Foro Mundial del Pensamiento Crítico, organizado por CLACSO, en el que participan otros ex mandatarios como el uruguayo José Mujica y la brasileña Dilma Rousseff. El foro es en los hechos una “contracumbre” a la del G20, que se realizará en Buenos Aires del próximo viernes 30 al sábado 1° de diciembre.

Pero la ex presidenta buscó despegarse: “No es una contracumbre. Nosotros, como espacio progresista, debemos acostumbrarnos a no presentarnos como la contra de nada, sino como un espacio político de ideas y perspectiva económica y social”.

A lo largo de su exposición -duró una hora- buscó mostrar un tono conciliador, excepto cuando habló de Cambiemos.

“La división es un lujo que no nos podemos permitir”, advirtió la ex presidenta.

En esa línea, le hizo también un guiño a la Iglesia: “La división no puede ser entre los que rezan y los que no rezan; esa división no es nacional ni popular”, planteó y se sumergió en la grieta que abrió el aborto: “En nuestro espacio hay pañuelos verdes, pero también hay pañuelos celestes”, afirmó. La expresión generó murmullos que Cristina percibió. “Tenemos que aprender a aceptar eso sin llevarlo a la división de fuerzas. Puede costar y no gustar lo que digo, pero es lo que pienso. Podré tener muchos defectos, pero mentirosa no soy”, agregó.

En claro tono de campaña, cargó fuerte contra el Gobierno. Hizo una comparación entre su gestión y los tres años de Mauricio Macri y contrapuso cifras de endeudamiento, empleo, inflación y valor del dólar. “(Macri) duplicó la inflación. El Gobierno que proclamaba que iba a ser el problema más fácil de resolver”, afirmó. Incluso planteó que durante su gestión “la gente evitaba ir al supermercado los fines de semana por las colas que había” mientras que “hoy los supermercados están vacíos”.

También hablo de algunos “Hitlers modernos que acusan a los inmigrantes de que no haya trabajo”. Sobre el final, sentenció que más allá de las redes sociales “la calle sigue siendo el escenario” político principal, lo que algunos de los sindicalistas presentes entendieron como apoyo a las movilizaciones y paros previstos.

Si bien Cristina evitó abucheos y cánticos contra el Presidente (“No gritemos porque perdemos tiempo de pensar otras cosas”, pidió) ella misma bromeó sobre el “mote” con el que el kirchnerismo descalifica al Presidente. Tras plantear que el ser humano se caracteriza por la “diferenciación del otro”, contrapuso: “En cambio los animales son animales. Los gatos son gatos y las yeguas son yeguas”. Recibió una ovación.

La reaparición -su último discurso ante público había sido el 28 de diciembre, en Avellaneda- de la ex presidenta se da en medio de algunas señales de unidad dentro del arco opositor, como el acuerdo entre los K, el massismo y el peronismo federal para quitarle a Cambiemos un miembro en el Consejo de la Magistratura.

En primera fila estuvo todo el kirchnerismo de paladar negro, como Agustín Rossi, Leopoldo Moreau, Martín Sabbatella, Roberto Baradel y Mayra Mendoza, que fue con un cartel que pedía por la libertad de Amado Boudou

CLARÍN / LA NACIÓN / ÁMBITO FINANCIERO / PÁGINA 12 / BAE /

A TRES DÍAS DEL HALLAZGO: OSCAR AGUAD, SOBRE EL HUNDIMIENTO DEL ARA SAN JUAN: “ES PROBABLE QUE HAYA SUFRIDO DOS EXPLOSIONES”

A tres días del hallazgo del ARA San Juan, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, habló por primera vez de “dos explosiones” en el submarino durante su hundimiento. Además, descartó la posibilidad de reflotar la nave y reveló que este martes se conocería el informe de la comisión investigadora.

“Es probable -dicen los técnicos- que haya habido dos explosiones. La primera de hidrógeno, una más chica que es interna; y la segunda terrible cuando el submarino pasa los 700 metros de profundidad. Esto lo van a explicar quienes están haciendo hace un año los estudios del submarino”, detalló Aguad, en diálogo con TN Central.  

El funcionario reveló además el momento en el cual se enteró del hallazgo y la comunicación que tuvo con el Presidente Mauricio Macri: “Pasada la medianoche del viernes me habló el jefe de la Armada, José Villán y me dijo ‘ministro encontramos el San Juan’. Me emocioné y le mandé un mensaje al Presidente, que estaría descansando porque no me contestó, y al jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien me dijo ‘no lo puedo creer, es muy fuerte'”.

“Al otro día, el Presidente me llamó muy temprano y me dijo ‘encargate de que se conozca la verdad’ porque todas las hipótesis que se habían trazado alrededor del San Juan se habían caído y quedaba una sola que era esta”, agregó.

Sobre las imágenes de alta definición que la compañía Ocean Infinity enviará al Gobierno y a la jueza Marta Yáñez, el funcionario contó que este martes “es probable que esté preparado el informe de la comisión especial que estuvo trabajando (en las fallas). Lo único que puede variar es que me digan ‘esperemos a ver las fotos’, pero no sé si tengan relevancia”.

En relación a los motivos de las filtraciones de agua que sufrió el submarino, el ministro explicó que “llevaba 30 días navegando y en todo ese trayecto no tuvo ningún inconveniente, mucho influyeron las condiciones del mar y alguna falla que tuvo”. 

Además, ​indicó que los tripulantes “no tuvieron tiempo de hacer nada, por eso hay informes que van a hablar sobre cuál fue el tiempo de vida” dentro del submarino luego de que se desató el incendio.

Por otra parte, Aguad aseguró que los resultados del estudio realizado por la comisión servirán para conocer la responsabilidad dentro de la cadena de mando de las fuerzas armadas. “Probablemente esto termine con responsabilidades dentro de la Armada. Hubo controles que tuvieron fallas. No son delitos, son faltas disciplinarias. Si es así vamos a tener que aplicar correctivos”, sugirió.

Por último, el ministro reiteró una operación que “es técnicamente imposible rescatar” el submarino de los 900 metros de profundidad. “Más adelante quizás se pueda. El ser humano no puede bajar ahí. Y al levantar 2300 toneladas más el agua acumulada, lo más probable es que se parta”, detalló.

CLARÍN / ÁMBITO FINANCIERO /

EL GOBIERNO IMPULSARÁ UNA LEY PARA RESARCIR A LOS FAMILIARES DEL ARA SAN JUAN

Primero llegaron las palabras del presidente Mauricio Macri, en la tarde del sábado. Luego, el anuncio extraoficial de un homenaje con honores, con la presencia del propio presidente, aunque aún sin fecha confirmada. Y finalmente, tres días después del hallazgo del submarino ARA San Juan, el Gobierno decidió dar un paso más y presentar en el Congreso una ley que otorgue una pensión especial a los familiares de los 44 tripulantes, que equipare la cifra que vienen recibiendo hasta ahora en concepto de sueldo regular.

“Lo vamos a hacer, es una manera de compensar lo que ganan hasta ahora, porque los familiares siguen cobrando el sueldo de cada tripulante, pero en algún momento pasarán a cobrar una pensión, que es una cifra menor. No vamos a dejar que eso pase”, afirmó a LA NACIÓN una alta fuente del Gobierno.

El Presidente conversó el tema con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y ambos acordaron impulsar esa compensación, que deberá hacerse a través de una ley y que descuentan que será apoyada por todo el arco político.

Desde la Casa Rosada y el Ministerio de Defensa se mostraron confiados en que el beneficio pueda ser otorgado con relativa velocidad. “Hay suboficiales que estaban ganando 20, 22 mil pesos. Nadie se va a oponer a que sus familiares sigan cobrando esa cifra, ya de por sí muy baja”, afirmó un alto funcionario.

La mayor parte de los familiares ya se presentaron ante la jueza de la causa, Marta Yáñez, para pedir seguir percibiendo los sueldos de sus familiares bajo “presunción de fallecimiento”.

Una vez que la jueza decrete de manera oficial el fallecimiento de los tripulantes, la Armada solicitará que sus familiares comiencen a cobrar la pensión que les corresponde, que oscila entre el 70 y el 85% del sueldo de cada tripulante, una cifra que varía según el grado y la antigüedad de cada uno de los beneficiarios.

La ley especial que propone el Gobierno abarcaría el porcentaje que quedaría fuera de la asignación. El encargado del pago de pensiones por viudez o a familiares directos es el Instituto de Ayuda Financiera para pagos de retiros y pensiones militares (IAF), a cargo hoy del radical entrerriano Fabián Rogel.

Desde el Ministerio de Defensa afirmaron que, de todos modos, hay otros mecanismos de compensación sin necesidad de dictar una ley, como el ascensopost mortem de los tripulantes del ARA San Juan. “Me parece que (la compensación) es lo correcto, cada uno de ellos tenía una jerarquía y en base a eso se establecía lo que cobraban”, afirmó a LA NACION Jorge Villareal, padre del jefe de operaciones del submarino, Fernando Villareal.

El familiar, que como el resto de los allegados a los tripulantes dejaron la Base Naval Mar del Plata, expresó además su deseo de que su hijo sea ascendido a un grado inmediato superior, no solo por cuestiones monetarias, sino “porque es lo que corresponde”.

La compensación monetaria se suma a las indemnizaciones solicitadas por varios familiares a través de reclamos judiciales, y que según el Gobierno tendrán resultado positivo. “Van a ser juicios largos, pero los van a ganar”, afirmó una fuente oficial. Hay, además, unos $400 millones que deberán abonar compañías de seguros.

El Congreso no fue ni es un ámbito amigable con la Casa Rosada en lo que a este tema se refiere. La comisión bicameral que investiga la desaparición y búsqueda del submarino, que volverá a reunirse hoy, está compuesta en su mayoría por legisladores de la oposición, y todo indica que el paso de Aguad por ella -previsto para el 4 del mes próximo- no estará exento de duras críticas.

“Nos van a pedir la renuncia o buscarán el juicio político, pero estamos muy tranquilos”, afirmaron cerca del ministro de Defensa.

“Queremos que se sepa la verdad, el lugar del hallazgo ratifica lo que siempre sostuvimos y deja mal parada a una parte de la oposición que hizo las conjeturas más descabelladas tratando de lastimar al Gobierno y sacar algún rédito político”, afirmó a LA NACION el diputado Luis Petri (UCR-Mendoza), uno de los cuatro representantes del oficialismo en esa comisión, de 13 integrantes.

En tanto, Aguad recibirá hoy a los tres marinos responsables del informe sobre lo sucedido con el submarino.

El mecanismo de pago a los familiares

La situación actual

Los familiares del ARA San Juan cobraron, durante el año en el que nada se supo del submarino, el total del sueldo de cada uno de los tripulantes del navío. La mayoría de ellos pidieron a la jueza Yáñez cobrar ese beneficio en virtud de la “presunción de fallecimiento” de sus seres queridos

Propuesta del Gobierno

Luego del hallazgo del submarino, y ante la inminencia de una decisión judicial que declare fallecidos a los 44 marinos, el Gobierno decidió enviar un proyecto de ley para que sus familiares sigan cobrando el mismo monto, y no una pensión por fallecimiento, que les reduciría entre un 15 y un 30 por ciento los haberes

Otras opciones

Más allá de la iniciativa legislativa, en el Ministerio de Defensa barajan otra posibilidad: la del ascenso post mortem de los marinos a un rango inmediatamente superior, hecho que en la práctica subiría sus haberes en concepto de pensión sin necesidad de una ley especial para la ocasión

LA NACIÓN /

PRIMER ANÁLISIS DE LAS FOTOS DEL OCEAN INFINITY: ESTIMAN QUE EL AGUA LE ENTRÓ AL ARA SAN JUAN POR TRES AGUJEROS Y QUE CHOCÓ CON LA PROA EN EL FONDO DEL MAR

La implosión del submarino ARA San Juan habría sido provocada, en principio, por “tres ingresos de agua de mar”, según un primer análisis de las tres fotografías que se conocieron del naufragio y el buque habría chocado con la proa en el fondo del mar.

El capitán de fragata, ingeniero y ex jefe de inmersión del submarino San Juan, Horacio Tobías, analizó las fotos junto a Clarín y dio una primera hipótesis de qué pasó luego de la implosión del buque el 15 de noviembre de 2017 cuando llegó a una profundidad de 468 metros, pasando la llamada profundidad de colapso.

La Secretaria de Gestión Presupuestaria y Control del Ministerio de Defensa, Graciela Villata, estimó a este diario que las 67 mil fotos que tomó el robot submarino llegarán el 29 o 30 de noviembre “por valija diplomática” desde Ciudad del Cabo hasta el edificio Libertad, la sede de la Armada. La valija la traerán los dos suboficiales submarinistas embarcados en el Seabed de la empresa norteamericana Ocean Infinity.

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, vendrá personalmente o mandará a su secretario letrado a buscar las fotos que estarán bajo secreto de sumario mientras dure su análisis para intentar determinar las causas del naufragio.

Con las fotos de alta definición y videos se podrá hacer un mosaico metro cuadro por metro cuadro de los escombros metálicos que rodean al San Juan en un diámetro de 70 a 100 metros e incluso tratar de realizar una recreación digital.

La hipótesis más probable de la causa del accidente, que estará incluida en el informe que tres expertos submarinistas entregarán al ministro de Defensa Oscar Aguad supone que durante la tormenta del 14 de noviembre entró agua a las baterías de proa por la válvula Eco19 que provocó un principio de incendio. El comandante del buque, Pedro Fernández, ordenó luego ir a un plano profundo (40 metros) y después por una chispa hubo una explosión provocada por el hidrógeno de las baterías que mató o neutralizó a la mayoría de los 44 héroes. Luego el submarino se fue a pique e implosionó a los 468 metros de profundidad con una energía equivalente a 2 mil kilos de TNT y 20 minutos más tarde chocó contra el fondo del mar, donde fue hallado a 907 metros.

En principio, el experto Tobías estimó que por la foto difundida “la vela (torreta) se ve desprendida y casi intacta sin un bollo” y al lado se observa el “quinto cojinete del periscopio de ataque”. En el caso de que dentro de la vela esté arrancada “la garita de escape” -que se une al casco resistente- se habría producido un “agujero terrible”. La “garita de escape” está construida también con chapa de acero resistente de 33 milímetros de espesor y luego se une a la escotilla de salida. La vela está sujeta al casco resistente con “trabas bayonetas”, entre otros mecanismos.

El análisis se basa en la hipótesis de que el casco resistente del submarino estaría entero, situación que recién se verificará cuando lleguen las demás fotos. La foto de la proa del submarino muestra que le faltan las chapas de los seis tubos lanza torpedos (TLT, en la jerga marina). Tobías dijo que se ve en la foto que “le faltan los tanques de lastre de proa 3 y 4, el sonar y el ancla. Supongo que todo desapareció cuando la proa habría chocado primero contra el lecho marino”.

Dentro del tanque de lastre se transportan 15 botellas de aire comprimido de 265 litros cada una que puede ser una de las que vio el padre de una de las víctimas, Luis Tagliapietra, el sábado a bordo del Seabed. Se supone que el San Juan no llevaba torpedos de guerra pero sí los “Dummi” que son una réplica de hierro para que la tripulación practique la carga y descarga. En principio, en la proa falta la puerta externa que podría haber sido un segundo ingreso del agua. “Por otros primeros indicios, se puede presumir que en la caída primero pegó con la proa en el hecho marino”, dijo Tobias.

El tercer ingreso de agua pudo haber sido por la llamada “bocina” de la popa por donde sale el eje de la hélice. La “bocina” es un sello hidráulico que evita que entre el agua. La hélice se encontró clavada en el fondo del mar y a varios metros del casco resistente. Está ubicada en la parte cónica del submarino y rodeada por una chapa llamada “cola de pato”. Para Tobías la implosión arrancó el eje y por allí también habría entrado agua de mar.

En definitiva, Tobías estimó que tiene tres agujeros y que por allí habrían entrado unas 20 mil toneladas de agua. Así al peso del submarino, 2.300 toneladas, habría que sumarse el agua que tiene el interior lo que daría unas 22.300 toneladas de peso. Para Tobías el peso total, la profundidad y la turbulencia del agua hacen “técnicamente imposible reflotarlo” a través de la técnica del izado. También descartó la técnica de llenar de aire nuevamente sus tanques para reflotarlo.

CLARÍN /

ARA SAN JUAN: LA BICAMERAL RETOMA LAS AUDIENCIAS Y LA OPOSICIÓN PRESIONA 
Un funcionario de Defensa y el ex jefe de la base naval de Puerto Belgrano están citados a declarar hoy.
En medio de la conmoción por el hallazgo del ARA San Juan, la comisión bicameral que investiga lo ocurrido con el submarino se reunirá hoy para escuchar los testimonios de un funcionario de Defensa y a puertas cerradas por su pedido, del contralmirante Luis López Mazzeo, ex jefe de la base naval Puerto Belgrano, enfrentado desde que se produjo el episodio al ex jefe de la fuerza, almirante Marcelo Srur.
La reunión estaba ya convenida como parte de un cronograma de trabajo de la Comisión hasta fin de año, y que incluye la comparecencia -por ahora el 4 de diciembre- del ministro de Defensa, Oscar Aguad. Pero a sólo cuatro días de haberse encontrado al submarino y en el primer día hábil posterior a la noticia, la reunión está llamada a ser caja de resonancia sobre el mayor punto de controversia, las responsabilidades del hundimiento del buque con sus 44 tripulantes. La otra polémica gira en torno a si es factible reflotarlo.
La comisión fue convocada para las 11, en el salón Alfredo Palacios del Senado.
Media hora antes habrá un cónclave en el despacho del presidente de la bicameral, el senador justicialista de Tierra del Fuego, José Ojeda.
Están convocados los otros 5 senadores y los 6 diputados que integran la Comisión, y el fueguino buscará llegar a un consenso sobre los siguientes pasos que deberían darse. Además de Aguad estaba prevista la comparecencia de Srur y de los integrantes de la comisión de expertos del Ministerio de Defensa.
“El hallazgo era el principal pedido de los familiares, la aparición del submarino abre un nuevo capítulo y hay que reordenar la agenda”, expresó a Clarín el diputado radical Luis Petri.
Petri defendió lo actuado por el Gobierno: “Desde la oposición se tejieron innumerables hipótesis, si había sido torpedeado, si se había ido con derrota a Malvinas. Hace meses los expertos del Ministerio nos decían que tenía que estar donde se lo halló, el problema era que no se lo encontraba.
Se convalida la hipótesis del Gobierno, hay que esperar el informe de las 67 mil fotos pero hay mucha información y cosas que se especulaban, que ya se pueden descartar”, agregó.
La oposición, en cambio, redoblará su presión sobre las responsabilidades del Gobierno: “Hay que aclarar las contradicciones más evidentes, entre Aguad y Srur. Vamos a pedir nuevas medidas de prueba y voy a plantear que el ministro ha intentado descalificar el trabajo de la comisión.
Aguad no quiere que se lo investigue y busca embarrar la cancha”, arremetió el diputado kirchnerista Guillermo Carmona, tras resaltar que la búsqueda que estaba por ser abandonada, continuó “por la insistencia de los familiares”. Carmona cree que debe mantenerse, en principio, la fecha del 4 de diciembre para la citación a Aguad.
La Comisión empezará este martes por recibir el testimonio de Juan Carlos Mocoroa, subsecretario Legal de Defensa. Mocoroa es el abogado que a las órdenes de Aguad cuando éste era ministro de Comunicaciones, llevó adelante el polémico acuerdo de condonación de $ 70 mil millones de deuda que el Grupo Macri tenía con el Estado por el Corre.
El siguiente testimonio, del contralmirante López Mazzeo, será recibido a pedido del marino en reunión reservada para poder brindar información “clasificada”. Aportaría documentos sobre la oferta británica al inicio de las operaciones de búsqueda para investigar con un submarino en la zona donde el buque noruego Seabed Constructor halló al ARA San Juan. Esa oferta fue rechazada por Srur quien además no la habría informado a Aguad. Srur según reveló Aguad se negó a aceptar ayuda británica, por el conflicto de Malvinas. En CLARÍN se menciona al diputado nacional, Luis Petri.

CLARÍN / ÁMBITO FINANCIERO / PÁGINA 12 / BAE /

DONALD TRUMP LE DEDICÓ UN MENSAJE A LOS FAMILIARES DE LOS TRIPULANTES DEL ARA SAN JUAN

En su cuenta de Twitter, el presidente de Estados Unidos expresó su interés por el tema y se refirió a su próxima visita al país en el marco de la cumbre del G20.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, publicó a última hora del lunes en su cuenta de Twitter un mensaje dedicado a los familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, a tres días de su hallazgo.

“Espero que el descubrimiento y la eventual recuperación del submarino argentino San Juan traiga un necesario cierre para las maravillosas familias de esos valientes marineros desaparecidos”, dice la primera parte del twit.

Y luego, agrega: “Espero escuchar más (sobre el tema) de parte de mi amigo, el presidente @Mauriciomacri, en Argentina a fin de mes”.

Trump se refirió así a su próxima visita al país que hará en el marco de la reunión del G20, a realizarse el 30 de noviembre. Es muy probable que el mandatario estadounidense acorte su agenda en el país y solamente se quede un día, dado que el 1 de diciembre viajará a México para estar presente en la asunción del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

CLARÍN /

RATIFICAN LOS CAMBIOS EN BIENES PERSONALES 
Cambiemos espera ratificar este miércoles en la Cámara de Diputados la modificación en el Impuesto a los Bienes Personales (el Senado introdujo la excepción a las “casa-hogar” hasta $ 18 millones), y la rebaja de la alícuota del impuesto a cooperativas y mutuales de seguros, del 6% al 3%.
Además, entró en el temario uno de los temas que ha generado más debate interno: la nueva ley de alquileres y el proyecto impulsado por la UCR para que todos los jueces paguen el Impuesto a las Ganancias.
Se trata de otro proyecto de alto tenor político, impulsado por el diputado radical Luis Borsani, que estuvieron a punto de incluir sobre tablas en la última sesión de la Cámara baja, después de la aprobación del Presupuesto, al filo de las 6:30 de la mañana, y finalmente acordaron debatirlo en una próxima sesión. En EL CRONISTA se menciona al diputado nacional, Luis Borsani.

EL CRONISTA /

MACRI APUESTA A LA SINTONÍA CON LOS LÍDERES MUNDIALES PARA CERRAR ACUERDOS COMERCIALES

El G-20 de Buenos Aires marcará un punto clave en el viraje que hizo la Argentina en su vínculo con el mundo en los últimos años y marcará un claro contraste con la década de confrontación con parte de la comunidad internacional que caracterizó al kirchnerismo durante sus gobiernos. La relación entre la Argentina y el G-20 nunca estuvo mejor que ahora y el gobierno de Mauricio Macri buscará aprovecharlo. El Presidente tiene en carpeta una cargada agenda de prioridades para conversar con sus pares en las reuniones bilaterales que abarcan desde acuerdos comerciales hasta pedidos de financiamiento para obras de infraestructura.

Lejos del pedido de expulsión del Reino Unido, de las rispideces con Estados Unidos por la falta de apoyo ante los holdouts o del congelamiento de la relación bilateral con España por la estatización de YPF, esta vez la Argentina llega a la cumbre de mandatarios no solo como anfitriona, sino tras recibir una muestra de apoyo de las potencias al programa financiero de Macri, que la ubica ante el desafío de cumplir las demandas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y alejar los fantasmas de que el país otra vez no pueda pagar sus deudas.

“Estamos presidiendo el foro más importante del mundo. Después de tantos años es volver a estar en primera”, desliza en términos futbolísticos un funcionario clave en la trastienda de la cumbre.

La estrechez del vínculo con el mundo volverá a ponerse a prueba durante el encuentro de la semana próxima, cuando Macri mantendrá una serie de encuentros bilaterales en los que agradecerá el apoyo para lograr un nuevo acuerdo con el FMI, buscará abrir caminos para que empresas privadas participen de programas PPP de infraestructura (particularmente con China) y explorará nuevos acuerdos en materia de energía (con Estados Unidos y Rusia), entre otras metas.

Pero pese a la solidez del vínculo actual, la historia marca un camino sinuoso con puntos muy altos como el actual y peligrosamente bajos como cuando hubo pedidos para que nuestro país fuera expulsado definitivamente.

La Argentina llegó a formar parte del grupo en 1999 -durante la presidencia de Carlos Menem- por iniciativa del entonces presidente de Estados Unidos Bill Clinton, que eligió a tres países sudamericanos (nuestro país ingresó junto a Brasil y México) y otros del mundo para sumarse al que integraban las siete las naciones consideradas las más poderosas (Estados Unidos, Francia, Japón, Alemania, Canadá, Reino Unido e Italia), con el objetivo de aumentar la representatividad global de lo discutido en el grupo. Hoy, el G-20 representa el 85% del PBI mundial, el 80% de las inversiones globales, el 75% del comercio internacional y el 66% de la población.

Durante los primeros años, los encuentros del grupo estuvieron encabezados por los ministros de Economía y los presidentes de los bancos centrales, y fue recién tras la inmensa crisis financiera de 2008 y 2009 que se decidió elevar el nivel de las reuniones a jefes de Estado.

Fue en ese primera cumbre de mandatarios cuando Cristina Kirchner aseguró que se estaba frente al “final de un modelo económico y político”. Ese primer discurso anticipó la postura de confrontación que desarrollaría años más tarde.

La Argentina no estaba bien posicionada en el grupo. Para esa fecha, el país ya había estado bajo la lupa de naciones miembros del G-20, como Alemania o el Reino Unido, y de otros satélites, como Chile, que cuestionaban la pertinencia de que nuestro país siguiera formando parte del grupo después del default de 2001. Sin embargo, la movida para expulsar a la Argentina no escaló.

Los años que siguieron evidenciaron en los encuentros de líderes el alejamiento del kirchnerismo de Occidente y el acercamiento al eje bolivariano en la región y a países como Rusia o China.

Uno de los años más tensos fue en 2013, en San Petersburgo, cuando la presidenta se enfrentó públicamente a Barack Obama por la disputa con los holdouts en la Justicia de Estados Unidos y la falta de apoyo del gobierno del demócrata. En la “foto familiar” de la cumbre, Cristina posó al lado de Vladimir Putin. “Si se lo cruzan a Obama, pregúntenle a él”, dijo la ex mandataria horas antes.

El cambio de gobierno en la Argentina en 2015 llegó acompañado de un lavado de cara de la imagen de la Argentina en el exterior, marcó el final de una relación turbulenta con el grupo y abrió una etapa de expectativa, primero, y de sintonía después, reflejada en la decisión de alto simbolismo político de entregarle al país la presidencia del G-20, que concluirá después de la cumbre que tendrá lugar en Costa Salguero.

LA NACIÓN /

CONGRESO: DIPUTADOS DUDA DE CONVITE 21-N Y SE REFLOTA IDEA DE SESIONES EXTRAORDINARIAS 
Las modificaciones que el Senado hizo a Bienes Personales es el proyecto que tiene más urgencia en ser sancionado por los millonarios fondos en juego para Nación y provincias en plena recesión.
El abrazo del viernes pasado entre diputados y ahora “compañeros” massistas, cristinistas, peronistas y progresistas silvestres no sólo se convirtió en una picardía legítima que le dio a la oposición las dos bancas por la mayoría en esa cámara para el Consejo de la Magistratura, sino que además puso en riesgo la última sesión del año, pensada inicialmente para el miércoles próximo y con un combo de temas que se encontraba, hasta hace 48 horas, en plena negociación. Una ley de ese paquete activó el alerta entre los legisladores: la Cámara baja debe sancionar las modificaciones a la iniciativa de Bienes Personales que realizó el Senado la semana pasada para regalar, en meses recesivos, una millonada de fondos a favor de provincias y Nación.
“Como en la época de Nerón, Roma se está incendiando y nadie está haciendo algo para apagarlo”, sentenciaron anoche fuentes del oficialismo para explicar el pésimo panorama que quedó en Diputados desde la tarde del viernes último. Desde otro sector de Cambiemos aseguraron: “El único proyecto que importa en este momento es el de Bienes Personales, ya que el resto puede esperar. Está difícil y recién el martes habrá una definición, pero lo ideal sería ordenar una sesión especial con un temario muy acotado para sacar esa ley y cerrar el Congreso. Si no, el Ejecutivo va tener que convocar a sesiones extraordinarias por este tema”.
Durante el fin de semana, la situación fue desalentadora en la cámara que comanda el peronista con témpera Pro, Emilio Monzó. La oposición se siente ahora en condiciones de empujar cualquier tema -tras la unión para conseguir las bancas del Consejo de la Magistratura- y tiene en agenda, de cara al “intento” de sesión, pedidos para votar el DNU que dinamitó el Fondo Sojero y el desafuero de la legisladora radical Aída Ayala (Chaco), que intenta filtrar el massismo vía Graciela Camaño. La primera cuestión también genera ruido en el Senado, donde el oficialismo duda en solicitar una vez más una sesión especial por temor a las críticas del antimacrismo.

Sin embargo, ese mecanismo sí fue utilizado por Cambiemos en la Cámara alta para tratar mañana el desafuero que solicitó el juez Claudio Bonadio contra la senadora Cristina de Kirchner, procesada a fines de 2017 y con pedido de prisión preventiva por el supuesto encubrimiento a iraníes investigados en la causa del siniestro atentado en la AMIA.
El pedido de sesión especial firmado el jueves pasado fue casi noqueado minutos después de su nacimiento, cuando fuentes del peronismo deslizaron ante Ámbito Financiero que “será el propio oficialismo el que tenga que juntar quórum para dar comienzo al encuentro”. Pero detrás del “show” lanzado por Cambiemos -durante el corriente año sólo se mostró interesado en este tema desde lo mediático, más que desde lo parlamentario- subyace otro temor, y es que ese convite sea el último del año. Anoche se sumó Diputados.
Más allá del océano de dudas en ambas cámaras, las reuniones de comisión correspondientes para tratar -a las apuradas- algunos proyectos se mantienen en pie. Por caso, la de Presupuesto y Hacienda de Diputados está convocada para mañana, a las 15, para analizar la modificación de Bienes Personales.
El delirante proyecto -necesario para suplir los pedidos opositores para subsidiar al transporte, entre otras cuestiones- eleva el mínimo no imponible (MNI) a dos millones de pesos. Además, se establece una alícuota progresiva de 0,25%, 0,50% y 0,75% por el valor que exceda al mínimo no imponible. Bajo estos parámetros, quienes excedan el MNI hasta tres millones de pesos tributarán 0,25%. Para los que se encuentren en el parámetro de entre tres millones y hasta $18 millones, la alícuota se incrementará a 0,50%; y a partir de $18 millones se aplicará un 0,75%.
Tras abusivos aumentos de los inmobiliarios en varias provincias, se decidió que la valuación fiscal a utilizar fuese la de 2017 actualizada por inflación o hasta que el organismo federal -creado semanas atrás por decreto y repleto de una insólita burocracia- asuma ese compromiso. En el caso de los inmuebles rurales, se instauró un 0,25% plano, pero Cambiemos quitó en el recinto de Diputados a las personas físicas y dejó a las jurídicas. En este proyecto, el jefe del PJ en el Senado, Miguel Pichetto, logró descartar a las viviendas únicas de hasta $18 millones, motivo del regreso de la iniciativa en segunda revisión a la Cámara baja.
Diputados ni siquiera ubicó para tratar en comisión la “ley correctiva” del Presupuesto 2019 que el Senado aprobó, durante la madrugada del jueves pasado, sobre el impuesto a cooperativas y mutuales, lo cual significaría una dura derrota para el peronista Omar Perotti. El legislador santafesino y el chaqueño Ángel Rozas (UCR) forzaron mayores beneficios en la Cámara alta para los involucrados -hay un límite fino entre quienes compiten en desventaja contra grandes jugadores y los que aprovechan esa excusa para dar créditos a tasas usurarias- pero se quedarán a mitad de camino.
Ante una eventual sesión en Diputados aparecen la ley de alquileres y el pago de Ganancias para jueces. En el Senado, se ubica como iniciativa principal la de financiamiento político. En ÁMBITO FINANCIERO se menciona a la diputada nacional, Aída Ayala

ÁMBITO FINANCIERO /

EL GOBIERNO INTENTA AMPLIAR SU TROPA Y APUNTA A SUMAR PERONISTAS

Cuando falta menos de un año para la batalla electoral, una certeza comenzó a ganar terreno entre los máximos responsables del Gobierno: llegó el momento de ampliar la base de sustentación política. En definitiva, sumar dirigentes, sobre todo del peronismo. El proyecto fracasó en 2015. También naufragó en 2017. Pero esta vez es diferente, por lo menos así lo creen aquellos que lo promueven.

Así, el debate interno volvió a detenerse sobre un tema que siempre estuvo sobre la mesa: sumar nuevas figuras para las próximas elecciones o en un eventual gabinete si Mauricio Macri logra la reelección. En paralelo, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, también evalúa adelantar los comicios del principal distrito oficialista.

Los últimos movimientos del peronismo, que le arrebató a Cambiemos un lugar clave en el Consejo de la Magistratura, y la posibilidad de que la elección confluya en una polarización extrema entre Macri y Cristina Kirchner son algunos de los argumentos que utilizan los que promueven los cambios.

En los últimos días el G-5, como se define la mesa que integran el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, analizó la posibilidad de sumar dirigentes, especialmente intendentes, a Cambiemos.

Pero también ya se debatió en la reunión que realizan cada 15 días en el búnker de campaña en Balcarce, donde se juntan Peña, Vidal, Frigerio; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, y el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, entre otros.

La diferencia esta vez es que Peña, que junto a Jaime Durán Barba siempre se mostró en contra de esta medida, también está dispuesto a explorar la posibilidad. El ministro coordinador, según pudo saber LA NACIÓN, habló con varios de los que trabajaron en las campañas de 2015 y 2017 para conocer sus opiniones.

“El objetivo es mostrarnos abiertos y amplios”, confió un asesor todoterreno al tanto de cada paso que dan los integrantes del G-5. Por ahora todos buscan unificar criterios para dar el segundo paso: convencer a Macri.

Uno de los argumentos más sólidos para avanzar y persuadir al Presidente será la necesidad que tendrá en un eventual segundo mandato de aprobar reformas profundas, como la laboral, tributaria, política, migratoria y la ley de ética pública.

“Cuanto más amplíes la base de sustentación política, más posibilidad tenés de avanzar en reformas”, reforzó Frigerio.

Dos estrategias están en marcha. A diferencia de lo que ocurrió en el pasado, en esta oportunidad el camino será de abajo hacia arriba. Comenzará con el acompañamiento a algunos intendentes que tienen posibilidad de pelear por la gobernación.

En ese listado se incluyen el intendente de La Rioja, Alberto Paredes Urquiza; el intendente de San Carlos de Bariloche, Gustavo Gennuso; el intendente de Salta, Gustavo Sáenz; el intendente de Catamarca, Raúl Jalil; el intendente de San Luis, Enrique Ponce, y el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro. Estos son algunos de los nombres que aparecen como potenciales candidatos de Cambiemos. En todos los casos, la negociación está en marcha.

¿El gabinete del futuro?

Pero hay otros que creen que llegó el momento para sumar a dirigentes de peso. En ese listado aparece, por ejemplo, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. ¿Compañero de fórmula de Macri? Muy difícil, aseguraron cerca de Macri, pero sí sería un muy buen ministro para el próximo gabinete, analizaron fuentes oficiales.

Otro de los nombres es el del senador Miguel Ángel Pichetto, una de las llaves fundamentales para lograr los acuerdos parlamentarios. “Merece un reconocimiento; sería un gran candidato para integrar la Corte Suprema”, dijo otro de los integrantes del grupo reducido que trabaja por las reelecciones de Macri, Vidal y Rodríguez Larreta.

Como adelantó ayer LA NACIÓN, Vidal puso en estado de deliberación interna la posibilidad de adelantar el cronograma de los comicios en el distrito más importante del país.

La preocupación de la mandataria bonaerense es que atada a Macri su figura no será relevante. El duelo será Macri contra el kirchnerismo. Y en la provincia Cristina Kirchner mide lo que siempre midió: 40 por ciento. “Tiene un nivel de voto muy alto”, reconoce uno de los principales asesores de Vidal.

Además de potenciar la figura de Vidal -pese a la caída de la imagen, sigue siendo la dirigente con mejor imagen del país-, separar los comicios provinciales liberaría a los intendentes que solo ven en Cristina Kirchner la seguridad de su continuidad. No tener a Macri ni a Cristina en las boletas les daría una opción para mantener el poder.

LA NACIÓN /

CRISTINA DISFRUTA TROPELÍA OFICIALISTA POR DESAFUERO Y PEGOTEO EXTRA DEL PJ

Tras el cínico discurso que dio ayer en un microestadio porteño, Cristina de Kirchner gozará hoy de un nuevo error infantil de Cambiemos en el Senado: después de meses de siesta, y bajo un supuesto “deadline”, el oficialismo buscará avanzar hoy con el desafuero de la jefa filochavista y cumplir así con el pedido del juez Claudio Bonadio, quien solicitó la prisión preventiva de la expresidenta por estar acusada de encubrir a iraníes investigados en la causa del siniestro atentado contra la AMIA. A 72 horas del abrazo en Diputados entre los siempre serpenteantes massistas, el camporismo y el peronismo para quitarle al macrismo, de manera legítima, una banca en el Consejo de la Magistratura, la legisladora verá cómo el justicialismo de la Cámara alta dejará sin quórum la sesión especial de hoy, una yapa impensada hasta el jueves pasado.
De hecho, esta situación produjo un fuerte malestar en el bloque del PJ que comanda Miguel Pichetto, quien en sobradas ocasiones expuso los argumentos por los cuales el justicialismo no acompaña desafueros sin sentencia firme. El caso de la ex presidenta incluso es más delirante: la propia senadora no apeló la prisión preventiva ante el tribunal oral federal que la va a juzgar, algo que sí hicieron con éxito su ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, y el piquetero Luis D’ Elía para esperar el juicio en libertad.
Para ubicar en contexto la situación que se dará hoy a la tarde: el jueves pasado, a pocas horas haber logrado la sanción del Presupuesto 2019 -tras un enorme festival de concesiones- y avanzar con un agobiante ataque impositivo junto a los votos de la mitad del PJ y silvestres provinciales, Cambiemos se acordó de Cristina de Kirchner y lanzó una sesión especial que dañará al principal bloque opositor en esa cámara.
Lo que llama aún más la atención es que tras el encuentro en el recinto del miércoles pasado, el oficialismo activó el jugueteo por el desafuero cristichavista, pero se olvidó de una eventual sesión especial para mañana. El temor es recibir una ola de críticas de la oposición, que aún sueña con reflotar en un encuentro ordinario -sin temario cerrado- el Fondo Federal Solidario, más conocido como “Fondo Sojero”, que dinamitó Mauricio Macri vía DNU.
Diputados presenta un panorama parecido al Senado en cuanto a una sesión para mañana debido a los movimientos del viernes pasado en el Consejo de la Magistratura. Sin embargo, y tal como marca su reglamento, hoy será el último día para dictaminar proyectos y la Cámara baja dejó decenas de temas para último momento, ya un clásico de fin de período ordinario en el Congreso.
Por caso, la de Presupuesto y Hacienda está convocada a las 15 para analizar la modificación que realizó el Senado a Bienes Personales, que si no es tratado mañana deberá votarse en extraordinarias. El delirante proyecto -necesario para suplir los pedidos opositores para subsidiar al transporte, entre otras cuestiones- eleva el mínimo no imponible (MNI) a dos millones de pesos. Además, se establece una alícuota progresiva de 0,25%, 0,50% y 0,75% por el valor que exceda al mínimo no imponible. Bajo estos parámetros, quienes excedan el MNI hasta tres millones de pesos tributarán 0,25%. Para los que se encuentren en el parámetro de entre tres millones y hasta $18 millones, la alícuota se incrementará a 0,50%; y a partir de $18 millones se aplicará un 0,75%.
Tras abusivos aumentos de los inmobiliarios en varias provincias, se decidió que la valuación fiscal a utilizar fuese la de 2017 actualizada por inflación o hasta que el organismo federal -creado semanas atrás por decreto y repleto de una insólita burocracia- asuma ese compromiso. En el caso de los inmuebles rurales, se instauró un 0,25% plano, pero Cambiemos quitó en el recinto de Diputados a las personas físicas y dejó a las jurídicas. El jueves pasado, Pichetto logró descartar a las viviendas únicas de hasta $18 millones, motivo del regreso de la iniciativa a la Cámara baja.
Otro proyecto para firmar hoy en comisión y trabado por el propio oficialismo es el de juicio por jurado para delitos con penas mayores a ocho años. Mientras tanto, algunos operadores de Cambiemos empujan los cambios a la ley de alquileres y el cobro gradual de Ganancias a magistrados, el último sin despacho. En la bandeja se asoma también una cuestionada iniciativa de semillas, pero nadie se acuerda de votar la extinción de dominio para recuperar bienes de la corrupción, texto que pidió durante meses al Senado y ahora escondió debajo de la alfombra.

ÁMBITO FINANCIERO /

CORRUPCIÓN K: EL GOBIERNO LE RECHAZÓ A AMADO BOUDOU LA JUBILACIÓN COMO EX VICEPRESIDENTE

Amado Boudou acaba de recibir un golpe en sus finanzas. A través de una resolución oficial, la Anses dictaminó que no podrá cobrar su pensión vitalicia como ex vicepresidente. En la decisión, el organismo previsional consideró que por la condena que recibió Boudou a cinco años y diez meses de prisión con inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos por el caso Ciccone no está en condiciones de recibir ese beneficio que le aseguraría cobrar mensualmente y de por vida unos $ 220.000.

La Anses oficializará la decisión este martes ante la fiscalía N1 de la Cámara de la Seguridad Social. En junio pasado la jueza federal de la Seguridad Social Ana María Rojas había intimado al organismo -tras un reclamo de Boudou- para que se expida en un lapso de tiempo razonable sobre la posibilidad de que pueda recibir el beneficio. Tras una apelación llegó a la Cámara. “Desestimamos el otorgamiento de la Asignación Mensual Vitalicia solicitada por el ex vicepresidente Amado Boudou”, concluye el escrito que presentará la Anses ante la Justicia.

En la resolución de tres páginas a la que accedió Clarín, la Anses se basó en dos dictámenes. Uno fue emitido por la Oficina Anticorrupción y el otro por la Procuración del Tesoro de la Nación. Los dos informes se opusieron al otorgamiento del beneficio. Para el organismo que conduce Laura Alonso, la asignación que reclamó Boudou es “incompatible con una condena en sede penal” como la que recibió el ex vice el 7 de agosto pasado en el caso Ciccone. Según argumentó en su dictamen girado a la Anses, las pensiones vitalicias pueden resultar “denegadas o revocadas si no existiera o desapareciera la causa jurídica que les otorga sustento legal, que es el honor, el mérito y el buen desempeño”. Todos atributos que para la AO Boudou corrompió.

En la misma línea, la Procuración del Tesoro advirtió que las pensiones vitalicias como la que solicitó Boudou por ser ex vicepresidente “pretende compensar servicios públicos prestados con honradez y decoro. Y puede verse afectada si se descubre -a través de un proceso penal que normalmente no concluye durante el mandato- que esos servicios no fueron ni rectos ni honrados”. La Procuración se apoya en la condena que recibió Boudou por el caso Ciccone.

En las conclusiones, el organismo que dirige Bernardo Saravia Frías consideró que “desde el punto de vista estrictamente jurídico, la Anses se encuentra en condiciones de desestimar el otorgamiento de la asignación mensual vitalicia solicitada”.

Lo cierto es que hasta antes de la condena por el caso Ciccone, los argumentos oficiales eran más endebles para negarle la pensión al ex vice. Pero con Boudou tras las rejas, la situación cambió.

El ex vice había empezado a tramitar su pensión luego de dejar el Gobierno, pero fiel a su estilo algo desprolijo, el tramite se retrasó: a Boudou le faltaba presentar una serie de papeles ante el organismo que se encargaba de entregar el beneficio. Tres regularizar la situación, el expediente empezó a tener demoras y terminó judicializado.

En junio pasado, la jueza previsional Rojas le exigió a la Anses que resuelve la situación en un plazo de 20 días tras un amparo presentado por la defensa de Boudou. Cumplido ese tiempo, el organismo que conduce Emilio Basavilbaso consiguió más tiempo mediante una apelación. En el medio llegó la condena contra Boudou por el caso Ciccone. Con ese respaldo, la Anses terminó de confeccionar el dictamen en el que le deniega la Asignación Vitalicia.

En el organismo creen que Boudou apelará la decisión y que el tema puede extenderse aún más. Aunque están confiados en los argumentos jurídicos del dictamen y resaltan uno de los párrafos de la resolución: “Resulta jurídicamente incompatible otorgar el beneficio a quien haya cometido un delito en ejercicio de la función pública y en perjuicio del Estado Nacional”.

CLARÍN /

EL ESTADO PUEDE PERDER UN ACTIVO DE LA CORRUPCIÓN POR EXPENSAS IMPAGAS

El piso vale más de US$ 850.000, se ubica en una de las mejores zonas de la ciudad de Buenos Aires y es fruto coqueto de la corrupción más rancia. La Justicia lo tiene en la mira desde hace años, pero jamás recuperó un centavo de allí. Por el contrario, es posible que, al final del camino, el Estado termine con las manos vacías, según surge de documentos oficiales y privados, y fuentes judiciales y de mercado que dialogaron con LA NACIÓN durante semanas.

Ubicado sobre la Avenida Figueroa Alcorta al 3060, entre Tagle y Ramón Castilla, el piso goza de una exquisita vista de la Plaza de Chile, frente al Instituto Nacional Sanmartiano. Y es de Ricardo Jaime, quien ya se declaró culpable de saquear las arcas públicas como secretario de Transporte y recaudador del kirchnerismo.

Jaime nunca llegó a disfrutar de ese piso. Afrontó todo tipo de acusaciones judiciales, quedó detenido y el piso lo habita Norberto Feldman, quien se presenta como presidente de una Asociación Argentina de Amistad con el Pueblo de China y “asesor del Presidente de la República entre 2003 y 2005”. Es decir, de Néstor Kirchner. Vive allí desde hace tres años, pero no paga las expensas, cuya deuda supera los $ 157.087, según consta en la copia de la carta documento que le envió el Consorcio a mediados de octubre, dándole 72 horas para pagar bajo amenaza de “iniciar las acciones judiciales correspondientes”.

El Tribunal Oral Federal N° 6 que debía juzgar a Jaime por enriquecimiento ilícito ya requirió datos sobre ese inmueble y le pidió explicaciones a Feldman, según admitió el “empresario” a LA NACION, mientras que traza una estrategia para evitar que el Estado pierda ese y otros activos millonarios derivados de la corrupción.

¿Cuál es la historia detrás de ese piso de 300 metros cuadrados, cuatro ambientes, más dependencia y cochera? Jaime no figura como su dueño formal. Aparece Clamaran SA, como reveló LA NACIÓN a mediados de 2010, cuando expuso que los rostros visibles de esa sociedad eran un vendedor ambulante de medias que vivía en un monoblock y un changarín declarado incapaz para realizar operaciones comerciales, mientras que el siguiente eslabón incluía a un ex arquitecto de la Secretaría de Transporte y a una búlgara que se ganaba el pan como adiestradora de perros en las afueras de La Plata.

Ocho años después, Jaime se encuentra en prisión, condenado por corrupto, mientras que el Tribunal N° 6 ordenó la captura internacional de la búlgara Nina Lozeva, quien pidió autorización para retornar a su país para visitar a su madre enferma y nunca más volvió a la Argentina.

El tribunal también tomó medidas para evitar que el Estado pierda ese piso y otros activos derivados del enriquecimiento ilícito de Jaime, que incluyen desde un barco y otros cinco inmuebles a dos autos. Entre otras, le pidió explicaciones a Feldman sobre cómo terminó en ese piso, si paga un alquiler, a quién, y si paga los impuestos y las expensas.

“Sí, yo vivo ahí”, confirmó Feldman cuando lo contactó LA NACIÓN. “Antes vivía en un departamento sobre la calle Juncal, pero se quedó sin gas y me ofrecieron este otro hasta que se venda así que vivo parte de mi vida acá y otra parte allá en China. No tengo nada que ocultarle”, remarcó.

-¿Usted sabe que ese piso es de Ricardo Jaime?

-Nosotros se lo alquilamos a Clamarán.

-¿Cuánto paga por ese alquiler?

-No le voy a decir. Es un dato personal.

-¿Usted paga las expensas?

-Sí, claro, pago yo.

-Pero el piso figura con una deuda de 157.087,31 pesos.

-¡Qué información buena tiene!

-¿Paga usted los impuestos de ese inmueble?

-No le voy a contestar.

-¿Puede usted decirme quién se presenta en nombre de Clamarán a cobrarle el alquiler?

-No tengo nada que ocultar, pero dígame usted por qué quiere saberlo.

-Intento reconstruir quién se enriquece hoy con un fruto de la corrupción.

-Mejor llame usted a mi abogado.

Feldman ofreció entonces un teléfono de su abogado, Rubén Darío Bianchi. LA NACION lo llamó, pero no llegó a explicar qué información buscaba cuando el letrado replicó que no vulneraría supuestos secretos profesionales, que sabía “cómo trabajan y qué quieren todos los periodistas” y cortó. Ante un segundo llamado, le pidió a su secretaria que dijera que estaba “en una reunión”.

En Tribunales, mientras tanto, Jaime acordó con la Fiscalía que admite que recibió coimas a cambio de una condena a cuatro años de prisión, una multa por $ 12,7 millones y el decomiso de ese piso, otros cinco inmuebles, el barco y los dos autos. De ese modo, el ex funcionario logrará cerrar cuatro causas penales: la de enriquecimiento ilícito, otras dos por malversación de fondos y la restante por corrupción en el tren Belgrano Cargas.

El objetivo de la fiscal Baigún -que también acordó con otros 18 imputados que pagarán multas por un total de $ 40 millones-, es recuperar dinero de la corrupción robado al Estado. El primer paso para eso será evitar la ejecución judicial, por expensas impagas, de ese coqueto piso, frente a la Plaza de Chile.

Sin embargo, será complicado. Desde el consorcio le reclaman a Feldman y a Clamarán que esa deuda de expensas les impide “cumplir en tiempo y forma con el pago de los servicios de energía, proveedores, sueldos del personal, aportes previsionales, sindicales y de obra social, entre otros, por los que responsabilizamos a usted por los daños y perjuicios”.

LA NACIÓN /

PARITARIAS: APURAN SUBAS A 40% Y NEGOCIAN BONO POR SEPARADO 
Los grandes gremios apresuraron las renegociaciones de sus pautas salariales pero demoran los anuncios para garantizarse primero el pago del extra de 5.000 pesos decretado por el Gobierno.
Más de un millón y medio de trabajadores tendrán aumentos salariales de 40% o más a partir de las renegociaciones encaradas en silencio por grandes gremios en las últimas semanas. La reserva en las gestiones guarda relación con el interés de los sindicatos de garantizarse primero el cobro del bono de $5.000 decretado por el Gobierno y recién después apuntar a la homologación formal de los acuerdos con las respectivas cámaras empresarias. En ese pelotón se encuentran la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), los gastronómicos, los encargados de edificios (Suterh) y el gremio de Obras Sanitarias, que en los próximos días anunciarán sus entendimientos para sumarse a otros que ya pactaron en esos valores como los Camioneros, Sanidad, la Asociación Bancaria, los petroleros y los empleados judiciales.
La reapertura de la mayoría de las paritarias se concretó en el ámbito privado y mientras el Ministerio de Producción y Trabajo atravesaba una reorganización obligada por la salida de Jorge Triaca. Los dirigentes y abogados de los sindicatos, sin embargo, mantuvieron a los funcionarios al tanto de las tratativas para asegurarse una rápida homologación de los acuerdos, una herramienta que los blinda frente a posibles incumplimientos de los empresarios. El ministro Dante Sica les prometió a los gremialistas no poner obstáculos, en línea con la impronta que se propuso para su gestión luego de las fricciones que había tenido su antecesor con dirigentes opositores a Mauricio Macri.
De los grandes gremios los que mayores dificultades tienen para actualizar sus salarios son Comercio, con más de un millón de trabajadores alcanzados por su paritaria, y la Unión Obrera Metalúrgica, con más de 200 mil afiliados. En el caso del sindicato mercantil la suba acumulada hasta ahora fue de 25% y en los últimos días Armando Cavalieri inició reuniones con las cámaras de Comercio para reclamar al menos un 10% extra en función de la cláusula de revisión vigente.
Mientras que la UOM, de Antonio Caló, cuenta con un incremento en etapas que hasta ahora totaliza 24,5% y una discusión abierta con las entidades patronales que se niegan a dar nuevas mejoras. En este caso y en menor medida, también en Comercio- el bono decretado por Macri se convirtió en un obstáculo por las dudas planteadas por las empresas a la hora de liquidarlo (la primera cuota de $ 2.500 debería pagarse los primeros días de diciembre) y la intención de algunos de ellos de incorporarlo a la negociación con el gremio. La UOM pidió en esta instancia sumarle 5% por mes a los salarios para completar un 15% adicional y llegar a 40% y mantener el bono aparte, lo que fue rechazado por las cámaras empresarias. Este jueves volverán a conversar.
En tanto que otras organizaciones quedaron a un paso de sellar subas de al menos 40 por ciento. En el caso de la Uocra hasta septiembre había pactado subas que acumuladas llegaban al 27 por ciento y en la discusión con la Cámara de la Construcción (Camarco) está previsto adicionarle a los valores actuales otros diez puntos porcentuales que, acumulados, completarían para este año una suba de 40,3% en los salarios de los albañiles. El planteo del gremio de Gerardo Martínez, que nuclea a más de 400 mil operarios, es que el bono decretado se pague en paralelo con ese incremento.
Luis Barrionuevo, de Gastronómicos, también tiene virtualmente acordado con las principales cámaras del sector hotelero y de restaurantes un ajuste extra que llevará el aumento total para este año a 45 por ciento. A diferencia de otros años, en los que el dirigente encabeza el anuncio de cada ajuste en paritarias, esta vez optó por un perfil bajo para no contaminar la renegociación salarial con el pago del bono y recién anunciar el resultado después de su liquidación, el mes que viene.
En la Secretaría de Trabajo, adonde confluyen todos los expedientes de las paritarias, confirmaron que el sindicato de encargados de edificios (Suterh) también tiene pactada con las cámaras de administradores de inmuebles una suba de 42 por ciento. Si se cumple la previsión histórica en la actividad, el impacto en las expensas debería ser de la mitad de la suba, es decir alrededor de 21 por ciento, con la salvedad de que parte del incremento ya se trasladó en lo que va del año. También dijeron que el gremio de Obras Sanitarias, que lidera José Luis Lingeri, también acordó en silencio con AySA y otras empresas del rubro un aumento del 40 por ciento para sus operarios.
Tras una primera etapa de aumentos del 15% a pedido del Gobierno, y otra en la línea del 25% en el segundo semestre, el último ciclo de “miniparitarias” ajustó al 40% con Camioneros, en cuotas hasta mitad del año que viene, al igual que la Asociación Bancaria (llega al 44% si se toma en cuenta la cláusula gatillo de 2017 y a la que le resta una revisión más en diciembre) en tanto que Sanidad llegó al 45% de suba para empleados de uno de los sectores hospitalarios.

ÁMBITO FINANCIERO /

CON DENUNCIAS EN SU CONTRA, DEFINEN EL FUTURO DE DOS JUECES POLÉMICOS

La continuidad o remoción en el cargo del juez de Garantías N° 9 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora Luis Silvio Carzoglio y del juez de Cámara de Casación Penal Martín Ordoqui comenzará a definirse pasado mañana. Ese día, dos jurados de enjuiciamiento distintos se reunirán en el Senado de la provincia de Buenos Aires para resolver si abren un jury en contra de cada uno de esos magistrados.

En caso de que se les abra juicio político, los jueces podrían quedar suspendidos en la función antes de fin de año.

El camarista penal Ordoqui ya está en licencia forzada dispuesta por la Suprema Corte de Justicia de la provincia. La licencia expira el 29 del mes actual. Para entonces ya estará resuelto si se abre un juicio político o se archivan las denuncias contra el camarista, que podría ser el primero en su rango destituido por delitos penales.

El requerimiento de jury contra Ordoqui se sustenta en las actuaciones de la fiscal Betina Lacky -que lleva la causa del exjuez César Melazo- y en denuncias del procurador general de la Suprema Corte de Justicia, Julio Conte Grand.

Según esta denuncia, Ordoqui cometió graves irregularidades en los expedientes que se tramitaron ante sí en la Sala V del Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires. Estaría probado que el camarista, denunciado junto con su secretaria judicial María Eugenia Mercado, habría facilitado la prisión domiciliaria de Ariel Heine, detenido por asociación ilícita, con usurpación de propiedad, robo calificado en poblado y en banda, y daños.

Según la denuncia, Ordoqui habría redactado en su despacho -desvestido y frente a una mujer ajena al Tribunal que habría intercedido a favor de Heine- un escrito de habeas corpus para que fuera copiado y presentado por la defensa del detenido, a quien se le habría sugerido incluso la contratación de determinados abogados defensores.

De acuerdo con las escuchas que constan en poder de la Procuración, el camarista habría sugerido retribuciones como viajes y compras de mobiliario como retribución por las actuaciones a favor de Heine.

La fiscal Lacky sostuvo en la causa iniciada por el homicidio de Juan Roberto Farías que Ordoqui y Mercante habrían formado parte de una asociación ilícita para cometer ilícitos. La misma banda a la que habría pertenecido el exjuez Melazo.

El jurado que definirá si abre un jury contra el magistrado está compuesto por los conjueces abogados Juan Emilio Spinelli (Avellaneda), Alicia Cristina Racig (San Isidro), Aníbal Mathis (San Isidro), Fulvio Santarelli (San Isidro) y Ricardo Fabris. Por los conjueces legisladores participarán Sandra Paris, Guillermo Castello y Julio Dileo (Cambiemos), más Sergio Berni y Mariano Pinedo (Unidad Ciudadana). El camarista no podrá ser indagado por los delitos que investiga la Justicia penal mientras mantenga su condición de magistrado. En estos casos la decisión del jurado de enjuiciamiento es la llave para dar viabilidad al requerimiento de la Justicia ordinaria.

Por cuerda separada se tramitan las acusaciones contra el juez Carzoglio, que tomó notoriedad tras rechazar un pedido de detención contra Pablo Moyano. El juez dijo que dos agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) le transmitieron “el interés” del presidente Mauricio Macri en el trámite de la investigación contra la familia Moyano.

Carzoglio enfrenta una denuncia del Colegio de Abogados de Avellaneda, vinculado a varios expedientes de acción de amparo de al menos tres particulares contra la municipalidad que gobierna Jorge Ferraresi. Y otra denuncia elevada por el procurador Julio Conte Grand por presuntas irregularidades por parte del magistrado, como órdenes de allanamiento sin fecha cierta o actos procesales en causas que no se encontraban a su cargo.

Carzoglio fue denunciado además en otro expediente en el que habría resuelto pedidos de morigeración de pena o adopción irregular de medidas respecto de detenidos a cargo de otros magistrados.

Por si esto fuera poco, la fiscal Carla Musitani denunció a Carzoglio por la presunta intervención como intermediario entre imputados favorecidos con salidas laborales y empresas privadas. La fiscal denunció además un trato agresivo.

El jurado encargado de resolver si se abre un jury contra el magistrado está compuesto por los abogados Juan Spinelli (Necochea), Jorge Martínez (La Plata), Jorge Álvarez (San Martín), Pedro Arbini Trujillo (San Isidro) y Graciela Amione (La Plata). Y por l6os conjueces legisladores Jorge D’Onofrio y Pablo Garate (Frente Renovador) Sandra Paris, Marcelo Pacífico y Guillermo Castello (Cambiemos).

LA NACIÓN /

LOS TRIBUNALES ORALES QUE TIENEN LAS CAUSAS CLAVES DE CORRUPCIÓN ESTÁN SOBREPASADOS

El Renault Megane que el Consejo de la Magistratura le había asignado al tribunal llevaba poco más de una semana parado en el estacionamiento oficial de Comodoro Py. No arrancaba. Cuando la jueza Adriana Palliotti y el ordenanza que la acompañaba levantaron el capot para ver qué pasaba, saltaron las ratas. Habían hecho allí su madriguera y se habían comido gran parte de la instalación eléctrica del motor, diría después el informe oficial del taller mecánico.

Palliotti es jueza del Tribunal Oral Federal 4, el que hoy lleva adelante el juicio oral más grande de corrupción que involucra al kirchnerismo: la causa de lavado de dinero por la que está preso Lázaro Báez, que llegó a juicio con 25 acusados, 191 cuerpos de expediente (unas 38.200 hojas) y 270 incidentes.

Los tribunales orales federales serán los responsables de juzgar, el año próximo, más de una decena de casos por corrupción y de altísimo voltaje político. Entre ellos, el caso que investiga el reparto de obra pública -el primer expediente que llevará a Cristina Kirchner al banquillo, a partir de febrero-; las causas por los negocios hoteleros e inmobiliarios del matrimonio Kirchner (Hotesur y Los Sauces); el caso por el memorándum con Irán, y la investigación por la venta de dólar futuro. Probablemente llegue además un primer tramo del caso de los cuadernos de las coimas.

Todas estas causas se sumarán a juicios de lesa humanidad que todavía no se terminaron y a casos del menemismo aún pendientes, como la causa por la venta de la Rural.

Mientras tanto, las condiciones de trabajo de los ocho tribunales orales en lo criminal federal de la ciudad de Buenos Aires distan mucho de ser las ideales. Los problemas de infraestructura son serios.

Además del peligro de las ratas, que también son una amenaza para los contenedores con documentos instalados frente a los tribunales, tienen un grave déficit de espacio para acomodar a funcionarios y empleados así como a los “efectos” secuestrados en las investigaciones. Las pilas de cajas y expedientes se apilan hasta el techo en pasillos y despachos.

En estos días, el Poder Judicial avanza en los diálogos con la Armada y el Ministerio de Defensa para que le presten unos 200 metros del Edificio Libertad, a otro lado de la avenida Comodoro Py.

Pero más allá de la urgencia física, el problema central de los tribunales orales federales es que tienen tantos juicios por hacer que cada tribunal lleva adelante varios en simultáneo. No encuentran otra solución para el cuello de botella. Así, el juicio oral de Báez, por ejemplo, se hace una sola vez por semana, los miércoles. El resto de los días los jueces del TOF 4 están juzgando casos de narcotráfico, secuestros y delitos de lesa humanidad.

Además, ofician de subrogantes en juicios de otros tribunales. Y estos jueces no son una excepción. Así, en el juicio oral por enriquecimiento ilícito contra José López -la causa del revoleo de los bolsos en el convento-, por ejemplo, solo se hacen audiencias los jueves.

Las prisiones preventivas

Mientras tanto, se demora la definición de la situación de los acusados y se eternizan las prisiones preventivas, detenciones sin condena que la legislación solo autoriza como algo muy excepcional.

En abril próximo, cuando su juicio todavía esté en trámite, Báez va a cumplir tres años preso. Es el máximo, estirado al máximo, de la prisión preventiva que permite la ley. Como para entonces no va a tener sentencia y va a estar en pleno juicio, volverán a prorrogarle su detención. Tan claro es que la prisión preventiva es una anomalía que incluso el ministro de Justicia, Germán Garavano, dijo -en declaraciones que indignaron a Elisa Carrió- que “nunca es una herramienta buena, sobre todo cuando son prisiones preventivas prolongadas”. Garavano no hablaba solo en abstracto, había dicho también que “nunca es bueno para un país que un ex presidente esté detenido o se pida su detención”, en referencia al pedido de desafuero de Claudio Bonadio contra Cristina Kirchner.

Si la ex presidenta no tuviera fueros estaría cumpliendo una prisión preventiva, como lo estuvo su vicepresidente Amado Boudou y como lo está quien fue su ministro más poderoso Julio De Vido.

“Las prisiones preventivas van a ser un gran tema de discusión el año próximo”, vaticinó a LA NACION un senador del PJ no kirchnerista que sigue de cerca los temas judiciales. “Los políticos no son los militares…, va a haber problemas”.

A principios de este año, el Gobierno tenía un plan para agilizar los juicios. Había conseguido aprobar una ley que además de crear dos tribunales autorizaba al Consejo de la Magistratura a “federalizar” tribunales penales ordinarios. Eso le permitía trasladar a Comodoro Py tribunales orales criminales que contaran con el visto bueno del Gobierno, que tenía mayoría en el Consejo.

Pero la Corte Suprema lo frenó con los votos de Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda. Era el germen de lo que en la Casa Rosada llaman, con intenciones de dejar en claro que los consideran actores partidarios, la nueva “mayoría peronista”.

Hubo entonces que cambiar el sistema. Para federalizar tribunales ahora le sigue bastando al Consejo los votos de una mayoría simple (que el Gobierno conserva), pero la transformación no puede ejecutarse sin un previo acuerdo del Senado, donde el PJ es fuerte. En los tribunales orales federales no todos los jueces están de acuerdo con este sistema de federalización. “El paso por el Senado no suple el concurso específico. Esto sigue siendo poner jueces a dedo”, se quejó un magistrado.

LA NACIÓN /

LA DIVISIÓN PERONISTA EN EL SENADO PUEDE TRABAR LA LEY DE FINANCIAMIENTO 
En un último intento, el Gobierno nacional buscará que esta semana el Senado trate el proyecto de ley de financiamiento de los partidos políticos, sin embargo su suerte estará atada a la dinámica del interbloque del peronismo federal, luego de las tensiones internas que generaron la salida de dos senadores y la amenaza de otras futuras fugas.
Como con otras tantas iniciativas del oficialismo, en la Casa Rosada llegaron a un acuerdo con el jefe de la bancada del peronismo no kirchnerista, Miguel Ángel Pichetto, para avanzar con la norma que permite aportes de empresas en las campañas, algo que es cuestionado por la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y algunos dirigentes radicales. El miércoles último consiguieron dar dictamen en las comisiones de Asuntos Constitucionales, Presupuesto y Justicia y Asuntos Penales con la esperanza de votarlo en el recinto el miércoles 21, aunque algunos dentro de la alianza Cambiemos sostienen que resultará una tarea difícil de cumplir.
Una de las principales razones que podría hacer naufragar el tratamiento de la ley de financiamiento político en la Cámara Alta responde a los cortocircuitos en el interbloque del peronismo federal, que quedaron expuestos con la salida de los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin y la negativa de nueve senadores de ese espacio a votar a favor del Presupuesto 2019, el cual proponía un fuerte ajuste del gasto público.
Uno de los que se mostró más duros fue José Mayans, que viene cuestionando a Pichetto por su cercanía con la administración de Mauricio Macri y podría abandonar la bancada, junto a otros de sus compañeros.
Desde Balcarce 50 creen que Pichetto tendrá dificultades para reunir a su tropa en lo inmediato, más aún para acompañar otra vez a Cambiemos, de hecho el legislador rionegrino se adelantó a reiterar que no está dispuesto a habilitar el debate para el desafuero de Cristina Fernández en la sesión especial convocada para mañana.
“Primero se tienen que poner de acuerdo entre ellos. Los que se vayan con Cristina Kirchner votarán con ella. Y los que se queden con Pichetto votarán lo que tenían pensado en un principio. El tema se definirá por alineamiento político”, señalaron fuentes gubernamentales.

BAE /  

GOBIERNO PONE EN LA MIRA FONDO ANTICÍCLICO DE LA CORTE Y DÉFICIT DEL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

El Gobierno nacional puso en la mira dos cuestiones fundamentales para su política fiscal que tendrán incidencia en la política judicial que adopte: los presupuestos de la Corte Suprema de Justicia y para el Consejo de la Magistratura. Para la primera, estudia la manera de penetrar el cerco que lo separa del suculento Fondo Anticíclico que supera los $26.000 millones, una “caja” hasta ahora inasible. Para el órgano de selección y remoción de jueces que se encarga de la administración de fondos para el Poder Judicial deparan otras penurias. Ostenta un déficit de $4 mil millones para terminar el año y tiene otorgadas partidas que aún no se han cumplimentado. El combo explosivo por los fondos que impacta en las arcas públicas en período de ajuste pasó como un tema secundario del almuerzo del presidente Mauricio Macri con su homólogo de la Corte, Carlos Rosenkrantz. Sin embargo, la aritmética es feroz y anticipa una pelea que el Poder Ejecutivo viene dilatando, sobre todo al calor de los fallos que puedan llegar del máximo tribunal.
“¿Sabes lo que es el poder? Tener recursos para soportar que el Ejecutivo no envíe partidas y que la Corte pueda aguantar tres años sin tener que pedirle nada a nadie”. La frase fue pronunciada a mediados del año pasado por alguien que habita el cuarto piso del Palacio de Tribunales. Hacía referencia al denominado Fondo Anticíclico creado bajo la gestión de Ricardo Lorenzetti que, creado en 2008, tenía por objetivo reinvertir las partidas presupuestarias excedentes que no hubieran sido ejecutadas en una serie de plazos fijos e inversiones que en una década treparon a una suma varias veces multimillonaria. El expresidente de la Corte, antes de despedirse del cargo, hizo una sugestiva puesta en escena comunicando que la reserva de fondos “intocable” había alcanzado el récord de $26.000 millones, en septiembre pasado. No sólo fue un gesto de autocelebración, sino que constituyó una señal para el poder político y para su sucesor, cuyo perfil no permitía todavía avizorar que en casi dos meses de gestión, implotara el equilibrio interno de la Corte con una sucesión de enfrentamientos con sus pares que terminó delimitando un bloque opositor que es capaz de formar mayoría. El Gobierno tuvo otro cimbronazo la semana pasada, cuando el peronismo le asestó un golpe político que, aunque no hace peligrar su superioridad numérica dentro del Consejo, evita el modelo “escribanía”, temido en tribunales. Catástrofes surgidas de una sucesión de errores no forzados.
Lorenzetti informó que de esos $26.000 millones, unos $17.500 millones están invertidos en plazos fijos en los bancos Nación y Ciudad y otros $100 millones distribuidos en otras entidades bancarias. El resto ($8246 millones) corresponden al dinero de la Obra Social, también divididos en dos plazos fijos y en cuentas dolarizadas. Históricamente, el manejo de los fondos fue uno de los frentes de ataque de Elisa Carrió, una de las ideólogas de un avance sobre esos recursos. Rosenkrantz se encuentra en una encrucijada: para empezar a abrir esa caja fuerte deberá primero desembarazarse del administrador general Héctor Daniel Marchi, a quien busca reemplazar desde el primer día de su gestión. Sucesivamente no logra eco entre sus pares que bloquean cualquier intento de reemplazo en las reuniones de acuerdo donde debiera consensuarse. Hay un dato no menor: el Consejo le debe casi $4 mil millones a la Corte y el Gobierno está congelando partidas aprobadas para otorgar aumentos. Hace un mes, le enviaron una carta a Marcos Peña solicitando los fondos por $1605 millones para aumentos. No hubo respuesta. Rosenkrantz y Elena Highton de Nolasco abordaron el tema en el almuerzo privado con Macri. Para 2018 les habían asignado $4700 millones, poco más de la mitad de lo presupuestado. De los $1600 millones, $1400 eran para el Consejo. El detalle de la charla es un misterio. Pero sus pares le reclamaron precisiones en la última (y friccionada) reunión de ministros. Forzaron el envío de una carta firmada por los cinco ministros exigiendo el cumplimiento del giro del dinero. La pelea no está resuelta. Para el año próximo la Casa Rosada dio luz verde para el pedido íntegro de los $8.280.536.422.
El Gobierno le cuenta a quien lo quiera escuchar que quiere que el Poder Judicial se “ajuste”. En esa bolsa coloca impuesto a las Ganancias para jueces, funcionarios y empleados de tribunales (y jubilados judiciales). Eso sin mencionar cómo sufre por posible fallo adverso en materia previsional que también altera los cálculos del arqueo de caja. Para el Consejo avanzan intentos de auditoría. Los santiagueños que desembarcarán a partir de hoy de la mano de Ada Itúrrez de Cappellini ya solicitaron datos e informes sobre la aplicación del dinero de gestiones anteriores, lo que generó corrillos indisimulables dentro del órgano de selección y remoción de jueces del que dependen los sueldos de plantilla y que solicitó para 2019 poco más de $35 mil millones.

ÁMBITO FINANCIERO /

 

ECONOMÍA

EN 2019 LA BALANZA COMERCIAL VOLVERÁ A SER POSITIVA, AUNQUE NO AUMENTARÁ EL INTERCAMBIO

La crisis cambiaria no dejó muchas buenas noticias para la Argentina, pero una de ellas es la corrección en la balanza comercial. En 2019, según estimaciones privadas, volverá el superávit, ayudado por una mejor cosecha agrícola y un Brasil con su economía más fuerte. Sin embargo, no aumentará el volumen del intercambio.

Un informe de la consultora Ecolatina proyecta que el superávit comercial en 2019 rondará los US$4500 millones. Agrega que, desde la segunda mitad de este año, la balanza ya habrá encontrado su equilibrio tras el déficit récord de 2017, cuando llegó a US$8300 millones.

A pesar de que volverá el superávit, no crecerá el intercambio total, es decir, la suma de exportaciones e importaciones. Al contrario, descenderá aproximadamente un 1%. “Es un superávit alcanzado por las malas -apunta Lorenzo Sigaut Gravina, director de la consultora-. La Argentina necesita ingresos genuinos de dólares para repagar su deuda; para eso hace falta exportar más y también importar más, pero con el fin de aumentar la exportación”.

Así explica Marcelo Elizondo, de la consultora DNI, lo que viene: “Las importaciones van a caer por la recesión, una razón más importante que la devaluación. El 80% de las importaciones argentinas son bienes que se utilizan la producción: bienes de capital, insumos, piezas y partes y energía”.

En cuanto a las exportaciones, Martín Kalos, de la consultora EPyCA, destaca el rol de Vaca Muerta -aunque el precio del petróleo no está tan alto como preveía el Gobierno, aclara-, la cosecha 2018/2019 y la recuperación de Brasil. “Habrá una mejora, aunque no tan fuerte como el 21% que espera el Gobierno, y también un aletargamiento de las importaciones. Se logrará así un superávit comercial basado en la destrucción del poder adquisitivo interno y en factores externos que no dependen de la política económica”, apunta.

En el mismo sentido, Elizondo añade que el posible superávit de 2019 es un resultado que “no refleja un crecimiento del comercio internacional en general”, sino que es “una adaptación a un escenario un poco más equilibrado”, luego del panorama deficitario “insostenible” de 2017. “Hace 50 años, la Argentina conformaba el 0,8% de las exportaciones globales. Hoy es el 0,3%. El día que tengamos la participación de hace cinco décadas, diría que vamos a estar bien”, resume.

Federico Furiase, de la consultora EcoGo, suma una advertencia: explica que si el año próximo se acelera la recuperación en un escenario de atraso cambiario -y de recuperación del salario real-, se podría dañar el superávit comercial porque es probable que, en ese caso, el crecimiento de las importaciones sea más dinámico de lo esperado.

Reformas estructurales

En un apartado, el informe de Ecolatina destaca el “deterioro” de las exportaciones de bienes: entre 2011 y 2019 habrán caído más del 20% en dólares corrientes. “Para atenuar esta contracción, es fundamental profundizar nuestros acuerdos comerciales. A modo de ejemplo, mientras que Chile posee tratados con el 90% del PBI global, Perú el 80% y Colombia con el 50%, la Argentina solo goza de una entrada privilegiada al 10% del PBI global”, sigue el texto.

Lo mejor que podría pasar para que se desarrollen las exportaciones es que haya estabilidad macro, agrega Martín Alfie, de la consultora Radar. “Hoy hay un exportador que, más allá del tipo de cambio alto, ve que hay inflación del 5% mensual y tasas de interés altísimas. En realidad debería poder ver que vender al exterior va a seguir siendo rentable y que la suba de precios no le come la competitividad”, detalla. Otro tema “no menor”, agrega, es el financiamiento, especialmente para aquellos que están en busca de nuevos mercados.

Mientras tanto, la Argentina comienza a salir de una racha de más de 20 meses con déficit comercial. En septiembre, la balanza comercial fue superavitaria por US$314 millones, según el Indec.

LA NACIÓN /

“NO TENEMOS UNA CATARATA DE DESEMPLEO EN LA PROVINCIA” 
La economía tiende a estabilizarse pero aún habrá que esperar para la creación de empleo. El “mapa de calor” de la provincia y un seguimiento sector por sector
Las cifras de empleo indican que en la provincia de Buenos Aires, y en especial en el Conurbano, el desempleo supera el promedio nacional (9,6% en el segundo trimestre).
El dato no sorprende, dada la estructura productiva de la provincia, y mucho menos considerando el impacto de la fuerte devaluación del peso desde fines de abril. Al respecto, el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, sostiene que “el momento más difícil de la macro ya pasó, aunque en la micro todavía está transcurriendo”.
Aunque reconoce que la situación es compleja, subrayó que “no hay una catarata de despidos, como algunos dicen”, pero advirtió que para que se genere empleo habrá que esperar seis o siete meses más. Y dijo que es partidario de un “blanqueo laboral y de flexibilizar las formas de contratación” para combatir el trabajo informal. Este es el diálogo que mantuvo con El Cronista.
– En la Provincia el desempleo supera el 10%. ¿Habrá creación de empleo en 2019? – Diría que vamos a estar con un nivel estable de empleo los próximos seis o siete meses, y entiendo que, a partir de ahí, tendría que empezar a recuperarse.
Levemente; no vamos a crecer nunca a tasas chinas. Pero lo importante es que no tenemos la catarata de desempleo que muchos presagiaban, sí estamos con situaciones que tenemos que manejar, y creo que vamos a mantenernos estables, con mejores noticias en el corto plazo por el verano. El momento más difícil de la macro ya pasó, pero en la micro todavía está transcurriendo.
– ¿Cómo atraviesa este momento la Provincia, mientras se acomoda la micro? – Vemos tasas de interés altas y tenemos el problema de financiamiento de las pymes, que son las mayores generadoras de trabajo, con el 75% del empleo privado. El Estado tiene que estar presente ahí con líneas de crédito, para descuento de cheques, para pagar el bono de fin de año. Pero también veo un gran esfuerzo y una gran responsabilidad, en especial de las pymes, en el mantenimiento del empleo. Cuando el país crecía 3,5% en el primer trimestre, el empleo en la provincia en el primer semestre dio 0,4% positivo. En julio tuvo un bajón; agosto estuvo levemente por debajo de julio, pero en septiembre hubo 5000 puestos netos más que en agosto en el sector privado.
– ¿Qué medidas están tomando para proteger el empleo? – Cuando empezó la crisis establecimos con la gobernadora María Eugenia Vidal un protocolo de actuación en crisis para temas de trabajo. Tenemos un mapa de calor de todos los lugares sensibles en materia de empleo, por sectores, por estacionalidad.
Lo primero que hicimos fue aplicar una rogatoria de conciliación voluntaria ante un pre-conflicto, tratando de anticiparnos. Si hay un problema de liquidez para el pago de una quincena, trabajamos con FOGABA, con Banco Provincia o con Banco Nación. Si el tema apunta a una situación de conflicto, vamos con la conciliación obligatoria, una herramienta que establece 15 días, prorrogable por otros 15 días. El tema es el Conurbano, ahí es donde tenemos la mayor cantidad de problemas. En esas instancias recurrimos a una herramienta que se usa poco y es el salario de suspensión, que es el 70% del salario neto, sin prestación de tareas.
– En septiembre hubo una leve creación de empleo. ¿Ya se tocó el piso? – Hay sectores que levantan rápidamente, agroindustria, agroalimentos, construcción a nivel privado; no la obra pública que mermó un poco, aunque la Gobernadora lo tiene como eje principal de gestión para el 2019. Y ahora estamos entrando en una etapa del año que estacionalmente da una noticia mejor en materia de empleo por el turismo, entre otros sectores.
– Es más difícil recuperar el empleo industrial…
– En el corredor Norte, que va de Del Viso a San Nicolás, donde están las alimenticias, las automotrices, más al norte hay químicas y todo el complejo siderúrgico, el desempleo aumentó 3,6% desde fin de 2015.
Esto fue por la caída de demanda de Brasil y es el sector que más relación tiene con el comercio exterior.
– ¿Por qué es tan difícil reducir el trabajo en negro? – Porque siempre se buscó combatirlo con diseños de corto plazo.
– ¿Qué incentivos deberían ponerse para tener éxito? – Para atrás, hay que dejarlo como está, no lo podés reparar.
Si querés multar, fundís a las pymes. Después hay que ir por sectores. En la provincia de Buenos Aires estamos trabajando en el área periurbana, que es frutihortícola, para sacar un acuerdo de corresponsabilidad gremial y reglamentar el contrato de mediería. Eso va a permitir blanquear 80.000 puestos de trabajo, sin pasar por ninguna instancia legislativa.
– ¿Qué temperatura muestra el mapa de calor de empleo en la Provincia? – Ésta pregunta me la hizo la Gobernadora hará un mes y le dije que si se mantiene esta situación de estabilidad y empieza a bajar la tasa, que es lo que está sucediendo, no esperamos una profundización de la situación.
La tormenta toca tierra a mitad de noviembre pero hay que ver el grado en que llega. La verdad es que lo que podría haber sido un huracán, es una tormenta fuerte pero no hay el desmadre que se podía haber dado.

EL CRONISTA /

GANANCIAS 2019: PAGARÍAN LOS SALARIOS A PARTIR DE $38.200

Los trabajadores solteros sin hijos comenzarían a tributar el Impuesto a las Ganancias en 2019 a partir de los $38.200 en mano, siempre que el Gobierno incremente el Mínimo no Imponible (MNI) y las escalas actuales del gravamen en un 28%. Las estimaciones corren por cuenta del tributarista Ezequiel Pasarelli, a partir de una posible evolución del denominado RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables). El Ministerio de la Producción y Trabajo tiene que difundir en los próximos días el RIPTE de octubre, que es el que se emplea para esa actualización.
“El aumento del Mínimo No Imponible para el 2019 estará muy por debajo de la inflación de este año”, explicó Passarelli quien dijo que “al día de hoy, la variación ocurrida entre los meses de septiembre de 2017 y septiembre de 2018 asciende al 25,41%”. Basado en esos antecedentes, el tributarista sostuvo que “como mucho, se puede esperar que el aumento sea de entre el 27% y el 28%, lo que implica más de 15 puntos por debajo de la inflación real que es del 45%”.
El especialista formuló las siguientes comparaciones de salarios de bolsillo para los mismos tipos de empleados. Este año, el MNI para el soltero sin hijos es de $29.855,68; soltero con 1 hijo, $32.275,77; casado sin hijos, $34.654,54 y casado con dos hijos, $39.494,71. Si el RIPTE creciera 28%, en 2019 pasaría para el soltero sin hijos a $38.215,27; soltero con 1 hijo, $41.312,98; casado sin hijos, $44.357,82 y casado con dos hijos, $50.553,23.
Passarelli indicó que el retraso del RIPTE frente a la inflación real genera problemas. “Las personas pagan impuesto según una escala progresiva. Lo que genera que, quien más gana, más impuesto paga. Es decir, un efecto sumamente racional, deseado y buscado”, explicó. Pero aclaró que “el problema está cuando, ante la falta de actualización o una actualización deficiente, todos pagan en escalas muy altas”.
Durante años, el anterior gobierno de Cristina de Kirchner se negó a aplicar mecanismos de actualización automática del mínimo no imponible. Por el contrario, los mantenía congelados, de modo que cuando los trabajadores recibían un incremento salarial, gran parte de este se lo llevaba el fisco.
En diciembre del 2016, se cambió el sistema y se comenzó a aplicar el RIPTE, que no es otra cosa que un cociente entre la cantidad total de remuneraciones del sector registrado de la economía y la cantidad de trabajadores. El RIPTE tiene como defecto es que no todos los salarios crecen año a año del mismo modo, de manera que aquellos que obtienen incrementos por encima de lo que evoluciona el indicador caen en la misma trampa de que una parte se le termine llevando el Estado. Por el contrario, quien recibe un aumento por debajo de la marca, puede resultar beneficiado. Aún así existe otro problema, para algunos de los trabajadores que están entre las escalas intermedias. Ocurre que pueden recibir una mejora salarial por debajo del 45% de inflación, con lo cual se perdería poder de compra, que lo haga pasar a una escala superior del impuesto. Por ejemplo, pasar del 15% al 22% de alícuota. De ese modo estaría tributando tan solo por ganancias nominales.
Un estudio reciente del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) destaca que entre 2015 y 2018 la cantidad de empleados en relación de dependencia que empezó a pagar el gravamen pasó de 1,2 a 1,9 millones. Gran parte de ello se debió a eliminación o reducción de deducciones.

ÁMBITO FINANCIERO / 

LOS COSTOS DE LA ENERGÍA Y EL TRANSPORTE

Por la devaluación, el Estado duplicó el subsidio a las tarifas y ya es del 60%. Desde sus comienzos, la administración de Mauricio Macri decidió incrementar las tarifas de luz, gas y transporte como una forma de disminuir los subsidios públicos. El objetivo era que el Estado cargara con menos costos por esas prestaciones y que los usuarios (hogares, comercios) afrontaran una mayor parte del costo de esos servicios que consumían.

Hasta la devaluación, la meta oficial se venía cumpliendo. Pero la depreciación del peso cambió los equilibrios.

Tras subas del 1000% en la distribución eléctrica (luz), casi 500% en gas y más del doble en los boletos de colectivos, se había logrado que los usuarios solventaran la mayor parte de los costos.

En luz, por ejemplo, se había alcanzado que los usuarios (hogares, comercios) pagaran un 70% del costo de generación eléctrica, que es la parte más fuerte de las boletas de luz. En gas, era algo menos (cerca del 60%). En Transporte, el ministro Guillermo Dietrich nunca fue específico, pero se estimaba que las personas estaban manteniendo un 30% a 35% de los costos del sistema.

Pero la devaluación borró una parte del ahorro estatal logrado con los aumentos. Aunque los servicios cobraron mayor peso en el gasto de los consumidores, los costos se dispararon porque la energía tiene sus precios dolarizados. En octubre, el Estado volvió a ser el principal aportante en los servicios públicos: afronta el 60% de los costos en la luz, por ejemplo.

“A fines de 2015, la relación era 90% lo pagaba el Estado y 10%, los privados. En mayo, se habría logrado que la ecuación fuera 70% privados y 30% el Estado. En octubre, volvimos a que el Estado se haga cargo del 60% de los costos y la demanda (hogares-comercios), el 40%”, describe un empresario del sector de generación eléctrica.

El Gobierno también buscaba que los hogares tomaran dimensión del costo real de los servicios públicos. Se suponía que el impacto en el bolsillo haría mella en el comportamiento de los consumidores.

Los subsidios para servicios de caracter económico -como los de energía y transporte- se están duplicando este año en relación a 2017, según datos de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP).

En luz, la estatal Cammesa requirió $ 75.319 millones del Estado nacional durante el año pasado. En este ejercicio, gracias a una reciente ampliación presupuestaria, el Tesoro le girará más de $ 110.000 millones a la “formulación y ejecución de política energía eléctrica”. Esto es porque los incrementos de tarifas interanuales (casi el 100%) no llegan a cubrir subas del 127% en los costos por la devaluación.

El sector eléctrico se mueve en base al “costo monómico de generación”, que es lo que sale generar electricidad. En octubre de 2017, ese valor era de $ 1.172 por MWh (la unidad de medida). Este octubre, fue de $ 2.669. Eso representa un incremento del 127%.

En octubre de 2017, el dólar estaba a $ 17,85 para la venta, según la cotización del Banco Nación. Un año después, se conseguía a $ 37,80. La depreciación es del 111%.

En gas, el Gobierno propuso una recomposición tarifaria en abril de 2016, pero fue rechazada por la Corte Suprema de Justicia. Recién desde octubre pudo aprobar un esquema con incrementos.

El ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, se encontró con que el Estado subsidiaba un 81% del costo del sistema de gas hasta septiembre de 2016, cuando pudo avanzar en los primeros aumentos de tarifas. Para 2017, el ex funcionario estimaba que el Estado subvencionaba entre 38% y 44% de las boletas.

Recién en abril de 2018, su proyección era que el erario público sostuviera un 30% de los costos. El encargado de los subsidios es su sucesor, el ahora secretario de Energía, Javier Iguacel.

La devaluación, más el alza del precio del gas importado (por la suba del petróleo), provocaron que la factura estatal por gas se quintuplicara: de $ 12.000 millones a $ 60.000 millones, solo para Enarsa. En la nueva Secretaría de Energía todavía no está dimensionado el peso de ese dinero sobre el costo estatal del sistema eléctrico.

Hay otra partida -llamada “Formulación y Ejecución de Política de Hidrocarburos-, que está focalizada en recursos para las petroleras. Este año supera los $ 28.000 millones. Se estima que el grueso de ese dinero está destinado a compensaciones para el gas. La Argentina consume gas por US$ 12.000 millones anuales. De ese total, cerca de US$ 4.000 millones es importado.

CLARÍN /

NOTAS DE OPINION

CRISTINA KIRCHNER REGRESÓ EN UN ESCENARIO AVEJENTADO, QUE PREDICE PELEAS FUTURAS

Por Ignacio Miri

CLARÍN /

https://www.clarin.com/politica/cristina-kirchner-regreso-escenario-avejentado-predice-peleas-futuras_0_Pbp5taSOF.html

COSTOS Y BENEFICIOS DE LA POLARIZACIÓN CON CRISTINA

Por Alcadio Oña

https://www.clarin.com/opinion/costos-beneficios-polarizacion-cristina_0_D7Slnyw0b.html

CÓMO AGARRARSE AL SILLÓN CON DISCURSOS

Por Ricardo Roa

CLARÍN /

https://www.clarin.com/opinion/agarrarse-sillon-discursos_0_xYKmrHQIC.html

EL PENSAMIENTO CRÍTICO HOMENAJEA AL PENSAMIENTO ÚNICO

Por Gabriel C. Salvia -Director General del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).

https://www.clarin.com/opinion/pensamiento-critico-homenajea-pensamiento-unico_0_gJeNkR7nm.html

EL PAÍS PRECISA SUPERÁVIT FISCAL YA, SI NO QUIERE UNA RECESIÓN PROFUNDA

Por José María Barrionuevo – Asesor financiero en Nueva York y jefe negociador de Barclays Capital en la reestructuración de la deuda en 2005

LA NACIÓN /

Los cambios en el plan económico para resolver la severa crisis que atraviesa la Argentina han sido críticos para estabilizar al peso en días recientes. Aun así, no son suficientes para resolver completamente la crisis, lo que sugiere que las presiones sobre el peso regresarán si no se toman las decisiones que aseguren el éxito final del plan del Gobierno.

El cambio más importante que hizo el Gobierno fue el de reemplazar los objetivos de inflación del Banco Central por un objetivo de cero crecimiento de la base monetaria.

La base cero ayudará a la Argentina a reducir drásticamente la inflación por primera vez en una década, abandonando el grave error que ha caracterizado a los gobiernos argentinos desde hace mucho tiempo: la idea de que se puede crecer con inflación. No se puede, y para eso solo hace falta ver la propia experiencia argentina y la de tantos otros países.

El éxito final del Gobierno dependerá de su éxito en cambiar su forma de gobernar, es decir, contener los elevados e insostenibles niveles del gasto público. De aquí a la elección debería ser fácil, dado que la elevada inflación, este año de por lo menos 45%, implica que solo se necesita contener el gasto (no subirlo ni siquiera en términos nominales) para alcanzar un fuerte superávit fiscal primario.

Después de la elección, el futuro de la Argentina dependerá de si finalmente se hacen las reformas estructurales que reduzcan el gasto público y los impuestos para abrirles espacio a la gente y a las empresas, al consumo y a la inversión privados.

En este sentido hay dos aspectos cruciales que definirán el éxito fiscal el año próximo. El primero es congelar el gasto público para reducirlo fuertemente en términos reales. En el mediano plazo, después de la elección presidencial, se necesitarán las reformas jubilatoria, laborales e impositivas que siguen generando enormes presiones económicas sobre la Argentina y sobre su base productiva, los trabajadores y los empresarios.

Basta de bonos del Central

El segundo aspecto está relacionado con la presión fiscal, y es el que el Banco Central debe dejar de emitir bonos, letras, notas o deuda que al final solo buscan abrirle espacio al Gobierno a costa de la gente y las empresas, es decir, generando un ajuste desproporcional sobre el sector privado al reducirle drásticamente la liquidez, mientras el Gobierno no se ajusta lo suficiente para resolver sus presiones fiscales, lo que además genera niveles de riesgo que no están medidos adecuadamente por el mercado financiero.

Esto nos lleva al punto central que definirá para las generaciones del mañana el éxito del gobierno del presidente Macri: el rol del Gobierno en liderar el ajuste y no pasárselo desproporcionalmente al sector privado, como sucede ahora.

Gobiernos menos progresistas y sin enfoque en reformas ya han hecho esto en el pasado. Una crisis siempre la sufren la gente y las empresas, lo importante es que el esfuerzo incluya a la fuente de las presiones y distorsiones sobre la economía: la enorme presión del gasto público.

El ajuste fiscal que requiere la Argentina para hacer que su deuda sea sustentable debe obtener un superávit primario del 2% del PBI hoy, no en tres o más años. El continuar con un déficit fiscal en ausencia de flujos de capital estables implica que el ajuste seguirá recayendo sobre la gente y las empresas argentinas, lo que hace más profunda la recesión.

Sin duda, el objetivo de base monetaria cero bajará la inflación mucho más rápidamente de lo que se piensa. El problema es que esto se alcanza a través de meter a la economía en una brutal recesión, de más del 7% hacia fin de año y durante inicios de 2019, lo que por supuesto hace que la baja inflación no sea sustentable y que los inversores financieros regresen eventualmente a buscar sus dólares a medida que las presiones recesivas, sociales y políticas se intensifiquen.

Cuidado con la deuda

A diferencia del cambio radical en la política monetaria para bajar la inflación, los objetivos fiscales presentados hasta hoy no logran hacer sustentable la deuda pública, lo que es esencial para alcanzar la estabilidad final.

La experiencia de la Argentina y otros países con crisis anteriores muestra que la deuda soberana solo es sustentable con un fuerte superávit fiscal.

Durante la salida del default, después de la crisis de 2001 y 2002, lo único que se le pidió al Gobierno fue un superávit fiscal primario de 3% del PBI. Con la inflación en 42% anual en ese momento, el Gobierno sabía que llegar a esa meta requería de contener el gasto público.

Entre 2001 y 2006, el superávit primario argentino, incluyendo los años de depresión económica, fue del 3,2% del PBI. En cambio, el superávit fiscal promedio propuesto en el nuevo plan acordado con el Fondo Monetario entre 2017 y 2022 es de 0,4%, un esfuerzo fiscal limitado, lo que exacerba el ajuste de la sociedad, haciendo que la deuda aumente y no sea sustentable al alcanzar niveles del 100% en 2019.

En este 2018, y con una inflación de alrededor del 45%, para llegar a un superávit de 2% del PBI solo se necesita congelar el gasto público, excepto por las jubilaciones y los programas de protección a la niñez. La crisis por la que atraviesa la Argentina no es resultado de las presiones del mundo y el alza de tasas en Estados Unidos, que por supuesto solo exigen más y mayores cambios profundos, sino de los elevados déficit fiscales.

Esto necesita cambiar hoy para que la Argentina pueda crecer mañana.

Hace menos de 20 años, el país demostró que puede liderar con el ejemplo y realizar los ajustes profundos que exige su crisis fiscal, y como dijeron Carlos Gardel y Alfredo Le Pera en 1930, “veinte años no es nada”, especialmente para olvidar cómo lograrlo otra vez.

LA NACIÓN /

LA MEMORIA CORTA NO AYUDARÁ SI TODO LO QUE SE VA A DISCUTIR ES EL PASADO

Por Hernán De Goñi

EL CRONISTA /

https://www.cronista.com/columnistas/La-memoria-corta-no-ayudara-si-todolo-que-se-va-a-discutir-es-el-pasado-20181119-0058.html

FRANCISCO Y BERGOGLIO, ENTRE EL MAGISTERIO ECUMÉNICO Y EL PERONISMO

Por Luis A. Romero – historiador e investigador principal del Conicet/UBA

LA NACIÓN /

El papa Francisco se dedica a grandes causas: los pobres, la lucha contra la pedofilia, la condena al deplorable capitalismo. Un poco, también -es necesario sobrevivir- a la sottopolitica vaticana. Mientras tanto, el padre Jorge Bergoglio se dedica a ser un dirigente peronista. No sabemos si Francisco dejará una huella profunda en el catolicismo. No hay duda, en cambio, de que el padre Jorge se hace sentir, y mucho, en nuestra maltrecha política.

Los papas siempre hicieron política: confrontaron con emperadores y reyes, y luego intentaron hacer de Italia un Estado papal. Desde 1871, cuando se encerraron en el Vaticano, concentraron sus energías en el magisterio ecuménico. Desde entonces produjeron grandes encíclicas, con las respuestas católicas para cada uno de los problemas del mundo moderno. Fue su mejor momento. Hablandourbi et orbi ganaron respeto y estimularon discusiones importantes.

¿Qué pasa cuando los papas se ocupan de política en sus países? En Italia nadie se sorprende; están acostumbrados desde tiempo inmemorial. En cuanto a los papas no italianos, Juan Pablo II se ocupó a fondo de Polonia, pero defendiendo una causa que la trascendía; Wojtyla nunca dejó de ser Juan Pablo. Hoy tenemos un papa argentino, que se ocupa mucho de su país. ¿Qué lugar ocupa ese quehacer argentino dentro de su ideario, fuertemente pastoral, volcado a los pobres y los excluidos y a la condena del capitalismo?

La respuesta no la encontraremos en el papa Francisco, siempre sonriente y ecuménico, sino en el más adusto padre Jorge, porteño y peronista, que en Buenos Aires siempre se dedicó a la política. En primer lugar, a cultivar sus relaciones. Lo aprendí hace unos años, conversando con su hombre de confianza, monseñor Accaputo. Muy locuaz, me describió detalladamente la apretada agenda semanal del cardenal, en la que no faltaba ningún matiz político. Al día siguiente vi a Bergoglio en funciones, clausurando una jornada de la Pastoral Social: adusto, casi enojado, majestuoso, dominando con perfil de líder a la multitud. Una imagen bastante diferente de la de Francisco.

También fue conocida la actividad cotidiana del padre Jorge, visitante frecuente de villas y barriadas pobres, a las que llegaba en colectivo o caminando. Curiosamente, siempre había un periodista o un fotógrafo que captaba la escena y la reproducía, sin énfasis pero con reiteración. Sin duda el padre Jorge conocía la importancia de los medios; hasta puede haber sido un precursor de los timbreos.

En sus años de arzobispo de Buenos Aires se destacó por su enfrentamiento con los Kirchner. Defendía el derecho de Dios y de su Iglesia frente a competidores que, con un mensaje similar, pretendían ignorarlo. Desde que es papa se ha producido un desdoblamiento: Francisco ejerce el magisterio universal, defendiendo sus grandes temas. Pero cuando se ocupa de la Argentina, desciende al territorio, bastante embarrado, y se convierte en un político peronista, dedicado, como el resto de sus colegas, a unificar un movimiento disgregado.

El peronismo carece de jefatura y parte de sus cuadros está diezmada por el vendaval judicial. Ese mundo fragmentado deberá encontrar, en menos de un año, un candidato para enfrentar a Macri. Estamos en la fase de las eliminatorias, donde un aspirante que junta dos o tres fragmentos se lanza a negociar para llegar a la segunda ronda, donde ya está instalada Cristina. Pero los fragmentos están mal pegados y se le desarman. Al igual que Tántalo, este dirigente -empeñoso y patético, como Massa o Solá- vuelve a empezar. A ese barrizal desciende hoy no Francisco sino Bergoglio.

Como Perón en el exilio, Bergoglio opera desde fuera del país, lo que le permite mantener más opciones abiertas. El proyecto no tiene por ahora un gran vuelo: se trata de organizar una amplia alianza anti-Macri, alentando a quienes lo identifican con la dictadura, la represión y el neoliberalismo, y agregando temas propios, como el secularismo blasfemo. Por ese camino se acerca a su antigua enemiga Cristina.

Bergoglio pone en este emprendimiento parte de su capital papal. Pocas palabras, pero muchos gestos y símbolos: la fotografía con sus visitantes, la expresión -del ceño fruncido a la sonrisa amplia-, los rosarios regalados (con tal generosidad que hasta yo recibí uno), los mensajes en clave. Además utiliza su autoridad papal para reorganizar a su imagen y semejanza los cuadros de la Iglesia argentina; la homofonía del canto gregoriano reemplaza hoy a la productiva polifonía que antes tenía el episcopado local.

Como Perón, tiene muchos voceros y delegados, todos fungibles. Pero tiene un nipote, un César Borgia quizá, con la misión de ganar el control del conurbano porteño. Con ese capital, y con probada capacidad, Juan Grabois ha construido un respetable “movimiento social”, ducho en lograr que el Gobierno lo financie y capaz de competir con los Pérsico, Tumini o Menéndez, y hasta con los sindicalistas.

Todos ellos lograron convocar, para una celebración en Luján, a unos cuantos dirigentes kirchneristas y a los Moyano, padre e hijo, quienes, investigados en varias causas judiciales, se apresuraron a interpretar la misa como una declaración eclesiástica de inocencia. En una sociedad sensibilizada con el tema de la corrupción, la reacción fue fuerte: la iglesia de Bergoglio había ido demasiado lejos. Los responsables se apresuraron a exculpar a Francisco: el Papa no sabía nada. Quizá. Pero Bergoglio, el padre Jorge, nunca ignoró nada de lo que pasaba en Buenos Aires.

La católica es una religión de misterios, y la coexistencia de Francisco y Bergoglio es uno de ellos. Ignorante en materia de teología, busqué analogías profanas y literarias. Doctor Jekill y Mr. Hyde quizá, pero era demasiado tétrico para el caso. Más merecedor de una sonrisa, recordé al doctor Merengue y su otro yo, aquel inolvidable personaje de Divito. Esto me llevó a Lino Palacio y su don Fulgencio, “el hombre que no tuvo infancia”.

En tren de especular -¿por qué no ha de hacerlo un historiador?-, me imaginé a un adolescente que hace setenta años se sintió atraído por la política y por el peronismo, y nunca perdió esa afición. Pero eligió otro camino; le fue muy bien y llegó a la posición más alta posible, con estabilidad vitalicia. Entonces, como don Fulgencio, pudo darse el gusto de volver a la adolescencia y ser, de a ratos, un político peronista. Lo bien que hace, en términos de su propia vida,

Y lo mal que le hace al país. Estamos en medio de una crisis, con una institucionalidad frágil y una serie de irresponsables políticos piromaníacos. Con ellos tenemos bastante. Un político que además es papa, y se dedica a atizar antagonismos, es más de lo que podemos soportar.

Los no católicos no nos sorprendemos tanto; muchas veces la Iglesia aprovechó las brechas de una institucionalidad que conserva rastros de confesionalidad. Pero imagino que muchos católicos estarán profundamente desconcertados, no solo porque es el Papa, sino porque, cuando ejerce su magisterio, enuncia ideas apreciables y discutibles. Pero en lo que hace a la Argentina, no.

En este mundo terreno, donde las dan las toman. Quizá el padre Jorge gane algo, pero Francisco pierde mucho. Y, finalmente, son la misma persona.

EL MAYOR CAPITAL DE UNA NACIÓN, LA SALUD DE SU PUEBLO

Por Ignacio Katz – Doctor en Medicina (UBA)

CLARÍN /

https://www.clarin.com/opinion/mayor-capital-nacion-salud-pueblo_0_M6ZuMdkqV.html