Nuestros diputados en los medios nacionales #Síntesis2410

0
57

POLÍTICA

DIPUTADOS: PRESUPUESTO: CON LA AYUDA DE UN SECTOR DEL PJ, EL GOBIERNO VA POR LA MEDIA SANCIÓN

Serán unas 15 horas de sesión, se espera un áspero debate y con protestas en la calle pero Cambiemos confía que con los votos justos, en la madrugada de este jueves podrá darle aprobación en Diputados al Presupuesto 2019, que necesita para poder mostrar ante el Fondo Monetario Internacional.

Las negociaciones con la oposición se cerraron sobre la hora y este martes la Comisión de Presupuesto, que preside el macrista Luciano Laspina, le dio dictamen al proyecto. Transcurría todavía la reunión cuando se supo que el oficialismo ya había hecho el pedido de sesión especial para este miércoles a las 11, lo que enervó los ánimos de los kirchneristas: “¡Estamos acá al pedo, se cagan en la gente!”, bramó el diputado y presidente del PJ nacional, José Luis Gioja.

En la Comisión de 49 miembros, el dictamen de mayoría se alzó con 23 firmas de Cambiemos para llegar a las 27 con un sector del Peronismo Federal que acompañará -en la Casa Rosada “tocan madera”- en el recinto: el entrerriano Juan José Bahillo, la chaqueña Elda Pértile -con disidencias-, el misionero Jorge Franco del Frente de la Concordia; y Norma Abdala de Matarazzo, del Frente Cívico por Santiago. Dos peronistas federales esquivaron estampar la firma: el cordobés Martín Llaryora, y el salteño Javier David. Tampoco firmó Martín Lousteau, aunque en Cambiemos lo cuentan a favor en el recinto. Pablo Kosiner, jefe de la bancada del Peronismo Federal, habló con la prensa al salir de la reunión de Labor Parlamentaria y admitió que entre 20 y 23 diputados de su interbloque votarán a favor de la “ley de leyes”y algunos se abstendrían.

“No vamos a votar este Presupuesto”, ratificó en cambio el ex ministro Axel Kicillof en un duro discurso ante la Comisión. Sostuvo que los artículos sobre PPP “van a generar un choreo” y que el 118 busca “fundir al Banco Nación”. El FpV hizo un dictamen de rechazo. El Frente Renovador, oscilante entre la abstención y el rechazo, votará finalmente en contra, confirmó a Clarín la jefa de la bancada massista, Graciela Camaño. Pero se esperan abstenciones y ausencias que contribuyan a la media sanción, y se especula que podría haber alguna “fuga” de la bancada K de diputados alineados con sus gobernadores.

Frente al Congreso habrá manifestaciones de sectores políticos y sindicales en contra del Presupuesto “de ajuste” que se propone lograr el déficit primario cero -exigencia del FMI-, aunque los servicios de pago de intereses de deuda alcanzan los 750 mil millones de pesos. Este martes ya habían empezado las protestas de organizaciones sociales con ollas populares. El flamante interbloque de ex massistas con el Movimiento Evita, que preside Felipe Solá, presentó un proyecto de Emergencia Alimentaria, que señala que cumplir con la alimentación de todos los niños indigentes (1,3 millón) insumiría $31.318 millones, pero son 2,24 veces más la compensación a las petroleras (casi $71 mil millones).

Frente a las críticas por el destino de los recursos el oficialismo contaba hasta este miércoles con 130 votos de piso para la media sanción, y en cuentas muy optimistas, hasta 140.

Para eso debió hacer muchas concesiones. Sumaron $ 500 millones a la partida destinada a Cultura, otros $ 500 millones para el Conicet y $ 400 millones para el INTA.

Para que no se dispare a $ 40 promedio el boleto de colectivo en ciudades del interior, ante la quita de subsidios al transporte, se negoció un fondo compensador de $ 6.500 millones; $ 5.000 millones serán transferidos de manera automática y $ 1.500 millones quedarán en la órbita del Ministerio de Transporte para “emergencias”, precisó Laspina a Clarín.

Uno de los mayores ajustes de este Presupuesto está en las obras públicas, con una baja “real” del 30% pero “se terminarán todas las obras que están empezadas”, aseguró el titular de la comisión.

Las cooperativas y mutuales afectadas a actividades financieras y de seguros al final no pagarán Ganancias, pero aquellas “grandes” de más de $ 50 millones de capital (unas 100 sobre 1.400) tributarán una “contribución especial sobre el capital”.

Un punto que podría resolverse en el recinto es dejar finalmente exentos a los inmuebles rurales (campos, unidades productivas rurales) del Impuesto a los Bienes Personales en el que primero se los incluyó, y hasta ahora se les fijó una alícuota de 0,25% a cuenta de Ganancias. Dejar de lado esta nueva presión tributaria al campo dependerá de una negociación “con los gobernadores”, decían en el oficialismo.

Otros puntos que despertaban suspicacias de la oposición fueron dejados de lado. En el artículo 8, se acotan las facultades del jefe de Gabinete a reasignar partidas a gastos de capital (no gastos corrientes); y se eliminó el polémico artículo 53 que reformaba la ley de Administración Financiera para permitir reestructuraciones de deuda pública “acorde a las condiciones del mercado”.

En cuanto a las retenciones a las exportaciones de soja, se rebajó el techo del 33% al 30%. Actualmente, la alícuota es de 18% y, sobre el saldo de precio, se aplican $ 4 por dólar. Con el dólar entre 38 y 40 pesos, esto redunda en una alícuota total que ronda entre 29% y 30%. “Haber bajado el techo no cambia nada”, dijeron en Cambiemos.

Junto al Presupuesto se pondrán a votación los tres proyectos “complementarios”: el nuevo Consenso Fiscal, que demora la baja impuestos y así les permite a las provincias “compensar” los recortes que sufrirán; los cambios a Bienes Personales; y la suspensión del ajuste por inflación en los balances de las empresas, que evitará que el fisco deje de recaudar $100 mil millones por Ganancias.

Cambiemos considera que llega al recinto con la negociación cerrada y quiere resolver el Presupuesto en general y en particular en una sola votación, para evitar sorpresas de que se rechace algún artículo clave.

CLARÍN  /

EL OFICIALISMO CONSIGUIÓ EL APOYO POLÍTICO PARA APROBAR EL PRESUPUESTO

Con mayores concesiones al PJ, el oficialismo se alzó ayer con el dictamen del proyecto de presupuesto 2019, una prioridad para el Gobierno en las vísperas de la firma del segundo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La iniciativa se debatirá hoy en la Cámara de Diputados en una sesión especial que, se estima, se extenderá por al menos 15 horas.

Los respaldos y las críticas que cosechó el dictamen, que se suscribió ayer tras una largo debate en la Comisión de Presupuesto, anticipan cómo será la votación final en el recinto. En efecto, el dictamen obtuvo 28 firmas en total, de las cuales 23 pertenecen al oficialismo; a ellas se sumaron las de los diputados del interbloque Argentina Federal Juan José Bahillo (Entre Ríos), Jorge Franco (Misiones), Martín Llaryora (Córdoba), Elda Pértile (Chaco, con disidencias) y Norma Abdala de Matarazzo, del Frente Cívico por Santiago.

Ergo, el oficialismo tendrá el apoyo de aquellos diputados que responden a los gobernadores del PJ firmantes de la adenda al consenso fiscal con la Casa Rosada. Dicha adenda -que se votará junto con el proyecto de presupuesto- autoriza la suba temporaria de una serie de impuestos (sellos, cheque, Bienes Personales, Ganancias) que permitirán a la Nación y a las provincias contar con un colchón de recursos para afrontar el ajuste del gasto en distintas áreas y alcanzar el objetivo del déficit primario cero, objetivo clave del Gobierno en sus negociaciones con el FMI.

“Una veintena de diputados del interbloque Argentina Federal va a votar a favor. El resto está en duda; podrían abstenerse o bien ausentarse a la hora de votar. Pero el número para la aprobación estaría”, anticipó un encumbrado diputado de esa bancada.

En cambio, el Frente para la Victoria y los partidos de izquierda anticiparon su rechazo; también lo hizo el bloque del Frente Renovador, que responde a Sergio Massa, aunque estaría dispuesto a contribuir al quórum en el recinto.

Los detractores del proyecto cuestionaron no solo las previsiones macroeconómicas para el año próximo, acusando al Gobierno de impulsar un “presupuesto de ajuste” en sintonía con las exigencias del FMI, sino también el apuro del oficialismo por aprobarlo.

“Este es un presupuesto escandaloso e invotable”, asestó el diputado y ex ministro de Economía del kirchnerismo Axel Kicillof, para quien la iniciativa “significa una profundización de todas las políticas que el propio Gobierno admite que han fracasado”.

Desde el flamante interbloque Red por Argentina, el diputado Leonardo Grosso (Movimiento Evita) reclamó a los diputados que rechacen el proyecto, “un presupuesto de hambre”, enfatizó tras intentar en vano de que se incorpore en la iniciativa una cláusula que declare la emergencia alimentaria en todo el territorio nacional.

El punto neurálgico del proyecto del oficialismo apunta, justamente, a alcanzar el déficit cero en 2019 y, con ese objetivo, impone fuertes ajustes del gasto en distintas áreas de la administración pública, salvo en los planes sociales. La iniciativa contempla una inflación anual del 23% en 2019, con un dólar de $40,10 en promedio a diciembre próximo y una caída del producto bruto interno (PBI) del 0,5%.

Entre las modificaciones de última hora que concedió el oficialismo figuran la creación del Fondo Compensador del Transporte, de $6500 millones, un reclamo de numerosos municipios del interior que temen que la eliminación de los subsidios por parte de la Nación, que comenzará a regir en 2019, provoque picos de suba en las tarifas.

Según explicó el presidente de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (Cambiemos), este fondo compensador servirá para financiar esta “etapa de transición” y buena parte de esos recursos ($5000 millones) se distribuirá de manera automática entre las provincias. Los restantes $1500 se distribuirán en función de los desequilibrios puntuales que se generen en algunos municipios.

En otro orden, el oficialismo anunció que eliminó del proyecto el artículo 53, que flexibilizaba los requisitos para poder reestructurar la deuda, un reclamo generalizado de la oposición. Por otra parte, y a pedido de los productores vitivinícolas, se incorporó en el dictamen un artículo para modificar la ley de impuestos internos y eliminar ese tributo que tienen las bebidas alcohólicas espumantes.

Otro cambio sustancial fue mantener en 30% la retención a la soja, en lugar del 33% que proponía el proyecto original. También se decidió dar marcha atrás en la propuesta de aplicar el impuesto a las ganancias a las cooperativas y mutuales dedicadas a actividades financieras y de seguros; en su lugar se aplicará una “contribución especial al patrimonio”, de la cual quedarían exentas 1200 de las más de 1400 mutuales y cooperativas.

LA NACIÓN /

PRESUPUESTO 2019: EL GOBIERNO BUSCA EXIMIR DE BIENES PERSONALES AL CAMPO
En una reunión de comisión muy caldeada por la demora del oficialismo en mostrar la redacción final del proyecto, Cambiemos consiguió avanzar ayer en la Cámara de Diputados con el Presupuesto 2019.
Con la colaboración de diputados que responden a algunos gobernadores opositores, obtuvo dictamen de mayoría y será discutido hoy desde las 11 en el recinto. El titular de la comisión de Presupuesto, el macrista Luciano Laspina, adelantó que durante ese debate buscará eximir a los inmuebles rurales del Impuesto a los Bienes Personales porque el sector agropecuario “está sufriendo una enorme presión tributaria”, aseguró.
Además, el oficialismo agregó en el Presupuesto un artículo para crear un fondo compensador de $ 6500 millones para asistir a los municipios que deberán hacerse cargo de la transferencia de los subsidios al transporte que hasta ahora salían de las arcas de la Nación. La puesta en práctica del fondo (que combinará la distribución automática de $ 5000 millones y un mecanismo compensatorio por eventuales desequilibrios de $ 1500 millones) quedará en manos del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.
“Esto permitirá una transición suave de un sistema a otro, para evitar saltos innecesarios en las tarifas del transporte”, prometió Laspina.
A ese cambio, que Cambiemos aceptó para poder avanzar, se sumaron la derogación del impuesto interno a los espumantes, la eliminación del artículo 53 que pretendía flexibilizar los límites para la renegociación de la reestructuración de la deuda y una partida extra de $ 500 millones para el INTA, entre otras cuestiones.
Con esas concesiones, el oficialismo consiguió el dictamen de mayoría con 27 firmas sobre los 49 integrantes de la comisión. Apoyaron el proyecto los 23 diputados que responden al Gobierno y 4 opositores: Norma Abdala (Frente Cívico – Santiago del Estero), Hugo Franco (Frente de la Concordia – Misiones), Juan José Bahillo (PJ – Entre Ríos), Martín Llaryora (PJ – Córdoba) y Elda Pertile (PJ – Chaco), quien firmó el disidencia parcial.
Cambiemos buscaba ayer abultar ese número con la firma de Martín Lousteau (Evolución – CABA), pero al cierre de esta edición no la había conseguido.
La intensa y prolongada búsqueda de firmas por parte del oficialismo a lo largo de la reunión de comisión fue caldeando el clima tras el mediodía. Mientras avanzaba la discusión, y aunque Laspina aseguraba no haber conseguido aún las firmas para el dictamen de mayoría, los diputados opositores recibieron la notificación oficial de la realización de la sesión hoy desde las 11 con el Presupuesto que todavía estaban discutiendo como primer punto del temario.
“¡Estamos al pedo!”, se quejó a los gritos el sanjuanino José Luis Gioja (PJ-FPV).
Temprano en la reunión, Laspina había confirmado que el Gobierno quiere eximir al campo del Impuesto a los Bienes Personales.
“Daremos la discusión en el recinto. Creemos que la cuestión de los bienes rurales hay que revisarla porque afecta a un sector, el campo, que viene poniendo el hombro todos estos años. Un sector que ha sido siempre solidario, sobre todo en las crisis, con la Argentina, y que hoy está sufriendo una enorme presión tributaria”, detalló. El diputado del PRO anticipó que él mismo pedirá mañana en el recinto revisar el impuesto del 0,25% para los inmuebles rurales que contempla el dictamen firmado la semana pasada para los cambios a ese gravamen.
“Hay un genuina discusión política y lo vamos a plantear en el recinto para que quienes quieran no seguir incrementando la carga impositiva al sector lo puedan votar”, detalló.
Laspina se negó, en tanto, a incluir un tope al stock de deuda, pedido por el diputado del Frente Renovador Marco Lavagna.
“El permiso de endeudamiento ya es muy amplio y no contempla el acuerdo con el Fondo. El aumento de la deuda será excesivo”, advirtió el economista. “El endeudamiento es el necesario para cubrir el déficit fiscal y renovar vencimientos de deuda”, respondió el diputado macrista.
El debate se dará en un Congreso vallado, ante el anuncio de los movimientos sociales y los sindicatos opositores, que se movilizarán al Palacio Legislativo para exigir el rechazo de la iniciativa. Las calles de la zona estarán cortadas desde la medianoche. Según estimaciones oficiales, el debate duraría unas 16 horas.
Además del Presupuesto 2019, los diputados debatirán otros cuatro proyectos: cambios en Bienes Personales, la modificación de los parámetros para evitar que las empresas puedan ajustar este año sus balances por inflación, el monotributo social para tabacaleros y cañeros, y la adenda al pacto fiscal.

EL CRONISTA /

PRESUPUESTO 2019: CON CAUTELA, EL GOBIERNO SE PREPARA PARA FESTEJAR EL ROUND MÁS DIFÍCIL

Después de varios meses sin triunfos legislativos, el Gobierno se prepara para celebrar hoy el primer paso de lo que definió como su objetivo prioritario para lo que resta del año: la aprobación del presupuesto en la Cámara de Diputados.

Si bien ayer no había dudas sobre el resultado de la votación en la Cámara baja, desde la Casa Rosada buscaron bajar el tono hasta que se confirme. La confianza en la oposición no pasa por su mejor momento, por eso dejaron un margen para la sorpresa. “Es todo frágil. Es el presupuesto más difícil de acordar desde la vuelta a la democracia”, reconocieron fuentes oficiales.

Ayer el oficialismo consiguió el dictamen de mayoría sobre el proyecto de ley de presupuesto 2019. Pero no fue una tarea sencilla: es que para alcanzar los apoyos suficientes tuvo que hacer más concesiones al Partido Justicialista. El bloque de Cambiemos convocó a una sesión especial para hoy, desde las 11, en la que se esperan más de 16 horas de debate.

“Cuando uno se acerca a este tipo de votaciones se siente la minoría. Hay que dialogar y consensuar con todos. Incluso con los que no van a votarlo o los que van a abstenerse”, explicó un hombre con acceso al despacho presidencial.

Entre las modificaciones de última hora que otorgó el oficialismo figuran la creación del Fondo Compensador del Transporte, de $6500 millones, un reclamo de numerosos municipios del interior.

El Presidente les confió la responsabilidad de la aprobación al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Ellos trabajaron como un tándem para atender los pedidos, quejas y malhumores de la oposición.

Frigerio y Monzó estuvieron ayer en el Congreso hasta las 21 reunidos con legisladores del oficialismo y la oposición. Después, Frigerio se encontró con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, hasta las 23. Aunque el Frente Renovador ya anticipó su rechazo al presupuesto, cerca del funcionario se entusiasmaron tras la conversación con la posibilidad de que el bloque de legisladores que lidera el tigrense se incline por la abstención. En igual sentido votarían los diputados de Tucumán, La Pampa y San Luis.

“Hicimos concesiones a la oposición para alcanzar los acuerdos necesarios que garanticen el quórum y la media sanción. En la mayoría encontramos oídos receptivos”, describieron fuentes oficiales.

El Gobierno ya da por descontado que el kirchnerismo rechazará el proyecto, al igual que los bloques de izquierda. En cambio, un amplio sector del interbloque Argentina Federal, que responde a los gobernadores del PJ, votarán a favor.

El acuerdo para tener los votos incluye también a legisladores “sin tierra” de Mendoza, Salta, Corrientes y Jujuy, y del bloque que encabeza Martín Lousteau.

De conseguir la media sanción en Diputados, el Gobierno cree que están dadas las condiciones para que el presupuesto se apruebe sin mayores sobresaltos en el Senado. El jefe del bloque justicialista, Miguel Pichetto, representante de gran parte de los gobernadores en la Cámara alta, ya anticipó un trámite sereno en el Senado. Como muestra del respaldo a la sanción del presupuesto, 18 gobernadores firmaron hace unos días una adenda del consenso fiscal, como parte de un acuerdo para llegar al equilibrio fiscal.

LA NACIÓN /

CAMBIEMOS DEBIÓ HACER CONCESIONES PARA ASEGURAR LOS VOTOS

En el camino para lograr el dictamen de comisión y juntar la mayoría para darle media sanción al proyecto de presupuesto en la Cámara de Diputados, el oficialismo debió dejar de lado una serie de herramientas ideadas por la Casa Rosada para fortalecer la recaudación y brindar mayor discrecionalidad en la gestión de los recursos.

En el interbloque de Cambiemos no hicieron una estimación del impacto fiscal de esa marcha atrás, considerada imprescindible para conseguir el respaldo de un sector del peronismo no kirchnerista. Buena parte de las concesiones fueron compensadas por el aumento del impuesto a los bienes personales, que se tramitó en forma paralela al presupuesto.

La primera concesión que debió hacer el oficialismo tiene que ver con la ahora frustrada eliminación del plus que cobran en sus haberes y salarios los jubilados, pensionados y trabajadores de zonas consideradas “desfavorables”, como la Patagonia.

La intención original del Gobierno era que ese pago extra pasara de un 40% a un 20% en las jubilaciones y de un 40% a un 30% en las asignaciones familiares. Las quejas de los diputados de las provincias afectadas hicieron que finalmente el oficialismo diera marcha atrás.

Otro cambio obligado por la presión de los gobernadores de la Patagonia es el que mantuvo las exenciones al impuesto a las ganancias de ciertos componentes del salario, como “viáticos, movilidad, bonificaciones especiales, protocolo, riesgo profesional, coeficiente técnico, dedicación especial o funcional, responsabilidad jerárquica o funcional y desarraigo”.

Los mandatarios accedieron en la adenda del pacto fiscal a eliminar las exenciones que beneficiaban a empleados públicos provinciales y municipales de algunos distritos. Se mantendrán, en cambio, las exenciones de las que gozan gremios de trabajadores privados, como el petrolero. El acuerdo con los gobernadores incluyó también el aumento del impuesto a los bienes personales, una reforma que traerá una recaudación extra de unos 35.000 millones de pesos. Por presión de los productores agropecuarios, el oficialismo debió dar una primera marcha atrás, que figura en el dictamen. Los inmuebles rurales, que en un principio empezaban a tributar como el resto, gozarían de una tarifa plana del 0,25%. Como el cambio no resultó suficiente para la Mesa de Enlace, los diputados de Cambiemos prometieron mantener el beneficio para los inmuebles rurales. Las críticas de la oposición hicieron también que quedaran fuera del dictamen de presupuesto dos facultades especiales reclamadas por el Poder Ejecutivo.

La primera habilitaba al jefe de Gabinete a ampliar las asignaciones presupuestarias para gastos corrientes a partir de fondos excedentes de los créditos de organismos internacionales. Es decir, del FMI. Otra herramienta reclamada por la Casa Rosada que quedó fuera de juego es la que permitía mayor flexibilidad en los procesos de reestructuración de la deuda externa. El Gobierno proponía modificar la ley de administración financiera, para dejar de lado el criterio que solo autoriza una reestructuración en casos de “mejoramiento de los montos, plazos y/o intereses” y reemplazarlo por un criterio que atienda “las condiciones imperantes en el mercado financiero”.

LA NACIÓN /

VIGILIA, CON OLLA POPULAR INCLUIDA, FRENTE AL CONGRESO CONTRA LA LEY
Diferentes organizaciones sociales y políticas iniciaron ayer una protesta frente al Congreso contra la ley de Presupuesto. Los manifestantes se proponían realizar anoche una vigilia, con olla popular incluida.
El plato fuerte será hoy cuando el oficialismo se propone dar media sanción a la ley en el recinto: CTEP, Barrios de Pie, CCC, el Frente de Organizaciones en Lucha y el Frente Popular Darío Santillán, sumados a gremios como Camioneros, La Bancaria y otros que anidan en el Frente Sindical para el Modelo Nacional, las CTA, grupos kirchneristas y la Izquierda movilizarán a partir de las 11. Buscan que no se apruebe la ley.
Caldeó los ánimos de los dirigentes sociales que “no incluyeron en el Presupuesto partidas para la Emergencia Alimentaria”.
ATE Nacional convocó a un paro en sus actividades y marchará hoy al Congreso. También la Asociación Bancaria había anunciado un paro total en los bancos Nación y Provincia, aunque solamente en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires y el GBA. Pero anoche el gremio de los bancarios levantó el paro. En un comunicado, informó que la Secretaría de Trabajo había dictado la conciliación obligatoria y que el sindicato iba a acatarla.
La Bancaria denuncia una “multitudinaria exacción de capital al Banco de la Nación que se determinó en el Presupuesto de 2019 en beneficio del Tesoro”. Respecto a la banca privada “será normal, pero habrá cese de actividades a partir de las 11 para aquellos trabajadores que concurran a la marcha”, dijeron desde el gremio.
Hoy, por otro lado, la CGT planea una reunión de mesa chica durante la tarde con vistas a la convocatoria, para mañana, a una reunión de Consejo Directivo. El rechazo al Presupuesto servirá para apuntalar el paro que piensan convocar para noviembre, y que ya anunciaron tanto Carlos Acuña como Héctor Daer: falta del debate interno y la consiguiente confirmación de la fecha, modalidad y extensión (se habla de 36 horas con movilización).

CLARÍN /

DIPUTADOS: PRESUPUESTO “ARAÑADO” SE VOTA TRAS FESTÍN DE CONCESIONES
Tras semanas de negociaciones y un festín de concesiones a un peronismo que se mostraba anoche silencioso y aún histérico, Cambiemos logró dictaminar ayer el proyecto de Presupuesto 2019 e intentará votarlo hoy, en una sesión especial que comenzará desde las 11 y terminará bien entrada la madrugada de mañana. Para el convite en el recinto, donde el oficialismo asegura contar al menos con 135 voluntades entre propios y “acompañantes”, se tratarán también el delirante proyecto para subir Bienes Personales, el freno a la baja de tributos provinciales -adenda fiscal-, la readecuación de los ajustes por inflación en balances para recolectar más en Ganancias, y un régimen especial de Monotributo a cañeros y tabacaleros.
Ayer, y durante seis horas, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Luciano Laspina (PRO), formalizó las últimas “donaciones” al peronismo para lograr el despacho de mayoría de la ley de gastos para el año próximo. Todo, en medio de quejas del Frente para la Victoria, la izquierda y el massismo por no poder “ver el dictamen” que se pincelaba en ese momento. Las primeras dos fuerzas además celebraron la marcha al Congreso que harán mañana sindicatos y movimientos sociales para rechazar el paquete económico-impositivo. Veamos los cambios al proyecto:
Se noqueó al artículo 53, que sustituía al artículo 65 de la Ley de Administración Financiera para que el Ejecutivo realizara “operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública” con mira en “las condiciones imperantes del mercado financiero”. El artículo actual de la ley marca que el Ejecutivo “podrá realizar operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública” en la medida en que “ello implique un mejoramiento de los montos, plazos y/o intereses de las operaciones originales”. Al menos dos de esas condiciones deben cumplirse.
Con la suba de impuestos a los contribuyentes -en especial, Bienes Personales- nacerá un fondo de $6.500 millones para subsidiar al transporte. La discusión se dio durante semanas por la supuesta “desprotección” al transporte urbano en ciudades enfrentadas a oficialismos provinciales, que sólo se encargan del interurbano. De esa caja, $5.000 millones se coparticiparán y $1.500 quedarán a discreción del Ejecutivo. Esta situación fue vendida como “de transición”, ya que Nación consensuó a través de la adenda fiscal -firmada por 18 gobernadores y el jefe de Gobierno la Ciudad- que serían los distritos los encargados de solucionar este problema.
Para el caso de Ganancias en cooperativas financieras, y tras dos años de insistencia, Cambiemos al menos pudo establecer un impuesto especial -alícuota progresiva- al patrimonio. Según Laspina, de 1.400 mutuales, más de 1.200 no van a pagar ese tributo. “Un día podríamos debatir topes a la tasa de los préstamos. Ahí quiero ver quiénes me acompañan”, disparó Laspina ante descontentos opositores.
El oficialismo aceptó -incluso, con pedidos desde el propio espacio que aparecieron a último momento para no regalar ventaja al antimacrismo- la ampliación de las partidas en $500 millones para el Conicet, el INTA y el mismo monto para el área de Cultura. También se acrecentó en $100 millones las partidas para el Sedronar, y en $900 millones para el programa de asistencia a la primera infancia.
Laspina dio aval al quite de los artículos referidos a modificaciones en la Unidad de Información Financiera (UIF), que nada tenían que ver con el debate en cuestión, y dejó las atribuciones normales de Jefatura de Gabinete para no reasignar partidas a gastos corrientes, además de un control detallado sobre créditos bilaterales. En cuanto a la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), habrá condiciones para acceder a ella -el kirchnerismo denostó al oficialismo- aunque los monotributistas sociales podrán gozar de esta por más que se encuentren en actividad.
Para el caso de las retenciones, y tras varias idas y vueltas, se pondrá un límite del 30% para la soja y del 12% para el resto de los productos. En tanto, el criticado fideicomiso creado para sostener a las empresas que ganaron licitaciones de proyectos de Participación Público Privada (PPP) no sólo se mantendrá, sino que también se estirará hacia todas las provincias. Además, se dinamitaron retoques pícaros sobre el Código Aduanero.
Laspina ratificó, tal como garantizó hace 15 días, que no se incorporarán a Ganancias ítems extra otorgados a trabajadores en diferentes provincias y que el “plus patagónico” en jubilaciones y asignaciones no será modificado, por lo que se borraron del dictamen los artículos 125, 126, 127 y 128 del proyecto enviado por el Ejecutivo. Por otra parte, se incorporó a la ley -tras gestiones radicales mendocinas y del jefe senatorial PJ, Miguel Pichetto- la exención de impuestos internos a los espumantes.
El despacho de mayoría del Presupuesto 2019 tuvo 23 firmas del oficialismo y se sumaron las de Jorge Franco (misionero opositor “friendly”), los justicialistas Elida Pértile (Chaco, lo hizo disidencia parcial) y Juan Bahillo (Entre Ríos), y la santiagueña Norma Abdala de Matarazzo, quien responde al Frente Cívico del gobernador Gerardo Zamora. Al cierre de esta edición, el oficialismo intentaba convencer al cordobés Martín Llaryora (PJ) y se mostraba incrédulo por el no acompañamiento de Martín Lousteau.
El jueves pasado, la comisión avanzó con cuatro proyectos, tres de los cuales servirán para cubrir los agujeros fiscales producto de los pedidos de gobernadores y del PJ. Uno es el delirante aumento de Bienes Personales, con alícuotas progresivas de 0,25%, 0,5% y 0,75% por el valor que se exceda de los límites iniciales, con la valuación fiscal de 2017 y actualizada por inflación. Para el caso de los inmuebles rurales, el 0,25% plano fijado buscará modificarse o quitarse en el recinto, tal como anticipó Ámbito Financiero en su edición del lunes pasado.
La segunda iniciativa de ajustes por inflación de balances no implicará actualizaciones en tercios, sino del 55%, 30% y 15%, respectivamente para los próximos tres períodos. A través de esta nueva cuenta, y con la alta inflación de este año, el Gobierno continuará con el festín recolector de Ganancias. El tercer proyecto es la adenda fiscal -freno a la disminución de tributos provinciales- y un cuarto dictamen contempla un tratamiento especial del régimen del Monotributo para pequeños productores cañeros y tabacaleros. Todos se votarán tras debatir el Presupuesto.

ÁMBITO FINANCIERO /

UNA LEY CLAVE PARA EL MERCADO (SE CUMPLA O NO EN 2019)
Hace años que no se esperaba la votación como esta vez – Es a pesar de los cambios que el Gobierno debió ceder a provincias y por los que el recorte de gasto se esmeriló. Lo importante: el intento de ordenar la economía como señal y cumplir con el FMI.
El mercado local no quiere ver más precios a la baja. ¿Es voluntarismo? En realidad no tanto ya que algo parecido se piensa en Wall Street sobre los activos argentinos. Los precios cayeron tanto desde abril hasta acá que comienzan a seducir. Esa voluntad por pescar en las profundidades que tienen algunos inversores no significa que la recuperación este garantizada; es un efecto típico de toda crisis que puede o no significar el comienzo de la salida.
Además hay cansancio: en Buenos Aires la Bolsa cayó doce veces en el último mes. Hay temor por el impacto que tendrá en la economía real el nivel de tasas y la recesión que campea en Argentina, pero también por los desastres económicos que impactan en Italia y las consecuencias para el mundo, aún imposibles de evaluar en su totalidad, de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.
Frente a ese escenario el mercado argentino pide buenas noticias. El Presupuesto 2019 puede ser una de ellas aunque sus proyecciones no se cumplan el año que viene.
“Lo más importante de este presupuesto es que da certeza de que se quiere ordenar la economía”, confesaba ayer un operador en la Bolsa de Comercio. La sola mención del tema da una idea del lugar en el que el proyecto fue colocado dentro de la lista de prioridades del mercado; una rareza que no se detectaba desde hace muchos años. Para más pruebas basta con chequear con cualquier periodista parlamentario: nunca se recibieron tantas llamadas de operadores consultando si el Gobierno tiene o no el número para aprobar el Presupuesto.
En ese tren poco importa al mercado que algunas de las previsiones del Presupuesto 2019 sean incumplibles. Mucho más importante es la señal que da el proyecto de cumplir las metas con el FMI a pesar del duro costo político que paga el Gobierno, sin patear el tablero del sistema. También ven como un mérito de Nicolás Dujovne el fijar metas e intentar cumplirlas. Ayudó al ministro que ayer pudiera anunciar una reducción de del déficit de 47% desde enero a la fecha.
Esos datos son esenciales y es el que Mauricio Macri repite una y otra vez como una virtud esencial de su Gobierno en medio de esta crisis económica: enfrentar la “tormenta” sin cambiar las reglas de juego. Está claro que el público de a pie nunca razonará sobre estos movimientos de la misma forma que un iniciado del mercado.
Los inversores locales buscan un rebote importante en los precios, casi con desesperación, y en medio de ese camino tienen también otras marcas que revisar, como el seguro triunfo de Jair Bolsonaro en el balotaje del domingo que impactará en toda la región y aún no se sabe muy bien como.
En contra de todos estos pensamientos están las concesiones que el Gobierno debió hacerle a los gobernadores de todos los colores para conseguir los votos para aprobar el presupuesto. Otra vez la política postergó ajustes que se financiarán con una nueva suba de impuestos. No es un punto que hoy preocupe al mercado, al menos hasta el año que viene hay otras prioridades.

ÁMBITO FINANCIERO /

LUEGO DE UNA TRABAJOSA NEGOCIACIÓN, CAMBIEMOS BUSCARÁ DARLE MEDIA SANCIÓN AL PRESUPUESTO 2019 EN DIPUTADOS

Finalmente, Cambiemos logró dictamen de mayoría del proyecto de ley del Presupuesto 2019 y la norma se debatirá hoy desde las 11 en la Cámara de Diputados, en donde, de acuerdo con el “poroteo” que maneja el oficialismo, obtendrá media sanción para luego pasar al Senado. Así, el Gobierno lograría tener la media sanción antes del viernes, cuando el directorio del FMI dé la aprobación final al nuevo entendimiento firmado con la Argentina. También es un primer paso para tener la iniciativa sancionada antes de que comience el G20, el 30 de noviembre.

Las negociaciones para llegar hasta aquí fueron largas –en la misma comisión de ayer Cambiemos debió hacer concesiones-, tediosas y hasta corrió riesgo el apoyo de la oposición cuando en la última semana de agosto el dólar tocó los 41 pesos y el Gobierno debió reunirse de urgencia el fin de semana en la Quinta de Olivos para anunciar una reducción del gabinete.

Sin embargo, el Ejecutivo con Rogelio Frigerio, ministro del Interior, y Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, a la cabeza, logró encauzar el diálogo con el bloque Argentina Federal, peronismo no kirchnerista que representa a los gobernadores, y llegó a buen puerto en los principales puntos que reclamaban. El Frente para la Victoria y el Frente Renovador se mostraron más reacios y no acompañarán la medida.

Con este panorama, los números que manejan en el oficialismo indican que tienen entre 130 y 135 votos positivos y entre 95 y 100 negativos, con algunas ausencias y abstenciones. Entre los que acompañarían, están los 108 de Cambiemos, 8 del bloque Justicialista, 4 cordobeses, 5 misioneros, 3 del bloque de Martín Lousteau, al menos 3 de Santiago del Estero, y los monobloques de José Luis Ramón, Alma Sapag y Adriana Nazario.

El puntapié inicial para destrabar las negociaciones fue el aumento de Bienes Personales, un punto que la oposición exigió para afianzar la recaudación en 2019 y compensar el esfuerzo que la Nación les pidió a las provincias para alcanzar el déficit cero el año que viene, un recorte de 300 mil millones de pesos (200 mil el Ejecutivo y 100 mil los distritos).

Lo acordado fue subir el mínimo no imponible -el piso a partir del cual los contribuyentes deben pagar el impuesto- de los $1.050.000 actuales a $2.000.000. Asimismo, se elevan las alícuotas para quienes tienen mayor poder adquisitivo. Quienes declaren bienes entre $2.000.000 y $5.000.000 pagarán una tasa de 0,25%; de $5.000.000 a $10.000.000 tributarán 0,50%, y a partir de los $20.000.000, la tasa será de 0,75 por ciento.

Con esta discusión zanjada, la Casa Rosada logró obtener dictamen del Consenso Fiscal 2018 firmado por 17 gobernadores y la ciudad de Buenos Aires, que también será aprobado hoy en el recinto. Esta norma también es fundamental para equilibrar las cuentas porque, entre otras cosas, sella el traslado a la ciudad y la provincia de Buenos Aires de algunos usuarios de AySA, Edenor, Edesur y del transporte público de pasajeros.

Pero justamente la cuestión del transporte fue la otra que generó rispideces, que no se arreglaron hasta ayer en la comisión. El problema surgió con las ciudades grandes del interior que tienen transporte urbano. Como la Nación dejará de subsidiar a las empresas el boleto de los colectivos y le da ese dinero directamente a las provincias para que negocien, había casos, como el Córdoba capital, que debían aumentar el boleto a 36-38 pesos.

Para compensar esto, Luciano Laspina, presidente de la comisión de Presupuesto, anunció que se creará un fondo de 6.500 millones de pesos “destinado a asistir en la transición” y “evitar saltos” en las tarifas. La distribución estará a cargo del Ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich: 5 mil millones será de forma automática y los restantes 1500 millones será teniendo en cuenta los desajustes que presenten ciertos municipios.

Otra discusión que se neutralizó en la comisión fue la del artículo 53, sobre la reestructuración de la deuda pública, que había sido criticado por la oposición desde que se anunció. El Gobierno accedió a directamente eliminar este punto, que implicaba modificar la Ley de Administración Financiera para que la deuda se pudiera reestructurar “atendiendo a las condiciones imperantes del mercado financiero” y no, como indica el texto actual, “mejorando los montos, plazos y/o intereses de las operaciones originales”.

También se estableció que habrá más fondos ($400 millones) para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y para el Conicet y la Secretaría de Cultura ($500 millones). La Sedronar verá un incremento de $100 millones y se duplicó de $30 a $60 millones la partida para el Plan de Lucha contra la Violencia de Género.

Así las cosas, todo indica que no habrá sorpresas y el Presupuesto 2019 tendrá media sanción en la Cámara baja. Luego, en el Senado, en la Casa Rosada no esperan que las negociaciones se recrudezcan porque el diálogo con las provincias es más lineal y vienen trabajando con el bloque de Miguel Ángel Pichetto, que acompañará.

En Cambiemos hay conformidad con el texto elaborado porque, según sus cálculos, todas las provincias “están contempladas”. Las únicas que salen perdiendo son la provincia y la ciudad de Buenos Aires, esta última en casi 900 millones de pesos.

Según explicaron, el ajuste estimado (en los ingresos pasar  de un déficit de 1,3% a 0% y en los gastos bajar de 2,7% a 1,3%) lo “pagan” los exportadores de servicios, los industriales, las personas con bienes en el extranjero y los bancos con el impuesto a los sellos y cheques, en donde se hace una postergación de la baja.

INFOBAE /

EL OFICIALISMO OBTUVO DICTAMEN Y BUSCARÁ APROBAR HOY EL PRESUPUESTO Y LOS CAMBIOS IMPOSITIVOS
El oficialismo buscará aprobar hoy en una sesión especial de la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Presupuesto 2019, que recibió ayer dictamen de comisión donde se incorporaron una serie de cambios al proyecto original del Poder Ejecutivo. Tanto para obtener dictamen como para alcanzar los votos necesarios para la aprobación Cambiemos negoció el respaldo del bloque justicialista.
Durante la sesión especial convocada para las 11, el oficialismo buscará debatir además el paquete económico que incluye el revalúo de Ganancias por inflación, la reforma del impuesto a los Bienes Personales, el monotributo social y la adenda fiscal, iniciativas que obtuvieron dictamen el jueves pasado.
El proyecto presupuestario para el año próximo que busca aprobar Cambiemos contempla una inflación anual del 23% en 2019, con un dólar de $ 40,10 en promedio a diciembre próximo y una caída del Producto Bruto Interno (PBI) del 0,5% y además del “déficit cero” en las cuentas públicas, prevé destinar el 70% de los recursos al gasto social.
El oficialismo consiguió dictamen de mayoría al reunir 27 firmas de las cuales 23 corresponden a Cambiemos, a las que se sumaron la de Jorge Franco (Frente Misionero de Concordia), los justicialistas Elida Pertile, y Juan Bahillo, y la santiagueña Norma Abdala de Matarazo.
El dictamen contempla modificaciones que fueron incorporadas en el marco de la reunión de comisión de Presupuesto, en cuyo transcurso su presidente Luciano Laspina (PRO) anunció un conjunto de cambios vinculados a la deuda, a los subsidios en el transporte y a las cooperativas.
Laspina garantizó que se mantendrá la versión original del artículo 8, el cual preveía aumentar las delegaciones del jefe de Gabinete sobre la ampliación de créditos presupuestarios provenientes de organismos internacionales.
El diputado reconoció que no sólo fue un reclamo de la oposición sino también de la Coalición Cívica.
Desde la oposición, la mayoría de los bloques cuestionaron el “apuro” del oficialismo en debatir hoy en el recinto el proyecto del Poder Ejecutivo y coincidieron en criticar las proyecciones contempladas en el texto.
El kirchnerista Axel Kicillof cuestionó las proyecciones del Presupuesto, al sostener que “empaquetaron al Congreso para votar un presupuesto escandaloso que es invotable” y consideró que “significa una profundización de todas las políticas que admiten que fracasaron”, al advertir que este “es seguramente el proyecto de Presupuesto de su último año de gobierno”.
Por el Partido Obrero, la diputada Romina Del Plá, anticipó su rechazo al proyecto de Presupuesto y cuestionó la intención de Cambiemos de votarlo mañana.
“No sé qué otra cosa más van a manipular para habilitar el debate”, dijo.
También, y desde el nuevo interbloque Red Por Argentina, el diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso, adelantó que ese espacio rechazará el Presupuesto 2019 y pidió a los diputados “que voten en contra del presupuesto del hambre”, al señalar que “la Argentina que pintan en el proyecto no tiene nada que ver con la realidad que vive la gente en la calle”.
En el debate en comisión, el escándalo se suscitó porque poco antes de que empezara a circular el dictamen del oficialismo para ser firmado, ya se había difundido la nota formal de convocatoria a la sesión especial de hoy. A los gritos, la oposición interrumpió el debate y fustigó a Cambiemos por “esconder el dictamen” y por convertir al Congreso en “una escribanía del Fondo Monetario Internacional”.

BAE /

DENUNCIA A GRUPO ANARQUISTA POR INCITAR A LA VIOLENCIA
Un grupo, aparentemente, de activistas, utilizó las redes sociales para arengar contra la votación del Presupuesto que tendrá lugar hoy en Diputados con manifestaciones violentas. El Gobierno denunció la situación que ya investiga la Justicia.
El Ministerio de Seguridad de la Nación presentó ayer una denuncia contra el grupo anarquista autodenominado “Lxs Solidarixs” a partir de detectar publicaciones en la red social Facebook que “incitan a incendiar el Congreso de la Nación durante el debate parlamentario del presupuesto” que se llevará a cabo hoy.
“¡Es hora de incendiar de una vez por todas ese nido de ratas llamado Congreso! ¡Si los recursos fueran suficientes dinamitarlo con diputados y todo adentro!”, arengaron en una publicación en Facebook desde el usuario “GrupoAnarquistaLxsSolidarixs”.
También escribieron “No vamos a llamar a marchar pacíficamente a nadie, cómo anarquistas llamamos a ir con los botines de punta, preparados para darles batalla…. ¡Toda forma de acción directa es válida ese día! ¡Que nos manden todo lo que tengan, que acá vamos a estar! Si camaradas, llamamos a la insurrección popular este miércoles al medio día, la suerte está echada…” El Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich realizó la denuncia que recayó en el Juzgado Criminal y Correccional Federal 9, a cargo de Luis Osvaldo Rodríguez.

ÁMBITO FINANCIERO /

LOS OBISPOS INTENTAN UN ACERCAMIENTO AL GOBIERNO PARA REDUCIR LA TENSIÓN

El costo político que asumirá la Iglesia por la misa que monseñor Agustín Radrizzani ofició el sábado delante de Hugo Moyano y varios caciques sindicales, al pie de la Basílica de Luján, podría medirse en pulsos telefónicos. En los últimos días se intensificaron las llamadas entre autoridades del Episcopado y el gobierno de Mauricio Macri, para atemperar el impacto del audaz paso que dio el arzobispo de Mercedes-Luján.

Por distintas vías, miembros de la comisión ejecutiva del Episcopado, incluido su presidente, el obispo Oscar Ojea, tendieron puentes para reconstruir la relación con el Gobierno, a través de diálogos con la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y el secretario de Culto, Alfredo Abriani, entre otros.

“Hay preocupación en ambas partes. En la Iglesia quedó la sensación de que se fue demasiado lejos con los gestos y concesiones a Moyano. Y en el Gobierno hay distintas opiniones, pero temen por el impacto que puede tener en la situación social”, comentó anoche a LA NACION una fuente cercana al ámbito eclesiástico.

Hay conciencia de que la crisis seguirá -si es que no se profundiza- y en el Gobierno saben que la Iglesia no renunciará a formular sus diagnósticos sociales. “Eso existe, pero es probable que lo obispos eviten un tono agresivo”, confió una fuente.

Disimular la tensión

A pesar de ello, cerca de la Casa Rosada intentan bajar la tensión. “No quedó ninguna herida, pero hubo un descuido de los obispos. Algunos hicieron su negocio”, dijeron a este diario, en referencia a la oportunidad que encontraron los líderes sindicales para limpiar sus culpas con una foto bendecida en el principal santuario del país.

“A nosotros no nos hace falta ninguna foto. Seguiremos trabajando como siempre con la Iglesia”, explicaron fuentes del oficialismo.

Según pudo saber LA NACION, no participó de las llamadas Radrizzani. En tanto, se espera que el debate interno en la Iglesia sobre el acercamiento a figuras irritantes del aparato sindical -impulsado incluso por el titular de Pastoral Social, Jorge Lugones, quien recibió a Moyano cuando se discutía la situación procesal de su hijo Pablo- se profundice en la asamblea plenaria que el Episcopado hará en noviembre.

Algunos, sin embargo, ya comenzaron a marcar diferencias. “Cuando la política y la religión se mezclan indebidamente, todos perdemos. Necesitamos estar atentos”, escribió el obispo de la diócesis cordobesa de San Francisco, Sergio Buenanueva, en su cuenta de Facebook.

“Hoy, en la Argentina, ninguna expresión política partidaria puede reclamar para sí la franquicia de la doctrina social de la Iglesia. Y lo más seguro es que eso no se dé nunca. Lo cual es muy bueno”, completó.

LA NACIÓN /

AVANZA EN DIPUTADOS: LAS INMOBILIARIAS AMENAZAN CON LLEGAR HASTA CORTE SUPREMA SI SE APRUEBA LA LEY DE ALQUILERES

Al igual que una barrera de futbolistas evitando que la pelota entre en el arco, los representantes de las cámaras inmobiliarias, de propietarios y de desarrolladores de viviendas, se mostraron -este martes, en una conferencia de prensa- dispuestos a resistir la polémica nueva ley de alquileres que impulsa el Gobierno. Aseguran que la ley, así como está escrita, traerá conflictividad entre inquilinos y propietarios y provocará un retiro masivo de propiedades en alquiler con el consiguiente aumento de los precios.

En la sede porteña de CUCICBA, el Colegio Profesional Inmobiliario, los empresarios se reunieron para advertir sobre “los efectos perjudiciales del proyecto” oficial, aprobado por la Comisión de Legislación de la Cámara de Diputados de la Nación.

Según Armando Pepe, presidente de esa institución, “la ley tiende a intentar solucionar el déficit habitacional con medidas muy populistas, pero que dañan profundamente la inversión y la confianza de los demás agentes económicos que participan en el mercado inmobiliario”, explicó. Y advirtió que el tema puede llegar a judicializarse porque, si la ley es aprobada por el Congreso antes del 30 de noviembre, las cámaras están dispuestas a presentar un amparo y “llegar hasta la Corte Suprema si es necesario”, dijo.

Otra voz que se sumó al reclamo fue la del presidente de la Cámara de Propietarios, Enrique Abatti, quien recordó actualmente se está dando la rentabilidad histórica más baja en los alquileres, en el orden del 3% anual y que esta norma solo agudizará el déficit habitacional, dado que “se van a retirar los inmuebles de la oferta”, dijo.

Según datos de la inmobiliaria Properati, desde agosto del año pasado hasta ahora, cayó un 25% la oferta de inmuebles en alquiler. A pesar de que, los precios de las locaciones, en Capital Federal, aumentaron un 38% en el mismo lapso.

Entre los desarrolladores presentes, Damian Tabakman (CEDU), destacó que estas reglas desincentivan a inversiones que apuntan a comprar viviendas para ponerlas en alquiler. Y en el mismo sentido, Miguel Camps, de la Asociacion Empresarios de la Vivienda (AEV) coincidió: “resulta evidente que con este clima de inseguridad jurídica y económica, se va a retraer mucho el inversor”,dijo.

El lunes a la tarde, Armando Pepe y Alejandro Bennazar, titular de la Cámara Inmobiliaria, fueron convocados a la Cámara de Diputados, a una reunión con el diputado nacional Daniel Lipovetsky y el secretario de la Vivienda de la Ciudad, Iván Kerr. Según Pepe, los funcionarios tomaron nota de los reclamos pero no ofrecieron respuestas.

En esa oportunidad, las inmobiliarias pidieron la revisión de algunos temas. Entre otros, mantener en dos años el plazo de los contratos, la autonomía de las provincias en leyes arancelarias y de honorarios; el derecho al cobro de honorarios para las inmobiliarias; que no se incluyan, en el proyecto, las locaciones comerciales y que sólo quede involucrada la vivienda única, si se trata de paliar un problema social. También, que la garantía sea a elección del propietario y que los alquileres se ajusten por el valor UVA, y no por el coeficiente de variación salarial e inflación (CVS/IPC), como proponen los inquilinos.

CLARÍN /

GARAVANO-FALBO, CÓMO ES HOY LA RELACIÓN QUE DETONÓ EL CONFLICTO

Elisa Carrió acusa al ministro Germán Garavano de haber introducido en el Gobierno a una encubridora de “crímenes del narcotráfico”. Su bronca es por la ex procuradora bonaerense María del Carmen Falbo, que hoy tiene funciones dentro del Ministerio de Justicia. “De estrechos vínculos con Aníbal Fernández”, escribió sobre ella Carrió en su pedido de juicio político contra el ministro.

Falbo y Garavano se conocen desde hace más de 20 años. Ella era secretaria de Justicia bonaerense; él integraba la ONG Unidos por la Justicia. Después, ella fue designada por Felipe Solá jefa de los fiscales de la provincia, puesto que ocupó durante 12 años. A él, Macri lo puso en el mismo cargo en la Ciudad. Estaban en veredas opuestas y varias veces se enfrentaron. Las diferencias eran tanto ideológicas como políticas (Falbo, más garantista, había sido puesta y sostenida por el PJ). Pero convivían con respeto, coinciden desde ambos lados del vínculo.

Por eso, cuentan quienes defienden a Garavano, le pidieron a él que hiciera gestiones con Falbo para que dejara la Procuración bonaerense cuando María Eugenia Vidal asumió la gobernación. El cargo es vitalicio y el macrismo, sin los votos necesarios para sacarla por juicio político, tenía otros planes para ese puesto. Se concretaron cuando, conseguida la renuncia de Falbo, nombraron a Julio Conte Grand. En el entorno de Falbo dicen que Garavano no intercedió. Que ella se jubiló porque sabía que su ciclo había terminado.

El macrismo bonaerense hablaba, en aquel momento, de un “acuerdo tácito” de no agresión. Ella daba un paso al costado y dejaban de embestirla. Pero ¿cómo llegó después al Ministerio de Justicia de la Nación?

En esto coinciden unos y otros: fue un pedido del Consejo de Procuradores y Fiscales Generales de la Argentina, los procuradores de las provincias, en general vinculados al PJ. Se acordó cuando ella dejó la Procuración bonaerense. Desde entonces oficia, ad honorem, como un enlace con ellos. Su relación es básicamente con la Subsecretaría de Justicia y Política Criminal, para temas de capacitación.

El 16 de abril de este año, ante un pedido de acceso a la información pública que presentó Carrió, el Ministerio de Justicia le contestó que Falbo no tenía contrato ni cobraba por gestión alguna. Que el 31 de marzo de 2017 se le habían asignado funciones ad honoremcomo coordinadora académica del Consejo Consultivo del Programa Nacional de Criminalística, para “interactuar” con el Consejo de Procuradores, “que Falbo integró durante muchos años”. Según Carrió, la designación implica un “desconocimiento absoluto” de Garavano de “la lucha” que encabezó la Coalición Cívica “contra la impunidad y contra los funcionarios judiciales corruptos que durante años encubrieron a funcionarios partícipes de crímenes aberrantes”.

Carrió afirmó en el pedido de juicio político que presentó la semana pasada que Falbo fue “incorporada al plantel del ministerio” luego de que tuviera que dejar su cargo de procuradora, “ante la inminencia de su destitución”, por haber encubierto, junto con Aníbal Fernández, crímenes del narcotráfico. Puntualmente, haber protegido al ex fiscal general de San Isidro Julio Novo, que renunció acusado del encubrimiento de un doble crimen de dos ciudadanos colombianos acribillados en Unicenter en 2008. Carrió denunció que Novo no actuaba solo, que estaba vinculado con Aníbal. En el entorno de Falbo toman distancia. Niegan que ella conserve hoy algún vínculo con Aníbal Fernández, de quien fue incluso su abogada cuando él era intendente de Quilmes. Dicen que tuvieron diferencias y que hace “por lo menos cinco años” que no hablan.

Los que defienden a Garavano alegan que, en definitiva, el tema Falbo se parece a lo de Daniel Angelici: un enemigo histórico que él combatió y que insólitamente se le volvió un problema. Sin embargo, ratificado por Macri en su cargo de ministro, Garavano no hizo ningún gesto de que fuera a promover que Falbo deje las funciones vinculadas a su ministerio.

LA NACIÓN /

ALFONSO PRAT-GAY NO DESCARTÓ VOLVER A CAMBIEMOS Y EMITIÓ ALERTAS SOBRE LA ECONOMÍA

El ex titular de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay no descartó en la noche de este martes volver a ocupar una función pública en el gobierno de Cambiemos, al mismo tiempo que emitió alertas sobre la situación de la economía, sobre todo en lo referido al acuerdo con el FMI, las elevadas tasas, la situación interna de Cambiemos y la independencia del BCRA.

“¿Volverías al Gobierno?”, le preguntó el periodista José del Río en LN+. El ex funcionario respondió: “En este fin de semana tuvimos esas discusiones; no quiero hablar de un cargo en particular porque hay otras personas en esos cargos; yo estoy comprometido con Cambiemos y estoy trabajando para que siga cambiando las cosas desde el lugar que me toca”.

En ese sentido, Prat-Gay dijo que no está “enojado” con las circunstancias de su salida del gobierno ni tampoco considera que hubo “ingratitud” para con él. “Son las reglas del juego de los que hacemos política”, apuntó.

Durante los 40 minutos de entrevista, el economista fue muy insistente en dos definiciones: alertar sobre la independencia del Banco Central, cuestionar el acuerdo con el FMI y criticar las tasas del BCRA.

“Veo la economía local con preocupación; ha entrado en un proceso recesivo profundo. Ya lo dijo Dante Sica: es obvio que una economía no puede resistir con esta tasa. Es la receta del Fondo Monetario Internacional y ya hemos visto las recetas del FMI en otros países… No era necesario ir al Fondo”, sostuvo.

Sintetizó: “Cuando un gobierno toca la puerta del FMI significa que no se pudo poner de acuerdo internamente; es un fracaso, tocar la puerta del fondo es pedir ayuda porque no la pudiste resolver internamente”.

Al respecto del BCRA, planteó dudas sobre su independencia: “El Central es una institución que debiera estar relativamente encapsulada y protegida de los vaivenes de la política, esa es la independencia del Central que no implica no coordinar, pero me parece que eso es lo que deja algunas dudas”.

Siguió: “Y no es bueno que haya muchos cambios en el BCRA y que los que ocupan la silla sean vistos como el riñón del presidente y del ministro porque ahí no estamos teniendo la autarquía”.

Prat-Gay vinculó este punto también con la inflación: “Mucho de lo que pasa con la  inflación tiene que ver con el Banco Central y la falta de credibilidad que hay hoy no solo en la moneda sino también en las propias autoridades económicas como lo reconocen ellos. La contracara de la falta de confianza es la tasa de interés”.

Finalmente, fue muy crítico de la situación interna en Cambiemos: “Muy pocas veces funciona como coalición de Gobierno; los tres partidos no están representados ni en el Gabinete ni en la manera en que se toman decisiones. Sin el aporte de Lilita no hubiera habido Cambiemos ni presidencia de Macri. (Ni tampoco) sin el aporte del radicalismo que en aquella sesión de Gualeguaychú tomó esa decisión de acompañarlo”.

CLARÍN /

OCAÑA, SOBRE MOYANO Y LA IGLESIA: “EL PAPA FRANCISCO APAÑA A TODOS ESTOS CORRUPTOS”

La diputada nacional Graciela Ocaña se manifestó este martes en contra de las expresiones de Hugo Moyano contra la Justicia, y criticó duramente a la Iglesia al considerar que “el Papa Francisco ha apañado a todos estos corruptos”.

“Todos los argentinos sufrimos la amenaza de Moyano y de un sector sindical. Esto afecta el derecho que todos los argentinos tenemos garantizados en la Constitución”, sostuvo Ocaña en un diálogo con el periodista Alfredo Leuco en el canal Todo Noticias.

Asimismo, la diputada recordó que el jefe del gremio de Camioneros “usó la extorsión antes, cuando llegaron los pedidos de las cuentas de Suiza en 2011 y amenazó con que si se contestaban esos requerimientos judiciales iba a producir un paro general”.

“No había sucedido esto desde el regreso de la democracia, que grupos se manifestaran en contra del Poder Judicial. Recordaba el caso de los carapintadas en su momento, que querían evitar responder por los hechos de lesa humanidad ante la Justicia”, ejemplificó.

Ocaña también criticó a quienes defienden al líder sindical y dijo: “No vi una reacción de la clase política, de la máxima dirigencia de la Argentina repudiando estos hechos. El Papa Francisco no desconoce estos hechos, ha apañado a todos estos corruptos olvidándose de la máxima de ‘no robarás'”.

“Me gustaría que el señor Moyano presente su declaración jurada y cuente cuánto ganaron sus empresas, y cuánto perdió la obra social que está quebrada y que sólo subsiste por los préstamos que el sindicato de Camioneros le otorga”, cuestionó la dirigente de Cambiemos.

CLARÍN /

PATRICIA BULLRICH: “ME PARECE INJUSTO QUE ELISA CARRIÓ HAYA DICHO QUE SOY TONTA”

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, habló sobre los dardos que recibió días atrás por parte de Elisa Carrió. Y luego de considerar “injustos” los dichos de la líder de la Coalición Cívica, aseguró que no va a caer en la “tentación de una pelea” porque Cambiemos “es hoy más importante, y con Carrió adentro”.

“Me entristece lo que dijo Carrió porque creo que la lucha que se está dando contra el narcotráfico es muy fuerte”, expresó Patricia Bullrich durante una entrevista con el periodista Luis Novaresio en la señal América 24. “Me parece injusto lo que dijo, lo pensé mucho y con mi equipo dije ‘vamos para adelante’“, contó la titular de Seguridad a la hora de responder si analizó salir al cruce de los dichos de la jefa de la Coalición Cívica.

Carrió, días atrás, aseguró que a Bullrich “hay sectores de las fuerzas que la están engañando: le ponen droga para que ella la encuentre, pero el negocio sigue”. Luego, sin embargo, bajó el tono y dejó elogios. “La conozco. Es una trabajadora. A veces comete torpezas. No son de mala fe. Yo le digo que es un suboficial prusiano, porque no tiene la sutileza de un general. Es una mujer que tiene mucho coraje. No va a recibir dinero de los narcos”, afirmó.

La titular de Seguridad también se refirió a la polémica celebración ecuménica impulsada por Hugo Moyano y sectores de la oposición frente a la Basílica de Luján. “Me molesta mucho la mezcla la relación Iglesia-política, esta idea de que yo soy más amigo que vos del Papa“, dijo. Y consideró que “Francisco no ha tenido la distancia necesaria con la política argentina, tendría que haber sido un poquito más abierto con nuestro gobierno”.

En esa línea, cuestionó a Hugo Moyano y aseguró que “lo que no se puede aceptar es la extorsión, un yo me movilizo para que no me detengan“. Y luego de asegurar que el líder camionero “nunca fue aliado” de Mauricio Macri, afirmó: “Me parece muy mal que un sindicato ponga plata en un club de fútbol”. También dejó cuestionamientos para el rol de muchos gremialistas: “El sindicalismo argentino es millonario y corporativo”, definió. “La Argentina tiene un modelo sindical que nos lleva al estancamiento”, expresó.

CLARÍN /

SE ENTREGÓ POCHETTI, LA VIUDA DEL SECRETARIO DE KIRCHNER, Y DIJO QUE NO SABÍA DE DÓNDE VENÍA LA PLATA

La millonaria viuda de Daniel Muñoz, el secretario privado más cercano a Néstor Kirchner, declaró ante la Justicia que desconocía los negocios que hacía su marido, que lo llevaron a tener propiedades por 73 millones de dólares, y señaló que siempre le decía que no se metiera en asuntos de la política.

Carolina Pochetti, que se entregó a las autoridades ayer a la mañana en los tribunales de Comodoro Py 2002, luego de estar prófuga desde el fin de semana, fue indagada por el juez federal Claudio Bonadio, que investiga la causa de los cuadernos de la corrupción,

En ese expediente, la ex presidenta Cristina Kirchner está procesada como jefa de una banda integrada por ex funcionarios que pedían coimas y empresarios que las pagaban para asegurarse contratos con el Estado.

Daniel Muñoz, como secretario de los Kirchner, aparece en los cuadernos que escribió Oscar Centeno, chofer de Roberto Baratta, , como el que recibía bolsos con dinero en la casa de los Kirchner, ya sea en la quinta de Olivos o en su departamento de Recoleta.

La Justicia investiga si el dinero con el que Muñoz realizó las múltiples inversiones inmobiliarias era el que se derramaba del mecanismo de recaudación ilegal o si en verdad Muñoz era testaferro de Néstor Kirchner.

Dijo la mujer que su esposo le decía que las acusaciones eran “cosas de la política” para desprestigiar a Néstor Kirchner. Y que le decía “no preguntes” cada vez que le hacía cuestionamientos.

Pochetti declaró ante el fiscal Carlos Stornelli, donde se mostró angustiada y por momentos lloró. Dijo que se “sentía una estúpida” porque no podía entender que su marido le hubiera mentido, por lo que se declaró engañada.

Admitió su pasar económico de millonaria, pero dijo que nunca pensó que esa plata proviniera de la corrupción. Negó conocer a los personajes de la organización ilícita identificada por el juez Bonadio, aunque dijo que conocía a Néstor y Cristina Kirchner aunque no los frecuentaba.

La mujer dijo desconocer los negocios de su marido. La Justicia investiga las operaciones de Muñoz en dos expedientes; uno en manos del juez Claudio Bonadio y otro en manos de su colega Luis Rodríguez. En este último, el objeto de la investigación es el enriquecimiento ilícito de Muñoz. Pero el secretario de los Kirchner murió de cáncer en 2016, por lo que la causa siguió sobre su viuda y las personas allegadas que supuestamente fueron sus testaferros para adquisición de propiedades en los Estados Unidos. Los investigados son Elizabeth Ortiz Municoy, socia de Pochetti, y Sergio Todisco, su ex marido.

Ambos están presos desde el pasado fin de semana y Todisco declaró como arrepentido ante el fiscal Stornelli. Se desconoce el alcance de su declaración, que está a estudio del juez Bonadio para determinar si la homologa.

La otra causa es la de Bonadio donde Pochetti fue detenida porque supuestamente se dedicaba al lavado de dinero proveniente de los bolsos de la corrupción.

Hasta ahora los investigados habían podido conservar sus cuentas . De hecho, el juez Rodríguez rechazó un pedido de Stornelli para congelarlas, hasta que la semana pasada la Cámara Federal -con el voto de los jueces Leopoldo Bruglia y Martín Irurzun- revocó esa decisión, lo que precipitó la detención de la viuda de Muñoz.

Los papeles con que cuenta la Justicia señalan que Muñoz está vinculado a una empresa offshore creada por el estudio panameño Mossack Fonseca. Era Gold Black Limited, fundada tres años antes en las islas Vírgenes británicas. Muñoz y Pochetti fueron sus accionistas, primero con papeles al portador y luego nominales.

A través de esa firma y otras adquirió inmuebles en Estados Unidos, valuados en unos 73 millones de dólares.

Las operaciones se realizaron mediante detenidos allegados a Muñoz y a su mujer que oficiaron como directores de las empresas.

Luego, tras la derrota del kirchnerismo, los bienes fueron vendidos y el dinero circuló por cuentas en Hong Kong, México y Andorra, a través de una compañía financiera que operaba en Mar del Plata.

La viuda de Muñoz aparece integrando las sociedades Patagon Adventure SRL, Patagon Experience SRL, Tabacalera del Norte SA, Banana Ski Show y Cayuques, y tiene un departamento en Mar del Plata, una casa en Villa La Angostura (Neuquén) y otra en Buenos Aires.

Para Stornelli, Pochetti habría “conformado una estructura jurídica, societaria y bancaria” para lavar dinero de origen ilegal. Carlos Gellert y Perla Puente Rosende, supuestamente parte de la conexión que facilitó las operaciones inmobiliarias, están prófugos, al igual que Carlos Temístocles Cortez, conocido de los Muñoz que supuestamente viajó a los Estados Unidos. Se cree que Cortez movió 2,5 millones de dólares hacia Suiza.

LA NACIÓN / PÁGINA 12 /

CORRUPCIÓN K: AHORA CLAUDIO BONADIO PIDIÓ INVESTIGAR LOS VUELOS EN LOS QUE KIRCHNER SE HACÍAN LLEVAR LOS DIARIOS A SANTA CRUZ

La causa que investiga la estructura de corrupción que funcionó, según el juez Claudio Bonadio, desde 2003 a 2015 en el extinto ministerio de Planificación Federal y que se dedicó a la recaudación de fondos ilegales que aportaban las empresas contratistas del Estado, derivó en múltiples expedientes.

En primer lugar, el magistrado ordenó que se investigue los tres sectores desde los cuales se pagaron sobornos: obra pública, energía y transporte. Además, pidió avanzar sobre algunos objetos secuestrados de la casa de Cristina Kirchner.. Y ahora, con el procesamiento de los ex secretarios privados y colaboradores, reclamó que se investiguen los vuelos a Santa Cruz en los que sólo se trasladaban diarios. La sospecha es que se hayan malversados fondos.

En función de algunas declaraciones tomadas por Bonadio, se determinó que “durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner se realizaban vuelos en avión con el único fin de llevar los diarios a los nombrados desde esta ciudad a las ciudades de Río Gallegos y El Calafate, como así también otros elementos que no se encontraban relacionados con la función pública”, indicó en la resolución judicial el magistrado.

Por eso, el juez requirió que la Cámara efectúe el correspondiente sorteo y se abra una investigación paralela al respecto, para corroborar si se cometió el delito de malversación de caudales públicos.

Los testimonios aportados se sumaron a otros que consideró Bonadio para procesar a un grupo de colaboradores del matrimonio Kirchner en la recaudación y traslados de fondos ilegales al Sur. En esa lista se incluyó a los ex secretarios privados Roberto Sosa, Fabián Gutiérrez y Daniel Álvarez, al ex jardinero Ricardo Barreiro y al ex recaudador del FpV Raúl Copetti.

¿Qué tuvo en cuenta el Juez? Testimonios de personal de la Fuerza Aérea y también la declaración de -entre otros-, Sergio “Potro” Velázquez, ex piloto de la flota presidencial. Los relatos apuntan a viajes al Sur -distintos a los del delivery de los diarios- donde colaboradores como el fallecido Daniel Muñóz, viajaba custodiando valijas y bolsos. Los demás integrantes de la asociación ilícita recientemente procesados, según Bonadio, eran los responsables de descargar dicho equipaje y trasladarlo a las residencias de los ex Presidentes tanto en la capital santacruceña como en El Calafate.

Bajo esta línea argumentativa, el magistrado concluyó que parte del dinero recolectado “ilegalmente por ex funcionarios era trasladado en aviones de la flota presidencial a las ciudades de Río Gallegos y El Calafate, de lo cual se encargaba en muchas ocasiones Muñoz”.

Pero no fueron los únicos vuelos bajo sospecha. El Tango 03, según varios testimonios, entre ellos los de Mariana Zuvic -aliada de Elisa Carrió y esposa de Eduardo Costa, ex candidato a Gobernador por Santa Cruz-, viajaba los fines de semana cuando allí descansaban los ex Presidentes “para trasladar únicamente los diarios”.

José Luis Bustos, otro testigo, contó al juez: “Teníamos un vuelo que le decíamos ‘el diariero’ porque volábamos los fines de semana –sábado, domingos y feriados– y en general sólo trasladábamos los diarios despegando generalmente a las 6 de la mañana desde Aeroparque. Los vuelos se realizaban solo cuando la familia presidencial se encontraba en el sur y podían ser a Calafate o Río Gallegos. Las personas que viajaban en el avión a Calafate o Río Gallegos iban con sus valijas o bolsos con ellos no las despachaban”.

A este planteo, se sumó del comisario de abordo Ángel Alejandro Heit quien dejó en su testimonial más sospechas sobre los vuelos K: “Veía que llegaban camiones o combis, directamente desde Olivos con personal de Presidencia, quienes cargaban directamente a bodega las valijas. Dicho equipaje no siempre era escaneado por el escáner móvil de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. A veces era equipaje y a veces eran muebles, por ejemplo, hacia El Calafate, que estimo que eran para un hotel por la cantidad (…) subían a bordo directamente desde las camionetas de Presidencia y una vez arriba, las manejábamos nosotros para no rayar el mobiliario del avión”.

CLARÍN /

CAUSA DE LOS CUADERNOS: EL MENSAJE QUE ENCIERRA LA REMERA QUE ELIGIÓ MÁXIMO KIRCHNER PARA IR A LOS TRIBUNALES FEDERALES

Máximo Kirchner enfrentó este martes su tercera indagatoria en la Justicia Federal, donde se lo acusa de cometer hechos de corrupción en el marco de la causa conocida como los cuadernos de las coimas. A través de un escrito, negó ser parte de la trama de sobornos y pidió su sobreseimiento.

Pero el hijo de Cristina y Néstor Kirchner también fue noticia por otro motivo: la remera que usó para presentarse en el tribunal y el sutil mensaje que encerraba.

Desde la campera semiabierta  de Máximo se pudo ver en su remera la imagen del cuarto álbum de estudio de Metallica, lanzado en 1988 y que fuera titulado “And Justice for All” (Y Justicia para Todos).

La ilustración retrata a la Justicia atada con cuerdas y agrietada, en clara señal crítica al sistema judicial.

De jean, zapatillas y acompañado por el abogado de la familia, Carlos Beraldi, Máximo llegó minutos antes de las 11 para dirigirse al cuarto piso donde se encuentra la secretaría del juzgado de Bonadio.

​Sólo cuarenta minutos estuvo en los Tribunales de Retiro. Lo acompañaron Eduardo “Wado” de Pedro, Andrés “Cuervo” Larroque, Horacio Pietragala y Nelson Periotti, entre otros dirigentes de la agrupación kirchnerista La Cámpora.

Máximo K, en su presentación, hizo referencia a presiones sobre los “arrepentidos”, pidió acceder a los videos de sus declaraciones y criticó con dureza al magistrado.

Además, habló de “imputación falsa para denostar a dirigentes políticos opositores”.

CLARÍN / PÁGINA 12 /

“REGATEABA PERO PAGUÉ”: LA DECLARACIÓN COMPLETA DE ALDO ROGGIO EN LA QUE RECONOCE HABER NEGOCIADO EL MONTO DE LAS COIMAS

Infobae accedió al legajo de la declaración de uno de los empresarios más importantes del país. Allí relata cómo le pagó a Roberto Baratta

Aldo Roggio es uno de los empresarios más importantes del país. Tiene negocios en obra pública y también -a través de la firma Metrovías- la explotación del subte en la Ciudad de Buenos Aires. Declaró como arrepentido en la causa iniciada a partir de las anotaciones del chofer Oscar Centeno y admitió haber pagado coimas durante el kirchnerismo.

Algunas partes de la declaración fueron publicadas desde agosto pasado.

Infobae accedió ahora a la declaración completa de Roggio-presidente de la compañía Benito Roggio e Hijos (BRH)- donde explicó cómo le pagó coimas a Roberto Baratta previo regateo de las cifras. En su declaración aparecen el ex ministro de Planificación Julio De Vido, el ex secretario de Obras Públicas José López, el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y el director del OCCOVI Claudio Uberti.

El 10 de agosto, ante el fiscal Carlos Stornelli, Roggio dijo que “… fui objeto en forma directa de requerimientos de parte del señor Roberto Baratta para campañas electorales según este expresara en distintas oportunidades a los que en varias no accedí. Particularmente respecto de los hechos que en los ‘cuadernos de Centeno’ refieren a entregas de sumas de dinero concretadas en Alem 1050 reconozco que ellas respondieron a las contribuciones exigidas que finalmente y previo regateo accedí a efectuar, precisando que lo fueron por sumas sensiblemente inferiores a las denunciadas. Las sumas fueron, según recuerda, el equivalente a 50 mil dólares y otra vez 100 mil dólares, no recuerdo si lo fue en pesos o en dólares. Sobre el particular deseo aclarar que las exigencias fueron por sumas hasta dos y dos veces y media superiores, que el regateo fue el que lo llevó a la suma mencionada. Quiero resaltar que en todos los casos se trató de dineros propios, a título personal, habiendo procedido de esta manera en función de las exigencias de Roberto Baratta de las que fui objeto al respecto y ante la evidente probabilidad que me represente de que BRH pudiera ser objeto de represalias si no accedía… Por la manera en que se efectuaban las exigencias y el clima que se vivía me representé esa posibilidad. Nunca pretendí torcer la voluntad de algún funcionario público ni los requerimientos que sufrí se vinculaban con la actividad funcional. Desde mi función como presidente de BRH siempre obré con cautela y prudencia frente a una gestión de gobierno de neto corte autoritario (que además nunca consideró debidamente a la empresa pese a su trayectoria y antecedentes) obviando asumir riesgos empresarios que pudieran comprometer la normal actividad de la compañía. En esta dirección tomé la decisión de acceder a los requerimientos que se me formulaban significativamente reducidos en su magnitud con fondos propios y a título personal sin que estuvieran vinculados a una obra o contrato en particular”.

Roggió agregó que “teníamos diferencias con el gobierno, recuerdo que a partir del año 2008 tuve pedidos del gobierno nacional para que nos retirásemos como socios de la Asociación Empresaria Argentina. Los pedidos me fueron formulados por Roberto Baratta en algunas ocasiones y en otras por De Vido. Me decían ‘qué haces en esa entidad que no aporta nada positivo’, sé que a algunas empresas les hicieron iguales requerimientos. La Asociación Empresaria Argentina es una asociación de dueños de empresa tenía por esa época opiniones dispares con las autoridades nacionales. Obviamente no accedí a retirarme de AEA. Las diferencias esencialmente radicaban en que no teníamos el mismo ADN de gobierno, a tal punto que en una oportunidad escuché a José López decir que las empresas no eran nuestras sino del pueblo y que no nosotros éramos sus gerentes”.

Infobae había publicado la parte de la declaración de Roggio respecto de los pagos que le hacía a Ricardo Jaime, secretario de Transporte entre 2003 y 2009 y quien tenía a su cargo la asignación de los subsidios para el subterráneo de Buenos Aires cuando dependía del gobierno nacional.

El 15 de agosto, en indagatoria ante el juez Claudio Bonadio, Roggio dijo que “conoce que en Metrovías S.A. se debió acceder a la exigencia de efectuar pagos al Secretario de Transporte, Ricardo Jaime, por expreso pedido que él me efectuara en forma personal en su despacho al inicio de su gestión. En 1994 el Gobierno Nacional nos concesionó la prestación del servicio de Subterráneos y del Ferrocarril Urquiza. El contrato fue inicialmente por 20 años y en 1999 se extendió por 4 años (concluyendo en 2017). La tarifa era la contraprestación por nuestros servicios. La concesión se desarrolló normalmente hasta la crisis nacional de 2002 que produjo el quiebre de la ecuación económico-financiera del contrato, afectada severamente por la devaluación de la moneda nacional y la hiperinflación desatada en ese entonces. El gobierno de Duhalde dispuso un régimen general de renegociación de los contratos (UNIREN) afectados por los episodios mencionados, pese a lo cual no se llegó a concretar y tuvimos que convivir con la modalidad transitoria de compensación a través del régimen de subsidios, que se mantuvo durante toda la gestión kirchnerista. Que esta herramienta la utilizaron para mantener el esquema de subsidios que daban lugar a los pagos que nos exigían e, incluso, nos amenazaban de que nos podían rescindir el contrato por la falta de renegociación del contrato que las autoridades no impulsaban pese a nuestros reiterados reclamos de avanzar al respecto. Fuimos rehenes”.

Roggio agregó: “Presumo que los superiores de Jaime conocían la operatoria, habiéndosenos impuesto un porcentaje del 5 % de los pagos recibidos al respecto. Se pagaba en dinero en efectivo, periódicamente, en general mensualmente y en la persona del Secretario de Transporte. Debimos resignar parte de nuestra rentabilidad ya que los subsidios no implicaban una mejora contractual. No tuvimos oportunidad de negarnos a esta exigencia, habiendo soportado la presión hasta el límite de nuestras posibilidades, máxime teniendo cuenta que se trata de un servicio esencial y la gran incidencia del rubro personal (70% de los costos por operación del servicio)”.

El empresario cordobés describió el modo en que se le pagaba al ex secretario de Transporte: “La gente de Metrovias le entregaba los montos a Jaime, no le puedo precisar si fue en pesos u otra moneda. Jaime me pidió a mí, ningún otro funcionario nacional me solicitó el pago. Suponía que alguien más sabía pero no lo sé”.

Roggio fue uno de los empresarios que describió el esquema de cartelización de la obra pública y el pago de coimas y uno de los que mencionó al financista Ernesto Clarens como el receptor de los pagos. “Tengo referencia-dijo Roggio- también que en materia de obras viales existió un sistema, del que no participé, fui informado que el gobierno nacional impulsaría un importante plan de obras públicas, privilegiando su ejecución por sobre el precio de las misma, debiendo las empresas contribuir con las necesidades políticas de orden económico. Recuerdo incluso que De Vido, en alguna oportunidad, me dijo ‘… no se puede hacer política sin plata'”.

Aclaró que no participó de esta propuesta y, “de hecho, me ralearon. Licitamos obras y algunas pocas hemos ganado por precio en libre competencia. En la ejecución de esas obras sentimos el rigor de no haber aceptado las condiciones señaladas, habiéndosenos demorado por plazos extensos el pago de certificados, redeterminaciones de precios, nunca nos pagaron los intereses que manda la ley, etc., obligándonos a tener reconocimientos monetarios para la política para sortear estas dificultades, los ejecutores de este apriete fueron De Vido, López, Baratta, Uberti, habiendo cada uno y en distintas oportunidades exigidos esos aportes como forma de superar estos problemas. Estos aportes, en realidad no representaban un porcentaje determinado de la obra en cuestión, sino que nos eran exigidos puntualmente. La persona que recibía estos pagos era Clarens, habiendo dispuestos estos pagos cuando la situación financiera de las obras se volvía insostenible. Sin poder precisarlo, aproximadamente, las entregas de dinero fueron del orden de USD 100.000.- por vez, o su equivalente en pesos, estimando que todos ellos no habrían superado la suma de USD 3.000.000″.

Para concluir su declaración Roggi manifestó: “Deseo aclarar que, de todas maneras nos presentábamos y ganábamos las obras por precio, y para cobrar teníamos que pagar. Pagábamos contra los pagos que nos realizaban”.

INFOBAE /

SOSPECHAS DE LAVADO EN UN HOTEL

La Cámara Federal prohibió cambios en la composición de la sociedad que explotaba el Hotel Waldorf, de Osvaldo Sanfelice, supuesto testaferro de los ex presidentes Cristina y Néstor Kirchner. La decisión, que confirmó lo resuelto por el juez federal Daniel Rafecas, la dictó la Sala II de la Cámara, la misma que semanas atrás se opuso al pedido de Sanfelice de apartar a la diputada Margarita Stolbizer y a la abogada Silvia Martínez como supuestos amicus curiae (amigos del tribunal), en ese caso. La Sala II de la Cámara consideró que “la hipótesis central” de esta causa “es que Osvaldo Sanfelice apareció como comprador [en 2009] y dueño del Hotel Waldorf de esta ciudad, cuando en realidad habría sido un prestanombre de los verdaderos propietarios, la entonces presidenta Cristina Kirchner, el fallecido Néstor Kirchner y/o Máximo Kirchner”. Según los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, desde entonces “se habría usado la actividad del establecimiento como pantalla, para disimular ingresos que provenían de delitos”.

LA NACIÓN /

ARROYO, EL CANDIDATO A GOBERNADOR QUE AL MASSISMO LE DURÓ SOLO DOS SEMANAS

Apenas un par de semanas atrás, Sergio Massa le comunicó a un grupo de legisladores bonaerenses del Frente Renovador (FR) que Daniel Arroyo iba a ser su candidato a gobernador en 2019. Reunidos en un despacho del Senado provincial, los legisladores se encomendaron a organizar un acto que sirviera como primera foto de esa postulación. Anteayer, Arroyo abandonó el bloque del FR junto a Felipe Solá y otros tres diputados nacionales.

El domingo por la tarde, cuando se confirmó que Solá iba a dar una conferencia de prensa el lunes, en el FR comenzó también un operativo contención. Para entonces era un hecho que el ex gobernador y Facundo Moyano iban a abandonar el bloque junto a Fernando Asencio y Jorge Taboada. El respaldo a la candidatura de Arroyo pareció el último intento por mantenerlo en las filas.

Pero no fue más que un gesto: Arroyo llevaba semanas sin hablar con Massa. Se enteró de su postulación por los legisladores provinciales. Solá no hablaba con el tigrense desde marzo.

El domingo a la noche, el FR convocó a los concejales de los municipios de la primera sección electoral (el norte y noroeste del conurbano). Se juntaron ayer al mediodía, en Ituzaingó. Malena Galmarini, concejala en Tigre y esposa de Massa, tomó asistencia junto al diputado provincial Rubén Eslaiman, un hombre de Graciela Camaño. Salvo una duda en Tres de Febrero, creen que no va a haber deserciones. Distinto es el caso de la tercera sección electoral: los concejales se reunirán este sábado y ya se dan por sentadas algunas bajas en Avellaneda y La Matanza. En el interior provincial el panorama no sería mejor.

El otro foco de atención del massismo estaba puesto en la Cámara baja bonaerense, donde tiene doce diputados. Cada banca es vital para las negociaciones que Massa pretende llevar adelante con María Eugenia Vidal: la gobernadora tiene (o está muy cerca de tener) los votos para aprobar el presupuesto, pero necesitará negociar centímetro a centímetro con la oposición para reunir los dos tercios que requiere un nuevo endeudamiento.

Hay un solo diputado en duda: Pablo Garate, de Tres Arroyos, que al igual que Solá cree en la unidad del peronismo con el kirchnerismo (en su caso, además, busca esa unidad para postularse a la intendencia), fue otro de los massistas que se sorprendieron al ver una nueva foto de Massa con Margarita Stolbizer (este lunes), pero también cree que la salida de Solá fue apresurada.

Garate permanecerá en el bloque pese a que son conocidas sus críticas a la falta de definiciones políticas del FR. “Nunca hicimos autocrítica por las elecciones de 2017 y seguimos sin definir un rumbo claro hacia 2019”, repite desde hace meses.

A diferencia de otras rupturas del pasado, la salida de Solá y compañía no desató la ira pública de los voceros de Massa. El diputado Ignacio de Mendiguren se limitó a decir que el ex gobernador “duda mucho”, el ex legislador Juan Amondarain apuntó al ego de Solá (“Yo y Platero”, lo bautizó) y el diputado provincial Lisandro Bonelli habló de “poliamor”, por las alianzas de Solá en las últimas décadas.

“Sergio tomó la noticia relajado, no como otras veces”, resumen en Tigre. “Estamos buscando construir un interbloque grande junto a los gobernadores peronistas, donde algunos iban a perder protagonismo”, agregan, con un ápice de maldad. Cerca de los diputados que rompieron responden, aunque también con sordina: “No nos salen a matar porque no saben si no van a terminar con nosotros más adelante”.

LA NACIÓN /

CORRUPCIÓN POLICIAL: BUSCAN CONTROLAR A LA “MANO DE OBRA DESOCUPADA”: LANZAN UN REGISTRO DE POLICÍAS EXPULSADOS DE LA BONAERENSE

El caso emblemático es el de Miguel Osvaldo Etchecolatz, ex jefe de Investigaciones de la Policía durante la gestión de Ramón Camps, jefe directo de los 21 centros clandestinos de detención que funcionaron en la Provincia durante la última dictadura, condenado seis veces por robo de bebés, secuestros, torturas, asesinatos y desapariciones: pese a la cantidad de condenas a prisión perpetua que acumula sobre sus espaldas, siguió siendo parte formalmente de la Bonaerense hasta 2017. Recién entonces, de forma casi casual, las autoridades del Ministerio de Seguridad provincial descubrieron que el máximo responsable de La Noche de los Lápices figuraba como jubilado en la Fuerza y no como lo que correspondía: exonerado.

Esto fue posible, entre otras cosas, porque nadie sabe con certeza qué policía se fue por propia voluntad de la Bonaerense o se jubiló tras cumplir con una carrera destacada y honesta y cuál fue forzado a dejar la Fuerza, expulsado por sospechas de corrupción, por enriquecerse ilícitamente o por haber cometido delitos graves que pueden incluso haber merecido una condena. La idea del Gobierno provincial es que esta confusión, injusta para los honestos y favorable para los desleales, empiece a terminarse: lanzará un registro público de policías exonerados.

La gobernadora María Eugenia Vidal presentará este miércoles a las 11.30 en La Plata el flamante Registro de Policías Expulsados e Inhabilitados. Acompañada por el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, anunciará que a partir de ahora cualquier persona podrá consultar por Internet los nombres de los 8.500 policías expulsados de la Bonaerense desde 1966 hasta hoy y los motivos por los cuales fueron echados de la Fuerza.

El registro es clave porque, entre otras cosas, hay cientos de policías que son expulsados de la Bonaerense por sospechas gravísimas que luego la Justicia no traduce en una condena. De esta forma, esos datos no aparecen en su certificado de antecedentes y pueden, por ejemplo, obtener trabajo en una agencia de seguridad.

Entre otras cosas, se busca que esté más controlada la llamada “mano de obra desocupada”. El tema es muy importante: en lo que va de la gestión de Vidal, fueron expulsados 1.400 policías de la Bonaerense (752 terminaron presos), cuando durante todo el mandato de Daniel Scioli (2008 a 2015) la cifra total apenas llegó a los 2.200 exonerados. En los próximos meses podrían sumarse 1.000 echados más, que ya están en ese camino debido a los 27.000 sumarios que maneja Asuntos Internos y los 11.600 policías que fueron “apartados” preventivamente de sus funciones por distintas sospechas.

Los motivos por los que los policías son expulsados son variados, pero el cálculo aproximado es que el 50% se tiene que ir por hechos de corrupción y un 15% por connivencia con el narcotráfico. Hoy hay 940 sumarios abiertos por sospechas de enriquecimiento ilícito y 140 casos denunciados penalmente (11, además, por lavado de dinero). Esto debido a la exigencia impuesta el año pasado a los policías para que presenten sus declaraciones juradas de bienes.

“El mensaje para los policías es que no da todo lo mismo. No hay política de seguridad posible con delincuentes dentro de la Policía”, dijo Vidal a Clarín. “Queremos clarificar ante la sociedad y ante la propia Policía quién es quién. Les damos chalecos, armas, capacitación, reentrenamiento -ya hubo 107.000 reentrenados- y un Instituto Universitario de Policía pero como contracara los malos tienen que saber que si los encontramos, se van y van a recibir la condena social”.

Ritondo destacó que además del registro, va a haber un seguimiento activo de los casos más notables de policías exonerados. Asuntos Internos, la oficina a cargo del abogado Guillermo Berra, se focalizará como prioridad en los que salgan de prisión y luego, en los que hayan integrado circuitos instalados de recaudación ilegal en la Policía.

CLARÍN /

ECONOMÍA

LAS CUENTAS EXTERNAS: POR PRIMERA VEZ DESPUÉS DE 20 MESES, ARGENTINA VUELVE A TENER SUPERÁVIT COMERCIAL

Luego de 20 meses consecutivos deficitarios, en septiembre, por la fuerte caída de las importaciones debido a la suba del dólar y la recesión, la balanza comercial arrojó un superávit comercial de US$ 314 millones. Este resultado se logró aunque las exportaciones retrocedieron, principalmente por la sequía que afectó las ventas externas de productos primarios.

Los datos son del Indec y señalan que en los nueve primeros meses el déficit de la balanza comercial sumó US$ 6.453 millones, un 26,5% superior al “rojo” de US$ 5.102 millones de iguales meses de 2017.

El mes pasado, los precios de las exportaciones subieron 7,3% y las cantidades cayeron 11,2%. Las exportaciones de productos primarios disminuyeron de manera interanual 32,3%, básicamente por el desplome de las cantidades vendidas al exterior producto de la sequía. Por su parte, las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) aumentaron 1,2%; las de manufacturas de origen industrial (MOI) decrecieron 4% y las exportaciones de combustibles y energía aumentaron 122,2%.

En tanto, los precios de las importaciones subieron 9,9% pero las cantidades se contrajeron 28,3%. Las compras de bienes de capital del exterior cayeron 42,3%, las de bienes intermedios 0,3%; las de combustibles y lubricantes aumentaron 23,3%; las de piezas y accesorios para bienes de capital cayeron 23,8%; las de bienes de consumo cayeron 27,5% y las de vehículos automotores de pasajeros cayeron 50,2%.

Estos datos reflejan la caída del consumo mientras en el caso de los bienes de capital y sus accesorios anticipan una fuerte disminución de la inversión.

Por este motivo, la consultora LCG señala que “a pesar de la mejora en el resultado, la dinámica no fue del todo virtuosa dado que fue producto de una baja en las importaciones (21,2% interanual), pero también de las exportaciones (4,8% interanual). La mejora se explica menos por los efectos de la mejora en la competitividad y más, al menos por ahora, por los efectos de la menor actividad”.

El Indec aclaró que por el lado de las exportaciones ” impactaron en forma negativa sobre el saldo comercial de septiembre, las exportaciones netas (exportaciones menos importaciones) de los cuatro principales productos derivados del cultivo de la soja: aceite de soja en bruto; biodiésel y sus mezclas; harina y pellets de la extracción del aceite de soja; y porotos de soja, excluidos para siembra”.

También jugó “en contra” que los precios de las importaciones aumentaron 9,9%, por encima del 7,3% de las exportaciones. Por eso el Indec señala que “si hubiesen prevalecido los precios del mismo mes del año anterior, el saldo comercial habría arrojado un superávit de 402 millones de dólares. Bajo este supuesto, el país tuvo una pérdida en los términos del intercambio de 116 millones de dólares”.

La consultora Ecolatina estima que “el año cerraría con un déficit comercial de bienes en torno a US$ 5.500 millones, lo que implicaría una mejora sensible en comparación a 2017, cuando el rojo alcanzó US$ 8.309 millones, sobre todo si consideramos el deterioro en los términos de intercambio (que acumula 2,5% en lo que va del año) y la magra cosecha agropecuaria. No obstante, la mejora llegará por “razones negativas” como la caída de la demanda y no por “razones positivas”, por un aumento de las exportaciones”.

En la misma línea, LCG concluye que “para los próximos meses esperamos una dinámica similar a la de septiembre. El saldo comercial será más favorable aunque estará muy lejos de revertir el saldo acumulado a septiembre de  US$ 6.453 millones. Además, seguirá más vinculado al efecto recesivo que a un escenario virtuoso de suba de exportaciones”.

CLARÍN / LA NACIÓN /

ANTICIPAN MESES DIFÍCILES PARA EL SECTOR AUTOMOTOR

Muy complicadas son las perspectivas de la industria automotriz para los próximos meses. Varias continuarán las suspensiones en noviembre; otras discontinuarán modelos -con el consecuente impacto en sus proveedores- y el resto arrancará el período de vacaciones, que también hace bajar la actividad.

La red de autopartistas radicada en Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe ya registra suspensiones, aunque no tan masivas como las de las automotrices y en las cámaras que las agrupan proyectan que habrá decenas de presentaciones de concursos preventivos de crisis, procedimiento que habilita a las empresas a cobrar el Programa de Recuperación Productiva (Repro), que toma a su cargo parte del sueldo de los trabajadores, y a pagar menos cargas sociales.

Desde el grupo FCA confirmaron a LA NACIÓN que el mes próximo continuarán con suspensiones de “uno o dos días por semana” en su planta de Ferreyra, como ya las están aplicando este mes. En cambio, descartaron las versiones que circularon esta semana de que también harían un recorte de personal.

En la fábrica de Santa Isabel de Renault también “hay días previstos” de suspensiones para noviembre. La información es oficial, pero no detallaron cómo será el cronograma de trabajo; este mes vienen con dos días sin trabajar por semana. La planta de Volkswagen de cajas de velocidad, en cambio, levantará las suspensiones desde el mes próximo porque logró abrir nuevos mercados de exportación.

General Motors, en Rosario, desde el 1º de este mes hasta el 20 de diciembre trabajará tres días por semana; el 7 de diciembre comienzan vacaciones hasta el mismo día de enero. Peugeot tiene programado el receso para su personal desde el 16 de noviembre hasta el 14 de enero.

Mercedes-Benz opera normalmente, aunque “deslocalizó” algunas piezas, según describieron proveedores a este medio, y Ford discontinúa la fabricación del Focus, con lo que hay autopartistas que pierden trabajo. Toyota mantiene su programa de producción este año, incluso con crecimiento.

“El panorama es complejo; ya son públicas las expectativas de caída de mercado que reflejan lo que está pasando. La industria automotriz es un termómetro claro para la actividad del país y, en particular, para Córdoba. A Brasil seguimos esperándolo; hay muchos interrogantes sobre lo que pasará después del cambio de gobierno”, describió el ministro de Producción cordobés, Roberto Avalle.

Desde la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), su gerente, Juan Cantarella, señaló que “a la caída de la producción que impacta en el nivel de ventas la agrava el problema financiero. Es muy difícil conseguir créditos y, de hacerlo, las tasas están en la estratosfera. Además, en muchos casos, se cobra producción a precios desactualizados”.

Eduardo Borri, presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba, explicó que vienen desde hace un tiempo alertando sobre la gravedad de la situación y admitió que esperan presentaciones de procedimientos de crisis.

Las fuentes del sector autopartista subrayaron que el comportamiento de las terminales es heterogéneo, pero insisten en que hay inconvenientes con los precios que pagan. Aseguraron que muchos están desactualizados y no alcanzan para cubrir los costos reales y que si no se hacen las entregas hay marcas que aplican débitos unilaterales. “Para no perder trabajo, muchos salimos a pedir plata”, graficó el dueño de una empresa metalmecánica.

Hernán Vázquez, CEO y presidente de Volkswagen y flamante titular de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), graficó que con un escenario de 20% menos de unidades a vender tanto los concesionarios como los fabricantes tienen stock acumulado; en diálogo con el diario Ámbito Financiero, lo proyectó en cinco meses, cuando “lo normal, entre fábrica y concesionarios, son dos meses y medio”.

LA NACIÓN /

A 300 DÍAS, LA REFORMA TRIBUTARIA SIGUE CON PUNTOS CLAVES SIN REGLAMENTAR
La Reforma Tributaria lleva 300 días sin reglamentar en muchos de sus puntos más relevantes, entre los que destaca el Impuesto a las Ganancias. Esto genera inseguridad jurídica, sumado a que ya se están modificando puntos de esa norma en el proyecto de ley de presupuesto 2019.
“La mayoría de los cambios que introdujo la Reforma Tributaria son aplicables para los ejercicios que inicien el 1º de enero de 2018, por lo que ya estarían en aplicación plena siendo un punto ciego para los contribuyentes y generando un verdadero problema de seguridad jurídica que puede traerle aún más dolores de cabeza al Gobierno”, comentó Iván Sasovsky, del estudio del mismo nombre.
La reforma impositiva modificó prácticamente todo el sistema tributario, ya que abarca, enumeró Sasovsky: ■ Impuesto a las Ganancias ■ Impuesto al Valor Agregado ■ Impuestos Internos ■ Impuesto sobre los Combustibles ■ Monotributo ■ Seguridad social ■ Procedimiento tributario ■ Código aduanero ■ Régimen penal tributario ■ Revalúo tanto impositivo como contable ■ Unidad de valor tributaria ■ Promoción y fomento de la innovación tecnológica Si bien algunos aspectos fueron reglamentados, aquellos de mayor impacto sobre los contribuyentes y la recaudación y que tienen que ver con el Impuesto a las Ganancias, IVA, Procedimiento Tributario y el Régimen Penal Tributario todavía están en falta en sus puntos más sensibles, lo que genera incertidumbre en momentos complicados para la economía del país, recordó Sasovsky.
Haciendo un repaso sobre quizás la norma que más afecte el día a día de las empresas, nos encontramos con que para el Impuesto a las Ganancias faltan definirse cuestiones clave, puntualizó Sasovsky: en ajuste por inflación, precios de transferencia, listas de países de baja o nula tributación, enajenación indirecta de bienes situados en el país, ganancias de establecimientos permanentes en el país, venta de acciones y otros instrumentos financieros, dividendos, venta de inmuebles y lo referido a monedas digitales.
También agregó deducción de intereses (subcapitalización), imputación de ganancias y gastos, quebrantos específicos, exenciones en renta financiera y para fundaciones, intereses presuntos, deducciones personales, nuevos profesionales y nuevos emprendedores, indemnizaciones para empleados jerárquicos, disposición de fondos y bienes a favor de terceros, venta y reemplazo en inmuebles comerciales, máquinas electrónicas y juegos de azar, varias adecuaciones a las normas del nuevo Código Civil y Comercial.
Martín Caranta, de Lisicki, Litvin & Asoc., añadió que “es momento de que el Poder Ejecutivo ponga certeza sobre esta cuestión, dado que lo único con lo que contamos son los trascendidos, lo que atenta contra todo sentido de certidumbre y previsibilidad que hacen a la seguridad jurídica necesaria en materia tributaria para salvaguardar los derechos del contribuyentes”.
“Es llamativo que aún no haya sido publicada la de reglamentación, ya que en julio se difundió un texto con un grado de avance importante. Algunos temas podrían haber sido reglamentados en forma individual.
Es decir, si quedaban temas para mejorar, pudieron haber quedado esos sin reglamentar, pero no todos”, remarcó Caranta.
“Para muchas empresas el primer ejercicio fiscal posterior a la vigencia de la reforma está muy próximo a terminar y la falta de los aspectos reglamentarios para el Impuesto a las Ganancias atenta contra el principio de certeza, por cuanto no están todos los elementos para evaluar el impacto de la Reforma. Esto también ocurre para los contribuyentes personas humanas”, expresó Caranta.
Respecto de temas de procedimiento fiscal, la AFIP debe reglamentar varios puntos, refirió es especialista: ■ La publicación de las opiniones de la AFIP ■ El acuerdo conclusivo voluntario ■ Las medidas preventivas de inspección que incorporó el inciso h) del art. 35 de la Ley 11.683 ■ La emisión de la orden de intervención y las tareas de verificación y fiscalización que tuvieran origen en el libramiento de dicha orden.
“Sobre estos aspectos, la falta de reglamentación es aún más llamativa, por cuanto los puntos de la reforma fueron trabajados directamente por la AFIP desde el proyecto de ley”, alertó Caranta.
“La gran demora en la publicación de normas atenta contra el principio de ejemplaridad en los actos del Estado”, concluyó.

EL CRONISTA /

MERCADOS: LOS PRODUCTORES VAN A SEMBRAR LA SOJA CON MUCHA INCERTIDUMBRE, POR LAS RETENCIONES

En un momento en que los productores deberían estar concentrados en sembrar la soja, la incertidumbre que generan los derechos de exportación preocupa a todos los productores.

En el proyecto de presupuesto, se habilita al Gobierno a incrementarlos hasta un 33% (algunos hablan de hasta un 35%, pero es algo que se está negociando), lo que implica que existe el riesgo de que el cultivo se implante con un 28% de retenciones y se trille con cinco puntos más de retenciones.

El analista de mercados Pablo Adreani explica que este escenario complica a los productores, que no pueden calcular adecuadamente sus costos y los rindes de indiferencia que necesitan lograr para no “quedar en rojo”.

CLARÍN /

REUNIÓN URGENTE: BIOCOMBUSTIBLES: BUSCAN QUE LAS RESTRICCIONES FISCALES NO FRENEN SU USO PROGRESIVO

La Liga Bioenergética de Provincias que reúnen a las provincias de Santa Fe, Tucumán, Salta, Jujuy, Córdoba y Santiago del Estero, convocó este martes a una reunión urgente para tratar la iniciativa que había presentado el Poder Ejecutivo – a instancias de la Secretaría de Gobierno de Energía de la Nación, a cargo de Javier Iguacel – para gravar al bioetanol y al biodiesel con el impuesto a los combustibles, que hasta ahora sólo alcanza a los derivados del petróleo, como la nafta y el gasoil.

La iniciativa estaba prevista para ser incorporada a Ley de presupuesto 2019 que se debatirá este miércoles en el Congreso de la Nación. Sin embargo, previo al inicio de la reunión, los organizadores tomaron conocimiento de que el oficialismo había dado marcha atrás con la medida retirándola del debate legislativo.

La reunión de la Liga Bioenergética se realizó en la Casa de Santa Fe posee en Buenos Aires, a metros de la Casa Rosada. De la misma participaron legisladores de las distintas provincias que componen la Liga, representantes de las diferentes cámaras, y funcionarios de esas jurisdicciones. La convocatoria tenía como objetivo explicarles a los legisladores las consecuencias que traería para la industria de los biocombustibles la aplicación de los referidos impuestos.

En el marco de la elaboración del Presupuesto, la intención del Gobierno apuntó a gravar el porcentaje de los combustibles renovables que se comercializarían en forma voluntaria por fuera del corte estipulado, con el mismo tipo de impuesto que se aplica a los combustibles líquidos, aunque con relativas rebajas. Según se supo, el biodiesel iba a quedar con una alícuota del 92% del impuesto a los combustibles líquidos que tributa el gasoil y el bioetanol con el 74% del correspondiente a la gasolina.

Claudio Molina -director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno (AABH)– comentó a Clarín Rural luego de la reunión que “el desafío es encontrar un modelo que concilie los requerimientos existentes para una intensificación del uso de biocombustibles en nuestra matriz energética, con las restricciones fiscales de corto plazo que tiene la economía argentina”.

En este sentido, la industria de biocombustibles propone analizar un aumento en el impuesto al carbono que tributan la nafta y el gasoil, en línea con las recomendaciones que están dando importantes organismos internacionales, de manera de compensar la carga tributaria que eventualmente recibirían los biocombustibles que se usen voluntariamente.

El directivo de la AABH advirtió que la propuesta se hizo “sin perder de vista que resulta contradictorio promover el mayor uso de combustibles biológicos y al mismo tiempo aumentar su carga tributaria”, aseguró el especialista.

En relación al destino de la recaudación fiscal, Molina indicó que “como los impuestos específicos a los combustibles y el dióxido de carbono se trasladan a precio, no es la industria productora de biocombustibles la que se beneficia con el encuadre tributario actual, que implica una desgravación de los biocombustibles a dichos impuestos”. Y remarcó que “en definitiva, el plus que implicaría en el precio final termina pagándolo el consumidor, quien en este momento paradójicamente ha visto licuado sus ingresos”.

CLARÍN /

BS.AS SUBIÓ 31% RECAUDACIÓN Y APURAN PRESIÓN A COUNTRIES

A través del Ministerio de Economía, el Gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal anunció que la recaudación de septiembre creció 31,3% respecto al mismo mes del año pasado.
Sobre la base de los datos de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), la cartera que comanda Hernán Lacunza informó que el mes pasado recibió $25.850 millones, con un fuerte incremento en el Impuesto Inmobiliario, que tuvo una variación de 86%. En el acumulado anual, la recaudación total ascendió a $202.000 millones, lo que representa un incremento de 26,3% respecto a los $160.000 millones del mismo período de 2017.
Además, ARBA reglamentó hace dos semanas la nueva metodología de cálculo del valor de la tierra que rige para countries, clubes de campo y barrios cerrados en desarrollo. La iniciativa se ajusta a lo dispuesto en la Ley 15.038 -aprobada en junio por la Legislatura- y apunta a obtener una recaudación extra del Impuesto Inmobiliario de unos $2 mil millones en 2018.
En esta sintonía, ARBA también informó que notificará en los próximos días a 350 barrios cerrados en desarrollo, de los cuales 200 se están analizando y 150 ya fueron verificados. El foco está puesto en las localidades de Pilar, La Plata, Tigre y Escobar.
Gastón Fossati, director de ARBA, indicó que en los últimos años “el mercado inmobiliario avanzó mucho más rápido que la legislación, lo que provocó distorsiones en el tratamiento tributario de los countries”. Y agregó que los barrios cerrados tributarán a partir de ahora en forma proporcional a su grado de desarrollo.
En tierra bonaerense hay cerca de 1.000 countries y proyectos similares. Un 41% se encuentra en situación de regularidad y tributa acorde con la metodología de cálculo del valor tierra especial que corresponde a este tipo de emprendimientos.
Sin embargo, otro 59% paga impuestos como si fuesen parcelas rurales o baldías, aun cuando son desarrollos inmobiliarios que están casi totalmente consolidados.
La notificación que realizará ARBA apunta a que los responsables de los countries acrediten ante el fisco las características y estado de avance de los proyectos. “Se trata de un cambio importante que genera mayor nivel de equidad”, dijo Fossati.

ÁMBITO FINANCIERO-ÁMBITO NACIONAL /

NOTAS DE OPINIÓN

EL “DEMONIO” QUE INQUIETA AL PAPA FRANCISCO

Por Eduardo Van Der Kooy

CLARÍN /

La misa en Luján que la Iglesia compartió el sábado con sectores opositores a Mauricio Macri –entre ellos el líder camionero Hugo Moyano y su hijo Pablo– no pudo cumplir todavía ninguno de sus objetivos. Se realizó, con invocaciones ecuménicas, bajo el lema ubaldinista de “Pan, Paz y Trabajo”. Ningún milagro, menos con el desarrollo del presente ajuste, podría mejorar en un puñado de días la situación social. Se pudo esperar, al menos, el sosiego de los ánimos. Pero tampoco sucedió.

Aquella multitudinaria expresión produjo, después de cuatro días, varios fenómenos simultáneos. Agregó tensión al vínculo entre la Iglesia y el Gobierno. Alborotó la convivencia entre Cambiemos y núcleos de la oposición, en medio de la discusión del Presupuesto. Reabrió discusiones entre los obispos. Activó las alarmas en el Vaticano por una cuestión mucho más estructural que los debates políticos domésticos. Francisco, el Papa, tiene conciencia de cómo en la región los repetidos equívocos de la Iglesia Católica abren las puertas a otras manifestaciones religiosas que echan hondas raíces en el campo popular.

Por primera vez desde aquel sábado en Luján, una voz oficial salió a cuestionar el mensaje de monseñor Agustín Radrizzani, titular del arzobispado de Mercedes. El macrismo había optado expresarse por ahora a través de trascendidos. El senador bonaerense, Esteban Bullrich, no cuestionó el sentido social de la ceremonia. Aunque disparó que, objetivamente, había servido de paraguas para “los corruptos”. Refirió al clan Moyano. Pablo, el hijo del camionero, está enredado en una disputa entre el juez Luis Carzoglio y el fiscal Sebastián Scalera. Este último pidió su detención por sospechas de lavado de dinero en el club Independiente. El magistrado la denegó, pero este martes el fiscal apelóese rechazo.

La de Bullrich no representa una declaración cualquiera. Es una de las tres espadas macristas con mayor proximidad a la Iglesia. Las otras son María Eugenia Vidal, la gobernadora de Buenos Aires, y Carolina Stanley, la ministro de Desarrollo Social. Bullrich fue unos de los baluartes que batalló este año contra la despenalización del aborto que, precisamente, naufragó en el Senado. Su misión no concluyó allí: integra una comisión junto a varios obispos que estudia el modo de progresar con la educación sexual. También en el ámbito escolar. Bullrich confiesa una cosa: que aún sosteniendo su postura en contra del aborto, la discusión le sirvió para tomar conciencia de la dimensión que el problema tiene en la Argentina.

Contra Bullrich salió Felipe Solá. El dirigente que acaba de dejar el Frente Renovador para conformar un interbloque junto a Facundo Moyano, Libres del Sur y el Movimiento Evita. El ex gobernador de Buenos Aires cuestionó al senador por algo que nunca dijo. Sólo objetó al clan Moyano. No al mensaje social de la Iglesia. Ocurre que el diputado se desliza sobre un hilo delgado. No ve con malos ojos al líder camionero. Pablo le genera, en cambio, muchas más dudas. Pero es hermano de Facundo. Un límite difícil de atravesar para él.

Con una lógica parecida hizo su nueva jugada. No comprende cómo Sergio Massa bascula entre el pejotismo histórico y los sectores que se denominan progresistas. Ha buscado un lugar intermedio para estar atento a lo que hacen Cristina Fernández y el kirchnerismo. Se oferta como una hipotética figura unificadora. Aunque esa meta, luego de lo observado el 17 de octubre, asemeja a una quimera.

En el medio está, además, Jorge Bergoglio. Ni Massa ni Miguel Angel Pichetto, por citar dos de los impulsores del peronismo federal no K, poseen buena sintonía con el Papa. Su permanencia en dicho espacio le hubiera sumado otra razón de incomodidad. Solá reconoce a Francisco como un sincero y tradicional peronista. Que de verdad es.

Sobrevuela otra cuestión en el conglomerado opositor a la deriva. Exceptuando a Cristina, no existe nadie con capacidad de liderazgo. La ex presidenta tiene un techo para cumplir ese papel. Es una cuña que torna imposible la convergencia peronista. Un escollo que, desde una perspectiva religiosa y terrenal, Bergoglio no tiene.

El Papa, atosigado por los problemas internacionales y del Vaticano, debe prestar atención a la fragmentación que se produce en el interior de la Iglesia argentina. Un espejo de lo que acontece en la sociedad. Muchos obispos han preferido guardar silencio sobre la misa en Luján. Sólo para no comprometer al Papa. Pero disintieron con el tono de la alocución de Radrizzani. Les pareció también un despropósito la audiencia que, previo a la misa, el titular de la Pastoral Social y obispo de Lomas de Zamora, Jorge Lugones, concedió a Moyano padre.

Francisco conoce en detalle esas internas de su casa. Por ese motivo daría qué pensar su presunto desconocimiento sobre la organización y la misa de Luján. Aunque el ojo del Papa está avizorando dificultades de mayor envergadura. Distanciadas de aquellas discordias. Inquieta el papel de la Iglesia Evangélica que con un gambito evitó participar del acto interreligioso con que se etiquetó la convocatoria en Luján.

El Papa conoce el poder creciente que las Iglesias Evangélicas adquieren en América Latina. Puede hacerse una escala en Buenos Aires, en el Conurbano, para entender la dimensión. Vidal trabaja codo a codo con la Iglesia Católica para contener la crisis social. Pero también tiene excelentes canales abiertos con los evangelistas que llegan a sectores sociales muy pobres que el catolicismo resignó. Veamos algunas estadísticas. En la Provincia hay 4.500 congregaciones evangélicas. Sólo en La Plata y sus alrededores 140 templos, 30 comedores, tres colegios y dos granjas de rehabilitación. Hay incluso una cárcel para religiosos de ese credo que, como paradoja, instruyó construir en su momento el propio ex gobernador Solá.

Los evangelistas fueron más determinantes que la Iglesia Católica en el tramo final de la discusión sobre la despenalización del aborto. Sus movilizaciones sorprendieron. Miles de evangelistas coparon el último fin de semana las calles de Río de Janeiro en respaldo a la candidatura del extravagante Jair Bolsonaro. Este disruptor brasileño disputa el domingo el balotaje contra el delfín de Lula, el peteísta Fernando Haddad. Lleva todas las de ganar.

Tampoco se trata de un privilegio que tendría Bolsonaro. Lo tiene en esta coyuntura. Pero en su tiempo, Dilma Rousseff tampoco se privó de asistir en San Pablo a la inauguración de un gigantesco templo de la Iglesia Universal del Reino de Dios.

Otros progresistas también optaron por atajos frente al desafío. Manuel López Obrador, mandatario electo de México que asume en diciembre, no vaciló en aliarse al evangélico Partido Encuentro Social (PES).Hugo Chávez supo coquetear también con esos sectores. En Costa Rica, el periodista evangélico Fabricio Alvarado se impuso en la primera vuelta. Aunque sucumbió en el balotaje.

Ese paisaje, que se extiende como una mancha, es el que intenta descifrar Francisco desde el Vaticano. Al que lo expondrían, quizá, los errores de la Iglesia Católica aquí. El conflicto no sería religioso, un campo donde Bergoglio redobla esfuerzos en pos de la mancomunión. El conflicto real transitaría la política, donde al catolicismo le habría surgido, al parecer, un adversario endemoniado.

CLARÍN /

DE ODIOS, AMORES Y PERDONES

Por Ricardo Kirschbaum

CLARÍN

No nos faltan nunca fórmulas infalibles para salir de las crisis. Cuando hablamos de crisis nos referimos a las económicas, que nunca tienen arreglo y se repiten infaliblemente. No nos falta nunca el economista o los economistas que las ofrecen.

Pero tampoco nos faltan para cualquier otro tipo de crisis. Y para todas no nos faltan candidatos a presidente con su fórmula mágica para resolverlas, aunque antes tendrían que resolver cómo ganar los votos necesarios.

Para los alquimistas electorales del color que se quiera, la historia no sirve. Piensan que los que votan no tienen memoria. Basta la intención y el discurso que, como diría Borges, sirve para simular la sabiduría. Es lo que viene ocurriendo desde hace años: siempre hay un lugar para la esperanza de revancha. A veces el optimismo desborda y sorprende.

Scioli recargó pilas. Fue al 17 de octubre que el gobernador Manzur, que también tiene sus aspiraciones, organizó en Tucumán y donde oral -pero no concretamente- una porción del peronismo repitió “conmigo no” a Cristina. No fue para tanto: no dejan de mirarla por el retrovisor. El ex candidato de Cristina siguió recargando batería en la misa que el arzobispo Radrizzani de Luján armó para Moyano.

La magia de Scioli es doble. Por un lado, propone una interna global. Por el otro, armar “una campaña a lo Trump”. El diputado Ottavis sirvió para hacer memoria del entuerto irresuelto que es hoy el peronismo. Recordó que él, La Cámpora y la propia Cristina “todos odiábamos a Scioli”. Ottavis no es una voz muy autorizada, pero reflota el sentimiento de entonces contra su propio candidato.

Perdonar es divino, pensará Scioli. ¿Reflejos de Luján? La realidad es que la política sabe poco de perdones. Y acudir a la magia Trump, que Scioli traduce como mercado interno y empleo, es ignorar lo poco parecida que es la economía argentina a la norteamericana. Un detalle, para él, intrascendente. Pero no está solo en materia de aspiraciones. Está Felipe Solá, transeúnte incansable de los más diversos espacios en busca de un lugar.

Parece estar convencido de que su gobernación fue lo mejor que le pasó a la Provincia. Para eso necesita convencerse de que la gobernadora Vidal es un fiasco mayor o equiparable a Macri. Hoy coquetea con Moyano, en la cuerda floja.

En 2015, días antes de las elecciones, Moyano no dijo odiar a Scioli, pero sugirió no votarlo. Fue en el Día del Militante Peronista. Dijo: “Sabemos quién es quién y los que traicionan una vez, traicionan siempre”. Perdonar y olvidar es también misión de Solá. Y de Moyano.

En octubre de 2010, Solá dijo del líder camionero: “No somos lo mismo. Yo no me hice rico con la política. No me convertí en empresario de la basura ni del transporte. Ni de la salud o el turismo. No hay muertes misteriosas de colaboradores cercanos a mi alrededor. No delaté a compañeros en los 70”. Respondía a Moyano que le había dicho: “No puedo identificarlo a Felipillo, porque fue menemista, fue duhaldista, fue kirchnerista. Que no me vaya bien a mí porque en cualquier momento va a ser moyanista”. Hasta hace poco Solá fue massista. Se fue con Facundo Moyano. La única magia visible son las palabras que la necesidad y las ganas políticas o de presencia se llevan más rápido y lejos que el viento.

El optimismo mágico no es solo peronista. Durán Barba acaba de decir: “Estoy seguro de que vamos a ganar”. Medio mundo político cree siempre que va a ganar. Ahora, que el país termine ganando es otra cosa.

CLARÍN /

UN MISA BIEN REVUELTA

Por Alberto Amato

CLARÍN /

https://www.clarin.com/opinion/misa-bien-revuelta_0_HS40HJUhm.html

LA IGLESIA, OTRA VEZ EN UN ROL INSTITUCIONAL CLAVE

Por Joaquín Morales Solá

LA NACIÓN /

Nunca hubo tanta tensión entre el Gobierno y la Iglesia, pero tampoco nunca antes hubo semejante tensión dentro de la propia Iglesia. Resulta extraño que haya sido un dirigente gremial como Hugo Moyano, más evocado en días recientes por su trajinar judicial que por sus luchas sociales, el que haya creado ese clima dentro y fuera de la institución católica. Mientras haya un papa argentino, cada movimiento de la Iglesia local chocará con las mismas preguntas: ¿cuenta con el aval del Pontífice?

¿Los obispos hablaron con Francisco antes de hacer lo que hicieron? Caben también otras preguntas. ¿Está la Iglesia respondiendo a la decisión de Mauricio Macri de habilitar en su momento el debate sobre el aborto? ¿Existe una relación definitivamente rota entre el Papa y el Presidente?

Veamos primero lo que sucede dentro de la propia Iglesia argentina. El obispo de Mercedes-Lujan, Agustín Radrizzani, y el presidente de la Pastoral Social, Jorge Lugones, tienen caracteres distintos, pero la misma vocación para tomar decisiones sin consultar con nadie. De hecho, el propio presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Oscar Ojea, quien tiene el cargo más importante de la Iglesia, deslizó en sus declaraciones al diario Perfil, dichas con un estilo episcopal, dos aclaraciones. Ni el Papa ni el propio Ojea fueron consultados por Radrizzani para oficiar la misa frente a una primera línea de políticos kirchneristas y de sindicalistas moyanistas. Aunque Ojea precisó que Radrizzani no tenía “por qué consultarlo”, dejó sentado que él también fue sorprendido por las características que tuvo esa misa en la Basílica de Luján.

Desde los tiempos del cardenal Bergoglio, la Iglesia argentina se preservó siempre como eventual puente de mediación entre sectores enfrentados. Fue el propio Bergoglio quien impulsó el Diálogo Argentino en los meses previos al colapso de 2001, aunque el liderazgo de esa mesa lo llevó el entonces obispo de San Isidro, Jorge Casaretto. Radrizzani y Lugones, pero sobre todo Radrizzani, dinamitaron ese potencial puente cuando se colocaron directamente del lado de un sector. La homilía de Radrizzani dijo algo sobre la necesidad del encuentro entre los diferentes, pero el pregón del acuerdismo cesó cuando se leyó una documento ecuménico que pidió cambiar la política económica y señaló que la Justicia había eliminado en el país el principio de inocencia. Ni una palabra sobre la corrupción. Radrizzani también suscribió ese documento.

Nunca se precisó quiénes fueron los representantes de las religiones judía, musulmana y evangélica que habrían compartido la redacción del documento. De todos modos, el propio Radrizzani (así lo consignaron las crónicas periodísticas) coreó la consigna “patria sí, colonia no”, que entonó la multitud en Luján. Una pregunta es inevitable: ¿quién confunde la patria con una colonia? O, dicho de otro modo, ¿quién prefiere la colonia a la patria? La referencia a quien tiene el control del Estado es obvia. Hablaban de Macri, no de lo que piensa un ciudadano común sin poder de decisión.

Incorporarlo al arzobispo de La Plata, Víctor Fernández, en el trío de rupturistas es ciertamente injusto. Fernández estuvo en La Plata con dirigentes sindicales y movimientos sociales (¿cuál es el pecado?), pero nadie se tomó el trabajo de averiguar qué dijo delante de ellos. Cuando ponderó la necesidad del diálogo, el arzobispo señaló que “todos somos argentinos y hay gente noble de todos los colores políticos”, y los exhortó a buscar “algo en común detrás de todas las diferencias que nos permita acordar algo bueno para el pueblo”. También los enfrentó con el tema de la corrupción. “Otros quizás se dejaron cautivar por la corrupción”, les dijo, y agregó: “Cada uno de ustedes, en su corazón, sabrá cuál es su propia realidad”.

Un exceso de síntesis de periodistas platenses lo llevó a Fernández a enviarle una carta a la gobernadora Vidal (“Querida María Eugenia”, comienza diciendo) en la que le adjuntó una copia de su discurso. Está claro que Fernández, al revés que Lugones y Radrizzani, resguardó a la Iglesia como un puente posible entre sectores opuestos. ¿Es necesario? Sí, sobre todo si se leen bien las declaraciones a LA NACION, publicadas ayer, de tres dirigentes piqueteros. Uno de ellos, Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa, pronostica elecciones anticipadas y, por lo tanto, una salida anticipada de Macri del gobierno. Alderete aclaró, precavido, que eso no sucedería por culpa de la gente, sino de las políticas del Presidente. A veces, la distancia no es larga entre la expresión de anhelo y la acción.

Si son ciertas las declaraciones de Ojea (¿por qué no lo serían?), sobre que ni el Papa ni él sabían de antemano lo que pasaría en Luján, entonces hay que preguntarse qué empujó a Radrizzani a hacer de una misa un acto político de semejante densidad. Hay que recordar que cuando Cristina Kirchner era presidenta y huía de los tedeums de Bergoglio en la Catedral de Buenos Aires en las fechas patrias, Radrizzani solía alojarla en la Basílica de Luján con homilías que incluían agradecimientos a ella por los aportes para la conservación del templo. Hay una vieja cercanía, entonces, entre Radrizzani y sectores que lidera la expresidenta.

Otro aspecto no menor de la realidad es que Radrizzani está a punto de cumplir la edad reglamentaria para jubilarse, los 75 años, y que en tales circunstancias los obispos suelen hacer lo que creen que le agradará al Papa para que este les demore la aceptación de la renuncia, que puede llevar hasta un máximo de dos años.

Es cierto que el Papa y varios obispos de la Iglesia no coinciden con las políticas de Macri. No debe sorprender que la Iglesia se ocupe de los pobres, porque lo seguirá haciendo mientras haya un solo pobre. El problema surge cuando desde una institución religiosa se reclama el cambio de la política económica y ni siquiera se propone la política que la reemplazaría. O cuando se cuestiona la interpretación de las leyes que hacen los jueces. A pesar de todo, el propio Papa tiene una relación excelente con la canciller de Alemania, Angela Merkel, la líder del mundo que más veces se reunió con él. Merkel es en su país la representante de la centroderecha alemana. Es habitual que Francisco responda que es Barack Obama el líder internacional que más y mejor lo impresionó. Obama no presidió en Washington un gobierno bolivariano ni populista.

¿Qué pasa, entonces, entre el Papa y Macri si el Pontífice no pone reparos en las ideas de otros líderes para acercarse a ellos? El conflicto del aborto tiene poca sustancia. En primer lugar, porque el proyecto fracasó en el Senado y, en segundo lugar, porque el propio Francisco visitó Irlanda poco después de un plebiscito en el que el aborto ganó abrumadoramente. La distancia extraña más aún si se tiene en cuenta que Macri era el único gobernante distrital al que Francisco conocía y frecuentaba antes de su elección como papa. Solo cincuenta metros separaban los despachos del entonces jefe de gobierno de la Capital y del también entonces cardenal de Buenos Aires.

Hay, sí, una cuestión política que existe desde que Macri asumió: en el Vaticano están seguros (nadie sabe si lo está el propio Francisco) de que sectores de la administración macrista son promotores en el país de las intensas críticas sociales al Papa. Debe existir también un elemento humano que se rompió, se descuidó o nadie tuvo en cuenta. Macri debería reflexionar sobre la oportunidad de cambiar al embajador en el Vaticano, Rogelio Pfirter, un diplomático de carrera demasiado dedicado a la burocracia de la Cancillería.

Sea como fuere, dentro de la propia Iglesia cayeron muy mal los gestos políticos de Radrizzani y Lugones. En los primeros días de noviembre se realizará la asamblea anual de los obispos argentinos, a las que concurren todos los prelados. Hay sectores de obispos que están pidiendo una declaración que valorice la democracia y haga gestos de apertura a otros sectores políticos y sociales. Después de la misa con Moyano y los kirchneristas, un viejo peronista llamó a un obispo, de quien es amigo desde hace muchos años, y lo zamarreó así: “¿Qué están haciendo ustedes? ¡Nosotros tratamos de sacarnos a estos tipos de encima y ustedes los ponen en la tapa de todos los diarios!”. El obispo calló para no darle la razón.

LA NACIÓN /

 

 

EL COMERCIO EXTERIOR SE ANOTA EL PRIMER REBOTE EN UN ESCENARIO AÚN DELICADO

Por Hernán De Göñi

EL CRONISTA /

https://www.cronista.com/columnistas/El-comercio-exterior-se-anota-el-primer-rebote-en-un-escenario-aun-delicado-20181023-0090.html

DEMOCRACIAS, ENTRE HEREJES Y BLASFEMOS

Por Loris Zanatta  – historiador, Universidad de Bolonia

CLARÍN /

https://www.clarin.com/opinion/democracias-herejes-blasfemos_0_FhLcnUN_7.html

CÓMO IMPLEMENTAR LA LEY DE REGULACIÓN DE VILLAS

Por Gabriel Lanfranchi – director del Programa de Ciudades de CIPPEC

CLARÍN

https://www.clarin.com/opinion/implementar-ley-regulacion-villas_0_uLtopTheo.html