Nuestros diputados en los medios nacionales #Síntesis3007

0
67

POLÍTICA

LA POLÉMICA POR LAS LELIQ: EN EL GOBIERNO DESTACARON LA “MADUREZ” DEL MERCADO TRAS LA FRASE DE ALBERTO FERNÁNDEZ

La frase de Alberto Fernández sobre dejar de pagar los intereses de las Leliq para aumentar 20% las jubilaciones causó desconcierto en la Casa Rosada. Como respuesta predominó el silencio, salvo casos puntuales como Martín Lousteau y Mario Negri luego del cierre de la jornada cambiaria, con una leve alza del dólar aunque sin un cimbronazo que inquietara al Gobierno. En privado los funcionarios atribuían el episodio a la “desorganización y falta de estrategia” en la campaña del Frente de Todos, algunos no descartaron el presunto propósito de “probar” la reacción del mercado y marcaron que en cualquier caso el impacto acotado reflejaba la “confianza” de los actores económicos en las chances electorales de Mauricio Macri.

Esta vez Nicolás Dujovne eligió no responder, a diferencia de la serie de tuits que había dedicado la semana pasada a replicar las afirmaciones de Alberto F. sobre deuda, inflación y déficit. También optaron por el silencio en Jefatura de Gabinete. “Deja en evidencia una vez más las contradicciones, se responden ellos mismos. El mercado dio señales de confiar”, dijo a Clarín un integrante de la mesa chica macrista. Los funcionarios celebraban las declaraciones de Guillermo Nielsen, el economista cercano a AF que aseguró que “de las Leliqs no puede salir la plata” para aumentar los haberes jubilatorios.

Hacienda ató el alza del dólar a una jornada negativa para la región y las economías emergentes, más allá de la incidencia de las declaraciones. “No descartamos que haya querido probar cómo reaccionaba el mercado. Buena parte del crecimiento de Mauricio en las encuestas se explica por la estabilidad cambiaria”, dejaron abierta la sospecha en otro despacho de la Casa Rosada. En el Gobierno tomaron el episodio como una confirmación de la menor distancia entre Macri y Alberto F. en la intención de voto para las primarias.

“Es muy difícil tener un diálogo serio con el populismo”, desestimó Martín Lousteau la propuesta de Alberto Fernández en un acto con Horacio Rodríguez Larreta,  en La Boca. “Es una promesa incumplible”, sostuvo el jefe de Gobierno porteño. “Por ahí hay menos gente que cree que (Fernández) puede ganar”, agregó sobre el efecto acotado en el dólar.

“Es difícil entender qué es lo que pretenden esas declaraciones. En el mejor de los casos está mal formulada, ya sea por desinformación o desconocimiento. Si es tan solo una promesa populista, le hace mal al debate riguroso que nos debemos”, dijo luego Lousteau ante la consulta de Clarín, y sobre la motivación respondió: “Si tuviera el ánimo de generar incertidumbre financiera, cosa que espero no sea así, la misma sería a costa de todos los argentinos”.

Más tarde Mario Negri, presidente del interbloque de Diputados y candidato a renovar su banca por Córdoba, fue la voz más enérgica del oficialismo al acusar al postulante del Frente de Todos de buscar golpear la estabilidad cambiaria. “¿Así quiere ser presidente Alberto Fernández? Intenta promover una corrida del dólar para que suba la inflación y castigar los salarios de los argentinos, a los que dice defender. Le está haciendo mucho daño a la gente. Y lo sabe”, tuiteó Negri, y remitió a la última etapa del gobierno de Raúl Alfonsín: “Me hizo acordar a cuando Guido Di Tella, unos meses antes de ser designado canciller por Carlos Menem, habló en plena campaña presidencial del ‘dólar recontra alto’”. En CLARÍN se menciona al diputado nacional, Mario Negri.

CLARÍN /

ELECCIONES 2019: DESDE EL OFICIALISMO CRUZARON A ALBERTO FERNÁNDEZ: “HACE PROMESAS QUE SON INCUMPLIBLES”

Desde el oficialismo salieron a responderle a Alberto Fernández, quien aseguró el fin de semana que, si gana las elecciones, dejará de pagar los intereses de las Leliq para financiar el aumento de las jubilaciones. Fue el diputado nacional José Cano quien advirtió este lunes que el precandidato presidencial del Frente de Todos “está haciendo anuncios que sabe que son incumplibles”.

En esa misma línea, sostuvo que “escuchar a un candidato decir que los medicamentos van a ser gratis y que va a subir las jubilaciones es una propuesta rimbombante que luego no puede ser sustentada”. “Escucho declaraciones de Alberto Fernández que buscan posicionamiento más que propuestas sensatas”, explicó Cano este lunes en declaraciones a radio El Destape.

En la misma línea se manifestó Marco Lavagna, primer candidato a diputado por la Ciudad de Buenos Aires de Consenso Federal, que “todo lo que sea poner plata en el bolsillo de la gente” es positivo, pero advirtió que “la clave es que no sean frases electorales que después no se puedan cumplir”. El hijo de Roberto Lavagna indicó, además, que “hay que hacer una fuerte inversión en todo lo que sea una recomposición, no solo de los jubilados, sino también de planes y asalariados”.

Fernández, el candidato a presidente de Cristina Kirchner, anunció este domingo que en caso de ganar las elecciones dejará de pagar los intereses de las Leliq —las letras del Banco Central— y aumentará 20% las jubilaciones y salarios.

Así dijo en una entrevista que fue difundida por YouTube, donde también indicó que dejará que suba el dólar para “ser más competitivo y que la Argentina pueda exportar más”. “Voy a dejar de pagar los intereses de las Leliq que está pagando la Argentina todos los días”, respondió al ser consultado sobre cómo financiaría el aumento de jubilaciones del 20% a partir del 10 de diciembre. En CLARÍN se menciona al diputado nacional, José Cano.

CLARÍN/

TRAS LA POLÉMICA CON ANÍBAL FERNÁNDEZ: MARÍA EUGENIA VIDAL: “LES DIJIMOS BASTA A LOS MACHOS QUE DURANTE 28 AÑOS NOS SUBESTIMARON Y NO DIERON UNA SOLA PELEA”

En un acto convocado por mujeres identificadas con el oficialismo de la Provincia, María Eugenia Vidal reeditó un discurso sectorial destinado a ese electorado tan heterogéneo como gravitante en las urnas. “Somos miles (de nosotras) que dijimos basta contra los machos que durante 28 años nos subestimaron y no dieron una sola pelea”, dijo la gobernadora ante el auditorio excluyente.

Fue en San Fernando, apenas 72 horas después del exabrupto de Aníbal Fernández, quien declaró que prefería dejarle sus hijos al cuádruple femicida platense Ricardo Barreda antes que a ella. Pero, también apeló al archivo de esa definición en la elección anterior, para disparar al corazón político de la representación política del peronismo en el Gran Buenos Aires. Allí está extendida desde hace tres décadas las gestiones de “Los barones del Conurbano”, denominación atribuible al carácter nobiliario, sin desconocer el género.

El encuentro desarrollado en la localidad de Victoria es parte de la estrategia de segmentación en el abordaje de la campaña. Se viene encuentro con productores del Interior y con jóvenes, en Escobar.

“Las mujeres conocemos el machismo, el prejuicio, la dificultad, sabemos lo que es no bajar los brazos, y por eso no lo hacemos. Las mujeres conocemos el machismo, el prejuicio, la dificultad, sabemos lo que es no bajar los brazos. Por ellas sé que esta Provincia se puede poner de pie y avanzar, porque ellas avanzan pase lo que pase, se despiertan cada mañana con más fuerza que el día anterior”, explicó Vidal desde el entarimado 360.

Después sobrevino la apelación, con destinatario incluido: “El 11 de agosto (en las PASO) tenemos que demostrar que somos millones defendiendo a nuestros hijos y que no vamos a bajar los brazos”. Otra vez Aníbal “espantador de votos”, según la especulación macrista.

Al yerro de Aníbal corresponde a otro que supera en efecto político y tensiona la propia gobernabilidad. El precandidato a Presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, declaró que en su eventual gestión se dejará de pagar los intereses de las Letras de liquidez (Leliq). Y se dispararon las alarmas. La advertencia sobre ese propósito es porque los bancos están calzados con esas letras para respaldar los plazos fijos de los depositantes. El riesgo, otra vez, es una corrida.

¿Es mala información disponible del candidato “Todos” o estrategia para conmover los mercados? Se sabe, Macri recuperó algo de ponderación pública con la estabilidad cambiaria de este mes. La economía para el oficialismo todavía es terreno resbaladizo. Por eso, Vidal no habla del tema. Lo hizo en su momento Hernán Lacunza, responsable del área en la Provincia y también este lunes Martín Lousteau, contra Fernández.

La gobernadora es aplicada del libreto. El turno ahora es la convocatoria al voto femenino. “La Legislatura que viene con 50 por ciento de varones y 50 por ciento de mujeres es un hecho concreto. “En el Poder Judicial se han nombrado 50 por ciento de mujeres y 50 por ciento de varones” y hasta “los Penales de Olmos y Batán están manejados por mujeres”, destacó como mérito de gestión. E insistió que “eso no tiene color político, no es de nadie y es de todas”.

Del acto participaron la ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley; la precandidatas a diputada María Luján Rey, madre de Lucas Menghini, una de las víctimas del accidente de Once; y la precandidata a intendente local, Agustina Ciarletta, entre otras dirigentes de Juntos por el Cambio.

CLARÍN / LA NACIÓN /

ALBERTO FERNÁNDEZ ADVIRTIÓ QUE EL DÓLAR ESTÁ SUBVALUADO Y RECALENTÓ LA CAMPAÑA

La campaña electoral entró de lleno en la discusión del rumbo económico del país. El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, consideró esta noche, en una entrevista con LN+, que “todo el mundo sabe” que el “dólar está subvaluado” , que en el mercado de futuros se paga a diciembre con un aumento del 25 % y que el actual valor “no va a resistir mucho tiempo más”.

En la entrevista, realizada por la periodista Eleonora Cole, Fernández dijo que la discusión de fondo con el gobierno de Mauricio Macri es “adónde destinamos los recursos del Estado”.

El debate se abrió horas antes, cuando el precandidato kirchnerista dijo que no se podían pagar los intereses que se pagan por las Leliqs, bonos que emite el Banco Central tomando plata semanalmente de los bancos. Fernández aclaró en la entrevista con LN+ que nunca dijo que pensaba en “defaultear”, dejar de pagar los intereses por las letras ya emitidas, sino que consideraba que eran excesivas esas tasas. Antes había dicho que con el equivalente al 10% de lo que se paga de intereses por esos bonos se podían pagar los medicamentos para los jubilados durante un año.

A lo largo del reportaje, Fernández se hizo fuerte en no abandonar el eje económico de su discurso sobre el que el Gobierno evita debatir. El candidato del Frente de Todos sostuvo que “el que apuesta a las Leliqs gana mucha plata y el que tiene que invertir no tiene crédito y no puede hacerlo, por lo que las empresas cierran”. Y sostuvo que hay que cambiar la lógica de la economía argentina: “Hay que darla vuelta y cambiar de ese esquema especulativo a un esquema productivo”. Insistió en que hay que relanzar el consumo, recomponer el salario y el ingreso de los jubilados. “Nunca hablé de defaultear las Leliqs, sí hablé de bajar los intereses de las Leliqs”, dijo, y agregó: “Lo que estamos discutiendo con Macri es adónde destinamos los recursos del Estado, si los destinamos a los jubilados o a los bancos. Macri dice a los bancos, yo elijo a los jubilados”.

Cuando LA NACION apuntó que las leliqs buscan evitar una corrida hacia el dólar, dijo: “Si el dólar, todos sabemos que está devaluado. Preguntale a [Nicolás] Dujovne o al presidente del Banco Central a cuánto está el dólar futuro en diciembre, un 25 por ciento más caro de lo que es hoy”.

Aunque inmediatamente dijo que no pretendía promover el aumento del dólar, señaló que “todos saben que el dólar está subvaluado. Todos los saben. Es un negocio que hace Macri de mantener el dólar planchado para que la gente tenga la sensación de una economía estable, pero la verdad es que el dólar está planchado, la inflación mensual esta arriba del 2,5 por ciento”.

“Lo que siento como muy peligroso es que se le mienta a la gente como se le está mintiendo. La gente piensa que la inflación ha bajado un poquito, pero eso es consecuencia de que no se aplicaron los aumentos de tarifas y han postergado todo para después de octubre. Hay que explicarle a la gente que después de octubre las tarifas van a hacerse impagables”, dijo. Y propuso desdolarizar las tarifas, aunque no congelarlas.

“Habrá que verlo en concreto; yo digo desdolarizarlas, porque con este valor del dólar estoy seguro que el dólar no va resistir mucho tiempo más. Y, entonces, nosotros vamos a tener que llevar las tarifas a qué monto… Si sigo la lógica del dólar futuro de acá a fin de año, tengo un 25% más de aumento de tarifas solo por el efecto dolarizador”, dijo.

El candidato de Cristina Kirchner sostuvo que Macri dolarizó las tarifas “para beneficiar a sus amigos, que se metieron todos en el tema energético”.

El precandidato se pronunció en contra de las retenciones a los productos industrializados y a las retenciones a la fruta, al olivo y a las economías regionales, que el Gobierno primero sacó y luego restableció.

“El tema retenciones es muy delicado. Este gobierno hizo lo peor de todo, las sacó, después se las aumentó de nuevo al campo, después metió retenciones a la fruta, al olivo,a los vinos y, como si no alcanzara, metió retenciones a la industria. Esto es un disparate. Las retenciones solo se pueden concebir para la producción primaria, a la que no se le agrega valor. Al producto industrializado es un disparate. Esas retenciones no pueden durar diez minutos. Esas hay que sacarlas de cuajo, porque es un desaliento a la producción”.

Dijo, de todos modos, que esa medida no sería inmediata, porque señaló que el actual déficit fiscal del 6 % del PBI, considerando el déficit primario y el financiero. “Vamos a tener que movernos con mucho cuidado”, admitió el candidato.

LA NACIÓN/

ALBERTO FERNÁNDEZ HABLÓ CON ANÍBAL SOBRE SU POLÉMICA FRASE DE VIDAL Y BARREDA: “SE EQUIVOCÓ FEO Y SE LO DIJE”

La frase había provocado una fuerte controversia por el tenor y no fueron pocos los que interpretaron que fue deliberada. “Por ahí le dejo a mis hijos a Barreada antes que Vidal; a ella no”, había dicho Aníbal Fernández y generó un escándalo político, que convivió con un silencio de parte de la ex presidente Cristina Kirchner y de Alberto Fernández.

Eso fue hasta este lunes, ya que en una entrevista con el canal La Nación Más, el ex compañero de Gabinete de Néstor y Cristina reveló que tuvo un diálogo con él sobre esta polémica preferencia de un femicida por sobre la gobernadora de la provincia de Buenos Aires. “Lo que dijo no fue feliz, se equivocó feo y se lo dije”, manifestó.

Además, Alberto Fernández habló sobre Julio De Vido, el detenido ex ministro de Planificación Federal, que está condenado por la masacre ferroviaria de Once y tiene varias causas pendientes en la Justicia por corrupción.

“Para no mentirnos, cuando yo era Jefe de Gabinete los medios se cansaron de escribir que yo tenía un enemigo en el Gobierno que se llamaba Julio De Vido, pero no voy a aprovechar eso en este momento”, afirmó y, al ser consultado sobre si esa situación era cierta, respondió: “No nos llevábamos muy bien”. Si bien tomó distancia de él, evitó criticarlo: Me siento pateando al caído y eso no me gusta hacerlo.

CLARÍN /

RUMBO A LAS PASO: ALBERTO FERNÁNDEZ Y LA POLÉMICA POR LAS LELIQ: “NO QUIERO VIVIR EN UN PAÍS QUE PAGA LO QUE LE PAGA DE INTERESES A LOS BANCOS”

De la noche del domingo a esta parte, las Letras de Liquidez del Banco Central, más conocidas como Leliq, se metieron de lleno en la agenda política de la campaña electoral. Fue a partir de unas declaraciones de Alberto Fernández quien dijo en el programa de Roberto Navarro que había que dejar de pagar los intereses de Leliq que se pagan (actualmente en el orden del 60%) y se armó una creciente polémica.

En medio de las distintas interpretaciones, sus asesores económicos, Matías Kulfas entre ellos, salieron a manifestar que las palabras de Alberto Fernández se referían a reducir las tasas de interés que se pagan, no a una cesación de pagos de esos títulos en pesos que emite el BCRA a 7 días. Así las cosas, casi 24 horas después, entrando a un acto en La Matanza, Alberto Fernández se refirió al tema: “No quiero vivir en un país que paga lo que les paga de intereses a los bancos”.

“Es imposible ​entender que un país frente ficticiamente el valor del dólar y al mismo tiempo pague tasas siderales a los bancos. Se quejan porque digo que hay que devolverles a los jubilados los medicamentos y resulta que para pagar eso son 10 días de intereses de las Leliq. Es el gobierno el que hace la vida imposible a los argentinos”, dijo Alberto F. acompañado de Axel Kicillof y Verónica Magario, actual intendenta de La Matanza.

Para dimensionar su argumento, el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner destacó que un punto de interés de las Leliq equivale al presupuesto de La Matanza. Y respondió a quienes definieron sus propuestas como “incumplibles”: “Son difíciles de entender con las lógicas que ellos tienen (…) Vivimos en un Estado que promueve la especulación financiera antes que la producción y el trabajo”.

Ya en el acto, sin nombrarlo, Alberto F. le apuntó a Martín Lousteau: “Por año pagamos de intereses en Leliq un presupuesto de la Provincia y nuestros hospitales están mendigando gasas y alcohol. ¡Me avergüenza vivir en esa Argentina! Y me importa un cuerno que salgan todos los economistas. Escucho uno que dice pongo en riesgo los ahorros de los depositantes… ¡ellos ponen en riesgo los ahorros de los depositantes, ellos, no yo, creando este sistema!”.​

Kicillof

A su turno, Kicillof (ex ministro de Economía K y actual candidato a gobernador bonaerense) dijo que el Gobierno ha lanzado “una serie de baterías para contender el dólar”: “Ahora les autorizaron especular con el dólar futuro; si el gobierno anterior lo hacía era delito penal. Hoy habría que citar a declarar al FMI en la causa en la que estoy imputado, porque se están usando estos mismos instrumentos”.

Para Kicillof, el problema no es la estabilidad de los mercados “sino la estabilidad de la gente”, se preguntó “qué país soporta esta fuga de capitales” y desarrolló que las tarifas no deberían estar dolarizadas: “Hoy la economía esta dolarizada como nunca estuvo antes”.

CLARÍN /

LA ECONOMÍA Y LAS PASO: MARTÍN LOUSTEAU DESAFIÓ A ALBERTO FERNÁNDEZ POR LAS LELIQ: “SI NO PAGAN LOS INTERESES, ¿NO LES VAN A PAGAR A LOS DEPOSITANTES?”

Martín Lousteau incorporó decididamente el pedido que, como anticipó Clarín días atrás, le hizo Mauricio Macri: hablar de economía para intentar desbaratar el discurso kirchnerista a lo largo de la campaña. Así, tras un acto junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el precandidato a senador por Juntos por el Cambio en la Ciudad se enfocó en la polémica que se generó en torno a los dichos de Alberto Fernández, quien propuso “dejar de pagar los intereses de las Leliq”. Sin vueltas, el líder de Evolución enmarcó la propuesta como otra “promesa incumplible” K, apuntó que “es muy difícil tener un diálogo serio con el populismo” e instó al kirchnerismo a “discutir los desafíos que tiene la Argentina”.

“(Raúl) Alfonsín decía que se podía debatir con la izquierda y con la derecha, pero que con el populismo, que promete cosas imposibles, es muy difícil tener un diálogo serio”, arrancó Lousteau en una charla que, junto a Larreta y el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, mantuvo con algunos medios de prensa tras el acto de presentación de los ejes de campaña, en el barrio de La Boca.

En rol de vocero económico, Lousteau interceptó la consulta en torno a los dichos de Alberto F. y consideró que se trata de una “confusión técnica” del compañero de fórmula de Cristina Kirchner. “Para entender cómo funciona el sistema: vos sos un depositante, ponés plata en el sistema y ponés un plazo fijo. Con esa plata, el banco te presta o compra Leliqs; y luego te paga (el plazo fijo). Entonces, si no pagan los intereses, ¿no les van a pagar a los depositantes?”, planteó.

Mientras Lousteau hablaba, Larreta y Santilli asentían y lo apuntalaban. “Recién escuchaba -prosiguió el diputado- que alguien de ellos explicaba que lo que habían querido decir es que había que bajar la tasa de interés. Bueno si decís eso, hay que decir cómo hacerlo, no decir que vas a usar los intereses de las Leliq (para subir jubilaciones)”.

Fue una manera de exponer la contradicción de Alberto F., quien en su afán por relativizar sus dichos aclaró más tarde, en diálogo por chat con el sitio web de Revista Noticias, que no dijo lo que los medios pusieron en sus primeras planas. “Nunca dije que iba a defaultear las Leliq”, aseguró.

En rigor, en la nota con El Destape, anunció que bajó su gestión se van “a dejar de pagar los intereses de las Leliq, que está pagando la Argentina todos los días”.

Lousteau no comprende cuál fue la intención: “No entiendo si es impericia técnica, confusión de campaña, que están haciendo promesas incumplibles a una parte del electorado, ó falta de coordinación”, completó.

Larreta apuntaló los dichos de Lousteau. “Es una promesa incumplible”, remarcó. Y deslizó que el kirchnerismo se haya propuesto generar un cimbronazo en los mercados, que llevan dos meses de estabilidad. “Por ahí hay menos gente que cree que (Alberto Fernández) puede ganar”, advirtió, al atribuir que hasta el mediodía el dólar había trepado 40 centavos.

En tándem, Lousteau insistió: “¿Por qué en lugar de discutir los desafíos que tiene la Argentina, están entrando en un terreno de etapa de promesas incumplibles?”.

Un rato antes, en un escenario montado en formato 360, Larreta y Lousteau convocaron a los porteños a “seguir transformando la realidad”. El jefe de Gobierno enumeró los cinco ejes de la campaña, en materia de seguridad, salud, educación, cultura e infraestructura y remarcó la importancia del respaldo del Presidente (“Muchas de las cosas que hicimos fueron posible por Mauricio”) y del trabajo en conjunto con la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. “Imagínense si estos años hicimos esta transformación lo que vamos a hacer hacia adelante”, resaltó. “Estamos muy entusiasmados en tener un equipo más grande, por eso lo invito a Martín a que suba al escenario”, acotó Larreta y dio paso al escenario a Lousteau, mientras sonaba el estribillo de “Magia Veneno”, de Catupecu Machu: “Veo en partes lo que tú ves, quieras o no estás adentro…”

A su turno, Lousteau, quien estuvo flanqueado por su compañera de fórmula Guadalupe Tagliaferri, fue por demás elogioso de lo hecho por Larreta en la Ciudad, pero consideró que “juntos, más potentes y grandes” van a poder hacer “un equipo preparado para seguir abordando desafíos y complejidades que dejaron (los K)”. “Estamos decididos a hacer las cosas que hay que hacer y a pelear contra las mafias que buscan apropiarse del Estado”, enfatizó.

Por último, el ex ministro de Economía reivindicó a Macri, algo que se viene repitiendo públicamente durante esta campaña: “Esta amplitud también está ocurriendo a nivel nacional. El Presidente abrió el juego a otros espacios y a otros dirigentes valiosos”, recordó. En tanto, sobre el final los candidatos subieron el tono político. Primero, Maximiliano Ferraro, referente porteño de la Coalición Cívica de Elisa Carrió, instó a “escapar de los atajos que en los últimos tiempos tenían acostumbrados a los argentinos”. “Hace tres años y medio en la Argentina decidimos cambiar. El cambio no se construye de un día para otro y requiere del protagonismo y esfuerzo de todos. Pero la Argentina no quiere volver atrás”, arengó. Y recordó que en el ámbito porteño “al principio también fue difícil, pero gracias al trabajo compartido hoy hay una Ciudad mejor”.

En el cierre, antes de las fotos de ocasión, Santilli trazó la línea discursiva para la recta final de cara al 11 de agosto: “Vayamos todos a votar en las PASO, acompañemos a votar a nuestros abuelos, el cambio nos necesita a todos juntos”, pidió, en línea con el análisis  que hacen puertas adentro del comando de campaña, en Balcarce al 400, donde estiman que 7 de cada 10 adultos mayores de 70 años, que no están obligados a ir a votar, se inclinan por Macri.

CLARÍN / LA NACIÓN /

LOS OPERADORES LEYERON “DEJAR DE PAGAR” Y NADA MÁS
El planteo de Alberto Fernández de “dejar de pagar intereses”, aclarado de inmediato, generó más ruido que análisis. Como ya había mostrado Chubut, una palabra mal elegida mueve de inmediato al mercado. La respuesta del director del departamento del hemisferio occidental del FMI, Alejandro Werner, reflejó la respuesta de los analistas más fríos al planteo del candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández de dejar de pagar los intereses de Leliq. “Queremos saber más” dijo el funcionario.
Fernández y sus asesores fueron rápidos en salir a aclarar: no buscan dejar de pagar, sino pagar menos tasa. Pero hasta que las aclaraciones circularon lo suficiente, hubo otra lectura de sus palabras que no fue tan sosegada. La de los operadores del mercado, que no fueron mucho más allá de “dejar de pagar”.
Una vez que la frase llegó a las plataformas de operaciones, el efecto estaba hecho: dólar y tasa se fueron para arriba.
El caso recuerda cuando en enero de 2018 el gobernador de Chubut contó a periodistas que querían cambiar el perfil de la deuda de la provincia. Hasta ahí, todo normal, pero eligió la palabra “reestructurar” en lugar de “refinanciar” para explicarlo. La diferencia de jerga parece menor. Pero mientras que lo primero es poco menos que un choque financiero, lo segundo implica graduales salidas al mercado para mejorar tasas y plazos de deuda ya emitida. Una vez que aquella frase llegó a las pantalla de operación, los bonos de la provincia (y de varias otras provincias contagiadas), se desplomaron.
“Compró volatilidad gratis”, comentó Juan Pazos, de TPCG.
“ Pero peor, se hizo más alta la tasa que deberá sostener en caso de resultar electo”, agregó. En esa línea también argumentaba ayer Gabriel Caamaño de Consultora Ledesma. “Elijo pensar que se refería a bajar la tasa, como terminó aclarando”, dijo. “Pero aún eso no parece apropiado después de la crisis de balanza de pagos de 2018 y la incertidumbre electoral, hoy la demanda de dinero está en mínimos de 2015 porque todo el mundo está asustado y reclama más tasa para estar en pesos. La tasa es el síntoma, no el problema”, concluyó.

EL CRONISTA /

LA PELEA ELECTORAL-LA OTRA POLARIZACIÓN: HORACIO RODRÍGUEZ LARRETA LE SACA AMPLIA VENTAJA A MATÍAS LAMMENS, PERO LOS DOS MIRAN EL BALOTAJE

Una elección porteña más parecida a las de 2000 y 2011 que a las de 2007 y 2015. Con una particularidad que la hará única: por primera vez irá pegada a la contienda nacional. El comicio para jefe de Gobierno de este año se encamina otra vez para tener un alto grado de polarización y con una duda latente: ¿habrá balotaje?

Como a nivel nacional y provincia de Buenos Aires, la pelea en la Ciudad está concentrada entre los candidatos del oficialismo y la oposición K. Según las encuestas que circulan desde hace varias semanas, el actual jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta le saca amplia ventaja al postulante del Frente de Todos, Matías Lammens. La incógnita es si en octubre llega al 50% más un voto necesario para evitar la revancha.

Un primer parámetro habrá el 11 de agosto, en las PASO. En el PRO aseguran que sus números no dan aún panorama de triunfo en primera vuelta. “Si medís a Horacio solo, está en 49 puntos. Mauricio, solo, está en 41. Y cuando medís boleta completa, nos da 46. Este último es el número que vale para nosotros”, dice a Clarín uno de los funcionarios que maneja la campaña porteña en Juntos por el Cambio.

Larreta apela a la historia para bajar expectativas. “Nunca en la Ciudad hubo un triunfo en primera vuelta”, insiste ante este diario el jefe de Gobierno. El caso más cercano fue el de Aníbal Ibarra en 2000, cuando consiguió 49,31%. Un Domingo Cavallo descontrolado por sus 33,20% insistió durante horas que iría a la segunda vuelta. Luego recapacitó y se bajó.

La otra polarización que dejó a Mauricio Macri cerca del triunfo en primera vuelta ocurrió en 2011: 47,07% contra 27,87% de Daniel Filmus. Pero el candidato K decidió igual presentarse y se llevó la derrota más grande de la historia porteña: 64,25% a 35,75%.

En 2007 y 2015, en cambio, se dio otro escenario: el macrismo se mantuvo claramente como favorito, pero la incógnita estaba en el segundo puesto. En 2007, el mismo Filmus relegó a Jorge Telerman por unos tres puntos (23,75% a 20,68%), pero luego quedó lejos en el balotaje. En 2015, Martín Lousteau aventajó por menos de cuatro a Mariano Recalde (25,47% a 21,91%) y casi da la sorpresa en la segunda vuelta contra Larreta.

¿Larreta le teme a un bis? El asegura en que no. Con argumentos -¿deseos?- de posicionamiento político. “En 2015, Lousteau era un rival de centro. Si hubiese sido Recalde, le hubiésemos ganado más fácil. En 2007 fue al revés. Si el rival en vez de Filmus hubiese sido Telerman, habría sido más parejo”. De ahí se entiende la definición del jefe de Gobierno para su contrincante actual: “Lammens es el kirchnerismo”. ¿Lo es?

El aún presidente de San Lorenzo busca diferenciarse. Difícil, cuando tendrá a Cristina y el mismo Recalde en su boleta. “No soy kirchnerista no anti kirchnerista”,  se presentó en público días después de confirmarse su candidatura. El objetivo es simple: intenta captar el voto progresista que le permita romper el techo K. Hacer la gran Lousteau. Por su posicionamiento, podría darse una paradoja: que la figura de la ex presidenta en su sábana lo lleve a Lammens a superar a sus antecesores K como candidatos porteños y, a la vez, potencie tanto la polarización que lo termine consagrando a Larreta en primera vuelta. “No creo que la gente esté pensando en cortar boleta entre Cristina y mi candidatura, la gente está pensando en qué salida construir para volver a tener esperanza. La gente está esperando soluciones frente a los resultados de Macri y de Rodríguez Larreta”, responde Lammens a las consultas de Clarín. Una consultora que mide habitualmente para el kirchnerismo no descarta que el jefe de Gobierno logre marcas históricas: “Para nosotros gana seguro en primera vuelta. Ya lo tenemos arriba de 50, no sería raro que termine en 54 ó 55. Y Lammens, pegado a Cristina, podría estar entre 28 y 30”.

Los otros candidatos

Además de Larreta y Lammens, otros cinco candidatos pelearán en agosto por pasar el filtro de las primarias e ir a la generales para jefe de Gobierno. Son Matías Tombolini, economista, que entró a la política de la mano de Sergio Massa y ahora irá en la lista con Roberto Lavagna; Gabriel Solano, del Partido Obrero, por el Frente de Izquierda y de Trabajadores (FIT); el sociólogo Miguel Angel Forte, del Movimiento al Socialismo (MAS); Alejandro Fernández Roa, por El Movimiento, en el Frente Patriota, del nacionalista Alejandro Biondini; y la legisladora porteña y dirigente feminista Marta Martínez, por el partido de Luis Zamora, de Autodeterminación y Libertad.

Originalmente, se habían anotado otros cuatro postulantes para pelearle el cargo a Larreta. Pero luego se bajaron o los bajaron: el doctor Miguel Angel Lacour, por la Democracia Cristiana; el radical disidente Miguel Angel Ponce, que quería una interna con Tombolini en Consenso Federal; el periodista Gabriel Bracesco, que se proponía por el Partido Autonomista Nacional, de José Romero Feris; y Mariquita Delvecchio, la propuesta de José Luis Espert para el distrito.

Por la ley porteña, en las PASO, los precandidatos a jefe de Gobierno no llevan a sus compañeros de fórmula. Aunque ya fueron anunciados: Larreta repite con el peronista-PRO Diego Santilli y Lammens va con la periodista Gisela Marziotta.

CLARÍN /

ENTREVISTA: HORACIO RODRÍGUEZ LARRETA: “LAMMENS ES EL KIRCHNERISMO Y TIENEN UN TECHO EN LA CIUDAD”

De cara las primarias del 11 de agosto, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que va por su reelección, aceptó una breve entrevista con Clarín.

– ¿Qué considera un buen resultado en la PASO?

– Nuestro objetivo es ganar la elección. Yo siento en la calle un buen nivel de valoración, de apoyo, de afecto de la gente. Camino la calle todos los días, hago reuniones con vecinos desde hace 10 años y percibo un buen nivel de valoración del buen trabajo que venimos haciendo.

– ¿Le parece que puede haber un corte de boleta a favor suyo, ya que hoy tiene un nivel de imagen mayor que Macri?

– Yo creo que la gente lo toma como un equipo. Y aquellos que valoran la gestión de la Ciudad, valoran que esto lo potenció Macri. Muchas de las obras que hoy vemos, y estamos todos contentos, las empezó él. Ya sea la obra física o el planeamiento; en el Paseo del Bajo, por ejemplo, el planeamiento comenzó en 2013. Los viaductos lo mismo.

– ¿Puede haber un triunfo suyo en primera vuelta?

– Nunca en la historia hubo un triunfo en primera vuelta en la Ciudad (en 2000 no hubo balotaje porque Cavallo se bajó, pese a que Ibarra no había alcanzado el 50%).

– ¿Le genera algún temor un posible balotaje en función de lo ajustado que terminó en 2015? ¿Y lo ve a Matías Lammens, más, igual o menos competitivo que Martín Lousteau?

– Lammens es el kirchnerismo. Y en la Ciudad, el kirchnerismo tiene un techo mucho más bajo. El representa ese espacio. No veo que en un balotaje tenga potencial de crecimiento.

CLARÍN /

ENTREVISTA: MATÍAS LAMMENS: “LOS PROBLEMAS QUE SEÑALABA LOUSTEAU EN 2015 SE AGRAVARON”

De cara las primarias del 11 de agosto, el candidato a jefe de Gobierno porteño del Frente de Todos, Matías Lammens, que debuta en esta elección aceptó una  breve entrevista con Clarín.

– ¿Qué considera un buen resultado en la PASO?

– En las PASO vamos a tener una primera mirada de la sociedad sobre la situación que está atravesando el país. Y creo que el macrismo va a recibir una dura advertencia. La gente está esperando soluciones frente a los resultados de Macri y de Rodríguez Larreta. Nosotros construimos una propuesta muy amplia y queremos discutir las cosas que les preocupan a las personas, como el empleo, la educación y el desarrollo económico de la Ciudad. Estamos confiados en hacer una elección histórica, porque notamos mucho entusiasmo en el mano a mano.

– ¿Le parece que puede haber un corte de boleta en contra suyo, porque tiene menos conocimiento que Cristina; o a favor, porque no proviene del kirchnerismo?

– No creo que la gente esté pensando en cortar boleta, la gente está pensando en qué salida construir para volver a tener esperanza. Las respuestas son integrales y por lo tanto la diversidad del frente que conformamos es una fortaleza y es justamente lo que puede motivar a muchas personas a optar por esta nueva opción electoral.

– ¿La elección se puede definir en primera vuelta?

– No parece que se vaya a resolver en primera vuelta esta elección. La gente quiere escuchar nuevas opciones para superar esta situación y probablemente defina la elección en todas las instancias que ofrece el sistema electoral.

– ¿Cómo encararía un balotaje? ¿El Larreta de hoy es mejor o peor que el de 2015? ¿Y usted comparado con Lousteau?

– El escenario actual es más desfavorable para el oficialismo, porque los déficits de la Ciudad son más visibles en este contexto de crisis. Los problemas que señalaba Lousteau en 2015 se agravaron y la gente va a votar para que empiecen a resolverse. Esa es nuestra tarea en todas las instancias de esta elección: contarle a la sociedad cómo vamos a volver a poner al país y a la Ciudad en otra sintonía para recuperar la expectativa de futuro. Sin tanto marketing y elevando el debate público, creo que vamos a encarar un balotaje histórico.

CLARÍN/

EN CAMPAÑA: CRISTINA KIRCHNER PRESENTA “SINCERAMENTE” EN EL MUNICIPIO DE MALVINAS Y AVANZA UNA FOTO CON SERGIO MASSA

Cristina Fernández de Kirchner trasladó de Tigre a Malvinas Argentinas el acto de presentación de su libro “Sinceramente”, aunque la fecha se confirmó para el sábado 3 de agosto, una semana antes de las elecciones primarias.

La mudanza terminó de confirmarse este lunes y según la explicación oficial fue por cuestiones de espacio y logística: en el lugar previsto inicialmente, la UTN de Pacheco, hay menos de 4 mil butacas mientras que en el DirecTV Arena, caben más de 10 mil personas.

La decisión se demoró por la cuestión política, ya que el cambio de lugar implica sacar el acto de Cristina de Tigre, municipio que gobierna Julio Zamora pero que está identificado en términos políticos con Sergio Massa.

La actividad de Cristina en la UTN sería, por eso, la oportunidad para que se dé una demorada foto política entre la ex presidente y Massa, que encabeza la lista de diputados nacionales del Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires.

Desde el cristinismo trataron de quitarle relevancia al hecho y lo atribuyeron a un aspecto netamente organizativo. “Las fotos seguirán como estaban planeadas: a lo sumo, en vez de un intendente, habrá dos”, se explicó.

Cuando Cristina hace las presentaciones de su libro, suele mostrarse con los candidatos locales. Lo hizo en Mar del Plata con Axel Kicillof y Fernanda Raverta, y en Mendoza con Anabel Fernández Sagasti. En Tigre, lo haría nuevamente con Kicillof y con Julio Zamora, el intendente local que va por su reelección. Ahora, al mudarse a Malvinas Argentinas, en la foto final estará Leonardo Nardini, jefe comunal de ese distrito. Desde el acuerdo político que Massa selló con Alberto Fernández y Máximo Kirchner en junio pasado, no hubo todavía encuentro ni foto pública entre el jefe del Frente Renovador y la ex presidenta. Tampoco se mostró con Máximo, a pesar de que comparten la lista de diputados nacionales; Massa en primer lugar, el hijo de la ex presidente en quinto lugar. Todo indica que el 3 de agosto finalmente se dará la aparición conjunta de Cristina y su ex jefe de Gabinete, con quien se distanció en el 2013. En los últimos meses tuvieron varios encuentros privados pero no hubo foto pública.

CLARÍN/

EL GOBIERNO AFIRMA QUE LOS RESULTADOS DE LAS PASO ESTARÁN MÁS TEMPRANO

El Gobierno confía en que, con el nuevo sistema de transmisión de telegramas, el escrutinio de las próximas elecciones será más rápido y que una buena parte de los resultados se conocerá a las 21, hora en la que se podrán publicar los primeros datos por disposición judicial. También niega las denuncias del kirchnerismo, que no confía en el software que se utilizará y plantea que puede haber fraude

Aunque el oficialismo no arriesga un porcentaje específico del avance del conteo para esa hora, en el Ministerio del Interior aseguran que el escrutinio provisorio de las mesas estará avanzado antes de la medianoche del domingo de votación, lo que serían unas tres horas menos que en 2017, cuando la tendencia en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, se conoció en plena madrugada. Esa noche, la entonces candidata a senadora Cristina Kirchner salió a hablar a las 3.45 de la mañana.

Sin embargo, aunque el oficialismo descarta semejante demora, esta vez puede ser que los resultados de la provincia también sean los que demoren más en conocerse. Lo mismo ocurrirá con los resultados de la ciudad de Buenos Aires, de Catamarca y de Santa Cruz. Al no haber desacoplado las elecciones locales de las nacionales, en esos cuatro distritos se votará con una boleta más amplia que aquellas provincias que durante el año ya votaron gobernador, legisladores provinciales, intendentes y concejales. Mientras más categorías se votan, más se tardará en confeccionar los telegramas en las mesas de votación. No es un dato menor, pues Buenos Aires y la Capital representan el 37% y el 8% del electorado, respectivamente.

Transmisión de datos

El nuevo sistema de transmisión de telegramas, desarrollado por la empresa venezolana Smartmatic -que también estará a cargo del escrutinio provisorio- es la principal novedad de estos comicios. En las PASO se implementará por primera vez el envío digital de la documentación desde las escuelas, por lo que se evitará el traslado de los telegramas en camionetas desde los establecimientos hasta la oficina del Correo más cercana, lo que podía generar horas de demora, dependiendo de la lejanía de las escuelas. El escaneo y posterior transmisión de los telegramas se hará en un aula acondicionada para ello, con supervisión de los fiscales, personal del Correo y la Gendarmería. El sistema funcionará en unos 11.000 centros de votación de los 15.000 habilitados. En el resto -escuelas que no tienen conexión a internet o que tienen muy pocas mesas- se usará el sistema tradicional. Una vez que se transmite el telegrama, llegará a uno de los dos centros del Correo ubicados en Barracas y Monte Grande. Allí trabajarán distribuidas en dos turnos 1500 personas contratadas temporalmente por el Correo.

Dos data entry cargarán individualmente el mismo telegrama por orden de llegada. Cuando terminen, se verificará si los datos coinciden. De ser así, la información se procesa y queda autorizada para publicarse.

Si, en cambio, los resultados no coinciden, entrará en juego un tercer data entry, que cargará el telegrama por su lado. Después se cotejará si los datos son los mismos con lo que cargó uno de los data entry anteriores y, si es así, se procesa y se publica. En todo momento en los centros del Correo estarán los fiscales partidarios. También estarán en las escuelas al momento de transmitir los telegramas. Desde la Secretaría de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, que lidera Adrián Pérez, aseguran que no habrá momentos en los que los resultados de las urnas queden sin supervisión.

Al mismo tiempo, el Gobierno reaccionó a las denuncias del kirchnerismo, que insinúa que puede haber fraude electoral al no confiar en el software provisto por Smartmatic, que estará a cargo del escrutinio provisorio por primera vez. Hasta ahora lo estaba la empresa española Indra. El definitivo, en cambio, estará en manos de la Justicia Electoral otra vez. “No hay ningún argumento técnico (en las denuncias)”, dicen en Gobierno. El apoderado del PJ, Jorge Landau, había pedido semanas atrás que no se utilizaran las nuevas herramientas tecnológicas en el escrutinio provisorio. “No tengo dudas de que van a querer hacer un contrabando informativo durante las elecciones con esta nueva tecnología”, dijo Landau a radio El Destape. El apoderado hizo presentaciones ante la Cámara Nacional Electoral con el reclamo de que se implementen medidas que garanticen la transparencia electoral. El tribunal podría abordar la cuestión en los próximos días.

En respuesta a las denuncias, en tanto, Smartmatic aseguró que el nuevo sistema “permitirá a los operadores del Correo escanear los telegramas en los centros de votación, generar las copias necesarias para distribuir entre los fiscales electorales y transmitir la imagen digitalizada desde los colegios electorales hasta el centro de cómputos”. Según la compañía, que tiene experiencia en procesos electorales de Estados Unidos, Noruega, Italia y Venezuela, “la novedad mejorará la fiscalización de la información, debido a que el telegrama nunca se pierde de vista, y podrá ser escaneado y transmitido en presencia de las autoridades de mesa y fiscales partidarios”.

LA NACIÓN /

LA RIOJA: EL PJ Y JUNTOS POR EL CAMBIO AÚN NO DEFINIERON CANDIDATOS

A menos de tres meses de las elecciones, La Rioja hierve en medio de la incertidumbre sobre cuáles serán los principales candidatos a gobernar la provincia por los próximos cuatro años. El peronismo enfrenta una feroz interna entre cuatro postulantes que se pelean por convertirse en el candidato de “consenso” a suceder al gobernador Sergio Casas, que impedido por la Corte Suprema de buscar su reelección irá al frente de la lista de diputados nacionales. Por el momento, la disputa se zanjaría en un congreso partidario que todavía no tiene fecha y que promete un debate caliente.

Por su parte, en Juntos por el Cambio el clima tampoco es el mejor. El senador radical Julio Martínez se considera el elegido por la Casa Rosada. Pero el intendente peronista de la capital provincial, Alberto Paredes Urquiza, se lanzó a la lucha por la gobernación con el respaldo de Miguel Pichetto, el compañero de fórmula de Mauricio Macri.

En este escenario no es de extrañar que La Rioja fuera la última provincia en fijar fecha para las elecciones provinciales. Recién el viernes pasado Casas firmó el decreto fijando la compulsa para el 27 de octubre, el mismo día que se celebrarán los comicios nacionales. El calor de la interna peronista quedó reflejado hace unos diez días, cuando en un acto encabezado por Casas seguidores de dos de los precandidatos del PJ terminaron a los sillazos y con el gobernador pidiendo calma desde el escenario. En la lucha están anotados la intendenta de Aimogasta, Florencia López, el ex alcalde de la capital provincial Ricardo Quintela, la diputada provincial Teresita Madera y el ministro de la Producción, Fernando Rejal.

Sin embargo, detrás de estos nombres hay una pulseada por el poder entre los dos principales referentes del peronismo riojano. Uno es Casas, que en esta puja se juega la posibilidad de designar a su sucesor. El otro es el diputado nacional y ex gobernador Luis Beder Herrera quien, frustrado en su posibilidad de ponerle el cuerpo a la disputa porque no le dan bien las encuestas, quiere hacer valer el peso que todavía tiene dentro de la estructura del PJ.

El enfrentamiento entre los dos caciques llegó al extremo de que protagonizaron un duro cruce verbal, cargado de reproches, en la cara de Alberto Fernández, cuando el precandidato presidencial del kirchnerismo visitó la provincia la semana pasada. Beder le reprochó a Casas su favoritismo por López, la joven intendenta de Aimogasta y compañera de lista para el Senado de Carlos Menem en la elección de 2017. El gobernador, en tanto, le recriminó a su rival estar alentando la postulación del Gitano Quintela.

Más aún, molesto por la situación, el sector del PJ que responde a Beder convocó el miércoles último a una sesión de la Legislatura provincial para sancionar una ley de lemas, lo que le permitiría a todos los anotados competir por la gobernación. La sesión, al final, no se concretó por falta de quórum y la sangre no llegó al río.

Mientras tanto, Casas apuesta a salir fortalecido en las primarias del 11 de agosto, en las que competirá junto a la boleta presidencial del Frente de Todos, antes de convocar al congreso partidario que terminará por definir al postulante del PJ.

LA NACIÓN /

CGT SE SUBE EN TUCUMÁN A LA BATALLA ELECTORAL DEL PJ

La CGT se meterá de lleno en la campaña electoral del PJ con una visita de alto rango a Tucumán para participar en un acto junto con candidatos a gobernador y legisladores del NOA. Lo hará este jueves la conducción de la central con su “mesa chica” ampliada a partir de una invitación del gobernador provincial, Juan Manzur. La actividad es una consecuencia directa el acuerdo que selló la jefatura sindical con Alberto Fernández a mediados de este mes para incorporarse a la dinámica proselitista del Frente de Todos luego de meses de recelos y cavilaciones.

Además de Héctor Daer se prevé que formarán parte de la comitiva gremial el otro secretario general de la CGT, Carlos Acuña, y referentes como Gerardo Martínez (albañiles, Uocra), Andrés Rodríguez (estatales, UPCN), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Víctor Santa María (encargados de edificios, Suterh) y los transportistas Roberto Fernández (colectiveros, UTA) y Omar Maturano (maquinistas ferroviarios, La Fraternidad). También irán dirigentes que no forman parte del Consejo Directivo pero que apuntalan la actual conducción como el taxista Omar Viviani y el líder de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia.

El núcleo de sindicalistas aceptó el convite de Manzur -armador junto al propio Daer del primer encuentro de la CGT con Alberto Fernández- para participar de un acto pautado para unas 3.500 personas en la sede de la capital tucumana del gremio de Sanidad (ATSA) junto a postulantes del peronismo en la región. Según la lista provisoria de invitados estarán candidatos a diputados y senadores nacionales y provinciales, y algunos a gobernador como el caso del salteño Sergio “Oso” Leavy y el catamarqueño Raúl Jalil, intendente de San Fernando, entre otros.

A diferencia del sindicalismo opositor, referenciado en Hugo Moyano y que apenas se conformó el Frente de Todos anunció su respaldo a la fórmula de Alberto Fernández y Cristina de Kirchner, la CGT demoró su pronunciamiento ante la falta de un acercamiento directo del binomio y por desconfianza hacia la expresidenta, siempre más cercana a la dirigencia disidente que a la jefatura formal de la central. Recién se acopló a la campaña luego de una visita de Alberto Fernández a la misma “mesa chica” en la sede de UPCN, adonde ratificó su apoyo al modelo sindical argentino, el sistema de obras sociales y su negativa a una reforma laboral.  De este modo, aunque con diferencias internas, se conformó un bloque absolutamente mayoritario en el sindicalismo más tradicional favorable al Frente de Todos, con el grueso de la CGT y el Frente Sindical por el Modelo Nacional, que cuenta con Moyano, el bancario Sergio Palazzo, el mecánico (Smata) Ricardo Pignanelli, la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) y las dos versiones de la CTA. Por fuera permanece el gastronómico Luis Barrionuevo junto a los cuatro dirigentes que le responden en el Consejo Directivo de la central como respaldo sindical al frente Consenso Federal, de Roberto Lavagna, y un espacio todavía más reducido ligado a Mauricio Macri y el espacio Juntos por el Cambio.

Sobre el último grupo, el principal referente del oficialismo es el rural Ramón Ayala (Uatre) con algunos integrantes de uno de los tres espacios que reivindican la jefatura de las 62 Organizaciones. También se sitúa cercano a este núcleo la confederación de gremios de la energía (Catheda), que tiene entre sus impulsores a los petroleros Antonio Cassia y Guillermo Pereyra y al gremialista del gas Oscar Mangone. Si bien la Catheda tiene agendada para esta semana una reunión con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, para antes de las PASO del 11 de agosto sus líderes reservan fecha para un almuerzo con Alberto Fernández.

ÁMBITO FINANCIERO /

MIRADA INTERNACIONAL: EL ANÁLISIS DE WASHINGTON POST SOBRE “EL IMPENSADO REGRESO DE CRISTINA KIRCHNER”, A PESAR DE LAS DENUNCIAS POR CORRUPCIÓN

El diario estadounidense The Washington Post  analizó el escenario electoral argentino a 13 días para las PASO y puso el foco en el eventual regreso a la Casa Rosada de la ex presidenta Cristina Kirchner, a pesar de las múltiples denuncias por corrupción.

En la nota titulada “La argentina Cristina Kirchner, frente a las acusaciones de corrupción, presenta un regreso impensado” firmada por Simeon Tegel, también repasan cuál sería el rol de Fernández de Kirchner, en una eventual presidencia de Alberto Fernández. “En caso de que Fernández y Cristina ganen las elecciones, pocos en la Argentina esperan que la ex presidente tome un asiento trasero en el nuevo gobierno”, afirma. “Cristina Kirchner, que enfrenta casi una docena de acusaciones por sobornos, malversación de fondos y lavado de dinero durante el tiempo que estuvo en el cargo, quedó al borde de un impensado regreso al poder”, destaca la nota, que comienza con un breve repaso de lo que sucedió en la Argentina de 2015 a esta parte. Para el diario estadounidense, “lo que les abrió las puertas a Fernández y CFK fueron las reformas económicas impulsadas por Mauricio Macri, que llevaron a la Argentina a otra de sus crisis periódicas que se repitieron frecuentemente durante más de un siglo”.

Además, el diario repasó que la decisión “inusual” de Cristina de reaparecer “como vice de Alberto Fernández y no en el lugar principal de la boleta, fue interpretado por algunos analistas como un reconocimiento a su techo electoral”.

“Las encuestas muestran a los Fernández en una paridad con Macri, cuyo compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, es un influyente senador peronista conocido por afirmaciones racistas sobre migrantes bolivianos y peruanos porque están causando una ola de delitos”, remarca.

En este sentido, indica que “ambas fórmulas registran alrededor del 40 por ciento de respaldo” y esto “significa que hay muchas probabilidades de que haya una segunda vuelta electoral en noviembre”.

The Washington Post también hace un análisis sobre la situación económica actual y advierte que “se espera que la inflación de 2019 supere el 40 por ciento”; mientras que “el desempleo alcanzó el 10 por ciento, el más alto desde 2006”.

“El Producto Bruto Interno se contrajo casi 6 por ciento en el primer trimestre y Mauricio Macri tomó un préstamo de 57 mil millones de dólares del Fondo Monetario Internacional, el más grande de la historia de la organización. El efecto fue aplastante, especialmente para los más pobres”, afirma.

CLARÍN / LA NACIÓN /

POR PARTICIPAR DE INAUGURACIONES: EL FISCAL ELECTORAL DI LELLO LE RECORDÓ AL PRESIDENTE MACRI LA VIGENCIA DE LA VEDA ELECTORAL

El fiscal electoral Jorge Di Lello emitió una Resolución en la que le recordó al presidente Mauricio Macri la “prohibición de la inauguración de obras públicas” en los últimos 25 días de la campaña electoral. Y remitió a un dictamen del año 2011, cuando el diputado radical Ricardo Gil Lavedra cuestionaba un video de la entonces presidenta Cristina Kirchner, que se emitía pocos días antes de esa veda electoral.

Es que Macri, en los últimos días, participó de actos en obras públicas realizadas durante su gestión. Por ejemplo, el viernes 19 de julio, el Presidente recorrió la obra de repavimentación y ensanchado de la ruta provincial 51, en la ciudad de Olavarría, junto con María Eugenia Vidal. En ese acto, Macri destacó su “absoluta” confianza en la gobernadora bonaerense y remarcó los “kilómetros de rutas” que realizó su gobierno.  La restricción para la participación en actos de obras públicas es de 25 días antes de las elecciones para los funcionarios nacionales y de 15 días para los provinciales. Por eso, en el acto de la ruta 51, no había restricciones para que Vidal participara de ese acto, “pero Macri no debería haber participado ahí”, dijeron fuentes judiciales a Clarín. Y agregaron: “No hubo presentaciones. Pero el fiscal debe recordar la prohibición”. Es que en mayo pasado, con la modificación de la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos, se estableció que la veda electoral para el Presidente se ampliaba, al pasar de 15 a 25 días antes de la votación. Por eso, en el dictamen de 2011, que se hizo ante el reclamo de Gil Lavedra, figura que el límite para esa veda es de 15 días, aunque ahora la restricción es de 25 días, aclararon en la Justicia electoral.

CLARÍN / ÁMBITO FINANCIERO /

ELECCIONES 2019: LOS ERRORES NO FORZADOS EN CAMPAÑA DE ALBERTO, CRISTINA Y ANÍBAL FERNÁNDEZ

El kirchnerismo eligió la sigla “Frente de Todos” para la compulsa electoral de este 2019, con la intención de definir el grado de diversidad política que alberga actualmente esa fuerza: un Alberto Fernández que regresó al redil K tras casi 9 años de distanciamiento con Cristina Kirchner y un Sergio Tomás Massa que también retornó a “la casita de mis viejos”, de la que se fue y a la que enfrentó -y venció electoralmente- en 2013, con su Frente Renovador.

Todos ellos, con la ex Presidenta en un supuesto rol menos activo, desde la postulación a vice presidenta de la Nación, y dejando el rol central de la campaña a quien ella designó en el primer lugar de la fórmula y quien encabeza la campaña nacional del FdeT.

Así, en ese marco de diversidad, enfrentar a Cambiemos (hoy bajo el nuevo nombre de “Juntos por el Cambio”) cuyos caciques son expertos en elecciones y funcionan como una verdadera maquinaria electoral. Por eso, los errores no forzados del kirchnerismo de las últimas horas complican el andar de la fuerza que, para la mayoría de las encuestas que se ventilan, encabezan la carrera por la Presidencia y por la gobernación de la provincia mayor, la de Buenos Aires. Alberto Fernández mantuvo, desde que se erigió como candidato, varios cruces con periodistas y discutió ácidamente sobre el déficit de la era K y de la era macrista, con el periodista Joaquín Morales Solá. Por su parte, Cristina Fernández polemizó con María Eugenia Vidal y comparó a la Argentina con Venezuela respecto de la falta de comida. Y finalmente, la irrupción de Aníbal Fernández, parangonando a María Eugenia Vidal con el parricida Ricardo Alberto Barreda.

Repasemos:

* El pre candidato presidencial Alberto Fernández declaró, el último 10 de julio, en los tribunales federales de Retiro ante el juez Claudio Bonadio -por unos dichos suyos sobre la firma del memorándum con Irán- y a la salida, tuvo un cruce con la cronista Mercedes Ninci. “¿Por qué no hablás en serio alguna vez?”, le dijo Fernández, saturado con la persistencia de la movilera de Radio Mitre, quien insistía con su pregunta ante el tumulto de periodistas en las escalinatas de salida de Comodoro Py.

* Ese mismo día, por la tarde, también se enojó con los cronistas que lo esperaban en Córdoba antes de su encuentro con el gobernador Juan Schiaretti. Y concretamente, le contestó de mal modo a un cronista quien, también de modo insistente, le consultaba en la marea de seguidores en el aeropuerto local, sobre qué valor iba a tener el dólar a fin de año, en caso de que fuera electo presidente. “Basta, así no. Así no se ejerce tal profesión. Esto no es periodismo”, le expresó, molesto, a un periodista local. Y añadió: “Vamos a dar una conferencia de prensa, esperá el momento”.

* El día, Alberto Fernández lo coronó con un cruce con Jonatan Viale, por Radio La Red, a quién le espetó: “¿Te das cuenta lo que estás preguntando?”, molesto ante las consultas del conductor radial por el incidente Ninci y el del periodista de Córdoba. Días después, Alberto F. no despegó estos cruces de una supuesta mano intencional de la administración nacional: “Es parte de una campaña contra nosotros que el Gobierno promueve. Y muchos de los que hablan y se sienten ofendidos,  son consecuentes con el Gobierno de Macri. Y la idea de que tenemos una campaña desordenada también es algo que promueven los medios”, dijo en Radio Con Vos.

* Aníbal Fernández irrumpió en la campaña electoral, desde su pre candidatura a concejal en Pinamar, y cruzó, ni más ni menos, que a María Eugenia Vidal. “¿Se acuerdan de que tenía una publicidad que decía ‘¿Con quién dejarías a tus hijos: ¿Yo sabés a quién no se los confío?: ¡A ella! Después veo con el resto, por ahí se lo dejó a [Ricardo] Barreda, a ella no”.

– La no poco inocente irrupción de Aníbal F. fue música para los oídos vidalistas y salieron en coro, las voces de repudio al exabrupto del ex funcionario K, que llevaron a que la gobernadora se mostrara con el pre candidato a intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, con sus mellizos de tres meses.

El repudio se demoró pero llegó de boca de Axel Kicillof, quien es el actual postulante a la gobernación del Frente de Todos: “La comparación con un femicida me resultó penosa. Desde un primer día, mi campaña se trató de proponer y discutir ideas. No quiero una campaña sucia ni de agresiones”, dijo Kicillof en una entrevista en Radio 10. Lo acompañó la dirigente de La Cámpora, la candidata a diputada nacional Luana Volnovich: “Fue un exabrupto y me parece que como Cristina (que se disculpó con Luis Novaresio) puede pedir disculpas públicas, Debería hacerlo y punto, somos seres humanos y nos equivocamos”, dijo la postulante a diputada, segunda en la lista tras Sergio Massa.

* Finalmente, Cristina Fernández de Kirchner tuvo dos hitos: uno, también contra María Eugenia Vidal, en su presentación del libro “Sinceramente” en Rosario: sin nombrarla, la ex Presidenta habló de mujeres a las que tratan “como hadas, virginales, angelicales” y abundó: “Me inventaron amantes; yo siempre pensé que era algo muy misógino, muy contra las mujeres, pero después me di cuenta que hay dirigentes mujeres, jóvenes, de 45 años, que no son del campo nacional y popular, que no son viudas como yo, son separadas, (y las tratan) como hadas, virginales, angelicales”. En clara alusión a la gobernadora bonaerense, Cristina agregó: “Yo digo, qué suerte que tienen algunas mujeres que no se meten en su vida privada. A lo mejor son en serio virginales y angelicales”.​ Eso motivó la réplica de Vidal y también de su ex esposo, el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro: “Los separados o divorciados estamos un peldaño moral abajo de los viudos. Escala de valores del Kirchnerismo. No hay remate”, ironizó el intendente de Cambiemos.

* Luego, CFK comparó la situación con los alimentos en Argentina con la falta de comida en Venezuela: “Sorry, pero con la comida hoy en la Argentina estamos igual que Vnezuela”, dijo en Mendoza, también en una presentación de su best seller. Esa afirmación hizo eco en las redes sociales, donde miles de venezolanos se volcaron para responderle a la ex mandataria bajo el hashtag.

Pero de todos modos, el principal punto es que con estas declaraciones, tanto como su contrapunto con Vidal, genera que Fernández de Kirchner cobre protagonismo nacional, en detrimento de la campaña que encabeza, en lo federal, Alberto F.

* Vale un último tema que es el de las declaraciones de Alberto Fernández sobre que promete subir las jubilaciones, en caso de ser electo Presidente, con los intereses de las Leliq, las Letras de Liquidez del Banco Central: “Vamos a dejar de pagar los intereses de las Leliq”, afirmó en el programa de Roberto Navarro y sumó que “con eso vamos a pagar los medicamentos de los jubilados“, declaración que sumó confusión en el mundo de los mercados.

CLARÍN /

RUMBO A LAS PASO: MIGUEL ANGEL PICHETTO, ROGELIO FRIGERIO Y LA VISITA MÁS SENSIBLE: SANTA CRUZ

Mauricio Macri pisó Santa Cruz por primera vez como presidente en enero. Aterrizó en El Calafate, el lugar en el mundo de Cristina Kirchner, y tras una reunión con empresarios visitó la represa Cóndor Cliff. No había ido a esa provincia en la campaña de 2015. Tampoco fue en la actual. Acaso el rincón más hostil del país para el jefe de Estado, Miguel Pichetto y Rogelio Frigerio cubrirán este martes ese casillero antes de las primarias. Entre las actividades se mostrarán con el radical Eduardo Costa, candidato a gobernador. Será el único distrito que definirá la disputa por el Ejecutivo local en simultáneo con las primarias del 11 de agosto.

Con Macri concentrado principalmente en las provincias del centro, al postulante a vice y al ministro del Interior le tocan los sitios más adversos para el gobierno. “Mauricio les pidió que recorran toda la Patagonia y el Norte argentino”, contó uno de los articuladores de la campaña. Dentro de unos días habrán cubierto el sur completo: este lunes Chubut, el domingo Tierra del Fuego y ya habían pasado por Neuquén y Río Negro.

En la cuna del kirchnerismo tienen prevista una recorrida por el frigorífico Faimali, una reunión privada con empresarios, una caminata con candidatos hasta la sede la UATRE y un acto del “peronismo republicano”, el espacio agitado por Pichetto para atraer dirigentes del PJ marginados del Frente de Todos.

También habrá foto con Costa, el senador que busca destronar al kirchnerismo hace años. Derelación ambivalente con la Casa Rosada, el empresario se ausentó de la votación del Presupuesto 2019. “Defiendo los intereses de los santacruceños”, argumentó. Más que su triunfo, para Macri la derrota de Alicia Kirchner implicaría un espaldarazo en términos simbólicos el 11 de agosto si logra encadenarlo con un resultado propio positivo, sin una amplia diferencia de Alberto Fernández. Tal vez una casualidad que refleja otro contraste: Río Gallegos fue el primer destino del candidato presidencial del Frente de Todos, luego de que Cristina lo ungiera al tope de la lista.

La Cámara Nacional Electoral rechazó el pedido de Alicia de pegar su boleta a la de Fernández-Fernández. Con una gestión marcada por el ajuste y el conflicto con los docentes y otras áreas estatales, la gobernadora busca el impulso del caudal que conserva la ex presidenta y que a Costa lo tire para abajo el acotado apoyo a Macri en la provincia.

“Podemos pelearla. Costa está arriba, pero hay lemas”, se cubrieron en la Casa Rosada en referencia al sistema electoral que en 2015 consagró a la actual mandataria pese a que el radical había sido el candidato más votado. En este turno el postulante macrista tendrá seis listas que le sumarán votos. Por el Frente de Todos además de Alicia estarán Javier Belloni –intendente de El Calafate-  y el sindicalista petrolero Claudio Vidal. Daniel Peralta irá por su cuenta y eso podría perjudicar las chances K; el ex gobernador fue clave para el triunfo de Alicia hace cuatro años, cuando sumó dentro del lema del FPV.

A su vez, en tándem durante buena parte de esta campaña, Pichetto y Frigerio pasarán por ocho provincias en una semana. Arrancaron esta mañana en Concordia con Macri y luego siguieron a Chubut. Irán a Santiago del Estero y a Salta el jueves, a Hurlingham y a Gualeguaychú el viernes, a Tierra del Fuego el domingo y a La Pampa el lunes.

En paralelo, Macri hará una minigira por Jujuy, Salta y Corrientes,   aunque centró sus presencias y energías en la franja del centro del país. La estrategia oficial apuntó a intentar recuperar votantes desencantados con la gestión en ese corredor que resultó decisivo en su triunfo de 2015.

CLARÍN /

ENTRE RÍOS – MACRI FUE A PEDIR EL VOTO A CONCORDIA: “HOY MÁS QUE NUNCA TENEMOS QUE VOLVER A COMPROMETERNOS Y SEGUIR EN ESTA LÍNEA”

El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, visitó Concordia, Entre Ríos, este lunes por la mañana, y aprovechó para llamar al voto de cara a las PASO 2019: “Hoy más que nunca tenemos que volver a comprometernos y seguir en esta línea”, aseguró, en relación a la recorrida por un Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades (NIDO).

“Lo importante no es la política, es que los argentinos tengan las herramientas para poder crecer. Y eso lo hacemos si trabajamos juntos, si dialogamos y ponemos el eje en el hacer, no relato, no sanata, sino hechos concretos como este NIDO, que le cambia la vida a 2.400 familias de estos barrios”, agregó.

Macri resaltó los “más de 304 km de rutas autopistas terminadas y 453 km en construcción sólo en la Provincia de Entre Ríos”, y dijo estar contento por “las 140 obras terminadas”. Además, habló del proyecto de aeropuerto en la zona. “Estamos a punto de lanzar el proyecto del aeropuerto binacional, que se va a sumar a Paraná, que ya ha duplicado la cantidad de pasajeros que llegan a Entre Ríos, casi el doble de pasajeros que vienen a comprar acá”, explicó.

Los centros NIDO son espacios de desarrollo social para sectores postergados, en particular, niños. “Acá hay capacitación, amor, contención, formación, acá hay futuro para todos los que están en este barrio”, agregó Macri.

“Claro que se puede Concordia, claro que se puede Entre Ríos, claro que se puede, Argentina! ¡Juntos somos imparables!”, cerró enfático Macri en Entre ríos.

Más tarde recorrió una pyme familiar entrerriana que produce nueces pecán.

CLARÍN / LA NACIÓN /

SERGIO MASSA: “EL GOBIERNO LE SACÓ COMPETITIVIDAD A LAS PYME PARA DÁRSELA A 10 AMIGOS DEL PRESIDENTE”

Sergio Massa aseguró que “el Gobierno le sacó competitividad a la pyme y al comercio para dársela a 10 amigos del Presidente”. “Es una decisión que tiene que ver con una política de Gobierno”, aseguró el precandidato a diputado nacional por el Frente de Todos, en una recorrida por el municipio bonaerense de Tres de Febrero, donde el fin de semana visitó una Pyme junto al precandidato a intendente local Juan Debandi.

“En esta Pyme la luz aumento 1000% desde 2015”, indicó Massa tras la visita. “El Gobierno construyó, con sus decisiones, sacarle competitividad a la Pyme y al comercio para dársela a 10 amigos del Presidente”, agregó.

En esa línea, el líder del Frente Renovador aseguró que “entre la empresa y la gente, está claro que este Gobierno elije a la empresa”. “Eligieron gobernar para muy poquitos, perjudicando a la gran mayoría de los argentinos”, sostuvo en una entrevista difundida por FM La Patriada este lunes. De cara a las PASO, Massa indicó también que “no está bien sufrir”. Y señaló: “No tenemos que admitir que la gente tolere que los gobernantes les digan que hay que sufrir un poco más”.

En ese orden, pidió a los empresarios que “tengan un poquito de paciencia”. “Esto ya se termina, esta página oscura, fría de un país para poquitos en el que 20 ganaron mucho y 20 millones perdieron mucho”, indicó. Por último, aseguró que los candidatos oficialistas “esconden a Macri”. “Si los propios candidatos de Juntos por el Cambio sienten vergüenza de Macri, ¿qué le pasa al resto del pueblo argentino?”, planteó.

CLARÍN / LA NACIÓN /

LA HERMANA DE UN SOLDADO MUERTO POR LA GUERRILLA INSISTE EN QUE BUSCA JUSTICIA

La hermana de un conscripto muerto en un ataque de un comando del grupo Montoneros que reclama el pago de un resarcimiento a los soldados fallecidos en esas acciones, Jovina Luna, elogió este lunes el proyecto en el Gobierno para que así suceda. “Durante el gobierno kirchnerista no tuve posibilidad de que se escuchara mi reclamo. Recién con el Gobierno de Cambiemos se abrió una puerta. Nosotros buscamos Justicia y verdad, porque se entregaron muchas indemnizaciones fraudulentas y quiero que se investigue a quienes indemnizaron a los que asesinaron a mi hermano conscripto, que defendía un gobierno constitucional”, señaló Jovina Luna este lunes a Radio Nacional.

Se refería al ataque que el grupo Montoneros realizó el 5 de octubre de 1975 contra el Regimiento 29 de Formosa. En ese ataque su hermano Herminio Luna murió haciendo guardia. Según su denuncia, a la que Clarín publicó en exclusiva hace semanas, nueve de los guerrilleros atacantes fueron indemnizados como víctimas de la represión ilegal, lo que para ella implica los delitos de defraudación a la administración pública, falsedad ideológica de documentos públicos, omisión de denuncia e incumplimiento de los deberes de funcionario público por parte de los funcionarios y particulares que intervinieron en la concesión de ese beneficio, ya esa como autores, cómplices o instigadores.

Este domingo, el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo, Claudio Avruj, informó en entrevista exclusiva con Clarín que el Gobierno estaba trabajando en una “ley reparatoria” que habilite la indemnización a la familia de Luna fallecido.

“Mi objetivo es superior a una indemnización. La Ley de indemnización y mi denuncia son dos cosas distintas, porque los criminales no son víctimas. Queremos reconocimiento y Justicia, repudio y castigo a los que indemnizaron a los criminales, que se quiten las placas con los nombres del Parque de la Memoria a los responsables del crimen y del listado oficial de víctimas del terrorismo de estado, porque no lo son”, señaló Nacional.

En su entrevista con Clarín, Avruj, aseguró que se está “trabajando para que haya una ley reparatoria” que habilite la indemnización a familiares de soldados muertos en enfrentamientos con grupos armados durante el Gobierno de María Estela Martínez de Perón (1974-1976) ya que “es legítimo el reclamo de que aquellos que murieron defendiendo la Patria”. Avruj señalo que desde la década del noventa, el Estado ha pagado una cifra “cercana a los 30.000 millones de pesos a valor actualizado” en indemnizaciones a víctimas del terrorismo de Estado.

“Tenemos que recordar que hay leyes desde 1991 desde la época del gobierno de Carlos Menem”, apuntó en una entrevista que publica hoy el diario Clarín.

Además tildó como “una exageración” que durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se dictara una ley para el “resarcimiento económico a todos aquellos que demuestren haber sido privados de libertad desde 1955 hasta 1983, por cualquier causa política”. “Yo creo que es legítimo el reclamo de que aquellos que murieron defendiendo la Patria, la institucionalidad, estando bajo el régimen de la ley obligatoria del servicio militar, debían recibir una reparación del Estado”, aseguró Avruj.

El ataque en el que murió el soldado Luna tuvo lugar el 5 de octubre de 1975. En el enfrentamiento murieron una docena de militares, y nueve montoneros, que formaban parte de la que llamaron operación Primicia. Esta incluyó el secuestro del vuelo 706 de Aerolíneas Argentinas, con 102 pasajeros y 6 tripulantes a bordo, en el copamiento del Aeropuerto El Pucú, además del ataque al cuartel en Formosa. En esos años hubo diversos ataques realizados por Montoneros, el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), un grupo armado guevarista y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) que actuaban a veces en forma conjunta y fueron declaradas ilegales por el Gobierno de María Estela Martínez de Perón, que además ordenó a las Fuerzas Armadas que los combata. El 24 de marzo de 1976, los militares tumbaros a la viuda de Juan Perón, y abrieron una sangrienta represión. La dictadura duró hasta 1983.

CLARÍN /

ECONOMÍA

LA POLÉMICA POR LAS LELIQ: EL PLAN DE ALBERTO FERNÁNDEZ RECIBIÓ CUESTIONAMIENTOS ENTRE ECONOMISTAS K Y DEL MUNDO PRIVADO

Después de las declaraciones de Alberto Fernández, quien pateó el hormiguero al decir que dejaría de pagar intereses de las Leliq para aumentar un 20% de la jubilaciones, sus propios economistas salieron a matizar sus palabras, mientras analistas del sector privado cuestionaron el impacto que la medida tendría sobre la economía.

Guillermo Nielsen, ex secretario de Finanzas durante la presidencia de Néstor Kichner, habló por radio y aclaró que Alberto “no va a dejar de pagar los intereses de las Leliq, ni defaultear el BCRA. Una cosa es pagar menos intereses a partir de generar más confianza y actividad económica, otra defaultear”.

“Nadie va a usar las Leliq para financiar el gasto público. Los que sabemos de política monetaria y de política fiscal, sabemos que son cuestiones separadas”, dijo Nielsen, poniendo en entredicho los conocimientos de Alberto en ambas materias.

Nielsen ya viene de protagonizar una polémica en el equipo económico de Alberto Fernández tras llamar “ignorante” a Axel Kicillof. Luego tuvo que dar marcha atrás.  En diálogo con Clarín, Arnaldo Bocco, ex presidente del Banco Nación y otro de los referentes económicos del kirchnerismo, dijo que “en ninguna instancia Alberto quiso hablar de default, pero sí de una baja importante de la tasa”.

Hoy la tasa de las Leliq está en 59,9% y Bocco insistió en que “hay que llevarla a la mitad de forma inminente al llegar al gobierno”. Y también insistió en la necesidad de subir inmediatamente las jubilaciones un 20% y financiar este incremento con más recursos fiscales”, aunque sin utilizar los fondos de las Leliq.

“Hay que bajar tasa, disminuir el carry tarde y hacerlo compatible con una economía que demande crédito”, dijo Bocco. “La economía tiene que ir a un círculo virtuoso. Bajando la tasa va a haber oferta de crédito para exportar más. El dólar tiene que crecer hasta un punto y pasar a un nivel de flotación administrada, como pasó en 2003 cuando el dólar había llegado a $ 4 y cayó a $ 2,8. Los motores de la economía serán el consumo, las inversiones y las exportaciones”.

Para Gabriel Zelpo, de la consultora Elypsis si se produjera una baja abrupta de la tasa, “lo que terminaría pasando es que se debilitaría el peso y se generaría mayor inflación”.

“No ayuda que un candidato radicalice su mensaje. Este nivel de Leliq es producto de un escenario de desconfianza. Si no hubiera incertidumbre política no habría tasas tan elevadas. Si el que asume el gobierno da confianza, van a bajar las tasas”, insistió Zelpo.

Para Guido Lorenzo, de la consultora LCG, “es posible bajar la tasa, lo que no es posible es usar esa plata que es del Banco Central para subir las jubilaciones. Por otro lado, la tasa es alta para evitar la aceleración de la inflación, si se baja de manera abrupta, los pesos que tenemos en los bolsillos perderían valor cada vez más rápido”.

“Decir que con la tasa más baja la economía se va a reactivar es de una visión económica muy ortodoxa. Nadie saca un crédito si no tiene alguien en el mostrador demandando bienes y servicios”, indicó Lorenzo. “La tasa tiene que ser positiva respecto de la inflación. Lo que pasa ahora es que la brecha con la inflación es de 10 puntos, tendría que ser positiva en tres o en cinco puntos. Tiene que bajar al compás de las expectativas de inflación, y a medida que baje la expectativa de que haya inestabilidad cambiaria”.

Para Nery Persichini, de GMA Capital, bajar la tasa de golpe “generaría un mayor apetito por el dólar y haría que todo lo que el peso recuperó como atractivo en este tiempo lo perdiéramos de golpe. Sería echar por la borda todo el esfuerzo contra la inflación”. Respecto de la posibilidad que menciona Bocco de replicar el plan económico de 2003, Persichini destaca la situación era muy distinta a la actual. “Había otros precios internacionales de commodities, una capacidad ociosa destruida, veníamos de una década de inflación cero, no se pagaban interés de la deuda por el default y todo eso fue a ahorro fiscal. Ahora no tenemos eso y en cambio tenemos al FMI sentado en la mesa de las negociaciones”.

CLARÍN /

ALBERTO FERNÁNDEZ ABRIÓ UN DEBATE INEVITABLE

Alberto Fernández habló el domingo sobre su plan de desmantelar rápidamente el circuito de las Letras de Liquidez (Leliq) y desató uno de los debates más importantes de la deslucida y agobiantemente insulsa campaña electoral: qué tan imprescindibles son los actuales tipos de interés para sostener la pax cambiaria, cuánto tiempo más pueden mantenerse y, fundamentalmente, qué alternativas serias y prudentes hay para poder salir de la trampa financiera a la que está sometida la Argentina. El candidato por Frente de Todos dijo concretamente que durante un eventual Gobierno propio “vamos a dejar de pagar los intereses de las Leliq que la Argentina está pagando todos los días”. Luego, al comentar sobre el rol de las Leliq como contenedor del tipo de cambio, declaró que “el dólar se fue. Ellos lo saben. Este no es el precio del dólar. Nos están haciendo perder por todos lados: nos hacen vivir con un dólar barato, que se fuga permanentemente de la Argentina, y a cambio pagamos tasas exorbitantes que impiden el desarrollo argentino. Ellos lo saben. Lo único que tenemos que hacer es decir la verdad, sincerar lo que está pasando”. La frase, sin mayores precisiones técnicas sobre cómo se implementaría ese desmantelamiento del instrumento en debate, y sin explicaciones sobre las consecuencias de hacerlo a modo de shock, generó rápidamente una fuerte polémica entre los economistas primero, la clase política después y, más tarde, el público en general.

Habrá que decir primero que, por segunda vez en menos de 5 días, Alberto Fernández logró introducir en el debate político (en medio de una campaña opositora que parece pensada y guionada por Jaime Durán Barba), un problema financiero grave, de cuya solución dependerá el éxito de la gestión que suceda a la actual de Mauricio Macri. Fernández lo había hecho de manera más directa y certera el lunes pasado, al plantear la herencia que la próxima gestión recibirá en cuanto al porcentaje sobre el PBI del déficit financiero. Recibió como contraataque del oficialismo el recuerdo del dato de déficit fiscal de la gestión de Cristina de Kirchner; demostrando el kirchnerismo y el macrismo que ambos fueron y serán igual de ineficientes en cuanto al manejo del equilibrio siempre imprescindible entre ingresos y gastos. Más allá del resultado del debate (probablemente un triste empate), Fernández logró pegar donde duele. Quizá por primera vez en campaña.

El domingo intentó un segundo ataque al oficialismo en términos económicos, adelantando que tiene en la mira una reducción drástica de las tasas que se pagan por las Leliq, asumiendo inmediatamente después que el dólar (contenido por esos intereses) está atrasado. A continuación, agregó que el dinero que se ahorrará el Estado por la reducción de ese costo se destinará a la mejora de los pagos de los jubilados. Al no haber explicado con más detalles en qué consiste técnicamente su propuesta, y sin aclarar si se trataba o no de una opinión o de una idea “de campaña”, el concepto que quedó de la declaración de principios del candidato. La propuesta sería algo así: se bajarían rápidamente las tasas de interés de las Leliq, liberando, en parte, el tipo de cambio para que suba el dólar. Si bien Fernández nunca habló de default, sino de dejar de pagar tasas de Leliq tan altas, también es cierto que no aclaró si el movimiento se complemetaría, o no, con otras medidas de controles financieros. El resultado negativo de la interpretación de los agentes económicos y financieros fue así inevitable.

Horas más tarde, fue una de las voces más sensatas del bloque opositor el que explicó a qué se refería Alberto Fernández. Guillermo Nielsen dijo que “nadie va a usar Leliq para financiar el gasto público; las Leliq son instrumentos de intervención monetaria y necesitamos lograr que la intervención monetaria sea a tasas más bajas que las actuales”. Criticó al actual Gobierno al estar “usando el atraso cambiario para propiciar el carry trade y porque está jugando en un terreno estrictamente electoral con los dólares de fondo”. Otro de los asesores del candidato, Arnaldo Bocco, dijo que las declaraciones de Fernández parten del supuesto de que la masa total de Leliq que hay supera el billón de pesos y paga una tasa del 70%. Las tasas de interés vuelan y se convierten en un atractivo impresionante para la bicicleta financiera”. Para el director del Departamento de Economía y del Observatorio de la Deuda Externa, el precandidato de Frente de Todos “nunca habló de defaultear”, sino de “bajar la tasa”. También hubo aclaraciones de disciplinamiento del director gerente para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, que aseguró que “las tasas de interés reales deberán permanecer en niveles más altos por más tiempo”. Lo importante del planteo de Alberto Fernández es haber puesto en foco el debate de uno de los nudos más importantes de la economía argentina que heredará el próximo Gobierno. Para comprender la magnitud del problema, vale mencionar algunos datos sobre el fenómeno Leliq. Surgidos en la gestión de Luis Caputo en el Banco Central (103 días entre el 14 de junio al 15 de septiembre de 2018), fueron ideadas como mecanismo para desmantelar la bomba de tiempo de las Lebac. Durante su gestión el dólar se movió de los $28,40 a 38,88 pesos, aplicando una política de tasas de 40% en promedio. A la salida de Caputo, las Leliq adquirieron una importancia clave, al convertirse en el instrumento fundamental de la nueva gestión de Guido Sandleris como mecanismo de contención del mercado cambiario. En un plan negociado directamente con el FMI, comenzó en septiembre de 2018 a acelerarse el nivel de las tasas, hasta llegar a porcentajes extravagantes. El récord de las tasas llegó el 2 de mayo pasado, cuando treparon al 74,07%. Un día antes, el Gobierno anunciaba el nuevo acuerdo con el FMI, por el cual podría utilizar dólares del stand by para intervenir en el mercado cambiario y, en consecuencia, manejar el precio del dólar de cara a las PASO del 11 de agosto; logrando una pax cambiaria que, a los tumbos, se mantiene hasta hoy.

La consecuencia de esta política monetaria en la economía real es inevitable. Estas tasas que logran el cetro de las más altas del mundo impiden cualquier tipo de reactivación de la economía, haciendo desaparecer cualquier tipo de atisbo de crédito en el país. Tanto para las grandes empresas como para las pymes. Para los préstamos hipotecarios, prendarios y para el consumo. Para los descuentos de cheques o en el ámbito de las transacciones de pagarés o facturas de crédito. En síntesis, Argentina es desde hace 11 meses un país que se mueve sin financiamiento serio y lógico, dejando a sus ciudadanos y empresas a la deriva en una recesión que quizá ya llegó a su piso, pero que tiene pronóstico de resolución reservado.

Los números hablan solos. El stock de Leliq se encuentra en 1,2 billones de pesos. Representa el 40% de las reservas y el 85% de la base monetaria. En los últimos 12 meses el stock aumentó un 584%, con colocaciones actuales al 59% anual en promedio, y sin proyecciones cercanas de una evolución descendente lo suficientemente sólida como para que anticipe algo parecido del renacimiento del crédito en el país. Ante el panorama, hay consenso entre los economistas de que las opciones de salida del problema son pocas. En la primera, en modo optimista y a medida que baje la inflación y haya una recuperación leve en la demanda de dinero para sostener el mercado local (sin fuga de divisas), el BCRA podría ir desmantelando el esquema paulatinamente. El resto de las opciones, todas, incluyen medidas temerarias y peligrosas. Una opción podría ser canjear la masa de Leliq por bonos del Estado que reemplacen Letras intransferibles. Su aplicación debería ir acompañada de un plan de apoyo a los bancos que no puedan soportar la falta de liquidez. Una tercera opción sería cubrir el desmantelamiento con emisión monetaria, dejando correr el tipo de cambio para luego vender reservas a un nivel superior del dólar para liquidar las Leliq. Se podría además pensar en esquemas dolarizadores, hoy propuesta sin apoyo popular. Finalmente quedan las medidas cuasi suicidas: default, plan Bonex, cepos o similares ya aplicados en la triste historia de la economía criolla. Cualquiera de estas últimas opciones arrojaría al país al ostracismo financiero mundial por décadas.

ÁMBITO FINANCIERO /

NOTAS DE OPINIÓN

TROPEZONES CON CAÍDA INCLUIDA

Por Pablo Vaca

CLARÍN /

https://www.clarin.com/opinion/tropezones-caida-incluida_0_aNRhkmOvI.html

EL DÓLAR Y LOS DÍAS HASTA LAS PASO, UNA OBSESIÓN EN EL GOBIERNO

Por Alcadio Oña

https://www.clarin.com/opinion/dolar-dias-paso-obsesion-gobierno_0_sPSZfMbmX.html

LA TASA MARCA LA DESCONFIANZA DE LOS AHORRISTAS PARA QUEDARSE EN PESOS

Por Hernán de Goñi

EL CRONISTA/

https://www.cronista.com/columnistas/La-tasa-marca-la-desconfianza-de-los-ahorristas-para-quedarse-en-pesos-20190729-0057.html