Nuestros diputados en los medios nacionales #Síntesis701

0
99

POLÍTICA

LA PELEA ELECTORAL: UNA NUEVA ENCUESTA Y CINCO “DATOS CONSUELO” PARA MAURICIO MACRI

Por segundo mes consecutivo, muestra subas en imagen personal y de gestión. También repuntan las expectativas. Pero en todos los casos sigue en rojo.

“Una evaluación crítica del presente económico y un optimismo bajo, pero con signos de recuperación gracias a una mayor confianza entre oficialistas”. Con esas palabras, la consultora D’Alessio IROL – Berensztein arranca las conclusiones de su última encuesta mensual de “Humor Social y Político” de 2018. Con letras más grandes, en su completo informe de 32 páginas y a modo de título, agrega: “Por segundo mes consecutivo, la imagen del Gobierno se recupera moderadamente”.

Se trata de una de las firmas que viene midiendo al presidente Mauricio Macri y su gestión casi desde que asumió. Por eso, permite ver la evolución de algunos parámetros clásicos de ponderación social.

En cuanto al trabajo de diciembre, fueron 1.355 encuestados de modo online en todo el país. En base a los resultados, Clarín destaca cinco “datos consuelo” para Cambiemos. Pequeños chispazos verdes dentro de un horizonte rojo. Estamos mal pero vamos bien, versión 2019.

1) Situación económica respecto a un año atrás

Pese a los datos malos sobre la economía que se suceden desde hace semanas -el último, la caída abrupta de la industria y la construcción en noviembre-, bajó la puntuación negativa (de 89 a 88, tras el pico de 92 en septiembre y octubre) y creció la positiva (de 8 a 10, tras el piso de los meses más pesimistas) respecto a la comparación un año atrás.

En octubre de 2017, el Gobierno había logrado su clímax en este rubro: un 55% veía la situación económica “mejor” que un año antes y un 42%, “peor”.

2) Situación económica dentro de un año

Es lo que se conoce como las “expectativas económicas”; un rubro fundamental, desde el punto de vista económico (la gente se puede predisponer a consumir más, por ejemplo, o a encarar una inversión) y también político (si cree que con este Gobierno la economía mejorará, probablemente lo vote).

Acá se ve una tendencia parecida a la anterior, pero partiendo de techos y pisos distintos. En octubre pasado, un 63% pronosticaba que la economía empeoraría en el siguiente año; en diciembre bajaron a 57%. De modo inverso, en octubre un 34% era optimista respecto a la evolución de la economía y en la última medición subieron a 39%.

En ambos casos se nota la incidencia de los votantes de Cambiemos en la mejora de los números. Los kirchneristas siguen siendo igual de pesimistas.

3) Proyectos de inversión

Es uno de los ítems particulares e interesantes que mide D’Alessio IROL – Berensztein. La predisposición de la gente a realizar ciertos proyectos de largo, mediano y corto plazo, como “comprar/cambiar/mejroar la vivienda”, “terminar con las deudas” o “vacaciones/viajar”.

Este parámetro viene mejorando para el Gobierno desde agosto: los que tienen proyectos de inversión pasaron de 44% a 49%; los que no, de 56% a 51%.

 4) Gestión de Gobierno

Ya sobre la evaluación más pura de Cambiemos, también se cuentan repuntes por segundo mes consecutivo, tras los picos y pozos de octubre. En dos meses, la mirada positiva de la gestión subió de 26% a 30% y la negativa bajó de 72% a 68%.

Claro que hace apenas poco más de un año, según muestra el gráfico de la serie, el parámetro de imagen “buena y muy buena” estaba en 56%, y el de “mala y muy mala” en 42%.

Dentro de este capítulo, y como otra prueba del cambio de humor de los seguidores del oficialismo, los votantes de Cambiemos que tienen mirada positiva de la gestión volvieron a superar a los que la mantienen negativa: 52% a 45%.

5) Imagen de Mauricio Macri

Con leve repunte en diciembre, la imagen del Presidente igual sigue en los niveles más bajos desde que la mide la consultora. Cerró el año con 55% de negativa y 38% de positiva. En noviembre estaba en 56% y 36%.

¿Otras conclusiones que aporta la consultora en su informe de diciembre?

– “Se detiene el avance de las críticas hacia la gestión del Gobierno. Su imagen sigue siendo negativa, pero se observa cierta mejora en el vínculo con su electorado”.

– “La economía continúa siendo la principal preocupación de los argentinos, basada en una observación negativa sobre las variables centrales y la falta de certezas sobre su evolución. La inseguridad persiste como un foco relevante de angustia. Este último tema, junto con la entrega indiscriminada de subsidios y los cortes de calle son particularmente importantes para el electorado de Cambiemos. Por otro lado, la corrupción produce indignación en ambos lados de la grieta, diferenciándose al momento de especificar quienes son los involucrados”.

– “Se observa un crecimiento lento de la mención de proyectos personales. Quienes los afrontarían demuestran capacidad para solventarlos sin recurrir a un endeudamiento riesgoso”.

– “Imagen de políticos: Vidal continúa destacándose; le sigue Macri, que podría estar capitalizando cierta recuperación de la confianza en su gestión; Carrió pierde espacio entre electores de Cambiemos”.

– “Cristina logra acaparar la mayor aceptación entre votantes opositores. Sin embargo, no genera el mismo entusiasmo que la gobernadora de Buenos Aires; Lavagna mantiene una buena imagen en ambos posicionamientos políticos”.

CLARÍN /

CON RAID DE MACRI, CAMBIEMOS BUSCA HACER PIE EN EL SUR

Las vacaciones del presidente Mauricio Macri en Villa La Angostura hicieron que en el inicio de 2019 el foco electoral se trasladara a la Patagonia, una región esquiva hasta ahora para Cambiemos, que además tendrá en varias provincias un temprano llamado a las urnas para renovar gobernaciones

La presencia del jefe de Estado en el sur originó, como es habitual cada vez que descansa en el country Cumelén, cumbres con mandatarios vecinos. Aunque a diferencia de otros años donde en la agenda predominaban la obediencia fiscal o el apoyo a iniciativas clave para el gobierno, los comicios ahora eclipsan al resto de las cuestiones.

Neuquén

El raid patagónico continuará hoy en La Angostura. Hasta allí se acercará Omar Gutiérrez. Será el anteúltimo día en su función a pleno, ya que el miércoles comenzará una licencia para abocarse de lleno a la campaña: el 10 de marzo abrirá el telón de elecciones provinciales, donde buscará su reelección.

El gobernador tiene una buena relación con Macri. Aunque el Movimiento Popular Neuquino (MPN) tiene en Cambiemos su mayor amenaza, con Horacio Quiroga, intendente de la capital, al frente. La reunión será con el cierre de listas consumado, donde se conocieron las nueve formular que competirán.

El gobernador buscará el segundo mandato acompañado por el actual presidente del Banco del Neuquén, Marcos Koopmann. Así, Gutiérrez rompe definitivamente con su actual vice Rolando Figueroa, a quien venció en las internas partidarias. Ahora buscó un hombre cercano a su perfil. El mandatario también presidió el banco provincial.

Quiroga, por su parte, lleva de vice a David Schlereth, del PRO, quien en 2017 obtuvo una victoria frente al MPN en las legislativas nacionales. También se presentó por Democracia Cristiana el ex gobernador Jorge Sobisch junto con Daniel Baum (¿restará votos a la lista del MPN?). Completa el cuarteto principal la fórmula peronista Ramón Rioseco-Darío Martínez (Frente Neuquino-Unidad Ciudadana).

Río Negro

La visita de Macri a San Carlos de Bariloche redondeó las definiciones del gobernador Alberto Weretilneck, como adelantara este diario en la edición del viernes.

El fin de semana el mandatario puso fecha: el 7 de abril en Río Negro se elegirá gobernador y es la novena provincia que anuncia el desdoblamiento del calendario nacional (otra decena analiza seguir el mismo camino). Todo apunta a que Weretilneck buscará su reelección: una candidatura que traerá una posible judicialización por interpretaciones constitucionales sobre cómo tomar el periodo 2011-2015, cuando llegó como vice de Carlos Soria pero asumió rápidamente el mando por el asesinato de éste.

“Cuanto más temprano sea la elección, más separamos la contienda de la polarización nacional”, dijeron desde despachos provinciales a Ámbito Financiero. El aval de Macri radica en que la Casa Rosada prefiere frenar al FpV de Martín Soria (ya lanzó su candidatura) y para eso es vital no restarle fuerzas al oficialismo de Juntos Somos Río Negro (JSRN). Si bien no habrá alianza formal, Cambiemos apoyará a Weretilneck. De hecho, las elecciones municipales se encaminan hacia el 14 de junio. Los intendentes del sello amarillo podrán acompañar a JSRN. La devolución del favor será luego: el oficialismo no disputará el poder a los jefes municipales Cambiemos que acompañen al gobernador. JSRN, además, busca seducir al sector PJ que responde a Miguel Pichetto.

Australes

Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut están en los planes del presidente. Quedaron para la segunda etapa: esos gobernadores son más hostiles a Cambiemos, aunque se mantienen los lazos institucionales.

Si bien no está la comunicación formal, la escala fueguina será el 14 de enero. La gobernadora Rosana Bertone viene subiendo el tono contra la Casa Rosada tras decisiones que afectaron a la industria electrónica. Pero, casualmente, Bertone regresa de su licencia un día después. Así, podrá eludir una foto incómoda. En representación provincial estará el vice Juan Carlos Arcando.

Tierra del Fuego también adelantará comicios aunque la fecha aún no está confirmada. Ayer, el jefe de Gabinete Leonardo Gorbacz dijo que “no tiene nada malo” reunirse con autoridades nacionales, a quienes les plantearán “desacuerdos con la política económica nacional”. Y disparó contra el intendente de Río Grande Gustavo Melella, a quien acusó de tener reuniones secretas con el ministro del Interior Rogelio Frigerio. De apuntalar candidatos propios, Macri no elegirá una foto con Melella, quien es investigado por acoso sexual. Se podrá ver, en tal caso, con Federico Sciurano y Héctor Stefani, aunque desde Nación dijeron a este medio que aún no se confirmó la agenda final (sí el viaje).

A Santa Cruz llegaría por primera vez durante su gestión también el 14 de enero, y se espera que sea recibido por Alicia Kirchner. En el Gobierno provincial valoran que Nación no haya interferido en el fallo de la Corte Suprema que respaldó la ley de lemas. Una decisión que le da más chances a Kirchner de ser reelecta, en momentos donde se acomodaron las finanzas provinciales, también con apoyo de la Casa Rosada. Macri, así, desairó a Eduardo Costa, quien es visto desde Buenos Aires como un mal peor que la actual gobernadora.

En Chubut, está previsto el turno de Macri para Mariano Arcioni el 15 de enero. Las PASO serán el 7 de abril (coincide con generales de Río Negro) y la fecha final será el 9 de junio. El mandatario también tomó en el último tiempo un discurso duro contra Cambiemos, desde donde viene tomando fuerza el diputado nacional Gustavo Menna. Antes de la llegada de Macri, Arcioni cuestionó contra el Gobierno nacional: le pegó a una bandera del macrismo como la minería. “No representa una salvación”, dijo el gobernador. Una forma de anticiparse a un ruego del Gobierno nacional: que habilite la extracción en la provincia. En ÁMBITO FINANCIERO se menciona al diputado nacional, Gustavo Menna.

ÁMBITO FINANCIERO /

MACRI QUIERE IMPULSAR CON BOLSONARO CAMBIOS EN EL MERCOSUR

La incertidumbre que generó la asunción de Jair Bolsonaro en Brasil tiene una certeza: se vienen cambios en el Mercosur. Pero ahora la pregunta no es el qué, sino el cómo. La reunión que Mauricio Macri tendrá con el nuevo titular del Planalto el 16 de enero en Brasilia será el punto de partida para encontrar una respuesta a ese interrogante.

Los dos mandatarios ya manifestaron reiteradas veces la necesidad de aggiornar el bloque regional, considerado por los funcionarios como uno de los más cerrados del mundo. Las alternativas para flexibilizar las reglas del Mercosur será uno de los temas predominantes del encuentro bilateral, junto con las políticas de cooperación en seguridad y defensa.

Tanto Macri como Bolsonaro comparten una misma visión: el bloque corre muy por detrás en cuanto a la integración de las economías del siglo XXI y se necesitan cambios urgentes que agilicen la concreción de pactos comerciales.

El primero será el 16 de enero, cuando Macri escuchará de parte de Bolsonaro qué es lo que busca específicamente el flamante mandatario ahora que la retórica de la campaña concluyó.

“El asunto se va a abordar el 16. Todavía no hay claridad acerca de dónde quiere ir él ni hasta dónde nosotros vamos a aceptar”, dicen en el Gobierno. Pese a la ola de cambios que ya ordenó el nuevo gobierno de Brasil en sus primeros días, hasta ahora la única señal que se conoció es que Bolsonaro no busca abandonar el bloque. Eso sí: existe la certeza de que los cambios son ineludibles.

El último contacto de alto nivel entre ambos países fue el 1° de enero, cuando el canciller Jorge Faurie participó de la asunción de Bolsonaro en reemplazo de Macri, que permaneció de vacaciones en la Patagonia. El ministro se saludó con el ultraderechista y con su par brasileño, Ernesto Araújo, pero no hubo más intercambio que ese. Previamente, a principios de diciembre, los cancilleres compartieron un desayuno de trabajo exploratorio al margen de la cumbre de ministros de exteriores del bloque. Macri y Bolsonaro no se conocen en persona y solo hablaron cordialmente por teléfono en dos ocasiones. Todavía está todo el trabajo por hacer.

“Si quieren flexibilizar las reglas nos va a encontrar en la misma senda. Estamos dispuestos a repensar el Mercosur, a modernizarlo. Pero primero tenemos que ver en qué senda están ellos”, señalaron a LA NACIÓN cerca del canciller Faurie, que por estas horas descansa en Brasil.

Tanto en el gobierno argentino como en el Mercosur consideran que la administración brasileña le dará un rol importante al bloque regional, pese a las declaraciones -después corregidas- del superministro económico Paulo Guedes, que antes de asumir había dicho que el Mercosur no iba a ser una prioridad para el gobierno del ultraderechista. Por el contrario, luego se interpretó como una señal a favor del bloque regional que Bolsonaro eligiera como segundo de su canciller a Otávio Brandelli, que era el exdirector del departamento del Mercosur en Itamaraty. “Es una señal muy potente de que a Brasil le importa y mucho cómo seguir con el tema”, advierten en el Mercosur.

Antes del encuentro bilateral habrá una reunión preparatoria de funcionarios del gobierno de Macri para evaluar los escenarios posibles. Aunque la imprevisibilidad de Bolsonaro suena de fondo, por ahora se cree que la posibilidad de que el mandatario apueste a la desintegración del bloque es escasa. “Vemos que se empiezan a acelerar los procesos internos”, indican en el Palacio San Martín.

Los cambios

El Gobierno espera que se ponga en discusión el futuro de la unión aduanera y el Arancel Externo Común (AEC), que dificulta las chances de que los países miembros del bloque avancen en la concreción de acuerdos bilaterales con otros estados. Hoy, la Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay tienen vedada por reglamento la posibilidad de negociar tratados de libre comercio si no es en bloque, pero sí pueden llevar adelante acuerdos comerciales de menor envergadura -y sin afectar a los demás países del grupo-, como el que la Argentina tiene con México.

En ese sentido, el tenor de las modificaciones que se le quieran hacer a la estructura del bloque determinará la velocidad con la que se apliquen. Si se modifica el núcleo de esas reglas, más allá de una flexibilización, se deberá recurrir a los parlamentos de cada uno de los países miembros.

Caída del comercio

Según los gobiernos de las dos economías más grandes del Mercosur, esas reglas -que rigen desde la misma creación del bloque, hace 27 años- son las que en el pasado auguraron una integración profunda, pero que hoy impiden el desarrollo del comercio fuera del grupo.

Las exportaciones totales del Mercosur en los últimos años cayeron (US$424.479 millones en 2013 a US$324.644 millones en 2017, según la consultora Abeceb) al igual que lo hizo el comercio intrazona. A modo de ejemplo, las exportaciones argentinas a Brasil cayeron del 25% del total de las ventas de nuestro país al exterior en el año 2000 al 16% en 2018. De igual manera, la Argentina necesita ampliar el acceso a mercados internacionales para reforzar el nivel de exportaciones, que en los últimos años cayó de US$75.963 en 2013 a US$58.384 millones actualmente. Por eso, el Gobierno ve en la flexibilización de las reglas del bloque una oportunidad para vender más productos argentinos en el exterior.

Mientras tanto, hay expectativa acerca de cómo se avanzará en el acuerdo de asociación que se negocia con la Unión Europea con el nuevo gobierno de Brasil. Europa ya puso reparos a concretar el acuerdo hasta ver los primeros movimientos de Bolsonaro. Y Araújo ya adelantó que lo que queda de la negociación será dura. Además, el Mercosur tiene abiertas negociaciones con Canadá, Corea del Sur, Singapur y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés), compuesta por Islandia, Suiza, Noruega y Liechtenstein, e iniciará conversaciones próximamente con Japón y Nueva Zelanda.

LA NACIÓN /

SOSPECHAS DE CORRUPCIÓN: LA CORTE DE EE.UU. DECIDE SOBRE UN JUICIO MULTIMILLONARIO CONTRA YPF

Es por la estatización de la petrolera encarada por Cristina. Un fondo buitre demanda US$ 3.000 millones. Argentina podría pedir un procedimiento para develar la verdadera indentidad de los dueños del fondo.

La Corte Suprema de los Estados Unidos dará a conocer en forma inminente un fallo sobre la expropiación de YPF durante la época del kirchnerismo. En el caso de recibir una sentencia adversa, el juicio de fondo por un monto estimado en unos 3.000 millones de dólares comenzaría en un tribunal inferior estadounidense y podría iniciarse la apertura de un proceso de Discovery, o sea la presentación de pruebas en la que el Gobierno podría intentar demostrar que hubo corrupción en la venta de acciones de la petrolera.

La Corte debería publicar hoy lunes el fallo del caso, pero dado el volumen de expedientes también podría hacerlo el viernes, el próximo día de reunión del tribunal. Lo que debe decidir no es la cuestión de fondo sino un tema de jurisdicción: si la demanda de un fondo buitre por la estatización de la petrolera debe continuar su proceso en Estados Unidos o trasladarse a Buenos Aires, como reclama en Gobierno. La estrategia oficial es llevar el juicio a la Argentina para resolver a través de la justicia local la demanda del fondo Burford Capital, que se quedó con las compañías del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi, y la capacidad de entablar el juicio.

El tema ya había recibido dos fallos adversos para la Argentina en instancias inferiores de Nueva York y el Gobierno apeló entonces al máximo tribunal estadounidense que debe resolver entre tres opciones: si acepta tratar la apelación, si la rechaza o si pide la opinión de un “solicitor”, que en este caso sería la administración de Estados Unidos.

La Argentina argumenta que los tribunales estadounidenses no tienen competencia para tratar la demanda porque la expropiación de YPF es un acto de un estado soberano por lo que debería ser tratada por tribunales locales. Los abogados de Burford-Petersen exponen, por el contrario, que durante el gobierno kirchnerista Argentina quebró el contrato al expropiar el 51% de la petrolera y no haber extendido la oferta a los socios minoritarios (el país le pagó a Repsol, que tenía la mayoría, por la nacionalización). Dicen que el tema es de derecho comercial y debe ser juzgado en Estados Unidos, donde se emitieron las acciones.

La opción que parece más probable, según las fuentes consultadas por Clarín, es que la Argentina reciba estos días un rechazo del Tribunal, aunque ven con esperanzas de que puedan llegar a conseguir que la administración estadounidense plantee su opinión. Igualmente, el Gobierno está evaluando varias estrategias para un posible revés.

Definida la jurisdicción en Estados Unidos, el caso comenzaría de cero en el juzgado neoyorquino de Loretta Preska y su resolución podría demorar varios años. “Hay que contestar la demanda y continuar con todas las etapas procesales de un juicio ordinario en EE.UU., que podría implicar la apertura de un Discovery”, que es un proceso donde se presentan pruebas, dijeron fuentes cercanas al caso a esta corresponsal. “Estamos preparados”, aseguran, y dicen, sin revelar el juego, que se barajan varias alternativas.

Con el Discovery, la justicia estadounidense podría echar luz a cómo fue el pasaje desde la YPF privada hasta las manos de los buitres. Es una historia con puntos oscuros que ya analiza un tribunal argentino con el juez Lijo a la cabeza por una denuncia de Elisa Carrió contra Cristina Kirchner, Julio De Vido, Roberto Baratta, Antonio Brufau de Repsol y Enrique y Sebastián Eskenazi.

Según apuntó a Clarín un abogado de Washington experto en temas de corrupción, el juez puede abrir el Discovery si alguna de las partes lo solicita. “Es un caso comercial y ahí rige la petición de parte. No es de interés público y entonces el juez no está obligado a pedirlas”. Si el Gobierno solicitara esa instancia, podría presentar pruebas que apuntarían a develar la verdadera identidad de los dueños del fondo Burford ya que parte de sus accionistas permanecen ocultos y se sospecha de que pueden estar vinculados al kirchnerismo.

El abogado dice que el tema de los dueños puede no ser relevante para la jueza. Para Estados Unidos el problema es “si indemnizó legalmente por la expropiación a todos los accionistas de YPF de aquél entonces”. Quiénes sean los dueños de Burford corre por cuenta separada, señala.

Más allá de eso, cree que si a la Argentina se le complica el caso, es probable que se siente a negociar y ofrezca un monto menor. La demanda, por ahora, no tiene cifra determinada, pero el mercado la calcula en 3.000 millones de dólares o más.

El Grupo Petersen siempre aclara que “no tiene injerencia alguna en cualquier proceso judicial” en la Argentina o en el exterior porque ellos se desprendieron de las acciones y ahora no poseen ninguna.

CLARÍN / ÁMBITO FINANCIERO /

LA SEGURIDAD EN EL AÑO ELECTORAL: EL GOBIERNO SE ENDURECE Y BUSCA APURAR LA EXPULSIÓN DE LOS EXTRANJEROS QUE DELINQUEN

Ya elaboró un listado con unos 1.000 extranjeros con antecedentes penales, que podrían ser deportados. Además, se creará un fuero migratorio para agilizar las causas.

En parte porque la economía todavía no arroja buenas noticias como -entiende- sí ofrecen los resultados en materia de la lucha contra el delito, en el inicio del año electoral, el Gobierno parece estar decidido a encarar de lleno la agenda de la lucha contra la inseguridad. La implementación de las pistolas Taser y el anuncio del envío del proyecto para bajar la edad de imputabilidad a 15 años son algunas de las iniciativas que, tal como adelantó Clarín, se propone la Casa Rosada para los próximos meses. Otra medida apunta a los controles migratorios: mientras avanza en la búsqueda de consenso con un sector del peronismo para confeccionar un proyecto que endurezca la ley de Migraciones 25.871, busca agilizar la expulsión de extranjeros que delinquen o que ingresaron de forma ilegal al país, para lo que creará un Fuero Migratorio y una unidad especial de búsqueda de delincuentes extranjeros.

El control del flujo migratorio fue trazado como prioridad por Mauricio Macri casi desde que asumió. Y, luego de un año de gestión, firmó el decreto 70/2017 que incluyó una serie de requisitos para los extranjeros que quieren ingresar al país, como la prohibición para aquellos que cuentan con antecedentes penales en su país de origen; y, al mismo tiempo, modificó los plazos administrativos para agilizar los procesos de expulsión, que hasta entonces podían demorar hasta 6 años.

Ese DNU, sin embargo, fue impugnado por distintos sectores, desde lo político y también en el ámbito judicial. Hasta que el año pasado la Sala V de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal declaró su “invalidez constitucional” y frenó su aplicación. El Gobierno, de todos modos, presentó un recurso ante la Corte Suprema de Justicia, que ahora debe definir.

Cuando parecía que en el oficialismo se resignaban a no poder avanzar en el tema, el jefe de la bancada Justicialista en el Senado, Miguel Pichetto, reavivó la discusión en noviembre, cuando propuso “echar a patadas a los extranjeros que delinquen”, luego de que la Policía Federal detuviera a dos venezolanos, un paraguayo y un turco, durante los incidentes que se produjeron en los alrededores del Congreso, en medio del debate por el Presupuesto. Por esos días, con el aval de Macri, que insistió en “debatir el manejo de lo migratorio (sic)”, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, acordó con el senador trabajar en conjunto para endurecer la ley.

En rigor, la iniciativa que presentó Pichetto es aún más dura que la pretensión del Gobierno. Propone, por caso, la expulsión de un extranjero con apenas el dictado de un procesamiento por parte de un juez de primera instancia.

Según pudo saber Clarín, en el oficialismo no hay una posición unánime respecto al tema. Mientras en el ala más dura coinciden con el planteo del rionegrino y hasta reclaman exigir “reciprocidad” a los países de origen, en materia de salud y educación, el sector más garantista y algunos arietes judiciales del Gobierno se oponen a la expulsión anticipada y advierten que sin una condena firme sería avanzar sobre el principio de inocencia. La puja hoy parece inclinarse hacia el sector más duro: allí se ubica el propio Macri. “Hay que buscar consenso y debatir con todos los sectores un tema que los países más serios evalúan con seriedad y sin demagogia: desde el delito, que es lo más urgente, hasta políticas de largo plazo, como el ordenamiento del flujo migratorio”, indicaron altas fuentes oficiales. El asunto es cuándo: los distintos sectores del Gobierno consultados al respecto coinciden en que el debate se abrirá este semestre, previo a la campaña.

Avanzada parece estar la creación de un Fuero Migratorio, como lo ordena la actual ley. El borrador oficial ya pasó por los despachos de opositores. Se trata, entre otras cuestiones, de la conformación de una Cámara Nacional Migratoria -inspirada en la estructural de la Cámara Nacional Electoral- que permita unificar la vía recursiva en la material y pueda sentar jurisprudencia para todos los juzgados de primera instancia del país y reducir los tiempos de las actuaciones.

Por lo pronto, este lunes pasará por Casa Rosada el director de Migraciones, Horacio “Toto” García, quien se reunirá con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, para trazar la hoja de ruta para los próximos meses.

Pero algunas de las iniciativas ya están en marcha: por un lado, Migraciones confeccionó un listado con los nombres de 354 extranjeros, con antecedentes penales o que ingresaron al país ilegalmente, que empezará a buscar para luego expulsarlos. Ya cuenta con el aval judicial. A esto se suma la nómina de 618 extranjeros que presentará ante la Justicia para solicitar su “retención” para su posterior expulsión. Serían casi 1000 extranjeros a punto de ser expulsados por delitos.

Es la primera vez que Migraciones actúa a esta escala. Y, parece, este plan se intensificará hacia adelante: la idea es que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, disponga la creación de una unidad especial de búsqueda de extranjeros, que busque los nombres que Migraciones actualice periódicamente, de forma online.

Basta con repasar los números de los últimos años para tomar dimensión de la magnitud de la intención oficial: según Migraciones, en 2015 hubo sólo 4 expulsados en cumplimiento de lo previsto en el artículo 70 de la ley 25.871. En 2016, ya con Macri en el Gobierno, 33. En 2017, fueron 75. Y en 2018, hasta octubre, se habían contabilizado 150. Las cifras no incluyen los casos contemplados por la figura del extrañamiento, es decir, aquellos que son expulsados cuando cumplen con la mitad de la condena.

Respecto a esto, Migraciones suscribió un convenio con el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, para agilizar la situación en la provincia: estiman que hay unos 2.200 extranjeros alojados en los penales de ese territorio, de los cuales mil ya tienen condena y unos 300 están en condiciones de ser “extrañados”.

CLARÍN /

UCR SE PLANTA PARA DEFENDER VICE DE VIDAL

La incertidumbre en la arena política bonaerense no se limita sólo a la definición de la fecha electoral. Mientras María Eugenia Vidal y la mesa chica de Cambiemos trabajan minuciosamente en la alquimia para encarar el proceso de los próximos meses, el radicalismo de la provincia encaró un operativo clamor para defender la continuidad de Daniel Salvador como compañero de fórmula en los próximos comicios.

En las últimas horas la propia Vidal sembró dudas sobre esa posibilidad, a la luz de la avanzada del PRO para sumar nombres en la gestión entrante. Para Vidal, “el vicegobernador de la Provincia es parte de un mapa o tablero nacional. Hay que ver como cierran Córdoba, Santa Fe, Mendoza y el resto del mapa. Hay buenos candidatos aunque él ha sido un gran vice”.

De inmediato, intendentes y dirigentes del radicalismo salieron a marcar su postura y a defender el rol del titular del Senado. Víctor Aiola, intendente de Chacabuco, sostuvo que ese cargo “debe seguir en manos del centenario partido”.

“Más que ver lo que pasa a nivel nacional y traerlo a la provincia, tenemos que extrapolar esto que funcionó muy bien en la provincia y llevarlo a nivel nacional. Incluso una fórmula con un presidente –o el mismo presidente Mauricio–, con un vicepresidente de la UCR sería una buena manera de emular lo que se está haciendo en la provincia de Buenos Aires”, sugirió el jefe comunal. “Nosotros no cuestionamos que no ponemos un gobernador radical, porque de ninguna manera cuestionaríamos la presencia y autoridad de la gobernadora, como tampoco las cosas que está logrando en la provincia. Como radicales apoyamos y respaldamos que la vicegobernación es radical y vamos a seguir trabajando para que eso así sea”, cerró.

Entre los nombres que suenan para secundar a Vidal aparecen el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, el jefe de Gabinete, Federico Salvai, y el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

ÁMBITO FINANCIERO /

JUAN MANUEL URTUBEY: “LA GRIETA CON CRISTINA ES LO ÚNICO QUE GARANTIZA LA REELECCIÓN DE MACRI”

Juan Manuel Urtubey volvió a hablar de su candidatura presidencial por Alternativa Federal y llamó a construir una alternativa amplia para derrotar a Cambiemos en las elecciones presidenciales de 2019.

Para el gobernador de Salta, Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner “terminan siendo socios” y llamó a construir una “alternativa superadora” con peronistas y otros sectores progresistas.

“La grieta entre Mauricio Macri y Cristina es lo único que garantiza la reelección del Presidente”, afirmó en diálogo con radio Mitre.

El mandatario sostuvo que el kirchnerismo, cuyo sello político es Unidad Ciudadana y que llevaría como candidata a la ex presidenta, no es una “alternativa  competitiva” para derrotar a Cambiemos en las urnas.

Y planteó la necesidad de que el espacio político que integra junto a Massa, Juan Schiaretti y Miguel Ángel Pichetto sume a otros actores de la política como el Partido Socialista, el sector progresista que lidera Margarita Stolbizer y los partidos provinciales.

“Apunto a que Alternativa Federal llegue al proceso electoral no siendo solamente una expresión peronista. Hay que incorporar a otros sectores de la sociedad”, expresó.

En ese sentido, también planteó la posibilidad de realizar una interna amplia con una eventual candidatura del gobernador santafesino Miguel Lifschitz.

“Estoy apuntando a la posibilidad que sea más amplio la posibilidad y tal vez otros sectores quieran participar de esta alternativa que busca pasar por arriba de esta grieta entre Macri y Cristina y plantear una alternativa superadora”, afirmó.

Y remarcó: “Si logramos generar unas Primarias competitivas, fuertes, vamos a lograr que la gente crea que nuestro espacio es amplio y que no se va a regir por personalismos como ocurrió en los últimos tiempos”.

Entre sus propuestas, Urtubey habló de ir a un país más “desarrollista”, para impulsar un desarrollo económico pero con “Estado que articule” y dejar de la lado la lógica de un “mercado que regule”.

Finalmente, el mandatario salteño sostuvo que no va a desdoblar las elecciones, como ya ocurrió en nueve provincias gobernadas por la oposición.

CLARÍN /

PABLO MOYANO: “OJALÁ QUE SERGIO MASSA CONVERJA EN ESTE FRENTE PATRIÓTICO”

En su doble rol de dirigente sindical y vicepresidente primero de PJ bonaerense, Pablo Moyano auguró una gran PASO nacional en la que converjan las múltiples caras del peronismo. “Estamos hablando con todos los sectores, desde el massismo al kirchnerismo pasando por el peronismo que no se ve representado por estas estructuras. Ojalá que aquellos que tengamos el mismo pensamiento de defensa del trabajo argentino, de los jubilados y las paritarias podamos terminar en una gran PASO nacional”, dijo.

En la entrevista radial se le preguntó por tres candidatos puntuales: Cristina Kirchner, Roberto Lavagna y Sergio Massa, quien este domingo sostuvo que quiere “ser presidente o crear una nueva mayoría para derrotar a Macri”. El camionero contestó: “Ojalá que el compañero Sergio Massa converja en este frente patriótico nacional que se está hablando”.

Moyano aseguró que no sabe qué hará CFK: “Sólo el círculo de ella sabe si será candidata o no; lo que no podemos seguir es esperando ya que hay muchos que ya se candidatearon”.

Finalmente se le consultó por Lavagna, candidato que promueve Luis Barrionuevo y una parte del sindicalismo: “Es un candidato que se viene instalando aunque nosotros no hemos aún hablado con él” pero reconoció tener “una buena relación de cuando fue parte del Gobierno nacional”. Siguió: “Creo que es un candidato importante, aunque más allá de las diferencias entre unos y otros, el Justicialismo es el que más candidatos puede proponer”.

En su rol gremial consideró que “hay una bronca y una angustia en la gente que va creciendo; si bien en diciembre no hubo los problemas que se decían, en marzo o abril habrá movilizaciones callejeras”.

CLARÍN / ÁMBITO FINANCIERO /

ARDE VERANO RIOJANO: VAN A LA CORTE PARA VOLTEAR REELECCIÓN

La UCR de La Rioja presentará esta semana un reclamo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para impedir la reelección de Sergio Casas como gobernador y la consulta popular sobre el tema convocada para el 27 de enero por considerar que es “inconstitucional” y busca además el apoyo de la Iglesia.

El senador nacional de Cambiemos Julio Martínez, que se perfila como candidato a gobernador por el radicalismo, confirmó que ya “se hizo la presentación en los tribunales de La Rioja y la semana que viene (por esta semana) se hará una en la Corte”. “La Corte dijo en el fallo de Santa Cruz (donde rechazó un planteo contra la Ley de Lemas presentado por el senador oficialista Eduardo Costa) que no se mete en temas electorales, pero sí en temas constitucionales y el caso de La Rioja es un tema constitucional”, subrayó Martínez.

Días atrás, Casas logró que la Legislatura provincial aprobara una enmienda constitucional para modificar el artículo 122 que le impediría presentarse a la reelección por haber sido vicegobernador de Luis Beder Herrera hasta 2015.

Además, el gobernador peronista llamó a una consulta popular para ratificar la enmienda para el 27 de enero, pese a que la Constitución señala que ese segundo paso obligatorio debe llevarse a cabo “en la primera elección general”, es decir, que debería hacerse en los mismos comicios en los que Casas pretende competir y sin él en la contienda.

El planteo de inconstitucionalidad que presentará la UCR al máximo tribunal del país apunta no sólo a impedir el plan reeleccionista de Casas, sino también la consulta popular, y en este sentido, Martínez remarcó que “se han violado todo tipo de normas y de leyes”.

En medio de esta pelea, los senadores nacionales Martínez e Inés Brizuela y Doria, junto al diputado nacional Héctor Olivares y el legislador provincial Gustavo Galván visitaron el último viernes al obispo de La Rioja, Dante Braida, con quien hablaron sobre la polémica.

“Nos puso muy contentos saber que tendremos un obispo que condena la corrupción, el enriquecimiento ilegal, el abuso de autoridad y por sobre todas las cosas en contra de la perpetuidad en el poder”, indicó Martínez al finalizar el encuentro, según consignaron los medios locales.

En la reunión los legisladores recordaron el papel decisivo que jugó en 2006 el obispo de Misiones Joaquín Piña, quien se puso al frente de un movimiento que impidió el proyecto de reelección indefinida del entonces gobernador Carlos Rovira.

Por otro lado, frente a la posibilidad de que Casas logre llevar a cabo la consulta popular para ratificar la enmienda constitucional, la pelea se dará por otra interpretación de la Constitución, que tiene que ver con el porcentaje de votos necesarios para que prospere. El artículo 84 de la Constitución de La Rioja indica que “toda propuesta que sea sometida a consulta popular obligatoria se tendrá por rechazada por el pueblo si una mayoría de más del treinta y cinco por ciento de los votos de los electores inscriptos en el Registro Electoral no la aprueba”.

Sobre este punto, la senadora Brizuela y Doria (que aspira a ser intendenta de la capital provincial) advirtió que para ratificar la enmienda “más del 35% del total del padrón debe concurrir a votar y hacerlo por el Sí”, pero el fiscal de Estado de la provincia, Héctor Durán Sabas, señaló que la enmienda sólo será rechazada si el 35% del padrón general vota en contra. En ÁMBITO FINANCIERO se menciona al diputado nacional, Héctor Olivares.

ÁMBITO FINANCIERO /

PROYECTAN INFORMATIZAR EL OPERATIVO ELECTORAL Y ELIMINAR LOS TELEGRAMAS

No habrá telegramas ni camionetas retirando sobres lacrados de las escuelas. El Gobierno ya comenzó las gestiones y los contratos para realizar un escrutinio distinto en los comicios presidenciales que se disputarán este año.

El ánimo del oficialismo es que cada colegio se convierta en un centro de transmisión de datos para agilizar los tiempos y homogeneizar la carga de los resultados en todo el país.

Los funcionarios ya le presentaron la propuesta a la Justicia Electoral y aún deben comunicarle el proyecto al resto de los partidos políticos.

Pero los primeros trámites y contrataciones para modificar el mecanismo del escrutinio provisorio -el que brinda los resultados la noche de las elecciones- ya están en marcha, según pudo conocer LA NACIÓN de fuentes de los ministerios del Interior y de Modernización y de la empresa Correo Argentino.

Mauricio Macri siempre quiso cambiar el sistema de votación. Su proyecto inicial de reforma política incluía la boleta electrónica para que el votante elija a su candidato utilizando una máquina, igual a la que se usa en la Capital. Pero esa iniciativa fracasó a fines de 2016 por la resistencia del peronismo en el Senado. Sin poder digitalizar el voto, el Gobierno ahora busca introducir un nuevo software para la transmisión de los datos.

Hasta ahora, culminados los comicios, las autoridades de mesa debían contar los votos y confeccionar un acta. Esos documentos viajaban en camionetas a los llamados centros de transmisión electoral, unos 400 locales del Correo Argentino donde se escaneaban los telegramas y se transmitían las imágenes a un centro de cómputos.

El Gobierno ahora prepara un escrutinio para que cada escuela funcione como un centro de transmisión. Para ello, ya se firmó un convenio entre la Dirección Nacional Electoral (DINE) y el Ministerio de Educación para tomar en préstamo 15.000 netbooks del programa Educ.Ar e igual número de equipos multifunción para así poder escanear y fotocopiar las actas dentro de cada una de las instituciones educativas elegidas como puntos de votación. “El nuevo sistema tendrá varias ventajas porque habrá un escrutinio más rápido, los fiscales estarán presentes al momento de la transmisión y la carga será más homogénea”, justificó el titular de la DINE, Adrián Pérez, en diálogo con LA NACIÓN.

Cuando habla de “homogeneizar la carga”, el Gobierno se refiere a evitar que, por cuestiones de logística, los datos de las ciudades se carguen mucho antes que los que provienen de zonas rurales. Eso, en 2015 y en 2017, se tradujo en que Cambiemos, como favorito en los centros urbanos, inició la noche del escrutinio sacando una ventaja amplia que después se achicó sustancialmente con el paso de las horas. Y en un escenario de ballottage, esos márgenes son mucho más sensibles.

Según pudo reconstruir LA NACIÓN, el Gobierno ya avanzó con varios pasos para cambiar la modalidad del escrutinio. En primer lugar, a fines del año pasado el Ministerio del Interior contrató de forma directa al Correo Argentino (Corasa) -una sociedad del Estado que está bajo la órbita de la Secretaría de Modernización que conduce el vicefeje de Gabinete, Andrés Ibarra- para la realización del escrutinio. El Correo Argentino, a su vez, ya lanzó la licitación para contratar un software que permita la transmisión digital de las actas de votación en todas las escuelas del país.

Ya se presentaron varias empresas de capital extranjero especializadas. Además del software, se deberá invertir en seguridad informática.

Por último, desde Modernización trabajan con la empresa estatal Arsat para garantizar que todas las escuelas tengan buena conectividad. Según información a la que tuvo acceso LA NACIÓN, se espera que todo el escrutinio le demande al Estado entre $4000 y $5000 millones. En las presidenciales de 2015, señalaron fuentes oficiales, el escrutinio había costado unos $3800millones. “Ajustado por inflación, un comicio como el de 2015 hoy saldría unos $7000 millones. Este sistema es más barato porque si bien se invierte en software, hay un ahorro en logística”, señalaron los mismos voceros.

Pérez dijo que la decisión del cambio “es potestad del Poder Ejecutivo”, pero aseguró que “se definió en diálogo con la Justicia Electoral”. Según pudo saber LA NACIÓN, algunos jueces del interior del país pusieron reparos ante la pérdida de telegramas y por la custodia de las urnas.

LA NACIÓN /

TRADICIÓN SINDICAL: LUIS BARRIONUEVO NO INVITA A HUGO MOYANO A SU CLÁSICO ASADO: “EL ESTÁ CON LAS DOS CTA”

Como hace más de 20 años, el 25 de enero tendrá lugar el tradicional asado que Luis Barrionuevo organiza en el hotel Sasso de Mar del Plata: un verdadero termómetro sindical que deja en evidencia los antagonismos entre los dirigentes por las ausencias, como acercamientos, si hablamos de las presencias en la mesa. Todo sazonado con el entramado político por tratarse de un año electoral en el que el sindicalismo espera colar dirigentes en las listas de un PJ que aún está en bambalinas.

Para muestra basta un ejemplo. El año pasado, el gastronómico festejaba la presencia de Hugo Moyano en el mitin, pero este año ese lugar en la mesa quedará vacío. “El gran ausente será Hugo Moyano ya que el está compartiendo con otros sectores y las dos CTA un armado en el que la CGT no tiene nada que ver”, dijo a este diario el histórico jefe de “los bandeja” como se le dice en la jerga a los mozos.

Viendo el documento que salió del encuentro de 2018, todo indica que el de este año podría repetir gran parte de aquel pliego de proclamas: aumento a jubilados, paritarias libres, no acompañar proyectos de reforma laboral y apoyar a las organizaciones sindicales que se declaren en conflicto. Este último punto era lo que fue a buscar y encontró Hugo de parte de la dirigencia cegetista: la familia camionera estaba y sigue estando bajo investigación judicial.

Por lo visto, del dicho al hecho habrá sonado a poco para los Moyano este apoyo por escrito ya que Pablo dejó el cargo que tenía de secretario gremial de la CGT en marzo a solo dos meses de la rúbrica de ese documento parido en Mar del Plata. El corolario de este 2018 fue justamente el armado del Frente del Modelo Sindical con dirigentes sindicales K como Hugo Yasky y Sergio Palazzo, junto a muchos otros gremios como SMATA y los sindicatos aeronáuticos.

Volviendo a la organización, este año tendrá un tinte político mayor: se giraron invitaciones al politólogo peronista Julio Bárbaro y al economista Aldo Pignanelli, para disertar sobre política y economía.

– ¿Y Roberto Lavagna?, quiso saber este diario, ya que el propio Barrionuevo es el mayor impulsor de su postulación al cargo de presidente.

“Estamos en tiempos de construcción de consensos”, dijo el gastronómico sin ampliar aunque descartando a otras figuras como Juan Manuel Urtubey o Miguel Pichetto; quienes ya anunciaron que están en carrera electoral.

El brazo político de Barrionuevo para moverse en el tablero electoral son Las 62 Organizaciones, sello que está en disputa entre tres vertientes del sindicalismo. A la del gastronómico la avala la CGT ya que su titular es Hugo Benítez, dirigente textil que se encuentra normalizando seccionales, y muchos otros jefes sindicales que al igual que Benítez también están en el Consejo Directivo de la CGT y Las 62. Se verá la cohesión gremial según quienes digan presente el 25.

Un dato: el año pasado habían concurrido los secretarios generales de la CGT, el barrionuevista Carlos Acuña; y Juan Carlos Schmid; quien renunció a la central obrera para fines de septiembre. ¿Irá Héctor Daer? Incógnita: el dirigente de Sanidad no quiso responder a Clarín qué hará. Los últimos pasos encuentran a Daer incorporándose a la Comisión de Acción Política (CAP), algo así como una mesa “de unidad” del peronismo de fuerte sello K, bajo el ala de José Luis Gioja.

El asado también sirve para que los dirigentes crucen información respecto a cada uno de los sectores que representan; más teniendo en cuenta que aún hay discusiones paritarias pendientes de 2018. Barrionuevo de hecho espera conseguir en marzo, mes en que tendrá su última revisión salarial con los empresarios, un 47% de aumento final para los gastronómicos.

Pero con respecto a 2019, el Gobierno ya jugó sus fichas y salió a promocionar los primeros acuerdos salariales del año: Utedyc (empleados de asociaciones deportivas) y el Suterh (encargados de edificios). Ambos por el 23 por ciento, lo que se traduce como el número aspiracional por parte del Gobierno de cierres de paritarios. Por sondeos previos de este diario a dirigentes sindicales “ese número se queda corto”. Por ejemplo, para el ex árbitro y dirigente gremial Guillermo Marconi que empieza a discutir paritarias a fin de este mes (históricamente los Bancarios eran los primeros en sentarse a negociar en enero pero acordaron pagos a cuenta para recién discutir en marzo) en nombre de los trabajadores de la enseñanza privada pedirá “un 28%”.

CLARÍN /

LA PELEA EN LA PROVINCIA: EL PJ BONAERENSE EN MODO CAMPAÑA: CARTELES RUTEROS Y EVITA CON “EMOJIS”

Aunque sin exhibir el desmesurado optimismo de aquellos recordados afiches de las Fiestas de 1987 que auguraban “Con el peronismo unido, el 89 es pan comido”, el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires se puso este verano en modo campaña con carteles ruteros. Colocó dos, sobre la ruta 2, con la misma leyenda: “Los mejores veranos siempre fueron peronistas”.

Uno está a la altura de Chascomús. El otro, de Dolores. Antes de ser colocados, ambos recibieron el OK por parte de todas las tribus del peronismo bonaerense

La idea fue de Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverría y presidente desde el mes pasado del PJ de la Provincia de Buenos Aires. Uno de los objetivos del alcalde es hacer un rediseño y cambio de estilo en el pejota. Sin renunciar a la clásica imagen del general Perón a caballo con el traje militar, pero con otras más nuevas que acerquen a las nuevas generaciones.

Es el caso de la “Evita pop” hecha con emojis por la artista plástica digital Mechi Moreteau. La obra es conocida desde el año pasado, pero fue cedida a Fernando Gray para su uso político.

“Yo no reniego de los bombos ni trompetas, esa es nuestra historia. Pero debemos adecuarnos a este nuevo tiempo. Anclarnos en el pasado, pero proyectándonos al futuro haciendo un sano equilibrio”, dijo ayer a Clarín el intendente de Esteban Echeverría.

Hoy Gray tiene previsto hacer un “café muy chiquito” con algunos dirigentes del peronismo provincial para empezar a definir la agenda partidaria y el encuentro que a fines de este mes llevarán a cabo, probablemente en la Costa. Además del lugar, deben definir su perfil, es decir si será chico, mediano o grande.

Aun sin candidato definido para enfrentar a María Eugenia Vidal -algunos postulan a Cristina Kirchner en caso de que la votación en Provincia sea adelantada-, los equipos técnicos del peronismo y rectores de 10 universidades empezaron a trabajar en los principales propuestas para las próximas elecciones.

CLARÍN /

PATRICIA BULLRICH: “LA VUELTA DEL KIRCHNERISMO SERÍA UN RETROCESO EN TÉRMINOS DE SEGURIDAD PARA LA GENTE”

Se considera “un soldado del presidente Macri” y no le molesta que la llamen “la ministra de hierro” del Gobierno. Mucho menos le molesta que hablen de “mano dura” en relación a su política de seguridad. En rigor, Patricia Bullrich está convencida de que “el Gobierno cambió un paradigma en temas de seguridad en la Argentina” y arriesgó: “La vuelta del kirchnerismo sería un retroceso en términos de seguridad para la gente”.

La ministra de Seguridad está a punto de tomarse unas cortas vacaciones luego de un intenso año. Acaba de implementar las pistolas no letales Taser para la Policía Federal y dijo que en un futuro “la lógica indica que los policías lleven armas convencionales y no letales al mismo tiempo”. Pero se ataja: para eso “falta un tiempo”, porque hoy cree que aún hay sectores que la cuestionarían por esa decisión.

Bullrich recibió a Infobae en su amplio despacho de la calle Gelly Obbes y habló de todo: los objetivos para el 2019, el narcotráfico enquistado en la política, la lucha contra el terrorismo, la campaña electoral y hasta de “los riesgos” de un regreso del kirchnerismo en la Argentina.

También objetó a aquellos jueces que tienen “una mirada de la policía como victimarios y no como víctimas” ante hechos de violencia. Desechó la idea de que el gobierno de Macri pueda ser comparado con el ultraderechista presidente de Brasil Jair Bolsonaro. Y sostuvo que “al Gobierno lo cuestionan porque metimos el dedo en la llaga en todo: en el narcotráfico, los barrabravas y las mafias”.

-¿Cuáles son los proyectos y nuevas medidas que tiene su Ministerio para el 2019?

-En este año estamos con una serie de objetivos. En primer lugar nuestro objetivo central que es la lucha contra el narcotráfico y ahí vamos a acentuar la lucha contra el narcomenudeo además de seguir desarticulando las grandes bandas delictivas. También vamos a ir contra la comercialización de las drogas. Para ello vamos a avanzar mucho en lo que es inteligencia criminal. Estamos creando nuevos departamentos antidrogas en varios lugares del país tanto de la Gendarmería como de la Policía Federal. Serán unos 10 centros más. También seguiremos con el plan integrado de fronteras donde vamos a tener para mitad de año los cuatro puestos inteligentes en fronteras con las lanchas de patrullaje y los radares de la Fuerza Aérea donde se acoplarán a todo un sistema interconectado que se va a poder ver desde aquí. Eso nos genera una capacidad de acción mayor que las que puedan tener las patrullas normales. Es todo un sistema inteligente, con nuevos drones y es un sistema muy potente de controles.

-¿Usted se siente acompañada por todos los dirigentes de Cambiemos? Porque por ejemplo, en la implementación de pistolas Taser hay diferencias con la Ciudad de Buenos Aires y no es la primera vez que ocurre una diferenciación…

-Estamos absolutamente respaldados. Estamos hoy haciendo la vanguardia en algunos temas que quizás sea necesario comenzar con las fuerzas federales, que son quizás las de más formación y acción en todo el territorio nacional. En el caso puntual de las pistolas Taser nosotros estamos definiendo áreas específicas que son de grandes conglomerados de gente pero cerradas. Por ejemplo, el vagón de un tren o un aeropuerto. La ciudad no tiene esas situaciones. Ellos tienen otra realidad aunque igual creo que lo están evaluando. Pero es distinta la seguridad ciudadana que lo que tenemos nosotros que es crimen organizado, y tenemos áreas concretas que cuidar como el transporte interjuridisccional ya que es federal. El ferrocarril es federal. A nosotros nos gustaría que deje de ser federal porque es mucha la gente que allí debemos destinar. Pero igual estamos dando cobertura con armas no letales. Un arma con menos poder de fuego pero que pueda dar respuestas frente a una amenaza real.

-¿Puede haber más armas que se incorporen en las fuerzas federales?

-Todo el tiempo estamos incorporando armas. Ahora hemos incorporado armas de mucha calidad para el G20, armas para francotiradores, para grupos especiales…

-¿Pero armas no letales como las Taser?

-No, por ahora no. Hemos incorporado también esas armas que pintan. Pero por ahora no pensamos en más armas no letales. Es que las armas no letales en general son pensadas para manifestaciones y estas que nosotros estamos incorporando no son para usar en las manifestaciones. Son armas para lugares de alta densidad de gente y que no generen un daño colateral en la defensa. La lógica impone que un miembro de una fuerza de seguridad tenga un arma convencional y un arma no letal para poder actuar. Nosotros aún no vamos a dar ese paso porque tenemos miedo de que haya opinión posterior a eso de por qué se usó un arma y no la otra. Y como creemos que esto no es materia opinable… Pero acá sucede, y no vamos aún a implementar las dos armas al mismo tiempo. Un juez por ejemplo dice qué debería haber hecho un policía en un enfrentamiento y qué no. El juez no puede decir lo que tendría que haber hecho un policía sino que debe evaluar lo que hizo. Esto es como los argentinos ante un partido de fútbol. Se piensan directores técnicos y dicen hay que ir para allá o deberían ir para acá… No es así. En consecuencia lo que queremos es que en algún momento es que se usen las dos armas: la no letal y la convencional y que use la que corresponda de acuerdo con una determinada circunstancia en la que se encuentra. Pero son procesos que se deben ir haciendo de a poco.

-¿Cree que la Justicia no acompaña a las reformas de seguridad que están haciendo o le molesta que la oposición hable de una política de seguridad represiva?

-Nosotros tenemos cada vez mejores resultados con los jueces en cuanto a la lucha contra el narcotráfico. Hemos logrado confianza y hoy hay operativos más rápidos. Siempre hay excepciones, pero la regla es que los jueces confían en el trabajo que hacemos y en seguir en toda la línea de investigación. Nos dejan investigar más profundamente. Este es un cambio de paradigma bien importante. En cuanto a otro punto que tuvimos debate es en el juzgamiento de los policías en su accionar cuando cumplen con su deber. En el último tiempo hemos tenido casos de jueces que en un primer momento mostraron una conducta negativa pero luego los jueces de tribunales orales o de Casación pusieron las cosas en su lugar. Así se está generando una jurisprudencia más adecuada para entender lo que implica el accionar de un miembro de una fuerza de seguridad ante una situación de riesgo de él o de un tercero. Por esto en el último tiempo tuvimos muchas absoluciones en Casación o en juicios orales y así vemos que se está avanzando en el camino correcto. Es que no hay que invertir la carga de la prueba y poner al policía como victimario y al victimario como a la víctima. Ahora vemos un avance muy importante y positivo de muchos jueces en relación a resoluciones con una mirada más concreta sobre los hechos.

-¿Y qué le dice a la oposición que la cuestiona porque cree que hay una política represiva desde la seguridad?

-Nuestra obligación es generar una situación para impedir el delito y el crecimiento del narcotráfico, de la trata o del contrabando y hacemos eso. ¿Cómo lo podemos hacer si no es generando una situación de ir de una manera concreta contra esas bandas? No sé de que otra manera se puede actuar contra esas bandas. Nos parece que esta es la más adecuada. Creo que esas acusaciones son parte de una teoría que en la Argentina fracasó. Es la teoría Zaffaroni que fracasó, ya que antes había más delitos, más narcos, más robos, más policías y civiles muertos. Hoy hemos bajado la tasa de homicidios. En Uruguay hay una tasa de 11,2 de homicidios y nosotros en 5,1 cada 100.000 casos. Nos está yendo mejor. El año pasado fue igual que el anterior. No tengo los números finales pero hemos ido a la baja en todo: en robo de teléfonos, de autos, a la baja en secuestro de autopartes, en contrabando, y desbaratamiento de las bandas.

-Pero también hay informes como el de Correpi que habla de un caso de gatillo fácil de policías cada 22 horas….

-Eso es una mentira. Mienten descaradamente. Hay que pedirle a la Correpi los nombres y apellidos de quiénes son esos casos. Si en la Argentina hubiera un caso de gatillo fácil cada 22 horas estaríamos hoy con todas las fuerzas de seguridad echadas. No tendríamos un solo policía. Si para la Correpi matar a un delincuente que intenta asesinar a alguien es gatillo fácil… bueno. Tampoco en los homicidios que hay en la Argentina hay un componente que nunca daría ese número. Hay un 25% de femicidios, hay mucho homicidio intrafamiliar que es otro porcentaje importante y luego los que matan los delincuentes y ahí ya prácticamente está el 100%. No creo que los muertos en manos de policías jamás de esa cifra que dice la Correpi. Además, ¿cada vez que un policía mata a un delincuente es un gatillo fácil? Entonces cuando un delincuente mata a un civil ¿qué es un gatillo difícil? Por qué no cuentan los delincuentes que matan gente. Porque para mí gatillo fácil es un policía que no actuando como policía usa el arma que el Estado le da para matar a alguien de manera irresponsable o porque la cara no le gustó o por lo que sea. Eso es gatillo fácil. Pero un policía que ante al represión de un delito infraganti o un enfrentamiento utiliza su arma para defender al ciudadano no es gatillo fácil. Hay que leer lo que dijo el juez Lleral cuando cerró el caso Maldonado: “La lógica de la manipulación y la mentira para generar un estado de las cosas que no existieron”… Esto es lo mismo. Es la lógica de la mentira para inventar algo que no existe. Han muerto muchos menos policías de los que morían antes y han muerto muchos menos civiles de los que morían antes. Esa es la verdad.

-¿Está de acuerdo con la idea de instalar una política de “mano justa” en lugar de “mano dura” como plantea Durán Barba?

-Creo que a la política de seguridad no hay que nominarla. No creo que sea mano justa ni mano dura. Es proteger a la ciudadanía y proteger a las víctimas y ser firmes contra el delincuente. Si tenemos que poner mano justa pongamos mano justa. Pero no me parece que esa sea la discusión. No me molestan los encasillamientos.

-Pero le molesta que se encasille al Gobierno como más cercano a la línea ultraderecha de Bolsonaro…

-Nosotros estamos hace tres años y logramos lo que en Argentina no se había hecho: desbaratar el narcotráfico, no ser cómplices de los precursores químicos, cambiamos leyes muy importantes, hay técnicas de investigación nuevas, flagrancia, un Código Penal nuevo que se llevará al Congreso. Y Bolsonaro aún no arrancó. Una cosa es lo que dice y otra lo que hace. Tiene un problema muy serio. Nosotros vamos por el camino correcto y estamos cambiando un paradigma en la Argentina. Estamos cambiando el paradigma Zaffaroni. Nosotros tenemos el paradigma de defender a la víctima y al ciudadano. Ese es nuestro paradigma y para eso dignificamos nuestras fuerzas. Y por primera vez hacemos control externo de las fuerzas. Somos muy duros con el que se sale de la ley. Creamos una división especial de seguimiento interno de las fuerzas y modelo de protección para los que quieran denunciar para que no estén presionados por sus jefes y una oficina de control interno. Eso es una novedad y lo mismo hizo la provincia de Buenos Aires y la Ciudad. Hay 100.000 declaraciones juradas en este Ministerio.

-¿Cree que en un año electoral como este alcanzarán los resultados de la seguridad o pesará más el tema económico donde la gente siente la crisis?

-No puedo evaluar la seguridad en términos electorales porque hasta en el día de las elecciones tengo que trabajar para que no pase nada grave…

-¿Pero a la gente hoy le preocupa más el tema económico que la inseguridad?

-Nos ocupamos de la seguridad pero no lo hacemos porque hay elecciones. Entonces si no hacemos nada porque hay elecciones nos paralizamos un año. Entonces la gente va a estar peor. Nuestro único límite será no inaugurar un edificio policial en medio de una campaña pero todo lo que venimos haciendo los seguiremos haciendo. O alguien nos va a decir que no hagamos un procedimiento de narcotráfico porque está la campaña. Son capaces de decir eso. El Gobierno va a trabajar en cada área para mejorar la Argentina. Cada uno en su área. Todo influye. Nosotros estamos trabajando para que nuestro aporte sea importante.

-Pero hoy aparece el tema económico como muy relevante en la decisión de la gente. Si no se resuelve esto ¿será difícil ganar las elecciones para Cambiemos?

-Nosotros vamos a poner todo para ganar las elecciones. Todo. Estamos convencidos de que la Argentina del cambio no puede ir para atrás. Tuvimos problemas pero muchas veces esos problemas fueron producto de meter el dedo en la llaga. Si la Argentina va para atrás vamos a tener otros 70 años de decadencia. Y nuestro compromiso es sacar a la Argentina de la decadencia. Esto es metiendo el dedo en todas las llagas: las barras bravas, los narcos, los negociados.

-¿Cree que si vuelve Cristina Kirchner al poder será un regreso en términos de lucha contra el narcotráfico?

-Si vuelve la teoría Zaffaroni la gente va a estar más indefensa de nuevo. Hoy la gente se siente más protegida. Así que lo piensen. Esto es lo que ofrecemos: un cambio de paradigma.

-¿Tiene temor por los que los objetan al Gobierno de imponer mano dura?

-No, no tenemos temor porque lo que hacemos es en favor de la gente y la gente lo siente así. Y no hicimos nada incorrecto. Hemos puesto las cosas de manera normal a lo que estaba al revés. Estamos en el camino correcto.

-¿Sigue pensando en que en la Argentina el que quiera estar armado pueda estar armado?

-Es que yo no dije eso. Lo dije en un sentido general. Yo aconsejo que la gente no esté armada. Ahora, está en la libertad de las personas estar armada porque la Argentina tiene un sistema que permite tener portación de armas. Pero este no es un país donde el 90 % de la gente ande armada. Más bien es un país en donde la gente no anda armada. Yo creo que la gente no tiene que estar armada. Pero el sistema que tenemos permite que estén armados.

-¿Hay peligro de una avance del terrorismo en Argentina?

-El mundo está amenazado por el terrorismo. Argentina tiene heridas de ello. Lo que hay que hacer es un monitoreo permanente. Estar atentos a los signos mínimos y ser preventivos. Eso es lo que hacemos. El caso del clan Barakat fue un ejemplo de trabajo interagencial, la UIF, la AFI, nosotros. Una cooperación con Paraguay y Brasil. Realmente un trabajo colaborativo y así monitoreamos cada amenaza.

-¿Hay riesgos de un avance del grupo Hezbollah en Argentina?

-Hoy analizamos el fenómeno de convergencia sobre todo en la Triple Frontera donde el terrorismo se financia por el narcotráfico. Es un fenómeno que lo seguimos de cerca.

-¿Se sigue dando el fenómeno de un narcotráfico vinculado con los sectores de la política?

-Hemos tenido intendentes, concelajes y algunos dirigentes procesados por narcotráfico. En Argentina en general uno no puede decir que hay un involucramiento de los más altos niveles del narcotráfico. Pero en los casos que encontramos nos da lo mismo de qué partido sean y si un dirigente se pasó del lado del narcotraficante, chau. Ahí lo perseguimos.

-¿En el kirchnerismo estaba mezclada la política con el narcotráfico?

-No se puede decir que en Argentina en la política el narcotráfico sea un tema central, más bien es marginal. Hay casos de que algún cargo público se involucraron en el narcotráfico, también hubo empresarios y policías o gendarmes. Uno lo que intenta es que el Estado no sea parte. Lo más importante de todo esto es que el Estado no sea parte. Cuando el Estado es parte, tenés narcoestado. Y hoy no tenemos eso.

-¿Pero cree que un regreso del kirchnerismo implicaría ese peligro de un narco Estado?

-Diría que en el kirchnerismo hubo mucha omisión en esa lucha contra el narcotráfico y mucha vista gorda. Porque lo de Itatí en Corrientes lo deberían haber visto. En determinado momento nos decían que había sectores a los que no los investigaban. La vuelta del kirchnerismo hoy sería un retroceso para la seguridad y la lucha contra el narcotráfico que hemos ganado. En la lucha por tener un país que tenga leyes adecuadas y que no dé vuelta la realidad. Que la realidad no sea Hinchadas Unidas yendo al Mundial, los delincuentes a la cabeza de los defendidos, la policía destruida al punto que las fuerzas terminen haciendo huegla como en el 2013. Todo eso porque no hubo una atención y una verdadera política para entender el rol de las fuerzas. Todo esto que hemos logrado para avanzar en la lucha contra las mafias y el narcotráfico con el kirchnerismo se iría para atrás.

-¿Nunca hace una autocrítica de su gestión?

-(Piensa unos instantes) …Sí, quizás me hubiera gustado tener herramientas más rápido. El régimen penal juvenil hubiese sido mejor tenerlo más rápido.

-Es decir que le hubiese gustado menos gradualismo en política de seguridad…

-No es una cuestión de gradualismo. Había cosas que se debían discutir antes. Creo que hicimos cosas estructuralmente muy importantes. El traspaso de la Policía a la Ciudad sin inconvenientes. Falta mucho por hacer aún. Hay que seguir bajando la tasa de homicidios. Y seguir luchando para que al narcotraficante no le convenga venir a Argentina. Y también hay que bajar los robos ciudadanos. Esto es algo que hay que trabajar.

-¿Le molesta que le digan la “ministra de hierro”?

-No me molesta que me califiquen porque creo que lo que hacemos es lo que me pidió el presidente que es darle con todo al narcotráfico. Que me califiquen como quieran.

-¿Se ve sentada en ese mismo lugar cuatro años mas o la seduce ser por ejemplo ser candidata a vicepresidenta u otro cargo?

-Soy un soldado del Presidente. Siento que cuando uno hace una gestión tiene aún mucho para dar. No quiero hablar de lo que viene.

INFOBAE /

FEBRERO INICIA CALENDARIO DE JUICIOS ORALES EN AÑO ELECTORAL: CRISTINA DEBUTA

Apenas comiencen a girar las agujas del reloj del 1 de febrero próximo, simbólicamente empezará a acelerarse el cronograma de juicios orales que tendrán a figuras rutilantes del kirchnerismo en el banquillo de los acusados. La protagonista central de los procesos más publicitados en un año electoral -donde Comodoro Py mirará de reojo lo que ocurra en el tablero electoral- será Cristina de Kirchner. Resta saber qué ocurrirá con los Tribunales Orales Federales que, con excepciones, han puesto freno de mano a los intentos de avance exprés de los procesos orales, cuya duración augura una coincidencia con el proceso electoral o, en su defecto, un veredicto con el resultado puesto. Como sea, el Gobierno apuesta a que parte de la agenda proselitista llegue del lado de los tribunales de Retiro, mientras que los jueces dirimen sus internas con una grieta silenciosa entre los magistrados que deben llevar adelante los juicios y los “productores” de su materia prima: los 12 juzgados de instrucción hiperactivos durante los últimos tres años. Ese es el tiempo que llevó preparar el teatro de operaciones que se resolverá en el año clave de las presidenciales.

Los juicios tendrán su capítulo más allá de las decisiones de la Corte que con su nuevo cronograma de fallos programados buscan aventar especulaciones y “lobbies” varios. La mala noticia para la Casa Rosada: si se mantiene el ritmo de trabajo como prometen los supremos, habrá fallos que podrían ser relevantes aún durante el período electoral. Eso nunca había ocurrido antes.

El calendario de juicios tiene varios casilleros en blanco. La única certeza es que el 26 de febrero comenzará el del presunto direccionamiento de obra pública a favor de Lázaro Báez en Santa Cruz. Se lo conoce como causa “Vialidad”. Tiene a Cristina como principal imputada y es clave para cimentar otros procesos como Los Sauces y la misma Hotesur. Incluso la posibilidad de probar el lavado de dinero del ex titular de Austral Construcciones y sus hijos, en un juicio ya en marcha. El Tribunal Oral Federal N°2 comenzará su juzgamiento apenas se apresten los detalles al regreso de la feria. Julio De Vido, José López y varios otros ex funcionarios están acusados de integrar una asociación ilícita con Baéz. Su impulsor, Javier Iguacel (cuando estaba en Vialidad Nacional) ya está afuera del Gobierno. Detalle para neófitos: el expediente fue elevado a juicio el 2 de marzo de 2018. Su juicio tiene fecha de inicio (no de finalización) casi 12 meses después. Algo similar al primer proceso en el que la ex presidente fue elevada, el de dólar futuro. El Tribunal Oral Federal N°1 la recibió en marzo de 2017. Está cerca de cumplir dos años en esa instancia por múltiples razones. Una de ellas es que como prueba complementaria se intenta dilucidar si Cambiemos utilizó la misma metodología (no judicializable) para vender contratos de futuros durante su gestión. Varios en tribunales (y en el Ejecutivo) serían felices de que no se hiciera nunca: podría darle un triunfo a la ex presidenta salir airosa gracias al propio Cambiemos.

Los Sauces, por operaciones inmobiliarias vinculadas a la familia presidencial y que nació melliza de Hotesur, aguarda fecha de juicio desde octubre del año pasado. El Tribunal Oral Federal N°5 tendrá que fijar la fecha y los operadores del Gobierno buscan que se agilice el cronómetro de los jueces. Aclaración: no es tan sencillo como indica el voluntarismo; se debe consensuar un cúmulo de pruebas, testigos ofrecidos por las partes y organización previa antes de poner la fecha de inicio. La burocracia es precisa en todos los juicios, con tribunales abarrotados de causas no tan rutilantes pero en la cola de espera. Hotesur aguarda que se formalice su elevación por parte del juez de instrucción, a pedido de los fiscales. Luego recién estará en condiciones de comenzar el proceso antedicho.

Hay una carrera sigilosa por apurar los tiempos del caso “cuadernos” que estalló en 2018 y alcanzó un ritmo frenético con decenas de procesamientos que, por primera vez, hicieron blanco en el Círculo Rojo. El Gobierno respiró aliviado con el fallo de la Cámara Federal que “emprolijó” el desbarajuste jurídico inicial. Sin embargo, persisten dudas sobre el impacto financiero-empresarial que tendrá la causa más allá de su destino judicial. Algunos imaginan que podría elevarse a juicio por fragmentos. Sin embargo, todavía es imposible predecir una fecha. Por su magnitud ya sería un megajuicio como Comodoro Py jamás vio. También Cristina en protagonista por el rol que le adjudicó Claudio Bonadio. En febrero debiera iniciar otro proceso con tinte político, pero que puede arañar al PRO. Es el de escuchas ilegales que sin Mauricio Macri como imputado, tiene a otros miembros del entonces Gobierno de la Ciudad vinculados. Casación le quitó todo contenido anulando como delito las pinchaduras telefónicas. Debía empezar en febrero, también luego de dos años de espera. Odebrecht, por las plantas potabilizadoras también quedaron en condiciones de elevación. El juicio por la firma del Memorándum con Irán, más allá de no tener fecha, es otro de los procesos que en ambientes judiciales se los vincula directamente con la política y más en un año electoral. En voz baja reconocen que hay muy pocos elementos para sustentar un proceso oral con un calco de la denuncia inicial del fiscal Alberto Nisman convertida en una investigación con varias lagunas.

De todas formas, 2019 será un año electoral atravesado por noticias judiciales vinculadas a juicios. Por lo menos, las novedades judiciales llegarán hasta octubre, fecha en la que usualmente los jueces se sientan a mirar qué es lo que ocurrirá con los ocupantes de la Casa Rosada.

ÁMBITO FINANCIERO /

DIPUTADOS: OPOSICIÓN QUIERE CONTROL BIOMÉTRICO EN RECINTO PARA EVITAR JUGUETEO DE QUÓRUM

La instalación del control biométrico para el ingreso y salida de empleados de planta permanente blanqueó las inasistencias de agentes de décadas de “trabajo” en el Congreso y también activó un problema en la Cámara de Diputados que comanda el peronista con témpera PRO Emilio Monzó. Ahora, la oposición solicitó a través de una iniciativa de resolución que traslade ese sistema para corroborar el quórum y evitar picardías ante situaciones de presencias ajustadas.

Desde el Frente Renovador, la legisladora Vanesa Massetani presentó un proyecto que ratifica la necesidad de la mayoría absoluta de los miembros (129) para dar inicio a la sesión, pero con chequeo a través del “sistema biométrico que haya sido instalado en las bancas y que garantice indubitablemente la identidad del diputado correspondiente a cada una de ellas, resultado que deberá reflejarse de manera ordenada, pública y simultánea en un tablero visible a tales efectos”.

La iniciativa de la diputada de Santa Fe fue acompañada por la jefa del bloque, Graciela Camaño, y legisladores renovadores como Marco Lavagna y Carla Pitiot, entre otros. El texto en cuestión busca trocar el artículo 15 del reglamento de la Cámara baja.

Massetani fundamentó en el proyecto que existe “una inexplicable laguna que mantiene un procedimiento de conteo de legisladores, manual, anacrónico y abierto a cuestionamientos, manipulaciones y picardías”, y agregó: “Es insólito que, existiendo para el cómputo de las votaciones que se suceden en el recinto -durante las deliberaciones- un sistema de identificación dactilar de cada legislador a través de un costoso equipo instalado en cada una de las bancas y que exhibe el resultado directo en un tablero electrónico gigante, ese mismo sistema sea desechado al momento de contabilizar el quórum que da validez legal a las sesiones”.

Los diputados renovadores además explicaron que “a partir del uso de un viejo sistema y de antiguas costumbres, una persona sentada en la banca genera a través de su peso -a priori-, la confirmación de que es el legislador correspondiente situado en su lugar y dispuesto a dar quórum” y que “ello, a posteriori, está sujeto a un conteo manual que puede ser fallido”. Por eso, sugieren seguir los ejemplos de la Legislatura de Córdoba, la de la Ciudad de Buenos Aires y la de la Cámara de Diputados bonaerense.

“Sin perjuicio de la ineludible responsabilidad de este cuerpo de otorgar certeza y seguridad a todos los procesos decisorios y decisivos, como lo son el dar quorum o proceder a las diversas votaciones, hace a la credibilidad y confianza que sostiene a esta institución, como emblema del mandato popular y la actividad legislativa, evitar incidentes que ya han existido en el pasado y que pueden mellar la escasa cuota de confianza social que las encuestas atribuyen a nuestra actividad”, señalaron los diputados del Frente Renovador en los argumentos del proyecto.

Por otra parte, recordaron que los “desórdenes como el del denominado ‘diputrucho’ que estigmatizó el contexto de la votación de la ley de privatización de ‘Gas del Estado’ en 1992 o el confuso episodio de diciembre de 2017, cuando se intentaba iniciar el debate de la reforma previsional” empujan un “deber ineludible de actuar con la mayor transparencia -ser y parecer- como miembros” de Diputados.

Bajo esos parámetros, los diputados renovadores -hoy cercanos al peronismo y a gobernadores de ese partido- insistieron en la necesidad de modificar un sistema “falible (cualquiera puede sentarse en la banca o quienes contabilizan podrían cometer un error)” por “una mayor seguridad al proceso a fin de hacer más confiable la verificación del quórum requerido en cada tipo de sesión, utilizando el mismo lector de huellas dactilares que ya se aplica para las votaciones de los legisladores”.

ÁMBITO FINANCIERO /

MARCELO TINELLI VOLVIÓ A HABLAR DE SU INGRESO A LA POLÍTICA: “MIS GANAS ESTÁN FIRMES”

Mientras disfruta de sus vacaciones en Punta del este en su casa de La Boyita, el conductor de televisión Marcelo Tinelli volvió a hablar de sus intenciones de volcarse de lleno a la política.

A través de su cuenta de Instagram, le propuso a sus seguidores que le hicieran preguntas. y uno de los participantes lo consultó: “¿Tinelli presidente 2019?”. El conductor no descartó la opción y hasta deslizó una sutil crítica al Gobierno al referirse a la “situación difícil” actual.

“Mis ganas y mi vocación de servicio para poder ayudar a cambiar esta situación tan difícil que vivimos están firmes. No sé cuándo llegará ese momento y jamás pensaría en un cargo, sino en trabajar junto a un gran equipo para modificar esta realidad”, respondió Tinelli que así volvió a abrirle la puerta a la política.

Tinelli hace rato que amaga con un lanzamiento político. El año pasado se rodeó de un grupo de asesores que lo entrenaban y preparaban en los conceptos básicos del entramado político. Incluso,  hizo recorridas por diferentes provincias del país y algunas incluso terminaron con polémicas.

En noviembre, en una entrevista televisiva, Tinelli ya había dicho que no descartaba volcarse a una candidatura: “Es algo que particularmente no descarto. Lo que no puedo decir es si mis tiempos laborales coinciden con los tiempos de la política”.

Hasta ahora, no dio pistas sobre si llevará el sello de un partido, aunque el conductor recibió llamados en su momento del peronismo y hasta de Cambiemos, aunque él dice que reniega de los partidos. “Hoy, definir un partido me parece que hasta atrasa. Hoy, lo más importante es resolver los problemas de la gente. Yo creo que cualquiera puede ser y no porque tenga una marca de un partido político”.

CLARÍN /  

ECONOMÍA

YPF BAJA EL PRECIO DE LOS COMBUSTIBLES Y QUEDA ENTRE LOS MÁS BARATOS DE LA REGIÓN

En breve la acompañan otras petroleras

La petrolera estatal YPF rebajará desde esta madrugada el precio de los combustibles. Los descensos se sentirán más en el interior que en Buenos Aires y el conurbano. En el área metropolitana más importante -que suele tener los importes más baratos del país, salvo en la Patagonia- la disminución es de entre 0,5% y 1,5%. En cambio, la baja es de hasta 3,2% en algunas regiones del interior del país, según datos de la compañía. La decisión es un alivio para el índice de precios de enero.

Desde este lunes la nafta súper se despacha a $ 36,99 en Buenos Aires, donde se venía expendiendo a $ 37,21. En la premium (Infinia), el importe es de $ 42,89 y estaba a $ 43,35. El gasoil está en $ 34,59 y antes se ubicaba en $ 34,84. El gasoil de mayor calidad cae de $ 40,86 a $ 40,49.

Es la segunda disminución de precios consecutivas que hace YPF. En las naftas, los productos son un 2,5% más baratos ahora de lo que estaban en noviembre. Los precios que hoy exhibe la petrolera son apenas más elevados que los de octubre. Aunque sus caídas no son significativas, es uno de los pocos precios de un producto de consumo masivo que hoy está a menos que hace dos meses.

Esta baje as realiza “a partir del monitoreo que la empresa realiza en torno a las variables que impactan en el precio final de las naftas y del gasoil, como son los precios internacionales de los combustibles, el precio de los biocombustibles y el tipo de cambio, entre otras cosas”, expresó la compañía.

La disminución absorbe la suba de los impuestos directos y los ajustes en los precios de los biocombustibles. El último aumento de los impuestos al dióxido de carbono (IDC) e impuesto sobre los combustibles líquidos (ICL) fue de 14,1%. Asimismo, durante los últimos dos meses se dieron ajustes en los precios de los biocombustibles, cuyos efectos hubieran implicado una suba de hasta 4,3% en el precio de los combustibles”, recalcó YPF.

Se cree que las demás petroleras acompañarán a YPF. Clarín supo que, al menos dos de ellas, ya están casi listas para implementar cambios.

La salida del secretario de Gobierno de Energía, Javier Iguacel, pudo haber tallado en esta decisión. El ex funcionario no se entendió con la plana mayor de YPF y hubo desacuerdos constantes. Gustavo Lopetegui, que ahora maneja la cartera, debutará con esta rebaja. Dentro de pocos días tendrá que anunciar una modificación en los subsidios al gas “nuevo” que se extrae de Vaca Muerta. En el sector anticipan que la medida traerá repercusiones en la inversión.

El precio del barril de petróleo crudo Brent, que se utiliza como referencia en el país, se ubica en un promedio de US$ 55. Eso representa un tercio de perdida de valor en relación a octubre, cuando estuvo a US$ 81. En la industria argumentan que no pueden disminuir sus valores en un 33% porque el peso argentino se depreció más de un 100% durante 2018. Sin embargo, la estabilización del tipo de cambio contribuyó a estas caídas.

“Con esta baja, los combustibles en Argentina quedan entre los más baratos de la región”, informó YPF. El litro de nafta quedó a US$ 1,04, por abajo de Uruguay (US$ 1,70), Chile (US$ 1,26), Brasil (US$ 1,12) y Perú (US$ 1,08). La compañía no realizó ese ejercicio para Bolivia y Ecuador, cuyos importes siguen siendo más económicos en moneda estadounidense que los locales.

En gasoil, el nuevo valor informado queda en US$ 0,94. De los cinco países antes mencionado, el precio solo es inferior en Brasil (US$ 0,89). En Chile se lo despacha a US$ 0,95, en Perú a US$ 1,01 y en Uruguay a US$ 1,25.

Según ejecutivos de la industria, la disminución podría haber sido mayor si el crudo sigue cayendo y el peso no devaluándose. Sin embargo, las petroleras están tratando de mirar todo el 2019. “Es preferible bajar menos ahora y no tener que subir en la segunda mitad del año o cerca de las elecciones. En febrero, puede haber otra baja”, contó un experto en surtidores que pidió no ser mencionado. “Desde lo técnico, se podía bajar hasta 4% y 5% ahora. Pero quizás eso después conllevaba a tener que aumentar si vuelve a subir el dólar. Es más lógico desde lo político rebajar menos ahora, pero también incrementar poco o nada cerca de las elecciones”, razonó.

Los volúmenes de ventas de naftas disminuyeron durante septiembre, octubre y noviembre, La caída fue de 6% en septiembre, 3% en octubre y 8% en noviembre. Algunos datos preliminares indican que diciembre arrojaría mejores números.

Aunque está atado al dólar y al precio del petróleo crudo, para 2019 se espera mayor competencia en las estaciones de servicio. A YPF, Axion y Shell, que totalizan más del 90% del mercado, se le sumarán Puma, Dapsa y Gulf. Aunque las tres entrantes aún no cuentan con gran cantidad de puntos de venta, prometen políticas de precio muy agresivas, que sorprenderán un segmento habitualmente acostumbrado a los tres grandes jugadores.

La brasileña Raizen compró la operación de la anglo-holandesa Shell. Esta bandera suele ser la de precios más elevados del mercado, un posicionamiento que le rindió durante mucho tiempo. Durante el año pasado, en que la adquisición de los brasileños se perfeccionó, la devaluación golpeó a Raizen más que el resto, ya que no tiene producción propia y tiene que comprarle toda a las petroleras establecidas o importar.

CLARÍN / ÁMBITO FINANCIERO / INFOBAE / PÁGINA 12 /

BCRA APUESTA A RETOMAR BAJA EN TASA DE LELIQ

El oficialismo está analizando la posibilidad de retomar el sendero bajista de la tasa de referencia de la economía, luego de que el rendimiento de las Leliq se mantuviera prácticamente estable a lo largo de diciembre. Si bien no se ha arriesgado a precisar la cifra a la que se apunta, desde el Banco Central mantienen un mayor optimismo por la marcada desaceleración de la inflación -pese a que continúa en niveles elevados- y por la mayor calma en la plaza cambiaria. Es más, el dólar mayorista está operando cerca del piso de la “zona de no intervención” (hoy estará en $37,284) y los analistas consideran que podría finalizar por debajo del mismo en el corto plazo, en caso de mantenerse la tendencia actual.

El viernes, el organismo que conduce Guido Sandleris ya dio una señal en este sentido, dado que el rendimiento de las Leliq bajó ligeramente del 59,44% al 59,28%, una merma poco significativa en términos de magnitud, pero que podría dar un mensaje para los operadores. Vale recordar que desde el 1 de octubre, el BCRA comenzó a aplicar un nuevo esquema de política monetaria, basado en el control de variables agregadas, en el cual la tasa de interés pasó a ser una variable endógena, es decir, comenzó a ajustar en base a la oferta y la demanda de dinero. Con este nuevo programa, desde la entidad se comprometieron también a mantener el nivel promedio de la base monetaria de septiembre (unos $1,276 billones) hasta junio, con el objetivo de bajar la inflación.

Ya para diciembre se espera que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubique en torno del 2,5% mensual, que irá disminuyendo gradualmente hasta alcanzar el 2% al terminar el primer trimestre, de acuerdo con el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM). Además, el piso y el techo de la “zona de no intervención” crecerán en este período a una tasa del 2% mensual, por debajo del 3% fijado para el último trimestre de 2018. En tanto, el tipo de cambio parece haberse estabilizado dentro de los niveles actuales cerca del piso de la zona, de modo que tiene cierto margen para subir, considerando que el techo ronda los $48,25. De todas formas, hay que aclarar que desde el oficialismo buscan evitar un nuevo salto del tipo de cambio para evitar nuevas presiones inflacionarias en el futuro como las del año pasado.

El mes pasado, el Banco Central logró reducir la tasa de las Leliq a un nivel por debajo del 60%, luego de alcanzar un máximo de 73,52% a fines de octubre, pero luego permaneció estable en torno del 59%. Continuar reduciendo el rendimiento de las Letras de Liquidez, que seguirán siendo atractivas en comparación con la inflación futura esperada, será un elemento clave para ir disminuyendo gradualmente el costo de financiamiento en pesos. Actualmente, el Palacio de Hacienda está pagando un retorno del 50% por colocar deuda en el mercado local. Pero, además, será una buena señal de cara a las elecciones, dado que dará a entender que la inflación sigue en un proceso de desaceleración.

ÁMBITO FINANCIERO /

LA RECUPERACIÓN DEL BELGRANO CARGAS TRACCIONA LAS ECONOMÍAS REGIONALES

En 2021 se terminaría la recuperación total del ferrocarril Belgrano Cargas y su potencial de transporte alcanzaría los cuatro millones de toneladas anuales y, en 2031, serían 11 millones; la mayor parte cereales y áridos (minerales, piedra y arena, entre otros). Según datos oficiales, del total de 4500 kilómetros se completó la renovación de vías en 600 kilómetros (Salta, Santiago del Estero, Chaco y Santa Fe) y se realizaron tareas de mejoramiento en otros 700; también se incorporaron 40 locomotoras nuevas y 1000 vagones. Es una opción clave para las economías regionales ya que une las provincias del NOA con los puertos.

Ezequiel Lemos, presidente de Trenes Argentinos Cargas, explicó a LA NACIÓN que cuando comenzaron los trabajos el 45% de la red no estaba en condiciones: solo se podía circular a una muy baja velocidad. “Lo más urgente eran 3500 kilómetros sobre los que empezamos las obras; es fundamental para ganar competitividad. Menos del cinco por ciento de carga va por tren en el país y eso complica el hacer negocios”, dijo.

La reactivación del Belgrano Cargas es parte de una inversión total de US$8800 millones en el sistema ferroviario de cargas en todo el país, a cargo del Ministerio de Transporte para renovar 9850 kilómetros de vías. De los distintos ramales del Belgrano Cargas, el cerealero (Salta, Chaco, Buenos Aires) es el más avanzado en términos de modernización: suma 1000 kilómetros. Además, hay trabajos en ejecución en el ramal azucarero (Salta, Tucumán, Córdoba, Buenos Aires). Son obras en 1800 kilómetros.

El ramal minero (desde la frontera con Pocitos, Bolivia) estaría activo completamente en 2022. El volumen a mover depende de la mina de cobre Taca Taca, a 35 kilómetros hacia el oeste de la localidad de Tolar Grande, en Salta. Hoy mueve 60 toneladas al año y la previsión es que alcance 1,5 millones.

“Venimos a buen ritmo con los trabajos; es imposible avanzar en todos los sectores a la vez por lo que la recuperación total llevará unos años -describió Lemos. El plan era llegar lo más rápido posible al norte, que era la región con más necesidad por los costos de los fletes. No solo se trata de obras, también hay un cambio en el modelo de gestión, la empresa está más enfocada en producir, dar servicios y la tecnología”.

En noviembre (último dato disponible), transportó 220.561 toneladas, con lo que el Belgrano superó los registros históricos desde 1992; la cifra implicó un incremento de 45% respecto del mismo mes de 2017. En los once primeros meses de 2018 transportó 1.896.591 toneladas, 70% más que un año atrás y sobrepasó el volumen total anual despachado entre 1992 y 2017.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, ha planteado que las obras del Belgrano representan la recuperación “más importante que se haya hecho alguna vez” en un tren de cargas “para que los productos de las economías regionales lleguen en menos tiempo y con menos costos a los puertos de Rosario y de ahí, al mundo”. En su visión, “la renovación del ferrocarril es un aporte fundamental al desarrollo de todas las localidades del norte”.

Raúl Villafañe, presidente de la empresa Argencrops, que produce legumbres, apunta que ahorra entre US$30 y US$40 por tonelada transportada. Lleva un año utilizando el Belgrano Cargas y aunque el primer envío al puerto de Buenos Aires lo hizo desde la estación de Perico (Jujuy), el resto salió desde Güemes (Salta).

“La primera vez hicimos un acuerdo especial y cobraron lo mismo retirando desde Perico; fue una prueba -señala. Ahora me sale más barato hacer los 35 kilómetros a Salta en camión que pagar $100.000 por dos días de grúa en Perico. Estamos tratando de que la planta de transferencia que había en Jujuy hace 25 años vuelva a funcionar; estamos conversando con el municipio, con tabacaleras”. Enfatiza que, por la demora del viaje (unos 14 días), “hay que programarse con tiempo porque lo financiero juega mucho” en el negocio.

La ventaja, en cambio, es cargar directamente en la planta, subir los contenedores precintados y operar con la aduana local: “Da más certidumbre, más tranquilidad y también genera trabajo en la zona”, dice. Lemos, en tanto, admite que no se puede “estar parado porque, si no, se pierde plata” y señala que hay empresas que “se quieren subir al tren pero todavía no tienen la dinámica” para hacerlo.

Santiago Desanroman, dueño de una empresa de producción, procesamiento y exportación de legumbres en Metán (Salta), cuenta que el problema en su caso es tener que trasladar la carga a Güemes (95 kilómetros): “Hubo gestiones de Trenes Argentinos que nos ofreció el servicio; en un inicio las tarifas de los contenedores posicionados en Güemes eran competitivos en dólares pero, luego, con la devaluación, no eran convenientes.

Sostiene que en la actualidad es más económico el camión: la empresa cobra por llevar y traer un contenedor de 24 toneladas de porotos US$700 (US$ 29 la tonelada) y en dos días el camión está en el puerto de Buenos Aires. Usar el tren (más el flete de ruta a Güemes) sale US$34 la tonelada. “Es la foto de hoy, no necesariamente se va a mantener, hay que ver a cuánto va a llegar el transporte terrestre y cuándo se pondrán competitivos los ferrocarriles”.

Natalio Iglesias, vicepresidente de la Asociación de Productores de Legumbres del NOA (adherida a CAME), advierte que el impacto será “fuerte” cuando el empleo del tren se generalice por la reducción de los costos de fletes. “Hoy está más concentrado en manos de los grandes acopiadores y exportadores que no trasladan de esa diferencia al precio que nos pagan. Hasta que no baje la tarifa y aumente la frecuencia de llevar y traer productos no se verán los beneficios totales”.

Para Lemos, el traslado de los mejores precios es “cuestión de tiempo porque los exportadores también compiten entre ellos; las reglas podrán ejercerse a pleno cuando esté todo terminado”. Respecto de los tiempos de llegada a los puertos, apunta que el ramal cerealero ya pasó de 18 a siete días y cuando esté finalizado serán tres.

“Bendecimos que funcione, estamos todos en el reaprendizaje del uso del tren -dice Iglesias; sería necesario armar programas de carga para los productores con tarifas diferenciadas y establecer que los exportadores deben transferir el beneficio que logran”.

Obras privadas

Lemos enfatiza que lo que justifica el tren es el volumen, por eso es clave también la evolución de las cantidades que los distintos actores mueven. “El Estado hace los ductos; las plantas deben hacerlas los privados, a quienes convocamos para avanzar más rápido. Solo en desvíos ferroviarios el sector privado invirtió US$32 millones entre 2016 y 2018”, explica.

La inversión privada como complemento de la pública es de alrededor de US$117 millones en el circuito del Belgrano Cargas; es para centros de almacenamiento e instalaciones de carga. Entre los proyectos más importantes hay dos ya funcionando, el de Pampa del Infierno, de Aceitera General Deheza (Ramal C12 – Chaco, US$10,8 millones) y Tucumán, de la compañía Plot, US$9 millones. Además, la Nación firmó convenios con San Juan y San Luis, donde el tren debe entrar para operaciones de carga y descarga.

La necesidad de hubs logísticos la marcan todos los sectores, que señalan la necesidad de “coordinar” esfuerzos para poder aprovechar mejor las ventajas del ferrocarril. Germán Martos, gerente de la Cooperativa Productores Tabacaleros en Estación Alvarado (CAME Salta), indica que para poder usar el Belgrano Cargas esperan el desvío de ingreso a la zona.

El 98% del tabaco que producen se exporta (unas 70.000 toneladas al año) y el flete en camión representa 15 centavos de dólar por tonelada; el camión cobra $70.000 para buscar el contenedor vacío y llevarlo a cargar. “El tren nos debería suponer un ahorro fuerte ya que puede mover diez contenedores por vagón; a cualquier economía regional la mata el centralismo porque es muy costoso, perdemos mucha competitividad”.

Una situación similar es la que plantea Francisco Corredoira, productor y presidente de la Asociación Olivícola de Catamarca: “Entre 15% y 20% del valor del producto es el costo del flete, por lo que tenemos expectativas en el tren, pero no hay nada cierto; cuando arrancó el Plan Belgrano vinieron las autoridades a vernos y a contar el proyecto, pero después no hubo nada más”.

LA NACIÓN /

NOTAS DE OPINIÓN:

VIDAL, ANTE UNA DECISIÓN QUE PUEDE DEFINIR LOS COMICIOS PRESIDENCIALES

Por Daniel Bilotta

LA NACIÓN /

María Eugenia Vidal debe tomar una decisión que podría definir quién será el próximo Presidente. Esa es la trascendencia del eventual desdoblamiento de las elecciones en la provincia de Buenos Aires. Una probabilidad que inquieta por igual a todas las variantes del peronismo y también al denominado círculo rojo. En una coincidencia que no es la primera, a todos ellos les interesaría que la última palabra sobre este asunto la tuviese solo la gobernadora y sin consulta con la mesa chica de Pro.

Allí algunos están convencidos de que estos actores trabajan asociados para transformar en realidad ese deseo. O, más precisamente, en una profecía autocumplida. Parte de ella consistiría en presentar un anuncio de Vidal en ese sentido como un encapsulamiento de Mauricio Macri  dentro de su propio partido. Aun cuando es imposible que sea así: la gobernadora no lo hará sin el consenso previo con el Presidente.

Pese a que muchas veces se expresó reacio a que el marketing político incida en las decisiones de gobierno, ese es el recurso en el que confía este afinity group para influir en la percepción de la ciudadanía. Una curiosa reivindicación del lugar atribuido en la administración de Cambiemos a Jaime Durán Barba. Aunque la diferencia entre la estrategia de comunicación del consultor ecuatoriano y el relato que proponen instalar es bastante más que sutil.

Con el foco puesto en los desencantados de este gobierno y el anterior, supone persuadir al resto de los electores de que si la Argentina está en el peor de los mundos es por exclusiva obra y gracia de los tres años de gestión de Macri. La omisión a su antecedente inmediato tiene cierta lógica. Pese al papel vital en los comicios de 2013 para frenar el intento de reelección de Cristina, Sergio Massa está ligado de modo inescindible a los 12 años del kirchnerismo.

Lo mismo que Miguel Ángel Pichetto. A los dos les urge romper el vínculo de necesidad recíproca entre la ex presidenta y los intendentes peronistas del Gran Buenos Aires. Hasta ahora se revelaron ineficaces para postular un liderazgo alternativo al de Cristina, sustentado en los votos que mantiene en la primera y en la tercera sección electoral. Y especialmente, en los cordones segundo y tercero del Conurbano. Es decir, en la provincia donde coexisten el nivel más alto de pobreza y el mayor aporte efectuado al PBI.

Con esa ecuación consolidada en 27 años ininterrumpidos de administraciones del PJ, el relato pierde consistencia e ingresa en el campo de lo fantástico. No es una novedad para el peronismo. Su peculiar visión del mito del eterno retorno le permitió mantenerse cohesionado durante la proscripción impuesta por las dictaduras entre 1955 y 1973.

Con plena vigencia de las instituciones, lo novedoso es la aparente sustitución de ese universo por otro distópico. En las promesas de cambio con crecimiento de la ruta elegida por la coalición gobernante, está latente el riesgo de la destrucción del empleo y el aparato productivo en el futuro. Ese mensaje entusiasmaría hasta la simbiosis al peronismo no K y a un sector empresarial que añoraría el consumo interno alentado por la energía y el transporte subsidiado y la circulación de papel moneda sin respaldo de reservas del Tesoro. Halagos a la expresidenta: el kirchnerismo sin Cristina remite al peronismo sin Perón.

Pero se trata de un déjà vu que no despierta interés fuera de ese microclima, según el sondeo de Isonomía realizado en diciembre. Pese a evaluar la gestión de Cristina (51%) de modo menos negativa que la de Macri (62 %), el Presidente se impondría a su antecesora por casi 7 puntos en las elecciones. La diferencia se estira a 11, cuando la intención de voto es medida por frente electoral. Allí Cambiemos se impone por 34 % contra 23% de Unidad Ciudadana.

La ventaja oficialista sería todavía mayor si Vidal fuese la candidata nacional contra Cristina: 40% a 26%. Las posibilidades del peronismo están atadas a lo que parece improbable. Que Massa llegue al ballottage en lugar de Cristina: se impondría a Macri por 43% a 39%. Trasladar del plano hipotético al terrenal este escenario es lo que desvela a Massa pero también a Pichetto, sobre la base de la supuesta animadversión del círculo rojo contra Macri.

Y eso es lo que vuelve trascendente el desdoblamiento electoral en la provincia. Privaría a los intendentes de la figura de Cristina y estos deberían confrontar con Vidal, que en su reelección se impondría por entre 12 y 15 puntos a cualquier otro candidato. Lo que le permitiría a Cambiemos incrementar en un 50 por ciento los 65 municipios que gobierna. Una porción que incluiría a varios de los nueve ligados a Massa: si esto fuese así, volvería inviable su candidatura a presidente.

Pero pondría también en riesgo a Unidad Ciudadana. Sin la participación de la ex presidenta en la boleta, Walter Festa vería reducidas del 40 al 10% las posibilidades de ser elegido otra vez intendente de Moreno. No sería el único obstáculo en campaña. Mediante el Fondo Educativo que distribuye el gobierno bonaerense, los 195 establecimientos educativos del distrito están en obras para evitar que se dilate el inicio del ciclo lectivo. Probablemente, esos trabajos sean el corazón del proselitismo de Festa. ¿Este le agradecerá a Vidal? ¿O a Verónica Magario?

La Matanza recibió 871 millones. Concentra el 12% de la matrícula de alumnos. Sin embargo, los intendentes del PJ resistieron que el presupuesto reflejara ese criterio para el reparto de recursos: acordaron aplicarlo al 60% de los fondos y el Código Único de Distribución (CUD) al 40% restante. El CUD se usa para repartir la coparticipación impositiva sobre la base de camas disponibles para internación en cada municipio.

Aquellos interrogantes derivan a otro: ¿el peronismo hubiese tenido la misma conducta con Cambiemos en esa situación? El ahogo financiero que Cristina impuso al gobierno de Daniel Scioli durante ocho años es una respuesta probable. El resultado es un déficit de infraestructura hídrica, vial y sanitaria que no resolvería Vidal aun si la economía creciese otra vez a las tasas chinas de comienzo de siglo.

Pero hay una incógnita a despejar, todavía más compleja: la recuperación de Macri en la opinión pública, con un gobierno que lleva adelante un ajuste del gasto público de proporciones inusuales. Existe coincidencia entre los analistas en que el comportamiento del mercado cambiario del dólar expresa el humor social imperante en la ciudadanía con el Presidente. Probablemente estén en lo cierto y la relativa calma alcanzada explique este momento.

Felipe Solá aporta otra mirada. “Nadie vota para atrás”, suele asegurar con subjetividad. Aspira a que Cristina lo elija candidato presidencial. Aunque es probable que esa afirmación tenga un sentido más profundo. Aludiría a la voluntad de sacrificio que percibiría el ex gobernador en la sociedad con una expectativa de mejora. Una capacidad de espera que incluiría disculpar los gruesos errores de cálculo cometidos por el oficialismo en el manejo de la economía, punto donde el empeño por calificar a Cambiemos de catástrofe tiene contacto con la realidad. Sin embargo, esa crítica no parece suficiente para dar lugar a una propuesta superadora, que es quizás lo que la sociedad espera. Cualquier especulación sobre el asunto es prematura todavía. Mientras tanto, la distopia peronista plantea un reto para Vidal.

LA NACIÓN /

LAS FUERZAS PRODUCTIVAS Y EL DESARROLLO NACIONAL

Por Norma Cadoppi – Presidente Foro Estratégico para el Desarrollo Nacional

CLARÍN /

Hoy abundan las referencias a la degradación de la vida institucional, las crisis económicas recurrentes, y los altos niveles de corrupción y de anomia que se suceden en nuestro país.

Necesitamos organizar un desarrollo económico inclusivo, sostenible, y capaz de albergar el buen funcionamiento de las instituciones políticas, otorgándole a la educación el lugar que tuvo y que nunca debió perder.

Borges advirtió, a través de la lectura de Sarmiento, una rara condición intelectual en él: “Sarmiento ejecuta la proeza de ver históricamente la actualidad, de simplificar e intuir el presente como si ya fuera pasado”. La mayor parte de nuestra discusión política va al revés: discutimos lo pasado como si fuera presente y nos descuidamos de lo que ya está siendo futuro.

Es sensato reconocer que estamos enfrentando el enorme desafío de desarrollar una República moderna, y que a partir de la crítica situación actual, ofrezcamos a la sociedad una visión que exceda la coyuntura, que ayude a asumir las políticas de desarrollo necesarias a fin de construir una Argentina sustentable y justa.

La buena política económica exige que el Estado invierta de manera selectiva. Una forma de hacerlo es bajando los costos de producción e incentivando la sustitución de importaciones, siempre que permita fabricaciones más económicas, productividad más alta y creación de empleo genuino.

A esta altura de la experiencia histórica y a casi dos siglos de las enseñanzas insuperables de los creadores de la ciencia económica, Adam Smith, David Ricardo y el propio Carlos Marx, resulta carente de todo asidero científico decir que hay alguna posibilidad de elevar las condiciones de independencia de una comunidad si no es mediante el desenvolvimiento de las fuerzas productivas.

Convendrá intensificar nuestro ingreso a la Economía del Conocimiento y la Innovación. No seremos desarrollados si no somos innovadores. Para ello debemos vincular más estrechamente a las empresas con las instituciones académicas. También transformar en forma concreta, eficaz y decidida, la matriz exportadora, lo que supone trabajar estratégicamente la forma de diversificar la oferta exportable de productos con valor agregado, sin caer en la economía de renta.

Es por ello que aún en la actual complejidad del país, podemos citar ejemplos de desarrollos importantes como el lanzamiento del satélite argentino SAOCOM 1A, o la reunión del G20 en la que se vieron el potencial de la Argentina y las oportunidades de inversión en diferentes actividades.

Bajo el título “Construyendo consenso para un desarrollo justo y sostenible”, el documento final se focalizó en pilares como el futuro del trabajo, el cambio climático y la protección del ambiente, el cambio tecnológico, la infraestructura para el desarrollo, la lucha en contra de la corrupción, el futuro de la alimentación sustentable, la protección de la fuerza laboral, y objetivos globales sobre educación, salud y género.

Debe ser una ética global que estos temas se enmarquen en una conciencia ambiental. El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas estima que el 66% del problema del calentamiento del planeta se debe al uso de combustibles fósiles como carbón, petróleo y gas. En la Cumbre del Clima de París del 2015 – COP21, se señaló que el calentamiento global afecta la disponibilidad de recursos imprescindibles como el agua potable, la energía, la producción agrícola de las zonas más cálidas, y a largo plazo provocará la extinción de la biodiversidad.

En poco tiempo, podremos estar muy cerca de llegar a un nivel irreversible e imposible de controlar. Hace falta no incrementar la temperatura más allá de 1,5ºC de aquí al final del siglo. Para lograr la meta más ambiciosa, se debería recortar a la mitad la producción de CO2 para 2030, lo que significa una transformación rápida y radical de las economías, que aún no se avizora. Tenemos que recuperar el espacio del diálogo y el entendimiento, porque no hay razón alguna para afirmar que lo que fue posible hace 60 años hoy resulta inalcanzable. Mirar hacia lo que viene es imperativo para discutir las respuestas que el futuro de la democracia y la humanidad exige.

CLARÍN /

EL (DES)CONTROL DEL DINERO DE LA POLÍTICA

Por Marcelo Giullitti Oliva

CLARÍN /

Para hacer política, se necesita dinero” suele afirmarse, y es cierto. La competencia entre fuerzas políticas en los períodos de campaña requiere de recursos económicos. Y ése es un costo que estamos dispuestos a pagar para poder vivir en democracia.

Una investigación periodística que comenzó con la publicación de cuadernos con anotaciones de supuestas recolecciones de dinero realizadas por funcionarios del anterior gobierno nacional, devino en las declaraciones de varios empresarios y del entonces Jefe de Gabinete, en las cuales se admitió el aporte de dinero para financiar la campaña electoral.

Otra investigación, un tiempo antes, había dado cuenta de que la alianza política del actual oficialismo de la Provincia de Buenos Aires habría falsificado los registros de aportantes particulares en la última campaña, haciendo figurar como tales a personas que nunca habían aportado nada.

Ambas son muestras escandalosas del fracaso del sistema actual. Y más aún considerando que ninguno de los casos fue detectado por controles estatales, sino por investigaciones periodísticas. Resta ahora que el Poder Judicial siga investigando, lleve a término los procesos y avance en la sanción a los responsables. Paralelamente, existe un amplio acuerdo respecto a que es necesario un nuevo esquema regulatorio del financiamiento de la política, ya que el actual no es adecuado para detectar, prevenir o sancionar las violaciones a las reglas sobre el financiamiento de la política. Dicho esquema debería tender a materializar algunos compromisos constitucionales centrales en nuestra comunidad política: la igualdad de los ciudadanos -reflejada en el principio “un ciudadano, un voto”-, la libertad de los electores y el principio de representación -el deber de los gobernantes de representar los intereses de la ciudadanía-.

El sistema actual prohíbe que las empresas aporten dinero a las campañas, aunque es sabido que las empresas aportan en forma indirecta, burlando la prohibición; los partidos políticos suelen presentar balances que no se condicen con los gastos reales realizados, o dichos gastos son “disfrazados”, quedando muchos sin declarar; el Poder Judicial no cuenta con las herramientas para controlar efectivamente el gasto de campaña y dicha falta de controles no permite conocer el origen de los fondos; y prácticamente no existen sanciones a los responsables.

El Gobierno promueve una modificación en la regulación del financiamiento de campañas, que incluye eliminar parcialmente la prohibición actual que impide a las empresas aportar.

La propuesta oficial incluye además algunas medidas de seguridad, como el límite al aporte de empresas y la -acertada- bancarización de los aportes.

Aun así, la propuesta no resuelve varios de los problemas -y agrava otros-. La permisividad en los aportes empresarios desvirtúa el principio de representatividad, generando un efecto de cancha inclinada que favorece a algunas fuerzas políticas por sobre otras.

En segundo lugar, las soluciones propuestas no protegen adecuadamente que quienes gobiernan preserven su autonomía respecto de sus aportantes. Una fuerza política que reciba aportes empresarios se encontrará en gran medida condicionada, y tendrá menos incentivos para adoptar decisiones basadas en el interés público.

Finalmente, el escepticismo en la posibilidad de establecer controles efectivos resulta contradictorio con la confianza en los nuevos límites que el proyecto establece.

La bancarización resulta uno de los mecanismos de control necesarios, pero no es suficiente. Es necesario, en primer lugar, que quien realiza los controles tenga las herramientas materiales necesarias.

En segundo lugar, es necesaria una mejor disponibilidad de la información que permita un análisis exhaustivo de las cuentas partidarias y de los gastos que efectivamente se realicen. En tercer lugar, es necesario un cambio de rol en el control del financiamiento: no es posible que los gastos de campaña sean auditados con demoras tan grandes en el tiempo, y sólo con la información provista por los propios auditados. Finalmente, es necesario fortalecer el sistema de sanciones, a fin de que los controles tengan resultados efectivos.

En definitiva, es saludable que se reconozca que el sistema actual de financiamiento de la política está gravemente enfermo. Pero ocurre que el remedio que se le pretende aplicar no lo sanará. En adelante, las violaciones al sistema de financiamiento de la política deberían salir en los diarios porque fueron detectadas por un sistema de control eficaz que actuó previamente, y no al revés.

CLARÍN /

DOS SOCIOS QUE DEBEN DEJAR ATRÁS LA FATIGA E INICIAR UNA NUEVA ETAPA

Por Marcelo Elizondo – especialista en negocios internacionales y prof. universitario

LA NACIÓN /

Brasil y la Argentina son las dos principales economías de Sudamérica; aunque el producto bruto de Brasil, que supera los 2 billones de dólares, más que cuadruplica el argentino y lo hace una de las diez mayores economías del planeta.

Hace años, ante el retorno de la democracia, ambos países se asociaron en proyectos comunes. El principal fue el Mercosur (que concede preferencias arancelarias a más del 95% de los productos que comercian entre sí). Pero además comparten programas de cooperación, administran un estratégico acuerdo de intercambio automotor, han alcanzado recientemente un nuevo tratado para evitar la doble imposición y -dentro del Mercosur- y han acordado nuevos protocolos de contrataciones públicas y de inversiones.

Estas dos economías suratlánticas (exportadoras de commodities) han tenido un modelo común, pero distinto de los de sus vecinos del Pacífico: son economías relevantes entre sí (Brasil es el principal destino de las exportaciones argentinas y la Argentina, el tercero para las brasileñas), pero el bloque comercial que formaron está poco integrado al resto del mundo (en 2017, según el Banco Mundial, ambos llegaron a compartir con Sudán el inconveniente conjunto de ser las tres economías con menor ratio comercio exterior/PBI del planeta, solo 25%).

Ya últimamente, empero, han activado negociaciones internacionales (aún sin final), como la alargada con la Unión Europea o las nuevas con Canadá, EFTA o Corea.

Siendo para nuestro país el principal mercado en el mundo (duplica en relevancia a China y EE.UU., los que lo siguen en la lista), Brasil recibió en 2018 exportaciones argentinas por 11.150 millones de dólares (crecieron 20% en relación con el año anterior); mientras que las importaciones argentinas desde Brasil (cayeron 10% en 2018) sumaron 15.680 millones de dólares. La relación comercial bilateral, que hace unos años es deficitaria para nuestro país, arrojó un saldo negativo en el pasado año de alrededor de 4000 millones de dólares.

Las exportaciones argentinas hacia su socio se componen especialmente de automotores y sus partes, cereales, plásticos, químicos, máquinas y aparatos; y las importaciones desde Brasil se integran de bienes intermedios e insumos, bienes de capital y sus partes y vehículos.

La historia bilateral muestra un buen crecimiento del vínculo comercial si se efectúa una mirada larga: cuando se conformó el Mercosur (1991) las exportaciones argentinas a Brasil rondaban los 1400 millones de dólares (11% del total argentino) y las importaciones desde Brasil, los 800 millones de dólares (17% del total), y los flujos de comercio entre ambos crecieron generosamente desde ese momento (8 veces las exportaciones, 20 veces las importaciones). Sin embargo, mirando la historia reciente se advierte que el comercio entre ambos medido en dólares alcanzó niveles mucho más altos que los actuales hace algunos años: el récord de exportaciones se logró en 2011 y 2013, con más de 17.000 millones de dólares -21% del total- y el de importaciones, también en 2011, con casi 22.000 millones de dólares -30% del total-.

Es cierto que el comercio sumado entre ambos es hoy 25% más bajo que a inicios de la década (Brasil genera 25% de nuestras importaciones y 18% de las exportaciones), pero también lo es que el flujo comercial bilateral en frontera hoy es fluido, superando ya tiempos de obstrucciones que hace un lustro afectaban -a través de restricciones argentinas a las importaciones- la relación con Brasil como a ninguna otra en el mundo.

Como inversor, Brasil es el quinto más relevante en Argentina (stock de IED) con unos 5000 millones de dólares aportados en las industrias alimentaria, financiera, automotriz y química.

Sin embargo, en una estrategia internacional se han distinguido: Brasil (el 7° país del mundo con más millonarios) es origen de 33 de las 100 principales multinacionales latinoamericanas (“multilatinas”), mientras que la Argentina lo es de solo 7. Brasil tiene invertidos en el exterior a través de sus empresas transfronterizas 180.000 millones de dólares, lo que supone 5 veces lo que han invertido fuera de su tierra las argentinas. Y, en el sentido inverso de los flujos de inversiones, Brasil (desde hace tiempo entre los diez mayores receptores del mundo) recibió en la última medición anual más de 70.000 millones de dólares de inversión extranjera directa (7 veces lo que llegó a Argentina) y cuenta ya con un acervo de inversión extranjera en su país de más de 700.000 millones de dólares (8 veces lo que exhibe Argentina).

Hoy Brasil anuncia reformas varias. Alguna de ellas, como la que podría flexibilizar el Mercosur, afectarían la relación bilateral. Debe decirse que una renovación en el vínculo aparece como necesaria para modernizar una sociedad con gran potencial.

Porque a aquel dinamismo original le siguió una fatiga reciente que merece la apertura de una etapa nueva.

LA NACIÓN /