Soledad Carrizo – Pidió modificar el reglamento de funcionamiento de la Cámara de Diputados de la Nación  

0
43

“El proyecto que he presentado, promueve una readecuación reglamentaria sobre 3 ejes centrales: la mejora del desarrollo de la actividad legislativa; una mayor transparencia y rendición de cuentas de la actividad interna de los bloques; y la modernización de la Cámara”, expresó Soledad Carrizo, y agregó: “la idea es, modernizar el funcionamiento de la Cámara de Diputados de la Nación, promoviendo mayor transparencia interna e impulsando la generación de consensos entre los legisladores”.

“En mis años de trabajo en la Cámara Baja, he notado como el incremento y la dispersión de bloques legislativos integrado por muy pocos diputados, contribuye a la fragmentación y a la congestión de la agenda de trabajo, disminuyendo las posibilidades de resultados más productivos”. Además, Carrizo aseguró que, “la ausencia de reglamentación de los interbloques dentro reglamento, que hoy pese a existir en la práctica con un papel creciente, especialmente en la Cámara de Diputados, donde actualmente existen 5 interbloques que aglutinan al 90% de legisladores, carecen de reglas para su funcionamiento”.

“Es por ello que la idea del proyecto es alimentar la cooperación entre los diputados, fortaleciendo el debate y debilitando las prácticas que dificultan la generación de consensos políticos”, agregó.

El proyecto presentado promueve la reeducación reglamentaria a través de tres ejes centrales:

1)    La regulación expresa de los interbloques dentro del reglamento de la Honorable Cámara de Diputados, definiendo su forma de organización y funcionamiento, asegurando la participación democrática interna y la alternancia de sus autoridades y el deber de dictarse sus reglamentos internos y registros contables para el control de sus recursos, publicando anualmente la rendición de su presupuesto.

2)    Modificación del régimen de funcionamiento de los bloques, modificando el número mínimo de diputados necesarios para confirmarlos, la obligación para que se dicten sus propios reglamentos interno, que sus autoridades sean elegidas democráticamente por todos sus miembros, y que se impida la reelección indefinida de las mismas, promoviendo la alternancia; y la obligatoriedad de llevar registros contables para el control de sus recursos, y la rendición de su presupuesto.

3)    Finalmente el proyecto incorpora también un sistema de premiación en el uso de la palabra durante las sesionespromoviendo su uso efectivo por parte de los diputados y habilitando a que el presidente de la Cámara disponga de sistemas de control del tiempo de uso de la palabra y mecanismos de clausura automática para aquellos que se excedieren en su tiempo.

Así, guiada por el propósito de generar una mayor calidad en el debate legislativo, la integración de sus miembros y la promoción en los acuerdos, se busca modernizar el reglamento de la Honorable Cámara de Diputados haciendo efectiva la promesa democrática de transformar el parlamento en un instrumento útil para resolver las necesidades sociales de nuestra era.