Soledad Carrizo – primera jornada de prevención del embarazo no intencional en la adolescencia

0
27

Buscando sensibilizar a la población sobre la importancia de prevenir y disminuir el embarazo no intencional en la adolescencia, y generar con ello nuevas y mayores redes de cooperación para el fortalecimiento de políticas públicas en materia de infancia y adolescencia, la comisión bicameral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes suscribió hoy un convenio con el Plan Enia, para trabajar coordinadamente en la prevención del embarazo no intencional en la adolescencia. Este convenio viene a completar una labor iniciada a fines del año 2018 por la propia Comisión para el  seguimiento, control de cumplimiento de metas y ejecución presupuestaria del PLAN ENIA.

“La Comisión redobla sus esfuerzos con la infancia asumiendo el compromiso de trabajar coordinadamente con el Plan Enia  para la prevención del embarazo no intencional en la adolescencia. Además, informar, asistir, contener y prevenir el embarazo no intencional es asegurar la protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes en nuestro país”,afirmó al respecto Soledad Carrizo.

“El Plan Enia constituye una política central de nuestro gobierno para prevenir los embarazos no intencionales en la adolescencia, cuyas consecuencias se incrementan en sectores de mayor vulnerabilidad familiar y social”, agregó la legisladora cordobesa. “Lo que buscamos, es sensibilizar sobre la importancia de prevenir el embarazo no intencional en la adolescencia, informar sobre salud sexual y reproductiva y métodos anticonceptivos en forma gratuita en los servicios de salud para un ejercicio pleno de los derechos sexuales y reproductivos en la adolescencia”, remarcó.

“Su diseño federal -continuó- permite articular con las provincias políticas públicas que atiendan a la prevención, la información, la contención y la colaboración con los adolescentes para reducir las tasas de embarazo no intencional que limitan un desarrollo pleno de su proyecto de vida personal”.

Cada año nacen 110.000 niños y niñas en nuestro país, cuyas madres son menores de 20 años, y 7 de cada 10 madres adolescentes de entre 15 y 19 años manifiestan que su embarazo no fue intencional, incrementando con ello los riesgos para la salud y para la vida de las mamás y los niños y niñas, restringiendo las oportunidades educativas y laborales, y con ello su futuro. El plan Enia trabaja para prevenir los embarazos no intencionales en los adolescentes, con el objetivo de debilitar una de las razones principales del abandono escolar y las barreras de inserción laboral, buscando informar, contener y asistir a adolescentes de todo nuestro país.

“De esta forma, buscamos hacer de la comisión un nuevo espacio de dialogo intrapoderes, que facilite a todos los actores del sistema de la infancia y la adolescencia en nuestro país trabajar coordinadamente, visibilizando la importancia de la prevención y a través de nuevos espacios de análisis y difusión que aseguren una protección integral y efectiva de los derechos de las niñas, niños y adolescentes”, finalizó Soledad Carrizo.