Soledad Carrizo  propone regular la actividad de acompañante terapéutico

0
14552

La diputada nacional Soledad Carrizo presentó un proyecto de ley por el cual propone regular la actividad de acompañante terapéutico. El objetivo es regular en el ámbito nacional, la actividad del acompañante terapéutico, su formación, habilitación e inclusión como profesional auxiliar de la salud, estableciendo criterios de regulación que las provincias podrán complementar a través de su adhesión a la misma”, explicó la legisladora

Sin perjuicio de otras definiciones complementarias que los respectivos ordenamientos locales podrán establecer, la diputada adelantó que en el proyecto se establece como acompañante terapéutico, “a todo profesional auxiliar del campo de la salud, que interviene a través de un abordaje psicosocial integral en salud mental y discapacidad, en el marco de un equipo interdisciplinario de labor o por indicación de un profesional tratante, para facilitar y mediar en su rehabilitación, prevención de posibles recaídas, identificación de situaciones de riesgo, y en la vinculación de los pacientes con su entorno familiar y cotidiano”.

En este sentido, al fundamentar el proyecto, Carrizo expresó que junto a los colegas que acompañaron con la firma la iniciativa “buscamos la formación de un marco regulatorio y protectorio para el ejercicio profesional”. La legisladora dijo además: “la necesidad de contar con un marco reglamentario de su labor se fundamenta no sólo desde la perspectiva de quienes ejercen, sino en la necesidad de acompañar el incremento de pacientes y sujetos afectados por distintas condiciones que requieren de su intervención”.

En estos términos, este proyecto de ley refleja la popularidad adquirida por esta práctica terapéutica de abordaje integral sobre pacientes, que en nuestro país se caracterizó por una ausencia de control sobre su ejercicio hasta que diferentes provincias decidieron encarar un dispar proceso regulatorio. De esta manera, el proyecto formulado es el resultado de un trabajo colectivo y participativo desde el aporte de los propios actores del sistema, procurando un amplio consenso sobre los modos de atender a sus problemáticas y la unificación de criterios sobre la modalidad de ejercicio, registración y habilitación, formación, deberes y derechos de los agentes.