La foto y la película

Compartir:

No es la foto, es la película. La “fiesta inolvidable” del presidente participando de un cumpleaños en la Quinta de Olivos, en plena cuarentena, esconde mucho más que una imagen. Es la muestra más descarnada de un estilo de concebir la cosa pública que debe ser desterrado de la política. Queda claro que la Argentina de los poderosos con privilegios no puede seguir teniendo lugar en una sociedad castigada por la pobreza y las desigualdades.

El gobierno de Alberto Fernández trastabilla, comete un error tras otro, viola su propia ley, se contradice entre lo que dice y lo que hace. Para tapar una mentira, el Presidente lanza otra mentira en una secuencia en la que la compulsión a decir cualquier cosa le impone un agenda confusa y vergonzante. Sus propios aliados le ponen zancadillas, lo dejan en evidencia, lo debilitan con intenciones que nunca quedan claras. O sí.

Nota de opinión de José Cano en Infobae

Compartir: