Mario Negri: “El Gobierno tiene una venda en los ojos que no le deja ver su mala praxis”

Compartir:

Sigue sin explicar por qué fallaron con las vacunas. Acá hay culpas que aluden a ideología, a incompetencia, a negocios, a corrupción.

El presidente del interbloque de Diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, cuestionó la falta de autocrítica del Gobierno nacional frente al recrudecimiento de la segunda ola de coronavirus.

“El Presidente habló por cadena nacional con un tono en el que se podía pensar que iba a reconstruir el diálogo había destruido, pero a los dos minutos estaba recriminándole a los ciudadanos. Muchos se han contagiado ahora por la mala praxis del Gobierno por no hacer las cosas que correspondía hacer, como testear más y conseguir las vacunas que se prometieron. La mejor defensa después de la primera ola eran las vacunas y terminó siendo la peor gestión”.

“Estamos en el peor momento. La sociedad está más estresada que hace un año y tenemos la economía pulverizada”, continúo Negri. “No sé si el Gobierno toma dimensión de la fatiga social. Dictaron 14 DNU durante la pandemia y ahora mandan una ley que pide más facultades. ¿Para qué piden más facultades si quien tuvo todo el poder tiene toda la responsabilidad del fracaso? En todo caso, cambien el método, escuche otras voces”, manifestó el legislador cordobés en declaraciones al programa radial Magdalena y la noticia deseada.  

“En un acto de humildad, el Gobierno debería hacer un repaso de la terapia que usó durante un año. Aplicó siete meses y medio de cuarentena y anduvo mal ese tratamiento”, agregó. “El Presidente debe cambiar la terapia. Ver bien el orden de prioridades. Tiene que escuchar un comité asesor interdisciplinario diez veces más amplio. Porque arrancó mal en la segunda ola. En vez de decir ´cometí errores, vamos a dar un salto cualitativo, sigue sin explicar por qué fallaron con las vacunas. Acá hay culpas que aluden a ideología, a incompetencia, a negocios, a corrupción. Le ha dicho al mundo que hay inmoralidad con las vacunas y no condenó el vacunatorio VIP´”.

“El Gobierno tiene la obligación de cambiar porque se trata de la vida. Llamen, escuchen, no griten, no se enojen. Si no, parece que todo estuvo bien, que no hubo mala gestión. Parece que están con una venda en los ojos y no ven los errores. No se puede ser negacionista”.

El presidente del interbloque de Diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, cuestionó la falta de autocrítica del Gobierno nacional frente al recrudecimiento de la segunda ola de coronavirus.

“El Presidente habló por cadena nacional con un tono en el que se podía pensar que iba a reconstruir el diálogo había destruido, pero a los dos minutos estaba recriminándole a los ciudadanos. Muchos se han contagiado ahora por la mala praxis del Gobierno por no hacer las cosas que correspondía hacer, como testear más y conseguir las vacunas que se prometieron. La mejor defensa después de la primera ola eran las vacunas y terminó siendo la peor gestión”.

“Estamos en el peor momento. La sociedad está más estresada que hace un año y tenemos la economía pulverizada”, continúo Negri. “No sé si el Gobierno toma dimensión de la fatiga social. Dictaron 14 DNU durante la pandemia y ahora mandan una ley que pide más facultades. ¿Para qué piden más facultades si quien tuvo todo el poder tiene toda la responsabilidad del fracaso? En todo caso, cambien el método, escuche otras voces”, manifestó el legislador cordobés en declaraciones al programa radial Magdalena y la noticia deseada.  

“En un acto de humildad, el Gobierno debería hacer un repaso de la terapia que usó durante un año. Aplicó siete meses y medio de cuarentena y anduvo mal ese tratamiento”, agregó. “El Presidente debe cambiar la terapia. Ver bien el orden de prioridades. Tiene que escuchar un comité asesor interdisciplinario diez veces más amplio. Porque arrancó mal en la segunda ola. En vez de decir ´cometí errores, vamos a dar un salto cualitativo, sigue sin explicar por qué fallaron con las vacunas. Acá hay culpas que aluden a ideología, a incompetencia, a negocios, a corrupción. Le ha dicho al mundo que hay inmoralidad con las vacunas y no condenó el vacunatorio VIP´”.

“El Gobierno tiene la obligación de cambiar porque se trata de la vida. Llamen, escuchen, no griten, no se enojen. Si no, parece que todo estuvo bien, que no hubo mala gestión. Parece que están con una venda en los ojos y no ven los errores. No se puede ser negacionista”.

El presidente del interbloque de Diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, cuestionó la falta de autocrítica del Gobierno nacional frente al recrudecimiento de la segunda ola de coronavirus.

“El Presidente habló por cadena nacional con un tono en el que se podía pensar que iba a reconstruir el diálogo había destruido, pero a los dos minutos estaba recriminándole a los ciudadanos. Muchos se han contagiado ahora por la mala praxis del Gobierno por no hacer las cosas que correspondía hacer, como testear más y conseguir las vacunas que se prometieron. La mejor defensa después de la primera ola eran las vacunas y terminó siendo la peor gestión”.

“Estamos en el peor momento. La sociedad está más estresada que hace un año y tenemos la economía pulverizada”, continúo Negri. “No sé si el Gobierno toma dimensión de la fatiga social. Dictaron 14 DNU durante la pandemia y ahora mandan una ley que pide más facultades. ¿Para qué piden más facultades si quien tuvo todo el poder tiene toda la responsabilidad del fracaso? En todo caso, cambien el método, escuche otras voces”, manifestó el legislador cordobés en declaraciones al programa radial Magdalena y la noticia deseada.  

“En un acto de humildad, el Gobierno debería hacer un repaso de la terapia que usó durante un año. Aplicó siete meses y medio de cuarentena y anduvo mal ese tratamiento”, agregó. “El Presidente debe cambiar la terapia. Ver bien el orden de prioridades. Tiene que escuchar un comité asesor interdisciplinario diez veces más amplio. Porque arrancó mal en la segunda ola. En vez de decir ´cometí errores, vamos a dar un salto cualitativo, sigue sin explicar por qué fallaron con las vacunas. Acá hay culpas que aluden a ideología, a incompetencia, a negocios, a corrupción. Le ha dicho al mundo que hay inmoralidad con las vacunas y no condenó el vacunatorio VIP´”.

“El Gobierno tiene la obligación de cambiar porque se trata de la vida. Llamen, escuchen, no griten, no se enojen. Si no, parece que todo estuvo bien, que no hubo mala gestión. Parece que están con una venda en los ojos y no ven los errores. No se puede ser negacionista”.

“Estamos mal porque no hay brújula en la economía y en la salud, solo la tienen en lo institucional para avanzar en la Justicia. Todos los países en la segunda ola le van encontrando la vuelta, pero a nosotros se nos cayó 10 puntos el PBI, la pobreza creció al 50 por ciento, al ministro de Economía le hacen zancadillas en el propio gobierno. No hay forma de cambiar las prioridades si el Presidente no está orientado. Acá no sabemos dónde está el piloto”.

Compartir: